E3: 20 años de historias

La feria de videojuegos más importante cumple dos décadas este 2015. Recordamos sus inicios y sus momentos más memorables.
E3: 20 años de historias
·

Un nuevo E3 está a punto de comenzar y los aficionados al mundo del videojuego se frotan las manos ante las novedades que Microsoft, Nintendo, Sony y compañía están a punto de presentar. La próxima semana saldremos de dudas sobre todos esos rumores que llevan días circulando, y también podremos conocer de primera mano cómo serán los grandes juegos de este 2015 y 2016. Esta edición es la vigésimo primera, y con ella se cumplen 20 años desde que la feria debutase en mayo de 1995. En este artículo repasamos la historia de un evento al que todos los aficionados al videojuego sueñan con asistir.

Uncharted 4 viste la entrada del West Hall del E3 2015.
Uncharted 4 viste la entrada del West Hall del E3 2015.

E3 1995: PlayStation entra por la puerta grande

La primera feria E3 supuso su inmediata consolidación. Más de 50.000 personas asistieron a la primera edición de este evento, que fue testigo de las primeras conferencias y de los primeros hitos de Sony en el mundo del videojuego. En el E3 95 se estrenó la primera consola PlayStation destrozando cualquier tipo de escepticismo ante la entrada de Sony en un negocio que desde hacía unos años había sido una cosa de dos.

De hecho, Sega y Nintendo tuvieron también una fuerte presencia en el evento, pero naufragaron en sus conferencias. Nintendo había anunciado que Ultra 64 (Nintendo 64 después) llegaría el año próximo, y en ese E3 mostró su portátil Virtual Boy, destinada a convertirse en la sucesora de su exitosa Game Boy. La historia de esta primera consola de realidad virtual es un capítulo aparte.

Sega, por su parte, no había considerado la gran amenaza que suponía Sony, y decidió hacer algo que años más tarde pondría de moda Steve Jobs. Anunció la consola Sega Saturn en el E3, poniéndola a la venta pocos días después, con la idea de adelantarse a su competencia y proteger la buena cuota de mercado que había ganado en los Estados Unidos con Mega Drive. Sony, la novata y advenediza, anunció que PlayStation costaría 100 dólares menos que Saturn y que llegaría en otoño, y mostró unos juegos muy atractivos que le harían salir triunfadora del primer E3.

E3 1996: Nintendo 64 se une a la batalla

Con una PlayStation rindiendo extraordinariamente bien en sus primeros meses, Nintendo se sumó a la contienda presentando su consola Nintendo 64 junto con Super Mario 64. En este E3 también se pudieron ver primicias como el primer Resident Evil, Final Fantasy VII o Tomb Raider, juegos que marcarían esa generación.

Nintendo 64 se sumaba a una dura competición entre Saturn y PlayStation que vio un nuevo episodio en este E3. Sega mostró Night into Dreams y Sony contraatacó con Crash Bandicoot, en un momento en el que todavía se daba por hecho que para tener una consola necesitabas una mascota. El PC también tuvo su protagonismo con una demo de Starcraft, en una de las efímeras apariciones de Blizzard en el evento.

E3 1997: Metal Gear Solid roba su primer E3

El E3 del año 1997 fue una excepción dentro de la historia del E3 junto con la del año siguiente. La feria abandonó la ciudad de Los Ángeles durante dos años para recalar en Atlanta, capital de la Coca-Cola y ciudad más pequeña pero mejor conectada por avión con el resto de occidente.

En esta edición destacó la enorme cantidad de juegos de acción en primera persona para PC que se presentaron. Doom había iniciado el género años atrás y le habían salido competidores como Duke Nukem, pero el lanzamiento de Quake inició los juegos completamente 3D en primera persona, y los motores de id Software permitieron que otras compañías se lanzasen a producirlos. Se enseñaron títulos como Quake II, Daikatana, Jedi Knight: Dark Forces o Prey (este último no llegaría hasta 2005).

En la parte de las consolas, Sony ya comenzaba a tomar cada vez más ventaja y "robó" el E3 con un tráiler de Metal Gear Solid, comenzando una costumbre que se repetiría con la segunda y tercera parte.

E3 1998: Zelda: Ocarina of Time

El segundo y último E3 en Atlanta fue el de Zelda: Ocarina of Time, que se convirtió en la estrella absoluta del evento. Nintendo 64 presentaba su juego estrella, que acabaría convirtiéndose en uno de los más aclamados e influyentes de todos los tiempos.

Además de este Zelda, se mostraron sobre todo juegos para PlayStation, con una Saturn muy de capa caída, y continuó la moda de los shooters en primera persona. Se mostró por primera vez Duke Nukem Forever para no salir finalmente hasta 2011, Prey una vez más y, sobre todo, Half-Life, otro de los títulos que marcaría el sector para siempre.

Aparte de conquistar a la gente con Zelda, Nintendo también enseñó su portátil Game Boy Color y mostró por primera vez en Occidente Pokémon, el fenómeno que había arrasado en Japón y no tardaría en repetir.

E3 1999: Dreamcast debuta en el retorno a Los Ángeles

El E3 volvió a Los Ángeles y Sega a la carga con una nueva consola, iniciando la siguiente generación. Saturn había sido un fiasco finalmente, y Sega la había abandonado prematuramente para aventurarse con una nueva máquina que de hecho ya había debutado en Japón el año anterior.

Dreamcast era un cambio radical para Sega, con una arquitectura nueva basada en PC y Windows, y con una potencia ampliamente superior a Nintendo 64 y PS One pese a salir tan solo dos y tres años después que ellas. En el E3 de ese año se mostró con gran parte de su catálogo inicial -ya disponible en Japón- para debutar poco tiempo después, el 9 de septiembre. La máquina de Sega fue el gran hito de un E3.

Nintendo y Sony no estaban ociosas. Aunque realmente todavía faltaba tiempo para GameCube, se anunció como Dolphin (su nombre en clave). Sony, en cambio, ya estaba ultimando PlayStation 2 y anunció la consola en la feria mostrando Gran Turismo 2000, que lucía espectacular. PS2, que saldría en marzo del siguiente año en Japón, logró robarle gran protagonismo a Dreamcast, pese al inminente lanzamiento de la máquina de Sega.

E3 2000: PlayStation 2 y Metal Gear Solid 2 asombran

El protagonista absoluto del E3 2000 fue PlayStation 2, y el juego que "robó" la feria fue, de nuevo, Metal Gear Solid 2. Pero fue un choque de titanes entre Nintendo, Sega, Sony y una recién llegada: Microsoft. PlayStation 2 llevaba disponible en Japón apenas dos meses, saliendo el 4 de marzo, y se anunció cuándo llegaría finalmente a los mercados occidentales, en octubre en Estados Unidos y en noviembre en Europa.

PUBLICIDAD

Además de anunciarse nuevos juegos para la consola, se mostró por primera vez Metal Gear Solid 2 en una presentación que dejó boquiabiertos a todos los asistentes, que podían verla una y otra vez en la pantalla gigante del stand de Konami. Ante eso poco podía hacer una Sega que estaba poniendo toda la carne en el asador con Dreamcast, con títulos como NBA 2K o Shenmue. Nintendo no mostró nada de su nueva consola, pero anunció que llegaría a finales de 2001, centrándose en juegos de Nintendo 64 como Zelda: Majora’s Mask o Conker. En septiembre de ese mismo año se anunciarían tanto GameCube como Game Boy Advance.

Finalmente, Microsoft anunció su intención de entrar en el mercado del videojuego justo el año siguiente prometiendo más potencia que ningún otra consola. La ganadora clara fue PlayStation 2.

E3 2001: GameCube y Xbox se unen a la "guerra"

El E3 de 2001 estuvo marcado por el fin de Sega como fabricante de hardware tan solo unos meses antes, y la inminente entrada de GameCube y Xbox en una generación que ya dominaba PlayStation 2 con puño de hierro. Lo lógico habría sido que el E3 lo "ganase" una de las dos consolas que debutaban, pero aunque probablemente nunca estuvo más reñida la cosa, la ganadora fue finalmente PS2 gracias a su segunda hornada de juegos.

El liderazgo de PS2 ya era claro en ventas y el haber acabado con Dreamcast dejaba a los jugadores con una sola opción, pero los juegos de la consola todavía no habían acabado de convencer. Sony mostró en el E3 Final Fantasy X, Twisted Metal Black, Jak & Daxter y Grand Theft Auto III pero, sobre todo, Metal Gear Solid 2 en un estado casi completo y un primer vistazo a Devil May Cry. Volvieron a llevarse el gato al agua.

Y eso que Microsoft y Nintendo no estuvieron precisamente mancas. La primera enseñó su consola Xbox, haciendo gran hincapié en sus futuras posibilidades online y en sus avanzados gráficos. Enseñaron Halo como juego estrella, Dead or Alive 3 (que sería exclusivo) y los primeros trazos de Project Ego, que con el tiempo se convertiría en Fable. También enseñaron varios títulos deportivos y propios de Microsoft, muchos de los cuales pasarían sin pena ni gloria, pero que visualmente lucían muy bien.

Nintendo, por su parte, enseñó GameCube y Game Boy Advance, cada una con sus grandes juegos. En el caso de GameCube se mostraron los juegos que llegarían en su lanzamiento como WaveRace o Luigi’s Mansion, y otros que llegarían en el futuro como Eternal Darkness o Super Smash Bros. Melee.

E3 2002: El juego online en consola salta

Con todas las consolas en el mercado y una fiera competencia, el "tema" del E3 2002 fue la definitiva llegada del juego online a las consolas. Las tres máquinas estaban muy vivas en aquel momento, aunque la generación ya estaba decidida a favor de PS2. GameCube y Xbox habían tenido un muy buen debut pero la consola de Sony les llevaba 30 millones de máquinas de ventaja.

Sega había sido pionera al incluir juego online en consola con Dreamcast, añadiendo de serie un módem telefónico y haciendo que el juego online fuese gratuito con Dream Arena. PS2 y Xbox iban a comenzar a finales de 2002 su juego online, ya con unas bases más moderna. Usarían un adaptador de red, dejando la conexión a Internet a módems, routers y demás, y planteaban unas redes de juego dedicadas. La de Microsoft, Xbox Live, fue la que sentó las bases que seguirían el resto. Se anunció también Halo 2. Además se anunciaron juegos masivos online para PC como World of Warcraft o Star Wars Galaxies.

Nintendo pasó olímpicamente del juego online y mostró grandes juegos como Zelda: Wind Waker, Mario Sunshine, Resident Evil 0 y Metroid Prime, siendo la ganadora del E3. Otros grandes juegos fueron Battlefield 2142, Kingdom Hearts, Xenosaga o Doom III.

E3 2003: Madurando la generación

La batalla de las consolas estaba decidida desde hace tiempo y el E3 de 2003 fue bastante tranquilo. El protagonismo fue para el PC, con varios juegos en primera persona teniendo una fuerte presencia, particularmente tres: Doom 3, Half-Life 2 y Call of Duty, aunque este último no tuvo ni una fracción de la atención de las dos primeras.

Las compañías de consolas estuvieron bastante más tranquilas. Sony enseñó Gran Turismo 4 y su primera experiencia social, Eye Toy, cuyos prototipos se habían mostrado años atrás. Su sorpresa fue confirmar lo que era un rumor desde hace años, la futura PlayStation Portable. El juego del E3 fue Metal Gear Solid 3, robándolo de nuevo, gracias al tráiler de Snake en los años 60.

Microsoft enseñó Fable en una versión muy avanzada y una demostración de Halo 2, pero poco más. Finalmente, GameCube mostró 1080 Avalanche y su tan esperado Mario Kart, junto con Resident Evil 4 y Viewtiful Joe.

E3 2004: Las nuevas portátiles

Con la generación ya decidida desde años atrás, el E3 2004 fue el de su cénit. Se mostraron juegos como God of War, Metal Gear Solid 3, Jade Empire, Halo 2 o Half-Life 2, se anunció The Legend of Zelda: Twilight Princess de GameCube (que no llegaría hasta 2006, junto con una versión Wii) y se vio por primera vez el motor Unreal Engine 2, que dominaría el desarrollo de videojuegos durante los diez próximos años.

El protagonismo absoluto fue para las dos nuevas consolas portátiles, un mercado que explotaría en los siguientes años hasta que las tabletas y los móviles le comenzaron a comer el terreno. PSP y Nintendo DS se presentaron, cada una con su propuesta: la consola de Sony apostaba por la potencia gráfica, aspirando a lograr un nivel similar al de PlayStation 2. La de Nintendo DS, en cambio, presentaba la innovadora idea de una doble pantalla, una de ellas táctil.

Las dos consolas se vieron las caras y mostraron sus cartas, aunque Nintendo DS tenía más demostraciones jugables y PSP tenía, sobre todo, demos técnicas. Ambas debutarían a finales de aquel 2004 en Japón, para llegar a Europa a lo largo del siguiente año (DS en marzo, PSP en septiembre). Por el anuncio de Zelda y la buena impresión que causo la DS, el ganador de ese año fue Nintendo.

E3 2005: El falso Killzone 2 o cómo robarle el E3 a Xbox 360

Microsoft tenía buenos motivos para pensar que triunfaría en el E3 del año 2005. Xbox llevaba algo más de tres años en el mercado y comenzaba a convencer a los usuarios norteamericanos. Su liderazgo en el juego online con Xbox Live y sus superiores gráficos la habían establecido entre muchos jugadores. Este primer experimento había salido bien, pero había llegado el momento de sacrificarlo prematuramente (Xbox solo duró 4 años en el mercado) para dejar paso a la verdadera apuesta: Xbox 360. La primera consola de nueva generación y la única que se mostraría en ese E3.

La compañía anunció un precio competitivo, mostró sus primeros juegos (entre los que destacaban Perfect Dark Zero y Kameo de una Rare que todavía tenía mucho nombre) y todos los asistentes del E3 pudieron probar cómo sería la nueva generación (en retrospectiva, los primeros juegos de Xbox 360 se parecen más visualmente a los de la primera Xbox que a los del final de su trayectoria). La consola saldría ese mismo año 2005 con la intención de llevar la voz cantante.

El problema es que Sony decidió mostrar cómo lucirían los gráficos de PlayStation 3 con una presentación de Killzone 2 completamente irreal, generada a dos fotogramas por segundo y luego acelerada, que gran parte de la prensa y el público se creyó. No en vano venía de Sony, la compañía que había liderado las dos anteriores generaciones, y tenía una merecida credibilidad. El problema es que esos imaginarios gráficos de Killzone 2 dejaban a los primeros juegos de Xbox 360 (palpables y jugables) en ridículo.

El resultado fue que Sony le robó el E3 a Microsoft. Lo justo y poético habría sido que Xbox 360 hubiese generado muchas expectativas por lo que proponía, y por la buena pinta de sus primeros juegos, pero lo que en realidad sucedió fue que mucha gente se generó unas enormes esperanzas con PlayStation 3 y hasta se llegó a especular sobre que el lanzamiento de Xbox 360 iba a ser demasiado prematuro, arriesgándose a ser "otra Dreamcast". Nintendo, por su parte, ya gozaba de un enorme éxito con Nintendo DS gracias a Nintendogs, y anunció su próxima consola: Revolution, pero sin enseñar su mando, que no mostraría hasta el Tokyo Game Show de ese año. El ganador de este E3 fue Sony, claro.

E3 2006: La nueva generación en todo su esplendor

La edición del año 2006 fue probablemente uno de los E3 más seguidos y recordados. Realmente la nueva generación había comenzado meses atrás, en noviembre, con el lanzamiento de Xbox 360, pero la máquina de Microsoft había tenido muy pocos juegos en sus inicios y ahora al fin iba a tener compañía. El E3 del año 2006 vio la puesta de largo de PlayStation 3 y Wii, con una gran sorpresa: la consola de Nintendo se llevó toda la atención.

La jugada de Nintendo es difícil que se repita alguna vez. PlayStation 3 venía con una gran expectación detrás, por ser la sucesora de la consola dominante de la anterior generación, y por la gran promesa de potencia gráfica y prestaciones gracias a las declaraciones de los dirigentes de Sony y a las mentirijillas de eventos anteriores. Wii era la apuesta de una compañía a la que los analistas desahuciaban en el mundo de las consolas domésticas tras la discreta experiencia de GameCube, aunque Nintendo DS había demostrado la capacidad de Nintendo para reinventarse y plantar cara.

Como ocurriría meses después, en Navidades de 2006, el innovador mando de Wii hipnotizó a los asistentes de la feria e hizo que se olvidasen de lo demás. Lo que planteaba Nintendo era tan innovador en aquel momento que se convirtió en el fenómeno del E3, como más adelante ocurriría en las tiendas de todo Occidente. Tras haber robado el protagonismo de Xbox 360 el año anterior, el verdadero estreno de PS3 fue un fiasco: un precio desorbitado de 599 dólares y unos primeros juegos que no llamaban demasiado la atención (salvo una extraña demo de los creadores de Jak & Daxter que se convertiría un año después en Uncharted) fueron los hitos de la conferencia que generó los memes de Giant Enemy Crab.

Solo Assassin's Creed, anunciado inicialmente como exclusiva de PS3, elevó las expectativas de lo que se podría hacer con la consola en el futuro. Por su parte Microsoft mostró por primera vez Gears of War, el juego que marcaría todos los títulos en tercera persona de la generación. El ganador de este multitudinario y recordado E3 fue Nintendo por goleada.

