Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Érase una vez en Hollywood y la escena eliminada que hizo llorar a Tarantino y DiCaprio

Érase una vez en Hollywood y la escena eliminada que hizo llorar a Tarantino y DiCaprio

Quentin Tarantino ha explicado cómo era la escena que les hizo llorar a él y a Leonardo DiCaprio, y que tuvo que ser recortada por motivos de tiempo y narrativa.
Érase una vez en Hollywood y la escena eliminada que hizo llorar a Tarantino y DiCaprio
·

Érase una vez en Hollywood, la novena de Tarantino, es una película de por sí bastante extensa. Hablamos de un filme que alcanza las 2 horas y 40 minutos, y que tuvo que someterse a un cuidado proceso de postproducción para decidir qué escenas se quedaban y cuáles se tenían que ir fuera. ¿El problema? Que este procedimiento dejó fuera a una de las escenas que más emocionó al director y a Leonardo DiCaprio, que interpreta a Rick Dalton en el filme: se trata de una conversación telefónica de Rick con Trudi Fraser, la actriz infantil interpretada por Julia Butters. Por suerte, siempre nos quedará la novela.

La escena de Érase una vez en Hollywood que los hizo llorar a todos

PUBLICIDAD

Así lo ha contado Tarantino en una entrevista concedida al podcast RealBlend (vía IndieWire), donde ha compartido que la escena tuvo que ser eliminada por problemas de tiempo y por una cuestión de narrativa. Pero eso no le impide ser la escena favorita del director: una conversación a medianoche entre Rick y Trudi Fraser. Estas son las palabras de Tarantino a la hora de explicar cómo era esta secuencia:

"Era mi escena favorita del guion. Así que la idea de que no estuviera en la película era impensable", apuntaba Tarantino. "Creo que era la escena favorita de Leo, de entre todas las que rodamos". A continuación, no tiene reparos a la hora de señalar que ambos estaban "deshechos en lágrimas", al tiempo que agrega que ninguna escena de toda su carrera le había emocionado tanto: "Julia [Butters] lloraba cada vez que terminábamos una toma".

"Esa no es la perspectiva correcta"

¿Entonces, por qué se quedó fuera del montaje final? Por un lado, tenemos el problema del tiempo de la película y, por otro, de la coherencia narrativa propia del guion. "En el montaje se impone una cronología y, si no encaja en ese esquema, la escena se tiene que quedar fuera", apunta. La cuestión residía en que la conversación entre Rick y Trudi parecía "un final" para la película. "Eso estaba bien en el guion, porque ahí yo veía todo lo que pasa en febrero como parte de una estructura en tres actos, y después a todo lo que pasa en la noche de los asesinatos como un epílogo".

Por desgracia, ese no era el hilo a seguir de lo que se muestra en la cinta: "Esa no es la perspectiva correcta", apunta. "Una vez que empezamos a montar la película, las cosas que pasan en agosto no eran un epílogo. Eran el tercer acto. Teníamos que verlo así". La novela de Érase una vez en Hollywood, por su parte, pondrá la lupa en las vidas de los dos protagonistas: Rick Dalton (DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt). Sin duda, a través de sus páginas probablemente podamos echar un vistazo a cómo iba a ser esta conversación entre Rick y Trudi.

  • Fuente.
  • Cristina M. Pérez
    Colaboradora
    érase una vez en hollywood
    once upon a time
    PUBLICIDAD

    Más sobre Cine

    RANDOM
    Flecha subir