Descubre las claves de los portátiles para jugar

Repasamos algunas de las características más importantes de los portátiles para jugar y de como varían dependiendo de su tipo de uso, funciones y tamaños.
Descubre las claves de los portátiles para jugar
·

Contenido patrocinado

Si hace algo más de una década nos hubieran dicho que los portátiles se convertirían en equipos para jugar de forma bastante popular seguramente muchos de nosotros no nos lo creeríamos pero lo cierto es que los caminos de la tecnología son imprevisibles y este tipo de equipos han evolucionado una barbaridad durante los últimos 10-15 años, convirtiéndose en una alternativa totalmente válida y tan potente como la de los ordenadores de sobremesa gracias a los avances en los componentes.

Durante las próximas líneas vamos a contaros algunas de las características más importantes de los portátiles, a repasar los conceptos de las diferentes gamas y , por supuesto, a recomendaros un portátil equilibrado, con la mezcla perfecta entre potencia y portabilidad para poder llevarlo a cualquier lugar y jugar a los próximos lanzamientos que esperamos en este 2020.

PUBLICIDAD

Las gamas: de la de entrada a la alta

Lo primero que tenemos que repasar son los tipos de gamas de portátiles, cada una de ellas en un rango de precios diferente que se ajusta a los bolsillos de cada uno. Vamos a mencionar la gama de entrada para que sepáis que está ahí, pero, desde luego, no es una gama preparada para jugar ni mucho menos y son equipos pensados, simplemente, para un uso ofimático. Las gamas son:

  • Gama de entrada (Menos de 800 euros): En la gama de entrada solemos encontrarnos con portátiles bastante finos pero muy poco potentes, estando pensados para trabajos ofimáticos, para navegar por internet pero no para jugar, contando normalmente con poca RAM, procesadores y gráficas básicos y discos duros muy lentos. No podemos recomendarlos a no ser que vayáis a jugar solo a juegos antiguos o con muy pocos requisitos.
  • Gama baja (De 800 a 1400 euros): En esta gama ya nos encontramos con unos cuantos portátiles interesantes con procesadores ya bastante solventes y gráficas con una buena relación calidad precio. En este rango encontraremos equipos con prestaciones suficientes como para jugar a muchos de los juegos actuales a 1080p y 60 fps en configuraciones gráficas baja/media, siendo su talón de Aquiles que se nos puede quedar corto en tan solo un par de años.
  • Gama media (1400 a unos 2000 euros): En la gama media ya tenemos un ordenador que nos permite mirar al futuro, ejecutando con solvencia los juegos de hoy y de los próximos años. Dentro de esta gama, los portátiles más baratos suelen contar con un diseño más voluminoso mientras que los más caros combinan la potencia con un tamaño cada vez más reducido gracias a tecnologías como Max-Q.
  • Gama alta (a partir de 2000 euros): Lo mejor de lo mejor. La gama alta además de contar con componentes para poder jugar incluso a 4K o a resoluciones menores con una alta tasa de refresco también nos ofrece, a día de hoy, portátiles con un tamaño cada vez menor y más ligeros. Hace no demasiado, esta gama era la más potente y también la más voluminosa y difícil de transportar pero gracias al gran salto tecnológico que hemos vivido en los últimos 4 o 5 años, ahora son equipos casi tan finos como los gama de entrada o baja pero increíblemente potentes.

Descubre las claves de los portátiles para jugar

Batería y sistema de refrigeración

Vamos ahora a repasar algunos puntos clave de los portátiles, centrándonos en algunas características propias de estos equipos, ya que en lo que a las configuraciones de procesador o gráfica se refiere, debemos buscar, en líneas generales, la misma que querríamos para nuestro sobremesa (teniendo en cuenta también el precio y los procesadores/gráficas diseñados especialmente para portátiles, claro).

Dentro de los portátiles, algo fundamental es encontrar un equipo con una batería con buena autonomía que nos permita jugar durante unas cuantas horas sin necesidad de tenerlo conectado a la corriente, así que a la hora de buscar un equipo, intentad siempre buscar información de otros usuarios sobre su autonomía.

Además de esto, otro factor fundamental en los portátiles es que cuenten con un buen sistema de refrigeración ya no solo para mejorar el rendimiento y la vida útil de sus componentes (que también), sino para que las altas temperaturas no provoquen que el portátil se caliente demasiado en la zona del teclado, lo que haría muy incómodo su uso. A la hora de buscar un portátil, prestad atención también a que esté bien refrigerado.

Descubre las claves de los portátiles para jugar 1

Di sí al SSD

Hoy día en los sobremesa ya recomendamos almacenamiento SSD, aunque seguimos sin renunciar muchos de nosotros a un disco duro mecánico de los de toda la vida para que nos sirva como cajón desastre para almacenar fotos u otro tipo de contenido. Sin embargo, en los portátiles hoy día los discos duros tradicionales son muy poco recomendables como unidad principal (aunque siguen valiendo perfectamente para almacenar fotos, documentos, etc.). Suelen estar en los equipos de gama de entrada o baja y suelen contar con discos duros muy lentos que hacen que el encendido del sistema se eternice y que todo vaya algo más despacio, así que si estáis buscando un portátil intentad que siempre tenga, al menos, un SSD, aunque sea una unidad con poco espacio para poder instalar el sistema operativo y vuestro juego preferido. Notaréis una gran diferencia.

La pantalla, cada vez más importante

Las pantallas son cada vez más importantes tanto en el mercado de los como en el de los portátiles, que cada vez apuestan más por ofrecernos una pantalla de primer nivel con un buen panel, resoluciones y tasas de refresco altas y un bajo tiempo de respuesta. Si queréis, podéis leer más sobre las características más importantes de una buena pantalla en este otro artículo.

Descubre las claves de los portátiles para jugar 2

Sé fino

Podría parecer obvio, pero si nuestro bolsillo nos lo permite lo ideal es optar por portátiles lo más finos y ligeros posibles para poder transportarlo con facilidad a cualquier parte. Hoy día, gracias a los nuevos procesos de fabricación y a tecnologías como Max-Q de NVIDIA, hasta los equipos de gama alta pueden ser muy finos a la par que robustos, contando con diseños de tan solo 20 milímetros incluso con las características a nivel de hardware más elevadas. Una vez más hay que tener en cuenta el presupuesto pero, si puedes, apuesta siempre por el portátil más fino y ligero posible dentro de tu rango de precios.

Conéctate

Por último, otro de los puntos clave de los portátiles es la conectividad, interesándonos que tenga un buen receptor WiFi para jugar sin cables, Bluetooth, puertos USB de sobra para conectar nuestros periféricos, lector de tarjetas y salidas HDMI o DisplayPort para poder conectar nuestros portátiles a un monitor de mayor tamaño. A más puertos y conectividad en tu portátil, mucho mejor.

OMEN 15, el portátil perfecto para jugar

Teniendo todo esto en cuenta, la elección de portátil para jugar más obvia es el OMEN 15, un equipo que gracias a las nuevas tecnologías ha logrado aumentar su potencia a la vez que ha reducido su grosor en un 20 % con respecto a versiones anteriores, siendo ahora de tan solo 20 milímetros y permitiéndonos combinar un portátil robusto gracias a un chasis metálico con un elegante diseño angular y con potencia a nivel de hardware a la par que cuenta con un tamaño reducido...

El equipo cuenta con diferentes opciones de hardware para adaptarse a todo tipo de bolsillos, pudiendo equiparle un procesador Intel Core i5 o i7 H-Series de novena generación, una gráfica de NVIDIA con diseño Max-Q (lo que ha permitido reducir el tamaño del portátil) hasta la GeForce RTX 2070. También encontramos diferentes configuraciones en cuanto a la memoria RAM DDR4 pudiendo equipar hasta 32 GB mientras que en el almacenamiento, tenemos distintas unidades SSD de diferentes tamaños y tipos para contar con una gran velocidad de lectura y escritura.

Por supuesto, este portátil también cuenta con un buen sistema de disipación de calor gracias a un diseño con un ventilador con palas más grandes, un rodamiento dinámico fluido y un motor trifásico que trabajan en conjunto para evitar que el equipo se caliente. Además también tenemos diferentes pantallas, pudiendo optar o bien por una 1080p con tasa de refresco de 144 Hz o con una 4K a 60 Hz.

Descubre las claves de los portátiles para jugar 3

Los complementos perfectos para el portátil

Antes de terminar también queremos hablar de los complementos perfectos para un equipo portátil, que no son otros que un buen ratón y un monitor extra de mayor tamaño para cuando estemos jugando en la comodidad de nuestro hogar.

Descubre las claves de los portátiles para jugar 4

Para el ratón optamos por el OMEN Photon Wireless, un ratón inalámbrico con tecnología proactiva para ser tan rápido como un ratón con cable, contando con un sensor Pixart Paw 3355 de nivel de esports con una resolución de entre 100 y 16.000ppp. Una de las señales de identidad del ratón, además de su precisión, es su autonomía con un sistema de ahorro que nos permite jugar hasta 50 horas, amén de contar con un sistema de carga inalámbrica Qi.

PUBLICIDAD

Descubre las claves de los portátiles para jugar 5

En cuanto al monitor, nos decantamos por el OMEN X 27, un complemento ideal gracias a su resolución QHD de 2560 x 1440 píxeles, una tasa de refresco de 240 Hz (cuatro veces más rápida que en un monitor tradicional), un tiempo de respuesta de 1 milisegundo, tecnologías NVIDIA G-Sync y AMD FreeSync y otras características como luz ambiente en la parte inferior o soporte para auriculares en la parte trasera.

Saúl González
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir