Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Cine
  3. Artículos
  4. Star Wars The Rise of Skywalker: Todos los secretos y teorías del teaser

Star Wars The Rise of Skywalker: Todos los secretos y teorías del teaser

El primer tráiler del Episodio IX viene cargado de referencias, secretos y sorpresas. Analizamos plano a plano las más importantes y curiosas del film que llegará el 20 de diciembre.

Star Wars volvió a paralizar el mundo. La saga galáctica iniciada por George Lucas en 1977 presentó el nuevo tráiler del esperado episodio IX. Lucasfilm y Disney, en mitad de la Star Wars Celebration de Chicago, distribuyeron el primer teaser de Star Wars Episode IX: Rise of the Skywalker, el último capítulo de la saga de los Skywalker en cines. La película, que se estrenará el próximo 20 de diciembre, promete poner punto y final a una historia que nos ha acompañado más de 42 años.

Toda generación tiene su leyenda

La última entrega de la trilogía de secuelas de Disney, tras muchos rumores, tiene su nombre definitivo: The Rise of Skywalker. El film, que volverá a estar dirigido por J.J. Abrams después de El despertar de la Fuerza en 2015, será una secuela de Los últimos Jedi de Rian Johnson y nos llevará a un momento clave en el universo galáctico, justo después de la victoria de la Primera Orden sobre los restos de la Resistencia en Crait. Tras la muerte de Han Solo y Luke Skywalker, y con los remanentes del movimiento hechos trizas tras el brutal ataque de Kylo Ren y los sus fanáticos seguidores, la Resistencia se encuentra en su peor hora.

El film nos traerá de nuevo a Mark Hamill y Carrie Fisher -con escenas rodadas durante el primer capítulo de la trilogía-, y contará con Billy Dee Williams, que repetirá su papel como Lando Calrissian. Otros actores como Daisy Ridley, Adam Driver, John Boyega, Oscar Isaac, Lupita Nyong’o, Domhnall Gleeson, Kelly Marie Tran, Joonas Suotamo, Billie Lourd, y Anthony Daniels repetirán sus respectivos roles.

Rey y el legado de Luke Skywalker

El teaser abre con un plano que nos recordará, de forma inmediata, al comienzo del primer tráiler de El despertar de la Fuerza en 2015. Un desierto y una toma de Rey, que se encuentra en mitad de un paraje desolado y árido. Se desconoce si es Jakku, Tatooine o un nuevo planeta, pero el siguiente fotograma deja pocas dudas. Sosteniendo firmemente el sable de luz de Luke Skywalker -y que previamente perteneció a Anakin Skywalker-, la chatarrera permanece impasible al enemigo que se acerca por el horizonte.

"Hemos transmitido todo cuanto sabíamos"

El arma, heredera de un tiempo pasado mucho más noble y civilizada, volverá a tener especial protagonismo en la película. Según confirmó Daisy Ridley en el panel en el que se presentó el tráiler y los primeros detalles de la producción, la espada tiene un papel muy importante, ya que ella se ha encargado de reconstruirla y devolver a la vida tras haberse destruido en su combate contra Snoke y las fuerzas de la Primera Orden en el anterior episodio. El plano con el que nos presentan dicha circunstancia -una vuelta a ese halo cinematográfico clásico y western, propio de la trilogía original y que tuvo sus ciertos ecos en Han Solo: Una historia de Star Wars-, es digno de elogio. Rey está plantando cara a su enemigo. Con el peso del legado de los Jedi sobre ella. Un enemigo que, sin ir más lejos, es el propio Kylo Ren (Adam Driver), que pilota un amenazador TIE Silencer.

Kylo Ren, su casco y sus problemas de identidad

Kylo Ren es ahora el Líder Supremo de la Primera Orden. El hijo de Han Solo y Leia Organa, consumido por el reverso tenebroso de la Fuerza, lidera las legiones de fanáticos surgida tras la derrota del Imperio Galáctico y los acuerdos firmados por el Concordato Galáctico en su desarme. Tras la muerte de Snoke, la facción parece aún más radicalizada y carente de toda organización, siendo más peligrosa si cabe. El tráiler nos muestra a Kylo atacando, a cara descubierta, con su icónico sable láser. Pero hay un detalle que parece tener mucho peso y que nos devuelve al aspecto con el que muchos identifican al personaje: su casco.

En Los últimos Jedi, Kylo Ren decide, auspiciado por los consejos de Snoke, deshacerse de su máscara. "Solo eres un crío con una máscara" En El despertar de la Fuerza, uno de los aspectos más destacados del personaje, era la construcción de su figura alrededor de la adoración a su abuelo, Darth Vader, algo que tenía tintes casi totémicos o religiosos. Ahora, sin la presión de su mentor, Kylo parece haber adoptado de forma clara su culto al Lord Sith, y ha vuelto a reparar su casco. Forma parte de su identidad y, al mismo tiempo, es un ejemplo cristalino de lo frágil y volátil de su personalidad.

Nuevo droide

Si algo caracteriza a Star Wars es su increíble facilidad para construir nuevos mundos, nuevas especies alienígenas y como no podía ser de otra manera, droides. Tras BB-8, el personaje mecánico que acompaña a Rey en El despertar de la Fuerza, parecía que nadie sería capaz de robarle el protagonismo. Sin embargo, durante el coloquio que concedieron los actores y actrices de la película en Chicago, conocimos a D-O, el nuevo droide que acompañará a nuestro redondo amigo en The Rise of Skywalker y que, a buen seguro, venderá millones de figuras y muñecos. No sabemos mucho de él, aunque más allá de su aspecto adorable, hay que destacar su sencillo diseño, casi como si estuviese realizado con chatarra y elementos recogidos del primer vertedero galáctico. ¿Cuál será su origen? ¿Lo encontrarán en algún almacén perdido de la Resistencia? ¿Será una creación de Rey como lo fue C3PO por parte de Anakin Skywalker?

El retorno de Lando

Billy Dee Williams es uno de los actores más carismáticos y emblemáticos de la saga Star Wars. El intérprete, que dio vida a Lando Calrissian en la trilogía original, volverá a repetir su papel. El teaser nos presenta un emocionante plano en el que el sinvergüenza vividor pilota de nuevo su Halcón Milenario junto a Chewbacca en uno de los fotogramas más espectaculares en mucho tiempo. Solo hay que ver su rostro para acordarse, de manera rápida, a las sonrisas pícaras de Williams en El retorno del Jedi. Nada ha cambiado. Eso sí, es curioso como se ha vuelto a introducir en la estética del personaje la ropa que ya lució en Han Solo: Una historia de Star Wars, con su icónica y clásica túnica amarilla y su habitual capa.

El último adiós a Carrie Fisher

Cuando se concibió esta nueva trilogía por parte de Disney y Lucasfilm, se decidió que cada cinta tuviese un vínculo director con algunos de los personajes más importantes de la trilogía clásica de películas de Star Wars. La primera parte estuvo dedicada a Han Solo, la segunda a Luke Skywalker y la tercera a Leia Organa, interpretada por la eterna Carrie Fisher. La actriz, que nos dejó hace unos años, tendrá un papel muy especial en la película. Abrams y su equipo rodaron muchas secuencias que no se llegaron a usar en El despertar de la Fuerza en 2015, y parece que han buscado la forma de realizar el mejor homenaje posible a su legado sin que quede forzada su aparición durante el metraje de la película. El teaser, que vuelve a estar cargado de sentimientos, nos enseña un emotivo abrazo entre Rey y ella, quizás en Endor, el planeta que asistió como testigo al final del Imperio Galáctico.

El pasado siempre vuelve: recuerdos de tiempos mejores

Parece el leitmotiv de The Rise of Skywalker. El pasado, de una forma u otra, siempre vuelve. J.J. Abrams, con su primera película de Star Wars, envolvió a los espectadores con una dulce capa nostálgica que permitía que todos los aficionados a la saga galáctica se sintieran cómodos de nuevo en el universo que tanto amaban. Los vínculos con la trilogía original, tanto a nivel estético como argumental, eran más que evidentes. Podíamos ver -y sentir- decenas de guiños a cada plano, y eso fue algo que se celebró especialmente. Tras lo arriesgado de The Last Jedi, que de vez en cuando y pese a lo rompedor de su propuesta pagaba ciertos peajes mitológicos, The Rise of Skywalker vuelve a la senda más tradicional. El teaser nos muestra una de las medallas al valor concedidas por la Rebelión tras la destrucción de la primera Estrella de la Muerte, una de las escenas más icónicas y recordadas por los fans de Una nueva esperanza.

Se trata de un elemento muy importante dentro del lore de Star Wars, vestigio de un pasado remoto y convulso para muchos. Un recuerdo de una época más feliz, en la que se demostró por primera vez a toda la galaxia la debilidad y la fragilidad inherente del régimen imperial. Dicho símbolo imperecedero, podría ser uno de los elementos detonantes de la batalla final contra la Primera Orden. Si se logró entonces, ¿por qué no ahora? Más curioso si cabe, puede ser el contexto en el que se nos muestre dicha medalla en la película. ¿Quién la sostiene? ¿La guardará Leia en algún lado en recuerdo de Han Solo? ¿De Luke? Uno de los aspectos más bonitos de esta trilogía, y que apenas ha sido valorado por el público más radical, es la necesidad de pasar la antorcha. De transmitir viejos y nuevos símbolos a las nuevas generaciones.

"Siempre te acompañaremos"

Star Wars, de una manera u otra, versa sobre eso. Cada generación tiene sus héroes, heroínas, villanos y problemas. Y sus propios desafíos. Pero un nuevo horizonte no tiene porque desechar todo lo anterior, ya que en el pasado, siempre se puede encontrar ese aliento de esperanza que te empuje a seguir hacia adelante, venciendo y conquistando esos desafíos que tienen los nuevos protagonistas por delante. La aparición de la medalla de Yavin IV es uno de esos símbolos. Justo como lo era el sable láser de Luke o lo eran los dados de Han Solo.

¿Son esos los restos de la Estrella de la Muerte? ¿El retorno de Palpatine?

Tras tres películas, los héroes presentados en 2015 se reúnen en una misma aventura. Hasta la fecha, Poe, Finn y Rey, protagonistas absolutos de la trilogía, habían vivido sus propias historias, que aunque se conectaban y cruzaban en momentos puntuales, permanecían independientes. El destino los une de forma definitiva en The Rise of Skywalker, ofreciéndole al espectador la oportunidad de verlos juntos por primera vez. Este hecho, ya de por sí bastante importante en términos narrativos y estéticos -una vez más, las desiciones de castings de esta trilogía demuestran ser acertadas-, se corona con uno de los planos más increíbles de todo el teaser.

Abrazados por tempestuosas olas, y entre una omnipresente bruma, el grupo asiste a los restos derruidos de la Estrella de la Muerte. ¿Estamos en Endor? ¿En Yavin IV? Ambas opciones son válidas. La teoría de que sea Yavin IV tiene mucho peso, ya que encajaría con el guiño a la medalla vista en el mismo teaser, y ofrecería también la posibilidad de, siguiendo de una forma un tanto libre los designios del ya extinto Universo Expandido, devolver a Rey y el propio Luke Skywalker -o su fantasma de la Fuerza- a un planeta en el que existían algunos templos de la Orden Jedi. También puede ser Endor, ya que hay ciertas pistas que apuntan a esa dirección. De hecho, si volvemos al libro de arte de El despertar de la Fuerza, podemos observar cómo Abrams experimentó con esta idea. En dicho libro, Rey buceaba entre los restos de la segunda Estrella de la Muerte, rebuscando chatarra entre las profundidades marinas, y recogiendo piezas para sobrevivir. Pero al parecer, había un motivo argumental mucho más importante en todo. Las imágenes dejan poco lugar a dudas, con la protagonista visitando cañoneras y el mismo salón del trono del Emperador.

En cualquier caso, la escala de la estampa es descomunal y nos traslada, de nuevo, a la imaginería de la trilogía clásica, usada por el citador director en El despertar de la Fuerza. Pero ya no hablamos de un simple Destructor Imperial sumergido entre la arena de Jakku. Hablamos de algo más grande, simbólico y representativo en Star Wars. Hablamos del arma definitiva del Imperio Galáctico, los restos del mal que un día asoló la galaxia y del que parece emanar una presencia aún más peligrosa y dañina. Cuando el tráiler parecía más que suficiente para abrir boca y dejar a los asistentes esperando impacientemente diciembre, una risa malévola lo cambia todo.

"En el fondo nadie se ha ido"

Ian McDiarmid, conocido por interpretar al Emperador Palpatine en El retorno del Jedi y en la trilogía de precuelas firmada por George Lucas, volverá a Star Wars. Se desconoce qué tipo de rol desempeñará en el film, pero su presencia, de una forma u otra, estará allí. "En el fondo nadie se ha ido", explica la narración de Luke Skywalker en el propio avance. ¿Cómo volverá el Emperador? ¿Está vivo? ¿Es un espíritu de la Fuerza? ¿Volveremos a los tiempos locos de clones y similares del Universo Expandido? Pronto lo descubriremos.

Star Wars Episode IX: Rise of the Skywalker se estrenará el 20 de diciembre en cines.

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 1
RANDOM
Flecha subir