Vandal

Análisis de Fun! Fun! Minigolf (Wii)

Prepara el equipo para pasar una tarde soleada, porque el minigolf en Wii todavía debe progresar.
Fun! Fun! Minigolf
·
Actualizado: 12:08 22/8/2019
GRÁFICOS
-
SONIDO
-
NOTA
6
DIVERSIÓN
-
JUGABILIDAD
-
Análisis de versión Wii.

Los juegos de golf en Wii tienen mucho que decir, desde el primigenio Wii Sports, pasando por la evolución que ha ido experimentando la saga Tiger Woods en la consola de Nintendo, pasando por muchas otras apuestas bien diferentes, como We Love Golf. Ahora, gracias al servicio de distribución digital WiiWare, nos llega una nueva apuesta que gira en torno al minigolf, esa variante de feria mucho más asequible, rápida y menos técnica –evidentemente- que el golf de verdad.

En esta ocasión la desarrolladora Shin’en (Nanostray) hace su incursión en el género y nos muestra de qué es capaz en Wii. Y la verdad, es sorprendente ver (y no es la primera vez) cómo un juego descargable ofrece unos gráficos y un acabado técnico en general superior a buena parte del catálogo disponible en las tiendas para la consola de Nintendo (aunque lejos de los exponentes gráficos de la consola, todo sea dicho). Esto muestra qué se logra cuando se usan herramientas pensadas expresamente para Wii, y debería sacar los colores a múltiples desarrolladoras y editoras.

En cualquier caso, lo que nos interesa ahora es ver cómo se plasma el minigolf y cuáles son las virtudes de esta apuesta dentro del catálogo de Wii, pues lo cierto es que estábamos más que seguros de que el apartado técnico iba a cumplir, viniendo este Fun! Fun! Minigolf de quien viene. Sea como fuere, a nivel visual tenemos unos bonitos y coloridos escenarios ambientados en diversos lugares del mundo, personajes bien diseñados, y una resolución a 480p que se ve afectada por las texturas, que se pixelan, por las limitaciones de tamaño para los juegos de descarga.

PUBLICIDAD

Lo que nos vamos a encontrar son 27 hoyos divididos en tres circuitos diferentes, lo que se traduce en tres niveles de dificultad. Y aquí nos encontramos con un inconveniente: la curva de la progresión de la dificultad. Los primeros hoyos son muy fáciles, demasiado, mientras que los últimos representan un poco justificable subidón repentino. Y es que, más que curva, debemos hablar de los escalones de la dificultad, muy notables y palpables en la práctica.

Eso va a perjudicar también a su vertiente multijugador, pues si bien admite hasta cuatro jugadores, la verdad es que las partidas ocasionales no tendrán mucho que ofrecernos más allá de los primeros hoyos, pues si bien el jugador habitual conseguirá, con perseverencia, sobreponerse a la dificultad, nuestros compañeros de juego posiblemente no tengan tanto interés en ello, restando variedad a las posibilidades de juegos. Claro que si a nuestros amigos les encantan los juegos difíciles, estarán encantados.

La dificultad tan elevada parece responder a una necesidad de alargar el juego de manera levemente artificial. 27 hoyos, en minigolf, no da precisamente para muchísimas horas de juego; es más, conviene preguntarse si la cosa daría para mucho más de una hora. En nuestra opinión, el espíritu arcade del juego, junto a la naturelaza propia del minigolf, esto es, mejorar nuestros propios resultados, hubiesen sido incentivos más que suficientes. Pero claro, pasar de hacer hoyos en uno a no haber manera de conseguir un resultado mínimamente digno, sin pasos internedios, no es lo mejor para un videojuego.

Parte de esta dificultad adicional viene dada porque la zona de juego está delimitada por una línea blanca que define de dónde no puede salirse la bola, en torno al hoyo, y ésta, en ocasiones, es tan ajustada que no nos queda más remedio que acertar a la primera, o la colocamos con una precisión milimétrica, estaremos abocados a que la pelota salga de la zona señalada y, por tanto, perdamos al ser penalizados con un golpe extra en el contador, lo que nos aleja en la mayoría de las ocasiones de conseguir un resultado respetable. Es una aplicación curiosa de una norma que nosotros, desde luego, no sabíamos que alguien empleara, ni creemos que lo haga. Eso, unido a los enrevesados diseños de algunos hoyos, hace que pueda ser muy difícil lograr superar con éxito múltiples retos del juego.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Metro Redux - Análisis
Análisis
2020-02-26 09:23:00
La saga Metro se estrena en Switch con una conversión prácticamente impecable de sus primeras dos aventuras.
Rune Factory 4 Special - Análisis
Análisis
2020-02-25 09:45:00
Marvelous nos trae la nueva versión actualizada y mejorada a nivel gráfico del notable videojuego de Nintendo 3DS con numeroso contenido extra, nuevos desafíos y otros añadidos.
The Suicide of Rachel Foster - Análisis
Análisis
2020-02-24 17:34:00
One-o-one Games ofrece un thriller interactivo con tintes de terror que recoge elementos de los más grandes del género.
Katana Kami: A Way of the Samurai Story - Análisis
Análisis
2020-02-24 10:37:00
Un intento por llevar Way of the Samurai a los 'dungeon crawler', con más profundidad que de costumbre, pero que no siempre acierta en lo que propone.
Two Point Hospital - Análisis
Análisis
2020-02-22 17:32:00
El sucesor espiritual de Theme Hospital llega a consolas con una notable adaptación, un buen control y muchas horas de gestión sanitaria.
ROCKETRON - Análisis
Análisis
2020-02-21 17:55:00
Una intensa aventura de acción run and gun que recuerda a clásicos como Turrican, Probotector y Cybernator, con algunos toques de Metroid.
Género/s: Consola Virtual / Golf
Plataformas:
Wii
Ficha técnica de la versión Wii
ANÁLISIS
6
Desarrollo: Shin'en
Producción: Shin'en
Formato: WiiWare
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Fun! Fun! Minigolf para Wii

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir