Probamos Kinect en el E3

Te contamos cómo se juega sin mando en Xbox 360.
Probamos Kinect en el E3
·

Tras "conquistar" el E3 del año pasado con Project Natal y la promesa de una revolución en los videojuegos inventando un sistema de detección de movimiento que prescindiría del mando, Microsoft ha presentado en sociedad de forma definitiva su Project Natal, ahora rebautizado a Kinect, nombre definitivo del dispositivo, que llegará en noviembre a las tiendas. Aunque los jugadores y gran parte de ese gran público al que Microsoft aspira a atraer a los videojuegos ya estaban familiarizados con el nombre Natal, Kinect es el definitivo.

Al parecer, aunque Natal funcionaba muy bien en países de lengua romance como España, Francia, Italia y, sobre todo, Portugal, no acababa de cuajar en los anglosajones, verdaderos motores de la industria del videojuego, por lo que se ha decidido este nombre definitivo, muy similar en pronunciación a "Connect", aunque hemos oído todo tipo de formas de pronunciarlo por parte de los americanos e ingleses: desde "kinect", tal y como suena, hasta casi "konect", pasando por "k'nect", sin vocal en el medio. En España obviamente se pronunciará Kinect, tal y como se escribe.

PUBLICIDAD

La interfaz Kinect

En el E3 hemos tenido ocasión de probar varias demos de Kinect y de ver otras en movimiento. Tanto los juegos de la propia Microsoft, que se mostraron en los dos eventos de la compañía previos a la feria, como el interfaz de Xbox usando Kinect, que permite navegar por los menús y utilizar los diferentes servicios de la consola usando las manos y la voz.

La interfaz de estos servicios, y de hecho de la mayoría de menús de los juegos, consiste en "saludar" a la consola para que reconozca nuestro cuerpo y nos "integre" en el sistema, y luego usar las manos para "tocar" los diferentes menús. Posicionando la mano (es decir, el icono que la representa en pantalla) sobre un ítem en concreto durante unos segundos, hace que se comience a llenar un medidor circular que, si se completa, le dirá a la consola que realmente queremos ir ahí y no estamos de paso. Este sistema también se usa para hacer "arrastra y suelta" con algunas opciones, como por ejemplo el medidor de tiempo de un vídeo. Posicionando la mano durante unos segundos sobre el icono que indica en qué parte de la reproducción estamos, el sistema entiende que lo queremos usar, y si movemos la mano se moverá el icono hacia la izquierda y hacia la derecha, haciendo que avance o retroceda la reproducción.

PUBLICIDAD

Los controles de voz no son una novedad aunque nunca han funcionado del todo bien, pero en Kinect parece que sí lo hacen, aunque el ruido de fondo en el E3 era estruendoso y constante. Nos llamó mucho la atención que, para que la consola te preste atención e interprete lo que digas como comandos, primero tienes que decir "Xbox". Así, el encargado de hacernos la demostración decía "Xbox, Pause", "Xbox, Play", para que la consola parase y reanudase la reproducción del vídeo. Suponemos que la versión española castellanizará esto a "equis box", y que de algún modo podrá configurarse cuál es el comando de "atiéndeme" para que la consola reconozca nuestras órdenes. La idea, según nos contaron, es que todo lo que puedas ver en pantalla con un nombre lo puedas decir, y la consola te haga caso.

Pablo Grandío
Director y fundador
Flecha subir