1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. ¿Te pareció poca cosa Megalodón 2? Aquí tienes otras 7 películas imprescindibles de tiburones

¿Te pareció poca cosa Megalodón 2? Aquí tienes otras 7 películas imprescindibles de tiburones

Un de los depredadores más famosos del mundo acuático ha aparecido en muchas películas de suspense. Aquí os dejamos una selección de cintas que no deberíais perderos.
¿Te pareció poca cosa Megalodón 2? Aquí tienes otras 7 películas imprescindibles de tiburones
·

Los tiburones son una de las especies depredadoras más famosas y que más miedo puede dar a los bañistas más desconfiados. Tom Cruise llegó a regalar experiencias con tiburones a sus compañeros de reparto, y han aparecido en infinidad de películas de suspense. Hoy os traemos una selección de películas con tiburones que, por uno u otro motivo, queremos recomendaros.

Megatiburón contra crocosaurio (2010)

Es imposible mencionar películas de tiburones sin hablar de una de las mejores peores cintas sobre estos animales jamás rodadas. The Asylum, que dirige auténticas pesadillas, lanzaba en 2010 una de sus pocas cintas que no buscaba aprovecharse del tirón de un blockbuster, lo que no implica que no sea tan trambólica como otras producciones de la compañía.

En este caso nos encontramos conque un tiburón (perdón, megatiburón) ataca un vehículo que transporta un gran cocodrilo (perdón, crocosaurio y... y ya está. Un militar y un cazador de cocodrilos tendrán que hacer un dúo para eliminar la amenaza en una producción que intenta ser tensa, pero solamente es hilarante.

Tiburón (1975)

Poniéndonos más serios, sería imperdonable no hablar de Tiburón, una de las muchas obras maestras de Spielberg. En esta cinta, un tiburón ataca la ficticia isla de Amity. El legendario cineasta creaba un monstruo al que apenas se ve en la película pero que, cuando lo hace, deja una impronta imborrable en el espectador. Sí, es cierto que quizás hoy día no impresione tanto, pero Bruce, el ingenio mecánico que se usó para simular el tiburón, inspiraba pavor a finales de los 70.

Se trata de una película que no necesita presentación. Si bien no fue la primera en poner amenazas en la forma de un tiburón, desde luego fue la primera capaz de convertirlas en un género por sí mismo y, de nuevo, la maestría de no mostrar al monstruo es un acierto pocas veces visto.

Infierno Azul (2016)

Con un planteamiento también muy centrado en generar tensión al espectador, Infierno Azul nos presenta a Nancy, interpretada por Blake Lively (que no es tan bocazas como el personaje más famoso de su marido). En un viaje de surf, Nancy queda atrapada en un islote a 100 metros de la costa. ¿El problema? Un enorme tiburón blanco acecha en el agua que la separa de la vida.

Jaume Collet-Serra, que ha dirigido obras tan dispares como La casa de cera (2005) o Black Adam (2022) se encargó de llevar a buen puerto esta película. Es cierto que en algunos momentos hace aguas y cae en la serie B, pero al final resulta una hora y media entretenida a la par que agobiante.

Sharknado (2013)

Seguimos con una estrella que regresa remasterizada. Hace ya diez años de su estreno y su planteamiento sigue siendo hilarante. Un tornado trae una tormenta de tiburones a la ciudad de Los Ángeles, y un grupo de supervivientes trata de... bueno, de eso, sobrevivir.

Este inesperado éxito del cine de serie B (que contaba en su reparto con Tara Reid, John Herad e Ian Ziering) ha terminado convertido en una saga de 6 películas. Se caracterizan por secuencias imposibles, como la infame secuencia del salto y la motosierra y sinceramente, es muy divertida.

Deep Blue Sea (1999)

El final del milenio nos dejaba una película con algunos actores que hoy día siguen dando guerra. En este caso se trata de un thriller más tenso que la humorística Sharknado, obviamente. Es cierto que hay cierta secuencia con Samuel L. Jackson que hoy día resulta infame, pero la tecnología de efectos especiales era la que era.

El argumento nos presenta a un equipo de investigadores que, buscando una cura para el alzheimer, crean una nueva variante de tiburones mutantes en una plataforma marítima. No les salen tentáculos (con eso ya nos pondremos pronto) ni nada por el estilo, pero su agresividad hacia los humanos aumenta y, por supuesto, un incidente obligará a los supervivientes a luchar por sus vidas. La película cuenta con dos secuelas de hace un par de años, por cierto. Eso sí, evitad la segunda y pasad directamente a la tercera parte, haceos un favor.

Megalodón 2: La fosa (2023)

Jason Statham es el único tipo duro que puede verse las caras con varios megalodones. Puede que los tiburones acabaran con los megalodones en su momento, pero no con el de esta cinta. Bueno, con LOS de esta cinta, porque esta vez hay alguno más que en la anterior. Y quién sabe si algo más...

Megalodón 2 es cine palomitero en estado puro. No sólo el actor protagonista es una megaestrella del acine de acción actual, es que Ben Wheatley, el director, ha sabido llevar al equipo a una cinta que satisface al público pese a que la crítica la haya destrozado.

Mar abierto (2003)

Mar abierto es una cinta de tiburones que se caracteriza por usar animales reales en su grabación. Esta película extremadamente agobiante nos presenta a una pareja que, accidentalmente, se queda flotando en medio del océano sin ayuda ni embarcación. Por supuesto, en la zona hay tiburones que representan una amenaza para los personajes, como también lo son la deshidratación, el cansancio y la hipotermia.

La película, por terrible que sea, se inspira en hechos reales: la desaparición de Tom y Eileen Lonergan, que en circunstancias idénticas a las de la cinta, desaparecieron sin dejar rastro. Tendréis que ver Mar abierto si queréis saber cómo termina esta adaptación.

César Rebolledo
Redactor de guías
películas sobre tiburones
Comentarios: 3

En forosComentar en nuestros foros

Más sobre Cine

RANDOM
Flecha subir