Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Cine
  3. Artículos
  4. ¿Cuál es el MEJOR orden para ver las películas de Star Wars? (con Han Solo)

¿Cuál es el MEJOR orden para ver las películas de Star Wars? (con Han Solo)

¿No sabes por qué película empezar? te mostramos el mejor orden en el que ver todas las películas de Star Wars según diferentes gustos.

Llegados a un punto en la vida es habitual hacerse las grandes preguntas. ¿Qué quiero? ¿Dónde me veo en diez años? ¿Cuál es el orden correcto para ver las películas de La Guerra de las Galaxias? Sí, aunque no lo creáis, como casi todo lo que rodea a la saga galáctica de Lucasfilm, existe todo un acalorado y vivo debate sobre cuál es la forma más adecuada a la hora de aproximarse a la serie de películas de Star Wars. Aunque pueda parecer una cuestión simple, existen hasta cuatro grandes formas de disfrutar la saga, con sus aspectos negativos y positivos.

En qué orden ver las películas de Star Wars

PUBLICIDAD

Para facilitar esta tarea cinematográfica, en Vandal Random nos enfundamos nuestra toga y capa de maestro Jedi y os ofrecemos las mejores formas de ponerse manos a la obra con un maratón de Star Wars de cara al futuro.

El Orden de estreno (el más recomendable)

1 - Episodio IV: Una nueva esperanza. (1997)
2 - Episodio V: El imperio contraataca. (1980)
3 - Episodio VI: El retorno del Jedi (1983).
4 - Episodio I: La amenaza fantasma. (1999)
5 - Episodio II: El ataque de los clones. (2002)
6 - Episodio III: La Venganza de los Sith. (2005)
7 - Episodio VII: El despertar de la fuerza.(2015)
8 - Rogue One: Una historia de Star Wars. (2016)
9 - Episodio VIII: Los últimos Jedi. (2017)
10 - Han Solo: Una historia de Star Wars. (2018)

Orden estreno saga Star Wars

Esta es la mejor forma de ver las películas de Star Wars, si se le pregunta a un fan de pura cepa. El orden de estreno es una forma natural de aproximarse a Star Wars, pues se sigue la manera en la que llegaron las películas a los cines, sin desvelar giros de guion o forzar la maquinaria. Sí, a día de hoy está muy extendido y asentado eso de saber quién es el padre de Luke Skywalker, hasta tal punto que se ha convertido en toda una referencia cultural. Pero si alguien quiere aproximarse a Star Wars por primera vez y disfrutar de ese emblemático momento en las mejores condiciones posibles, no hay mejor forma que hacerlo como lo hicieron los espectadores desde 1977.

Si bien es la opción más romántica y bonita, también es una de las más complejas para la generación que ha nacido con los avances técnicos y audiovisuales generados por ordenador bajo el brazo, pues implica empezar la saga viendo películas que se crearon en 1997 con las carencias fílmicas que eso implica, para continuar con películas de la primera década del nuevo milenio, finalizando en superproducciones de 2016 - 2018. Es decir, sería como ver las películas de más antiguas a más nuevas.

El Orden cronológico

1 - Episodio I: La amenaza Fantasma.
2 - Episiodio II: El ataque de los clones.
3 - Episodio III: La venganza de los Sith.
4 - Han Solo: Una historia de Star Wars.
5 - Rogue One: Una historia de Star Wars.
6 - Episodio IV: Una nueva esperanza.
7 - Episodio V: El imperio contraataca.
8 - Episodio VI: El retorno del Jedi.
9 - Episodio VII: El despertar de la fuerza.
10 - Episodio VIII: Los últimos Jedi.

Orden cronológico saga Star Wars

Es quizás la opción menos recomendable, sobre todo teniendo en cuenta que las películas no se concibieron para ser vistas así, pues existen décadas entre los estrenos de unas y otras. Con el orden cronológico, a menos que se sea un completo neófito absoluto en la saga -cosa muy difícil en estos días-, se suele estropear por completo el giro de guión, a lo que hay que sumar que puede ser algo indigesto de primeras si tenemos en cuenta las grandes diferencias de calidad y estilo existentes en la llamada trilogía de precuelas -que arrancó en 1999 con el estreno de La amenaza fantasma- y la trilogía clásica. Imaginad por un instante que tenéis que soportar de primeras a Jar-Jar, la Federación de Comercio y las disputas arancelarias.

Sin embargo, y al hilo de estas cuestiones políticas, sí puede ser una forma recomendable para deleitarse con el trasfondo de la República, la ascensión del Canciller Supremo Palpatine y para ahondar de primeras en el pasado de Anakin, pero dado que estropea de forma deliberada el giro sorpresa de El imperio contraataca puede ser una forma arriesgada de afrontar Star Wars. Es una forma apta si únicamente se han visto todas las cintas estrenadas.

Orden ‘machete’ para futuras generaciones

1 - Rogue One*: Una historia de Star Wars y Han Solo: Una historia de Star Wars (Se pueden emplear a modo de prólogo)
2 - Episodio IV: Una nueva esperanza.
3 - Episodio V: El imperio contraataca.
4 - Episodio I*: La amenaza Fantasma. (Se puede obviar)
5 - Episodio II: El ataque de los clones.
6 - Episodio III: La venganza de los Sith.
7 - Episodio VI: El retorno del Jedi.
8 - Episodio VII: El despertar de la fuerza.
9 - Episodio VIII: Los últimos Jedi.

*La especial cronología de Hilton obvia deliberadamente La amenaza fantasma por su poca importancia narrativa y nula calidad cinematográfica, pero en recientes revisiones algunos espectadores han comenzado a usarla. En el caso también de añadir Rogue One o Han Solo, se podrían usar como películas iniciales para el maratón a modo de prólogos o incluso anexos finales.

Orden machete saga Star Wars

Se trata de ver la saga como si fuese una serie, con flashbacks en momentos clave de las películas. En 2011, Rod Hilton pensó en la mejor forma de ofrecer a las futuras generaciones el relato galáctico de Star Wars sin demasiadas complicaciones e intentando integrar la historia de la dinastía Skywalker sin caer en el hastío de ciertas partes de la trilogía de precuelas. Siguiendo el denominado orden machete, el espectador puede deleitarse con un visionado muy curioso, que elimina muchos de los problemas de los órdenes previos, mantiene el giro de guion sobre Darth Vader y encima nos ayuda a comprender las motivaciones existentes en la caída hacia el reverso tenebroso de Anakin o la formación del Imperio Galáctico.

Con el orden machete comenzamos por Una nueva esperanza y El imperio contraataca para seguir con El ataque de los clones y La venganza de los Sith, saltando a El retorno del Jedi y las dos más recientes secuelas ya producidas por Disney. Este método ayuda mucho a que el nuevo espectador conozca quién es Vader, cómo llegó a serlo y cómo la galaxia se sumió en el Imperio y la Guerra Civil Galáctica liderada por la Rebelión tras un cierto tiempo de prosperidad como República, aunque obviamente altera la visión original de George Lucas.

*La especial cronología de Hilton obvia deliberadamente La amenaza fantasma por su poca importancia narrativa y nula calidad cinematográfica, pero en recientes revisiones algunos espectadores han comenzado a usarla. En el caso también de añadir Rogue One, se podría usar como película inicial para el maratón a modo de prólogo.

Orden de relato

1 - Episodio VII: El despertar de la fuerza.
2 - Episodio I: La amenaza Fantasma.
3 - Episodio II: El ataque de los clones.
4 - Episodio III: La venganza de los Sith.
5 - Rogue One: Una historia de Star Wars.
6 - Han Solo: Una historia de Star Wars.
7 - Episodio IV: Una nueva esperanza.
8 - Episodio V: El imperio contraataca.
9 - Episodio VI: El retorno del Jedi.
10 - Episodio VIII: Los últimos Jedi.

Orden relato saga Star Wars

De todas las formas de ver Star Wars, es quizás la más extraña pero al mismo tiempo, una de las más místicas. El orden en forma de relato implica que se desconoce casi en totalidad a Star Wars, y nos emplaza a sentirnos como Rey y los protagonistas de El despertar de la Fuerza, creyendo que toda historia relacionada con los Jedi, los Sith y la caída del Imperio Galáctico tras la redención de Darth Vader es una mera leyenda. Aquellos que defienden esta cronología se imaginan a un Luke Skywalker narrando la historia del auge y caída de Anakin a Rey, potenciando el cuento y la tradición oral que ya vimos con Obi-Wan y Yoda en su día. Claramente se pierde la sorpresa de El imperio contraataca, pero dado que existen nuevas audiencias que se incorporan a la serie año tras año, puede ser una forma establecer un vínculo especial con la trilogía producida por Disney.

George Lucas: el problema de las dos trilogías, su cohesión y las ediciones especiales.

La saga de películas de Star Wars es una producción mutante y viva, que ha ido evolucionando año tras año con la adición de nuevos episodios, capítulos e historias, con lo que es muy habitual perderse entre secuelas antes de cada estreno o no saber qué orden es el correcto y más adecuado para descubrir la serie por primera vez o incluso repasarla para refrescar hechos, personajes y aventuras. Cuando Star Wars llegó en 1977 a los cines de medio planeta, era una película completa y cerrada, que en su momento, no se esperaba que fuese a triunfar de la manera en la que lo acabó haciendo. Con el rodaje de la secuela El imperio contraataca, George Lucas comenzó a vislumbrar la posibilidad real de ofrecer a los espectadores su plan original de estrenar varios episodios para esta epopeya galáctica y entonces fue cuando todo cambió. Tras el reestreno en 1981, Star Wars comenzó a recibir el subtítulo ‘Episodio IV: Una nueva esperanza’, cambiando la cronología y el legado galáctico para la posteridad.

orden de las pelis de star wars

La trilogía original era una obra cinematográfica notable, perfecta hija de su tiempo aún con sus limitaciones, fallos y carencias. Durante años, permaneció inalterable y completamente pura, hasta que en 1997, coincidiendo con el vigésimo aniversario del estreno de la primera cinta, George Lucas comenzó a añadir cambios estéticos, visuales y narrativos para acercarse más a su visión original. La trilogía de la edición especial mejoró la calidad de imagen y de sonido, sí, pero también alteró la forma en la que se sentían estas películas. Con el nacimiento de la trilogía de precuelas, que arrancó en 1999 con La amenaza fantasma, Lucas prosiguió buscando desesperadamente un sentido de cohesión estética y argumental entre sus obras. Todo esto se potenció, en la peor de las maneras posibles, con la edición en DVD de 2004 y la posterior revisión en Blu-ray de 2011. Además de incorporar añadidos muy cuestionables, George Lucas se obsesionó con Anakin Skywalker -en teoría, el protagonista de ambas trilogías- y decidió modificar por completo el final de El retorno del Jedi introduciendo de forma digital a Hayden Christensen -el actor que dio vida al joven Anakin- como espíritu de la Fuerza al final de la película y eliminando cualquier rastro de Sebastian Shaw.

En qué orden ver las películas de Star Wars

Lucas se obsesionó por dotar de coherencia a dos trilogías separadas por tiempo, época y presupuesto; las ediciones visuales de la trilogía original fueron un atentado cultural

En qué orden ver las películas de Star Wars

¿A qué vienen estos cambios? ¿Qué pretendía Lucas con ellos? Básicamente, unificar su obra, presentar una saga más grande y coherente, pero debido a diferencias de tiempo, guion y escollos como el presupuesto, no pudo hacerlo en su día. Por eso, sea cual sea el orden que escojáis para ver Star Wars, podéis hacerlo con estas ediciones -1997, 2004, 2011- o usar la trilogía Harmy’s Despecialized Edition, una producción del fan Petr Harmáček que recoge las versiones originales de Lucas pero con una edición de calidad HD al extraer cortes de los mejores masterizados en Blu-ray, LaserDisc, VHS y copias privadas de 16 o 35mm. Las diferencias entre ediciones son muchas -de personajes generados por ordenador a conversaciones o frases-, pero el sentido y la narración principal de las películas es el mismo: sea cual sea vuestra elección o la versión de la trilogía original que escojáis y tengáis a mano, lo importante es que la disfrutéis.

george lucas
star wars
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 14
RANDOM
Flecha subir