Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica Andor: La serie de Disney+ es el combo perfecto entre Star Wars y Jason Bourne

Crítica Andor: La serie de Disney+ es el combo perfecto entre Star Wars y Jason Bourne

Lucasfilm nos lleva al inicio de la Rebelión contra el Imperio Galáctico, narrándonos una ambiciosa precuela de 'Rogue One' ¿Es la mejor serie de Star Wars hasta la fecha? Os lo contamos sin spoilers.
Crítica Andor: La serie de Disney+ es el combo perfecto entre Star Wars y Jason Bourne
·

Star Wars ha encontrado su lugar en Disney+. La saga galáctica, que no estrena una nueva película en salas desde 2019 y El ascenso de Skywalker, ha encontrado en la plataforma de streaming su hogar. Kathleen Kennedy, responsable de Lucasfilm, ha afirmado una y otra vez que el futuro de la saga galáctica pasa por la pequeña pantalla, un escenario agradecido para el formato episódico de estas historias space opera y la expansión de un universo gigantesco que no deja de crecer en personajes, lugares y eventos. Tras ese fenómeno llamado The Mandalorian llegó la algo mediocre El libro de Boba Fett, y tras ella, la polarizante Obi-Wan Kenobi. ¿Qué podemos esperar de Andor, la nueva serie de Star Wars?

En Vandal hemos podido ver los primeros episodios en adelanto y os contamos si la nueva aventura de Diego Luna como el espía Cassian Andor merece la pena y nos encontramos ante la serie de espías y misterio definitiva en el escenario galáctico surgido de la imaginación de George Lucas tantos años atrás. Descúbrelo en nuestra crítica sin spoilers.

PUBLICIDAD

Andor: Una serie de espías bajo el filtro Star Wars

Andor podría definirse, de forma un tanto prosaica, como una precuela de Rogue One: Una historia de Star Wars, contando de nuevo con Diego Luna como el gran protagonista en el papel de Cassian Andor. Sí, en una cronología cada vez más atiborrada y llena de capítulos, cómics, videojuegos o películas, es difícil saber cómo encajar tu producto. En cualquier caso, el espía rebelde, fundamental en el robo de los planos de la Estrella de la Muerte en el citado filme, será la estrella de esta ambiciosa producción televisiva que se ubicará aproximadamente unos cinco años antes de la película de Star Wars estrenada en 2016, así como la Batalla de Yavin, eje histórico para todos los eventos desarrollados y punto de inflexión para el devenir de los acontecimientos que marcarán la galaxia.

Andor speeder bike

Así pues, el show de Disney+ se presenta al espectador haciendo especial énfasis en las acciones y misiones que protagonizó el espía en lo que consideraríamos el inicio de la rebelión contra el Imperio Galáctico, introduciéndonos en un mundo de bajos fondos, contrainteligencia, dobles juegos y giros diplomáticos. Andor es, ante todo, una serie muy distinta a lo que hemos visto en The Mandalorian o El libro de Boba Fett, con sus propios ritmos narrativos y estructuras episódicas. Aquí no hay mandalorianos, caballeros Jedi o servidores de los Sith. Es una producción afianzada en el suelo, que intenta trasladar gran parte del malvivir de la población y la mano de obra durante los años oscuros del dominio imperial, así como relatarnos, con bastante detalle, la burocracia existente en el entramado político y militar del nuevo orden galáctico auspiciado por el Emperador Palpatine.

Andor Disney+

Es una serie que nada entre los bajos fondos y el malvivir de la población y la burocracia existente en el Imperio Galáctico

Más allá de Luna, que está poco menos que brillante en su rol de canalla, cuenta con un reparto encabezado por Genevieve O’Reilly, Stellan Skarsgård, Adria Arjona, Denise Gough, Kyle Soller y Fiona Shaw, contando con el cameo de Forest Whitaker que repite su papel de Saw Gerrera, líder de los partisanos. Luna produce el show, que cuenta con la mano de Tony Gilroy como showrunner, uno de los guionistas y autores de los famosos reshoots de Rogue One, el cual dirige 5 episodios de la serie, incluyendo el piloto y el que, a todas luces, ha sabido dejar su impronta en la producción. Es habitual que un creativo imponga su buen hacer, para eso se le contrata, pero Gilroy ha sabido dotar al show de personalidad y alejarlo de otras series de Star Wars anteriores. ¿Cómo? Rompiendo los cánones establecidos en la factoría, haciéndola muy distinta y aprovechando todo aquello que gustó de Rogue One y potenciándolo.

Aliens en Andor

Un look cinematográfico único y que transmite autoría: escenarios reales, decorados y escala

Una de sus claves, sin lugar a dudas, es su ambientación. Hablamos de una serie que afianza sus tramas en una era llena de peligro, decepción e intriga, y en la que Cassian se verá emprendiendo un camino que lo convertirá en un héroe rebelde. El personaje de Luna es gris, a veces un tanto taimado y egoísta -una cosa que no estamos acostumbrados a ver en Star Wars-, y es capaz de hacer casi cualquier cosa con tal de lograr sus objetivos. Como mercenario y ladrón, superviviente en un entorno hostil, sabe robar, engañar e infiltrarse en complejos y lugares muy oscuros, un aspecto que le granjeará una posición y una fama dentro de las primeras células de la incipiente rebelión.

El realismo sucio de la dirección de Toby Haynes, con planos propios de las cintas de Jason Bourne, se eleva varios enteros ante la dirección un tanto aséptica y televisiva de otras producciones de Star Wars, proporcionándonos, repetimos, un punto de vista prácticamente inédito en las series nacidas para Disney+. ¿Por qué nos parece tan diferente? Pues porque más allá de la trama y lo que cuenta, que nos parece francamente bueno e importante, Andor deja atrás el Volumen o Stagecraft, el plató LED virtual que revolucionó la industria con The Mandalorian y se entrega a los brazos de los sets, decorados y espacios naturales. Y se nota.

BSI Andor

Mientras filmaban Rogue One, los directores de fotografía con los que trabajó Gilroy tuvieron muchísimos problemas para iluminar adecuadamente a los actores y las naves espaciales durante las secuencias de la batalla espacial del final, ya que siempre se buscaba un tono realista en los tonos y las texturas de las naves y los personajes. Para controlar este aspecto, y en el seno de la siempre creativa ILM, nació el uso de las pantallas LED de alta iluminación, y eso acabó generando la creación de StageCraft, o LED Volume, una tecnología utilizada en las series de Star Wars que usa una gigantesca variedad de pantallas LED para mostrar fondos personalizables en platós de casi 360º, que simulan escenarios, lugares y otros sets de forma virtual.

Desde que The Mandalorian la convirtiese en la nueva big thing de Lucasfilm, una empresa revolucionara en cuestiones de efectos especiales, y todas las entregas televisivas de Star Wars la han usado de una forma u otra. Pero es una tecnología que tiene sus defensores y detractores. Los primeros, explican que se trata de una revolución en términos de libertad creativa, pues permite a los creadores y directores la posibilidad de diseñar mundos al momento que los actores y actrices pueden ver y sentir, así como ofrecen grandes posibilidades de iluminación. Pero hay limitaciones. Gilroy ha decidido prescindir del StageCraft por ellas.

Andor Mon Coruscant

Andor transpira el estilo de una película de Star Wars; sale del plató virtual y vuelve a los escenarios grandes, naturales y llenos de vida

Andor transpira el estilo de una película de Star Wars. Es algo difícil de explicar, con palabras pero es así. Ha sido concebida como una cinta de la vieja escuela, siguiendo la tradición galáctica más clásica, filmando en escenarios gigantescos, exteriores naturales y construyendo decorados colosales. Sí, hay un uso intensivo de los efectos por ordenador, hablamos de una space opera, pero el look de Andor es único, transmite autoría, y es lo más Star Wars, en el sentido sense of wonder, que veremos en mucho tiempo. La producción de Lucasfilm es, por lo tanto, ambiciosa y distinta, y eso está patente desde su propia concepción y desarrollo. Sabemos que la primera temporada tiene 12 episodios, al igual que la segunda y última, ya confirmada. ¿El objetivo? Contar cómo, a lo largo de cinco años antes de que la Rebelión fuese capaz de derribar y destruir la Estrella de la Muerte, Cassian Andor va forjándose como persona y espía.

Cassian Andor

Una de las claves de los guiones, y que nos ha llamado especialmente la atención, es que sabe colocar al espectador en el principio de los orígenes de una revolución. Se nota que el ambiente está a punto de estallar y que, dado que no hay caballeros Jedi alrededor ni estructuras que se opongan a la tiranía imperial y las injusticias derivadas de su dominio, es la gente la que debe tomar el control. ¿Cómo se defienden los trabajadores de un planeta lleno de chatarra? ¿Cómo las corporaciones acabaron cediendo sus espacios comerciales a las tropas de asalto y los organismos imperiales? ¿De qué manera el Senado Imperial, que acabaría clausurándose para los eventos de Una nueva esperanza, se oponía o ignoraba tales tropelías?

Genevieve O’Reilly, actriz que da vida a Mon Mothma, nos permite meternos dentro de ese juego de hipocresía aristocrática existente en Coruscant, en lo que consideramos uno de los grandes aciertos de la serie. Aunque el personaje ha sido tímidamente explorado en cómics y novelas, verlo en pantalla y en su ambiente natural, político y social, encandila al más pintado. Algo parecido ocurre con Skarsgård, cuyo personaje sorprenderá a más de uno.

Senado Imperial

Pese a las numerosas luces y aspectos positivos, Andor también nos deja algunas dudas. ¿Hasta qué punto serán interesantes su tramas para muchos televidentes que afirman están saturados de Star Wars o necesitan ver a los personajes de siempre hacer lo mismo de siempre? Es complicado. Sus tres primeros episodios, que actúan como un bloque según sus creadores, apenas arañan la superficie de la trama principal y devanean constantemente por historias que sabemos únicamente aportan contexto a la situación en la se desarrollarán los futuros eventos de la serie.

No nos parece mal, nos parece loable viniendo de donde venimos, pero teniendo en cuenta la atiborrada oferta de contenido con la que las plataformas agasajan a sus espectadores y abonados, creemos que Andor debería haber sido más contundente en su carta de presentación. Un primer episodio grandioso y gigantesco, más espectacular, habría sido una oferta imposible de rechazar para muchos. En cualquier caso, Gilroy y los suyos prefieren optar por otro camino, más sinuoso y pausado, que si bien es igualmente embriagador para los fans de Star Wars, también creemos que es café para muy cafeteros. Es un equilibrio complejo, el de contentar a los espectadores más profanos, a los expertos y los fanáticos, del que no sabemos cómo saldrá parada la primera temporada. En nuestro opinión, y tras ver varias veces los capítulos suministrados por Disney, van por la buena dirección.

Imperial Solider BSI Death Trooper

Tras varias decepciones para el fandom, críticas enconadas y posiciones enrocadas alrededor de la viabilidad del lanzamiento constante de series y producciones basadas en Star Wars a través de Disney+, Andor llega para demostrarnos que hay espacio para producciones arriesgadas, distintas y con historias que saben apartarse de los personajes más explotados o conocidos para adentrarse en el subtexto de las grandes historias que vendrán después. Con un excelente Diego Luna, un reparto estelar y una patente autoría en la dirección y el planteamiento audiovisual, Andor es una serie de Star Wars diferente, tan apta para los fanáticos devoradores del Universo Expandido y el lore más profundo como para los espectadores que simplemente quieren ver una historia de espías y acción al estilo Jason Bourne. ¿Es la mejor serie de Star Wars hasta la fecha? Podría serlo. Tiene madera, buenos mimbres y una excelente ambientación. Quizás no convenza a unos pocos, como tampoco lo fue Rogue One: Una historia de Star Wars, pero estamos seguros de que si le concedéis una oportunidad encenderá en vosotros una renovada llama de esperanza.

Andor estrenará 3 episodios el próximo 21 de septiembre en Disney+. Hemos visto Andor gracias a un acceso anticipado a través de Debut y a la cortesía de la agencia Way to Blue y Disney España.

PUBLICIDAD

Más sobre Series

RANDOM
Flecha subir