E3 2007: Un E3 reducido, desplazado, de hotel en hotel

El gran éxito de público y atención de los medios de la anterior edición del E3 provocó un efecto inesperado: la feria murió de éxito. Al ver que Sony, Microsoft y Nintendo acaparaban toda la atención de los medios, las grandes compañías de videojuegos americanas como Electronic Arts y Activision vieron que no les salían las cuentas. Lo que les costaba tener los gigantescos stands en una feria de ese calibre no se traducía luego en una cobertura mediática grande, así que decidieron presionar a la patronal americana del sector -ESA, Entertainment Software Association-, haciendo que el modelo de "gran feria" llegase a su fin.

La báscula del Wii Fit llegaría a vender 20 millones de unidades.
La báscula del Wii Fit llegaría a vender 20 millones de unidades.

Nacía entonces la E3 Business & Media Summit, una especie de "reducción" del E3 tal y como se había conocido hasta ahora. Se cambiaba el centro de Los Ángeles por la pequeña ciudad de Santa Mónica, situada a unos 30 km, y los enormes pabellones del Convention Center por una curiosa combinación entre habitaciones de hotel y un hangar abandonado del aeropuerto de Santa Mónica haciendo de zona de demos. Una cosa bastante extraña, incómoda, haciendo que los asistentes tuviesen que estar constantemente yendo y viniendo de hotel en hotel, buscando las salas o las habitaciones. El contraste puede verse en las conferencias. En vez del Shrine Auditorium o el Teatro Kodak, ambas sedes de los premios Óscar, Microsoft y Nintendo celebraron sus eventos en el campo de fútbol del Instituto de Santa Mónica y en el salón de actos de su centro cívico, respectivamente.

Pese al cambio de formato, los anuncios y los juegos fueron tan grandes como siempre. Se pudo ver el primer Assassin’s Creed en versión jugable por primera vez, así como Mass Effect, Uncharted, Call of Duty o Super Mario Galaxy. Si el E3 2006 había sido la puesta de largo de la nueva generación, el de 2007 fue el de los juegos que la dominarían de ahí en adelante. Hubo grandes anuncios en las conferencias, por supuesto. Microsoft mostró al fin Halo 3, que debutaría ese mismo septiembre, así como Fable 2 o Halo Wars. Nintendo, que en aquel momento estaba vendiendo millones de Wii y Nintendo DS, mostró Wii Fit, Super Mario Galaxy, Mario Kart Wiiy Super Smash Bros. Brawl, que continuarían el paseo triunfal de Wii durante el siguiente año 2008. Sony anunció PlayStation Home y mostró Uncharted y Metal Gear Solid 4 en un ambiente de duda sobre PS3. Tan solo tres meses después anunciaría su bajada de precio a 399 euros. Es difícil elegir a un ganador de esta edición, probablemente la cosa estuviese entre Nintendo y Microsoft. De aquí surgió el alocado meme de "my body is ready".

E3 2008: La edición más floja

La edición del siguiente año siguió el formato Business & Media Summit, pero volvió al Convention Center de Los Ángeles. Eso sí, no se usaron los grandes pabellones sino solamente las salas de reuniones, provocando que la feria marcase su mínimo histórico de asistencia, con solo 5.000 personas. Aun así, hubo sorpresas. Microsoft anunciaba en su conferencia que Final Fantasy XIII también saldría para Xbox 360, robándole a Sony la exclusividad del juego de rol de Square Enix, y mostraba Gears of War 2. También se inclinaba por los juegos sociales anunciando su título de karaoke Lips y su concurso Scene It.

Nintendo, por su parte, protagonizó una conferencia un tanto decepcionante. Los jugadores esperaban más anuncios hardcore, y en cambio Nintendo mostró como títulos estrella para Wii su Wii Music y el Wii Sports Resort, usando la detección mejorada Wii Motion Plus. La consola seguía arrasando en ventas y los recientes Wii Fit y Mario Kart estaban funcionando de maravilla, pero los seguidores de Nintendo esperaban ver el nuevo Zelda o algún retorno de saga que todavía sigue esperándose.

De la presentación de Wii Music en este E3 procede este legendario meme

Por último, en su conferencia Sony mostraba versiones muy avanzadas de Resistance 2 y Killzone 2 (llegarían en noviembre y febrero, respectivamente), y parecía que comenzaba a remontar tras el mal arranque de PlayStation 3. En los siguientes meses los juegos comenzarían a demostrar la potencia de la consola, infrautilizada en sus primeros años, y PlayStation Network iría ganando importancia como centro de servicios de la compañía. El "ganador" fue probablemente Microsoft, pero a los puntos. Ninguna compañía anunció nada particularmente rompedor y los seguidores de cada una sintieron que esperaban más, pero Microsoft rompió una barrera que parecía imposible, la exclusividad de Final Fantasy para consolas Sony.

E3 2009: Xbox roba el retorno de los E3 a lo grande

Microsoft triunfó en el E3 del año 2009 con una conferencia de prensa que todavía no ha sido igualada. No solo mostraron Project Natal, la tecnología de detección de movimiento que luego se convertiría en Kinect, sino que de repente aparecieron los Beatles junto con Yoko Ono para decir que Beatles Rock Band era guay. Luego también apareció Steven Spielberg en vídeo para decir que Natal era la bomba. Tras ver las (irreales y todavía imposibles de realizar) demostraciones de Natal, los asistentes a la conferencia salieron con la impresión de haber visto el futuro de la tecnología. Las posteriores conferencias de Sony y Nintendo fueron anecdóticas en comparación con lo que prometía hacer Kinect.

Este E3 2009 era también el retorno de la feria a su anterior formato, el de "a lo grande", con pabellones repletos de stands y videojuegos, y la verdad es que hubo muchos más anuncios que en el año anterior. Nintendo ya comenzaba a perder fuelle con la consola Wii y su conferencia del E3 fue un tanto errática. Comenzaba su "giro de vuelta al hardcore", anunciando el Mario Galaxy 2 y algunos títulos más, pero también intentaba experimentar con el Wii Vitality Sensor, un periférico del que poco después no se volvió a saber nada.

El Wii Vitality Sensor nunca llegó a mostrarse con algún juego.
El Wii Vitality Sensor nunca llegó a mostrarse con algún juego.

Sony, por su parte, seguía su particular remontada tras los malos años de 2007 y 2008, y su gran apuesta para PlayStation 3 era Move, la respuesta de Sony a la detección de movimiento de Wii. El problema, claro está, es que horas antes se había presentado Project Natal. En justicia, lo que se presentó de Move fue lo que finalmente pudo hacer este dispositivo, pero toda la expectación fue para el sistema de Microsoft, algo parecido a lo que ocurrió cuatro años antes. En cualquier caso, los sistemas de detección de movimiento de Sony y Microsoft, en retrospectiva, han sido anécdotas. Para Move salieron juegos durante dos años y nunca más, y Microsoft intentó convertir Kinect en parte íntegra de Xbox One para tener que dar marcha atrás y relegarlo por completo. Aunque Move no llamó tanto la atención, Sony mostró juegazos como Uncharted 2 y Gran Turismo 5, le dio nueva vida a PSP y enseñó juegos como God of War III.

En retrospectiva, la conferencia más completa y mejor fue la de Sony, pero en el momento el ganador absoluto fue Microsoft. Habían reunido a los Beatles y habían enseñado un niño virtual que detectaba tus emociones. Como dijo uno de los asistentes, solo les había faltado resucitar a Elvis. Este reconocido meme procede de la conferencia del E3 2009.

E3 2010: La locura de las tres dimensiones, con y sin gafas

Todavía coleaba el anuncio de Project Natal el año anterior y cómo había robado todo el protagonismo, y el E3 2010 iba a ser el de su presentación definitiva. El nombre era un secreto que no se desvelaría hasta el evento previo de Microsoft dedicado a Kinect. La compañía había contratado al Circo del Sol para hacer un espectacular show, dividiendo a los asistentes entre un grupo que estaría en las gradas y otro en el propio escenario, vestido con ponchos blanco que brillaban en la oscuridad. Todo ello para mostrar al fin su mágica e innovadora detección de movimiento.

El número fue un éxito, pero había un problema. En noviembre del año pasado se había estrenado la película Avatar de James Cameron, y ahora lo más importante del mundo eran las tres dimensiones. Se había convertido en la película más taquillera de la historia, Samsung y compañía preparaban a toda velocidad teles 3D, se comenzaban a hacer pruebas de retransmisiones deportivas en 3D y parecía claro que en cuestión de tiempo todos veríamos todo con esas gafas. Tan solo un año después se demostró que eso no era así, pero en aquel momento las burbujeantes 3D estaban en todas partes: también en los videojuegos.

En las presentaciones de nuevos juegos las compañías se esforzaban en asegurar que habría modo 3D (Crysis 2, COD: Black Ops y otros tantos lo tuvieron ese mismo año), pero la que se llevó el gato al agua fue Nintendo, yendo un paso más allá: anunció Nintendo 3DS, la sucesora de la portátil más exitosa de la historia, con gráficos 3D, y sin necesidad de usar gafas. Lógicamente la gente alucinó.

La nueva portátil se presentaba con todo el apoyo posible de las compañías de videojuegos, conscientes de que iba a ser un éxito seguro, y probar la consola y ver sus gráficos 3D era algo que asombraba. El anuncio a bombo y platillo de la nueva portátil fue acompañado de la presentación, al fin, de Zelda: Skyward Sword para Wii, provocando el delirio entre los nintenderos.

Microsoft y Sony hicieron unas buenas conferencias pero no pudieron competir con el impacto de la nueva portátil de Nintendo. Además del show de Kinect, Microsoft dio su conferencia normal anunciando el nuevo modelo slim de Xbox, Halo Reach y Fable 3, además de muchos juegos de Kinect como Codename: Kingdoms, que más tarde sería Ryse: Son of Rome. Sony mostró PlayStation Move en versión final, Gran Turismo 5 y la simbólica aprobación de Valve, que por primera vez lanzaría un juego para una consola de Sony (Portal 2). Nintendo ganó ese E3, sin lugar a dudas.

La anécdota del E3 fue la absolutamente demencial conferencia de Konami en la que sus integrantes estaban borrachos.

PUBLICIDAD

E3 2011: El de los juegazos

El año 2011 ya es recordado como uno de los mejores de la historia del videojuego y muchos de los títulos que deslumbrarían a finales de este año y principios del siguiente se mostraron por primera vez en el E3: Skyrim, Uncharted 3, Gears of War 3, Forza Motorsport 4... además, debutaron títulos como Hitman Absolution, Halo 4, Mass Effect 3, Tomb Raider, Far Cry 3, Deus Ex: Human Revolution o Bioshock Infinite, entre otros.

Fue también el E3 en el que se presentó la primera consola de nueva generación, Wii U, en uno de los anuncios de consola más confusos para el gran público que se recuerdan. A mucha gente no le quedó claro si era una nueva consola o un nuevo mando para Wii (tras Wii Balance Board y Wii Motion Plus), y sobre todo se anunció demasiado pronto. Acostumbrados durante los últimos años a que se anuncie una cosa y poder comprarla semanas después (como había ocurrido como el iPad), desde el anuncio de Wii U hasta su lanzamiento pasaron 18 meses en los que su impacto se fue diluyendo en la obsolescencia de Wii, ya guardada en un cajón para la gran mayoría de jugadores hardcore. Nintendo 3DS, recién lanzada y con malas ventas, anunciaba muchos juegos más.

Sony y Microsoft no hicieron grandes anuncios, como si la una estuviese pendiente de los movimientos de la otra. Realizaron dos buenas conferencias, enseñaron juegazos tanto propios como de terceros y no dijeron ni pío sobre las sucesoras de sus consolas. Fue un gran E3, lleno de grandes juegos, y un empate técnico entre las tres compañías.

El meme de este E3 es Mr. Cafeína, un señor de Ubisoft que se movía mucho.

E3 2012: El E3 que robó Watch Dogs

Tras consolidarse de nuevo en su formato de toda la vida, el E3 había dado entrada en los últimos años a otras conferencias. El E3 2012 fue el de la consolidación de Ubisoft y Electronic Arts como "otras voces" de la feria, en un año en el que la conferencia de la primera se llevó el mayor protagonismo.

Tras el anuncio de Wii U el año anterior, se esperaba que Sony y Microsoft al fin moviesen ficha y pusiesen punto final a la generación más larga hasta la fecha, pero no sucedió así. Tanto la una como la otra se centraron en nuevos videojuegos: Microsoft en Halo 4, Forza Horizon 2 y Gears of War Judgment; Sony en Beyond: Dos Almas, The Last of Us y su flamante PSVITA. Los jugadores tenían muchas ganas de nueva generación, pero no se dijo ni una palabra sobre las continuaciones de la consola.

Así que a falta de PlayStation 4 y Xbox One, la nueva generación era Watch Dogs. En una conferencia de prensa con juegazos como Assassin's Creed III, Splinter Cell Blacklist o Far Cry 3, Ubisoft mostró su nuevo Watch Dogs como una especie de Assassin's Creed futurista, con un apartado gráfico realmente espectacular. Durante los dos siguientes años habría polémica sobre sus gráficos y este juego pondría de moda la palabra downgrade, pero en ese momento la gente alucinó. Era una muestra de cómo sería la nueva generación, y eso fue suficiente para disparar las expectativas.

Quizás la compañía peor parada de este E3 fue Nintendo, que venía a presentar la versión final de Wii U y no acabó de despejar muchas dudas. Su potencia gráfica parecía insuficiente y ninguno de los primeros juegos aprovechaba las capacidades de su mando tableta con suficiente ingenio. ZombiU llamó la atención, así como la gran cantidad de adaptaciones de juegos importantes para su lanzamiento, pero la consola comenzó a sembrar unas dudas que todavía no ha despejado. El ganador de este E3 fue Ubisoft.

E3 2013: La puesta de largo de PS4 y Xbox One

El E3 del año 2013 fue el de mayores expectativas desde 2006. Al fin se veían las caras las próximas consolas PlayStation y Xbox, tras haber sido presentadas respectivamente en febrero y mayo. El problema es que la batalla ya casi estaba decidida después de los errores de concepción y, sobre todo, comunicación de Microsoft. Tras confirmarse que Xbox One seguiría su estrategia de conexión permanente a Internet y de penalización de la venta de juegos usados, Sony solo tuvo que sonreír y hacer chistes para ganar el E3 por aplastamiento.

En realidad no había demasiados juegos para ninguna de las dos consolas, y los exclusivos no eran nada del otro mundo. Realmente los juegos de PlayStation 4 no eran ni lucían mejor que los de Xbox One, pero el costar 100 euros menos, no requerir Kinect, no necesitar conexión a Internet y no interferir en la segunda mano hizo que Sony se ganase a todo el público. Ni siquiera el hecho de comenzar a cobrar por el juego online le granjeó críticas, ya que su competencia la había liado parda. Irónicamente, un mes después Microsoft dio marcha atrás y todo sería como antes, y al final la única compañía que cambió las "reglas del juego" para sus usuarios fue Sony. La jugada le salió gratis gracias al desastre de comunicación de Microsoft.

Nintendo, por su parte, siguió anunciando grandes juegos para Nintendo 3DS e intentando fortalecer el catálogo de Wii U, pero ni siquiera hizo conferencia. Pasó al formato "Nintendo Direct", pero a la hora tradicional de su evento. Electronic Arts y Ubisoft presentaron sus primeros juegos para la nueva generación; esta última mostró una versión de Watch Dogs más terrenal, lo que le valió muchas críticas (y más que llegarían según el juego fuese progresando en su downgrade), pero mostró otro prometedor proyecto de nueva generación, The Division, que se supone que este año sale de cuentas. Como decíamos, victoria de Sony por aplastamiento.

E3 2014: Los inicios de la realidad virtual

Las nuevas gafas de realidad de Sony, Project Morpheus.
Las nuevas gafas de realidad de Sony, Project Morpheus.

Tras la intensidad de 2013, el último E3 fue algo más tranquilo, caracterizado por la segunda hornada de juegos de nueva generación, ya pensados completamente para las nuevas consolas. Microsoft había anunciado días atrás que Xbox One ya no requeriría Kinect, ganándose críticas pero llegando por lo tanto "limpia" a la feria. La compañía se centró en los juegos, algo similar a lo que hizo Sony, pero esta última mostró por primera vez sus gafas de realidad virtual Morpheus.

Pasado el lanzamiento de la nueva generación, la "next big thing", que dirían los americanos, era la realidad virtual. Además del debut del casco de Sony, que se había anunciado semanas atrás en la GDC de San Francisco, se mostró también Oculus Rift, el dispositivo pionero de esta tecnología. La realidad virtual se mostró en un estado bastante verde, pero prometiendo convirtiéndose en uno de los actores del mundo del videojuego en el futuro.

Las compañías no presentaron demasiados juegos, y muchos de ellos no llegarían a finales de 2014 como estaba previsto, sino que se retrasarían para salir finalmente a lo largo de la primera mitad de este año. Se mostraron juegos importantes como Assassin's Creed Unity, Destiny, Bloodborne o Forza Horizon 2, pero no hubo realmente un hito que "robase" el E3. Nintendo presentó una oferta de juegos muy completa para sus dos consolas, incluyendo los primeros segundos del futuro Zelda de mundo abierto. ¿El ganador? Para todos los gustos, pero más o menos un empate técnico entre Sony, Nintendo y Microsoft.

Pablo Grandío
Director y fundador
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir