Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Abstinencia pornográfica: ¿Qué ocurre cuando dejamos de ver porno?

Abstinencia pornográfica: ¿Qué ocurre cuando dejamos de ver porno?

Los beneficios de dejar de ver porno empiezan a notarse en el día 30. La secreción de dopamina y los estímulos de la pornografía son lo que nos mantienen 'enganchados'.
Abstinencia pornográfica: ¿Qué ocurre cuando dejamos de ver porno?
·

Síguenos

El consumo de pornografía puede afectar a nuestro cerebro de maneras que no sospechábamos, y dejar de verlo también desencadena toda una serie de efectos en nuestro cuerpo. El canal de YouTube AsapScience ha puesto la lupa en el aspecto más científico, por decirlo de alguna manera, de este hábito. De esta forma, ha destacado los efectos que se producen en nuestro cerebro cuando dejamos de ver porno, y cómo los beneficios no se muestran hasta el día 30.

Pornografía: Lo que ocurre realmente en tu cabeza

PUBLICIDAD

Hay pocos estudios que hayan estudiado la materia a fondo, y los pocos que hay se han centrado en personas etiquetadas como Usuarios Problemáticos de Porno (PPU por sus siglas en inglés): son aquellas que presentan una actitud o comportamiento tóxico relacionado con el consumo del porno. ¿Cómo les afecta a estas personas el dejar de consumir este tipo de imágenes? Pues, a grandes rasgos, se producen efectos similares que con cualquier otra adicción.

El segundo día sin ver porno se empiezan a notar los efectos: estos usuarios presentan problemas para conciliar el sueño o sufren de un aumento de la ansiedad. ¿A qué se deben estas consecuencias? A la neuroplasticidad de nuestro cerebro: es la que nos permite adaptarnos de manera fisiológica a las nuevas situaciones. El porno se presenta como una experiencia exagerada del acto sexual, lo que deriva en una alteración del funcionamiento del núcleo estriado ventral.

¿Sabéis de qué se encarga el núcleo estriado ventral? Pues de algo que nos gusta mucho, porque nadie le hace ascos a una dosis de placer: la dopamina. Este neurotransmitor está ligado estrechamente a la sensación de placer y se segrega en esos momentos donde más disfrutamos. ¿El problema? La dopamina nos gusta tanto que nos terminamos "enganchando" a ella. Si de repente las personas PPU dejan de ver porno (y dejan, por tanto, de recibir esa dosis de dopamina) entre los días 4 y 7 empezaran a notar una sensación de ansiedad que les empujará a volver a consumir este material.

¿Y los beneficios de dejar de ver porno?

Una vez nos encontremos en el día 14 de la abstinencia pornográfica, el cerebro empezara a gestionar mejor el "premio" que supone la dopamina. Comenzará a no necesitarla de manera desesperada, por decirlo de alguna manera, y aumentarán nuestras capacidades de concentración. Dado que el porno facilita el placer sexual de manera más rápida que el sexo convencional, impide después que los usuarios se concentren en cuestiones más complejas.

Es el día 30 de abstinencia cuando la capacidad de concentración aumenta y se disfruta de una mayor claridad de pensamiento. La plasticidad habitual del cerebro, eso sí, no se recuperará hasta pasados 3 meses de abstinencia. ¿Cómo podemos llegar a ese momento? Muy fácil: sustituyendo este hábito con otras actividades ayuden a controlar la ansiedad y nos sirva para regular los niveles de dopamina, para que no se nos vuelva a ir de las manos.

Cristina M. Pérez
Colaboradora
ciencia
mente
porno
pornografía
salud
PUBLICIDAD

Más sobre Tecnología

Comentarios: 9
RANDOM
Flecha subir