Así es Cluvens Scorpion, una estación gaming de 2800 euros que se mueve y se transforma

Esta nueva estación de juego mide más de dos metros de alto y se mueve como si de un escorpión robótico de tratase. Ya se puede comprar en la web de la compañía.
Cluvens Scorpion, una estación de juego que parece un escorpión gigante.
·

La empresa informática Cluvens ha presentado su nueva estación de juego que difícilmente cabrá en la mayoría de casas españolas. Se trata de un escorpión robótico gigante motorizado que permite jugar en varias posiciones e incluye un brazo trasero en cuya punta no hay un aguijón, sino un set panorámico formado por tres monitores.

Este ‘Cluvens Scorpion Computer Cockpit’ ya está a la venta en la web de la compañía. Cualquiera que desee meter a este bicharraco en casa puede hacerlo por el módico precio de 3299 dólares estadounidenses, lo que al cambio se queda en algo más de 2800 euros. Eso sí, en este precio no se incluyen ni los monitores ni la computadora.

Así es Cluvens Scorpion, una estación gaming de 2800 euros que se mueve y se transforma Imagen 2

Más de dos metros de alto y seis posturas predefinidas

Si hablamos de dimensiones hay que destacar que el Scorpion de Cluvens mide 2,08 metros de alto en posición expandida y 1,53 metros en la postura más contraída. De largo tiene unas medidas de 1,65 metros y de puede medir hasta 1,08 metros en su forma más amplia.

La estación de juego es reclinable en varias posiciones, concretamente en seis, dependiendo del uso que se le quiera dar: en la web especifican que algunas posturas están más pensadas para el juego competitivo, otras para el juego más relajado, y otras para ver vídeos, películas e incluso dormir. Como podéis ver en las imágenes, este aparato cuenta también con un escritorio en el que colocar el teclado y el ratón. Esta parte también se mueve dejando al jugador completamente rodeado.

Así es Cluvens Scorpion, una estación gaming de 2800 euros que se mueve y se transforma Imagen 3

También cuenta con patas móviles, aunque la parte más puntiaguda de ellas no toca el suelo para evitar arañazos en la superficie. Todos estos cambios de posición se pueden activar con un mando a distancia, por lo que la forma de la estación de juego se puede alterar incluso si no hay nadie dentro de ella.

Si os ha convencido el cacharro y queréis pedirlo a la web, tened en cuenta que aunque envíen a la mayor parte del planeta, el paquete que os llegará a casa pesará alrededor de 140 kg. Cuenta con garantía de tres años, eso sí, y tardará en llegar entre tres y seis semanas, aunque los equipos personalizados pueden tardar más en llegar.

Manu Delgado
Redactor

Enlaces Relacionados:

Imagen 1

Otras noticias sobre:

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir