Vandal

GC: Primeras impresiones Pro Evolution Soccer 2008

La segunda entrega de nueva generación mejora las carencias de la primera aunque no termina de convencer en el apartado gráfico.
·

Uno de los juegos estrella por derecho propio en esta Games Convention de Leipzig es Pro Evolution Soccer 2008 para PlayStation 3 y Xbox 360, segunda entrega de nueva generación de la más aclamada saga de simuladores futbolísticos, y primera realizada para la nueva consola de Sony, cuyas máquinas han sido las plataformas predilectas de la saga de Konami liderada por Shingo "Seabass" Takatsuka. Las largas colas formadas por los asistentes de la feria eran buena prueba de la popularidad de PES y de las ganas que tiene la gente de su ración anual de este simulador de fútbol. Por suerte, pudimos probar a puerta cerrada, durante unos minutos, esta nueva versión, y comprobar qué cosas han cambiado con respecto a la versión Xbox 360 del año pasado, que tuvo ciertas críticas, y que marca el estilo de esta edición 2008.

La primera impresión entra por los ojos, y el apartado gráfico de Pro Evolution Soccer "next-gen", uno de los aspectos más criticados de la anterior edición, ha pasado por cierto lavado de cara, aunque no suficiente. Los gráficos siguen siendo muy coloristas, con colores muy brillantes especialmente en las camisetas y en el brilló de las luces sobre los jugadores, lo que se aleja del estilo "realista" de los Pro Evolution Soccer de PS2, mientras que las animaciones, eso sí, han experimentado una considerable mejora. Ahora hay un número mucho mayor, y se acabaron aquellos momentos de la anterior edición de Xbox 360 en los que una animación se comía a otra. Esta mejora en las animaciones repercute en la jugabilidad, como siempre ha ocurrido en la saga.

La versión que probamos era la de PlayStation 3, aunque tuvimos ocasión también de ver la de Xbox 360 siendo jugada, aunque no probarla. Las diferencias entre ambas versiones son muy difíciles de apreciar, ambas compartiendo lo positivo de la mejora de las animaciones y al mismo tiempo la sensación de que el resultado está, al menos en esta versión al 75% de su desarrollo, muy lejos del potencial que tienen las máquinas de Sony y Microsoft respectivamente.

Sin embargo, lo que ha hecho de Pro Evolution Soccer lo que es, es la jugabilidad, y eso sí ha experimentado una notable mejora con respecto a la versión de nueva generación del año pasado. El juego ahora se controla mejor y la inteligencia artificial es superior a la de la anterior edición; la defensa tiende a fallar menos, y la colocación de los jugadores es mejor, permitiendo elaborar jugadas con mayor facilidad y no viéndonos en situaciones en las que esperamos, en vano, que un jugador de nuestro equipo se incorpore a un ataque por la banda. La detección de colisiones es también mejor que el año pasado y menos radical, así como la física del balón, que ahora es más ajustada, sin los pelotazos de la sexta parte. Aunque en un partido no se puede testear a fondo la jugabilidad, nuestra primera impresión en este aspecto es mucho mejor que la del año pasado; si el año pasado el juego mejoró en sus últimos meses, es de esperar que cuando esta versión esté lista se haya producido un progreso análogo.

Como en la demo del año pasado, en esta ocasión solo había seis equipos para jugar, las selecciones nacionales de Brasil, Argentina, Portugal, Turquía, España y Francia. El repertorio de seleccionados, según nos dijo Konami, era lo de menos, pues en la versión final estarán los actuales, así como los últimos fichajes; de todas formas, en esta demo, o al menos en España y Brasil, las selecciones tenían cierto sentido, con España en fase post Raul y Brasil en plena remodelación de la era Dunga. Las caras de los jugadores han experimentado un progreso notable, siendo muy reseñables los parecidos entre jugadores como Silva, Adriano o Ronaldinho con su versión virtual.

No tuvimos demasiado tiempo para probar el juego, pero nos sirvió para comprobar lo que a grandes rasgos hemos señalado en estas breves impresiones. Mientras que la mejora gráfica es discreta, sin grandes cambios respecto al año pasado al menos en la sensación general que transmite el juego, en jugabilidad ha mejorado notablemente, con una inteligencia artificial superior y nuevas opciones que permiten las nuevas animaciones. La versión estaba al 75% y todavía queda tiempo para mejora. Estará en las tiendas en octubre de este año.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Más sobre Pro Evolution Soccer 2008

Otras noticias sobre:

games convention
primeras impresiones
pro evolution soccer 2008

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir