Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Star Wars: La base de Palpatine en el Episodio 9 fue construida por una raza muy antigua

Star Wars: La base de Palpatine en el Episodio 9 fue construida por una raza muy antigua

El templo Sith, oculto en las Regiones Desconocidas de la galaxia, fue levantado por un culto alienígena muy antiguo y adorador del reverso tenebroso de la Fuerza.
Star Wars: La base de Palpatine en el Episodio 9 fue construida por una raza muy antigua
·

Síguenos

Star Wars: El ascenso de Skywalker nos trajo de nuevo al Emperador Palpatine, el villano por excelencia de la saga galáctica. Si bien es cierto que ya conocemos que su regreso a la vida se debió a la práctica antinatural de la clonación y las malas artes Sith, hoy conocemos algo más de dónde se gestó esa operación maléfica que buscaba instaurar de nuevo el Imperio Galáctico a través de la llamada Orden Final. Y sí, estamos hablando de Exegol.

Exegol: un mundo oculto, Sith y lleno de misterios

PUBLICIDAD

El laboratorio oculto en Exegol, en las profundidades del templo y en el que Palpatine reside malherido y un tanto maltrecho, fue creado en realidad por una raza de extraterrestres antiguos, y posiblemente su construcción se remonte a fechas mucho anteriores a las del Imperio Sith que una vez gobernó la galaxia con mano de hierro. Si bien todo el mundo creía que el Emperador Palpatine había sido asesinado durante la Batalla de Endor en El retorno del Jedi, Darth Sidious, de alguna manera había conquistado la muerte, y volcó a su agotado espíritua en un cuerpo clonado gracias a la labor de una serie de cultistas Sith y lealistas imperiales. Todo ello se perpetró, durante décadas, en el antiguo reducto Sith de Exegol, un planeta escondido en las profundidades de las Regiones Desconocidas. Los nuevos detalles de la localización han llegado con el relato A Life Immortal, un relato oficial de Star Wars que nos explica las aventuras de una Sith llamada Darth Noctyss en su intento de conquista de la galaxia entera y su obsesión por la vida eterna.

"¿De qué sirve un reino si algún día ya no estaré presente para darle forma?", remarca una y otra vez este personaje en su búsqueda de la inmortalidad. Noctyss, se narra en esta historia, estuvo durante años buscando por la galaxia los secretos de la vida eterna, aniquilando a sabios, descubriendo recetas imposibles, brebajes y cultos extraños que prometían alagar sus años de existencia. Y su búsqueda, al final, le llevó al planeta Exegol, un satélite arruinado, lejano y plagado de tormentas eléctricas. "Su atmósfera está cargada de feroces tormentas eléctricas y su superficie devastada por las excavaciones realizadas allí por los Sith. Sin embargo, en lo profundo del corazón del planeta, Noctyss encontró restos de una ciudad desmoronada y olvidada, con imponentes estatuas y sin aparente vida, completamente desierta, o eso llegó a pensar ella", se explica en el libro.

Los Sith descubrieron el lugar hace muchos siglos, y aprendieron un extraño ritual de vida eterna que tenía un alto coste

Palpatine se habría basado en sus descubrimientos, y llegó a instalarse en su misma estructura milenios después, y de hecho, si seguimos a al pie de la letra, no se dice en ningún momento que los Sith hayan construido este lugar, sino que lo han excavado. Es decir, lo descubrieron y lo hicieron suyo, levantaron monumentos a los más grandes Señores Sith, pero no fueron los primeros en construirlo. En Exegol se construyó un pequeño laboratorio de magia arcana y extraña, dirigido por Darth Sanguis, el primer Lord Sith en viajar a Exegol para conquistar la muerte, y el cual aprendió un ritual siniestro que le acabaría por otorgar la inmortalidad, pero tuvo un precio terrible. Sanguis acabó convirtiéndose en una criatura extraña, peligrosa y muy débil. Noctyss hizo lo propio, y el resultado fue también poco recomendable. Su belleza se perdió, y la que una vez conquistó planetas enteros, acabó convirtiéndose en un ser deforme, feo a la vista y muy débil. Había burlado a la muerte, pero pagando el más alto de los costes, condenando toda su existencia a vivir como una bestia que se arrastra a cuatro patas por los salones de un templo olvidado por el tiempo y los propios seguidores que una vez lo habitaron.

A Life Immortal hace una descripción del laboratorio es tremendamente precisa, remarcando las famosas cubas de clonación en las que encontrábamos a Snoke, el otrora Líder Supremo de la Primera Orden y el cual podría ser el fruto de los intentos de clonación de los Sith hace eones. En cualquier caso, la historia de este pequeño relato es fascinante y demuestra cómo se va construyendo la mitología de Star Wars, justo como ya pasó en los años del Universo Expandido y sus múltiples aventuras e historias.

el ascenso de skywalker
episodio 9
palpatine
star wars
PUBLICIDAD

Más sobre Cine

Comentarios: 1
RANDOM
Flecha subir