Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Bishi Bashi Special

Recordamos el inicio de una de las sagas más divertidas e hilarantes de minijuegos nacida en los noventa.
Bishi Bashi Special
·
Actualizado: 12:10 22/8/2019

Hoy viajamos a la época en la que nació un videojuego inclasificable. Quizás muchos puedan verlo como una rareza difícil de explicar, pero lo cierto es que Bishi Bashi Special fue mucho más, ya que en 1996 no existía un videojuego parecido, y recopilatorios de minijuegos como Mario Party eran menos excéntricos, con pruebas bastante normales.

Bishi Bashi Special nació en los arcades para demostrar que el humor japonés era lo suficientemente bueno como para cruzar el charco y llegar a Europa, aunque muchas entregas de esta saga se quedaron en su país de origen. Una serie que llegó a diversos sistemas, como teléfonos móviles, cuyas partidas rápidas y divertidas de apenas unos segundos se adaptaban como un guante.

Pero precisamente por eso ahora muchos se pregunten: ¿qué es Bishi Bashi? Pues un arcade de minijuegos en los que necesitamos tan sólo tres botones para jugar a todas y cada una de las decenas de pruebas, ya que el juego se ideó partiendo de la base de hacer estos minijuegos sencillos de entender y ejecutar, pero tremendamente difíciles si competimos contra otro jugador.

El juego fue ideado por Konami, y si tardó en salir de su país de origen quizás fue por su carácter ecléctico, pero alguien decidió que el fenómeno mundial llamado PlayStation daría oportunidad a muchos de conocer uno de los videojuegos más desternillantes jamás vistos.

La locura nipona a golpe de botón

La premisa del videojuego es fácil: elegimos si jugamos solos contra la CPU, o el modo estrella donde podemos competir desde dos hasta cuatro jugadores, todos contra todos para obtener la mejor puntuación o juntos.

Cuando todos estén preparados con el mando en las manos, se nos explica brevemente en qué consiste cada prueba, viendo que los tres botones mencionados tienen un color -en el país nipon era más evidente la separación por colores de los botones-, y estos colores determinan las acciones a ejecutar. Aquí es donde empieza a brillar Bishi Bashi y donde muchos jugadores se quedaron enganchados, y para muestra, un vídeo:

Los homenajes a videojuegos clásicos, las referencias a películas o situaciones cotidianas y otras sencillamente alocadas, demuestran que los programadores disfrutaron maquinando cada prueba, y donde puede parecer un homenaje a Pong, podemos ver cómo la bola se convierte en un reloj despertador, un pollo asado o un champiñón. Haciendo que cada set se convierta no sólo en una prueba válida para ganar, sino también en un pequeño sketch de humor, mientras hacemos más puntos que nuestros oponentes.

Como explicamos es muy fácil hacerse con las riendas de los controles, ya que están simplificados al máximo, pero llegar a ser un hacha en casi todas las pruebas es harto complicado, ya que la curva de dificultad está increíblemente bien medida. Cada jugador seguro que tenía sus pruebas favoritas, en las que se daban cabida luchas memorables y donde una carcajada al final de estas eran lo más común en Bishi Bashi.

Quizás muchos jugadores no conozcan la saga, pero es uno de esos videojuegos que todo jugador debería darle una oportunidad, ya que cualquier juego de la saga nos promete y cumple con unos ratos de diversión únicos. Los gráficos y música de este juego fueron contracorriente, ya que son gráficos en dos dimensiones en su mayoría, y donde los colores y el sinsentido deber ir de la mano para que las pruebas sean claras y sencillas de entender.

Hay pruebas rítmicas donde debemos pulsar el botón adecuado con el ritmo marcado, de reflejos donde la cabeza de uno de los programadores va comiendo bolas de colores, o simplemente aporrear los botones cómo en nuestros mejores tiempos con Track and Field, para que la novia recién casada lance la tarta a los asistentes a la boda.

Explicar todos los minijuegos sería no sólo muy extenso, sino que perderían parte de la gracia, por eso, muchos de los que jugaron a él simplemente lo recomiendan con un "debes probarlo", ya que Bishi Bashi Special nació en los arcades y se popularizó en PlayStation por méritos propios: ser uno de los primeros juegos donde las pruebas a realizar eran y siguen siendo unas de las más hilarantes y alocadas de toda la historia de los videojuegos. ¿Jugaste a algún Bishi Bashi?

ANTERIORES
Retro Shock Troopers
Retro
20:10 13/5/2016
Recordamos uno de los juegos que no suele aparecer entre los mejores de Neo Geo, y que mereció más reconocimiento.
Retro Shantae de Game Boy Color
Retro
18:26 20/5/2016
La consola portátil Nintendo recibió en 2002 uno de sus últimos y mejores juegos, ¿por qué era tan bueno?
SIGUIENTE
Retro International Superstar Soccer Pro
Retro
18:23 3/6/2016
Rememoramos el juego de fútbol de Konami que marcó un antes y un después en el género.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir