Vandal
Vandal juegos retro

Juegos Retro

Una mirada semanal al pasado, recordando grandes juegos clásicos y momentos de la historia del videojuego.

Medievil 2: Sir Daniel pierde la cabeza

Viajamos al pasado una vez más para acompañar a Sir Daniel Fortesque en su aventura más olvidada y desconocida.
·

El carismático Sir Daniel Fortesque, el protagonista de la saga Medievil y uno de los personajes más queridos de la primera PlayStation, ha regresado por fin de entre los muertos gracias al remake que se acaba de lanzar de su primera aventura. Si bien esta entrega es muy conocida por el público general y está considerada como todo un clásico por muchos de los que tuvieron la oportunidad de disfrutarla hace 20 años, no ocurre lo mismo con su secuela, un título que llegó al final del ciclo de vida de la consola de 32 bits de Sony, cuando esta se encontraba dando sus últimos coletazos y todas las miradas estaban puestas en su sucesora.

Jugamos en directo a las 17:00

Como podréis suponer, el juego pasó muy desapercibido, algo a lo que tampoco ayudó una recepción por parte de crítica y jugadores algo más tibia que la de su predecesor. Y es una pena, ya que la última aventura de nuestro querido caballero esqueleto no estuvo nada mal, a pesar de sus evidentes defectos. Tanto es así que estamos seguros de que no somos los únicos que se han quedado con las ganas de que esta segunda parte también se hubiese rehecho y se hubiese incluido en el nuevo remake para PlayStation 4. No sabemos si Sony se ha olvidado de ella o si se la está guardando para un futuro, pero como en Vandal no queremos que caiga en el olvido, hemos decidido dedicarle nuestro artículo retro de esta semana.

Sir Daniel Fortesque en la Inglaterra victoriana

Ante todo, Medievil 2 fue una secuela de manual que seguía muy de cerca los pasos de la primera entrega, intentando mejorarla y ampliarla en todos los sentidos. Por lo tanto, volveríamos a encarnar a Dan una vez más para acompañarle en una variada aventura que mezclaba con acierto acción, puzles y plataformas.

El nivel inicial en el museo es uno de los más míticos y recordados de esta secuela.
El nivel inicial en el museo es uno de los más míticos y recordados de esta secuela.

Sin embargo, esta vez ya no recorreríamos las mágicas tierras de Gallowmere, ya que nuestro héroe despertaría en la Londres del siglo XIX después de que Lord Palethorn, un caballero inglés, se hiciese con el libro de hechizos de Zarok y desatara el caos en su intento por conquistar toda Inglaterra.

Al igual que en el primer juego, aquí debíamos eliminar enemigos para rellenar el cáliz de almas de cada nivel. Si lo conseguíamos, obtendríamos una recompensa al finalizar la fase.
Al igual que en el primer juego, aquí debíamos eliminar enemigos para rellenar el cáliz de almas de cada nivel. Si lo conseguíamos, obtendríamos una recompensa al finalizar la fase.

Este cambio de ambientación dividió a los fans entre quienes preferían la fantasía medieval clásica del primer juego y los que disfrutaron más de esta nueva época, aunque, en nuestra opinión, aquí tenemos uno de los mayores aciertos de esta secuela, ya que le daba muchísima personalidad y aportaba aire fresco a una obra que era muy continuista en todo lo demás. Además, por aquel entonces no era muy habitual ver títulos con esta ambientación.

Lo mejor de todo fue que sus desarrolladores supieron sacarle muchísimo partido a la época, ofreciéndonos una aventura considerablemente más loca y disparatada en todos los sentidos y en la que había espacio para influencias steampunk, aliens, vampiros, mujeres barbudas con muy mala leche, viajes a través del tiempo, zombis, armas de fuego y, por supuesto, Jack el Destripador.

Las mujeres barbudas del circo nos dieron un buen número de dolores de cabeza.
Las mujeres barbudas del circo nos dieron un buen número de dolores de cabeza.

Esta diversidad de situaciones también se vio potenciada por una mayor cantidad de mecánicas, como la posibilidad de arrancarnos la cabeza (literalmente) para colocarla sobre algunas de las manos verdes que corretean por los escenarios, pudiendo controlar de este modo a nuestra cabeza y al cuerpo de forma independiente para resolver puzles muy concretos. Mención especial a cierto combate de boxeo, donde disponíamos de un cuerpo muy musculado para librar una batalla que cambiaba por completo la jugabilidad y que se ha convertido en uno de los momentos más icónicos y recordados de toda la secuela.

La posibilidad de controlar nuestro cuerpo y nuestra cabeza por separado fue una de las grandes novedades de esta entrega.
La posibilidad de controlar nuestro cuerpo y nuestra cabeza por separado fue una de las grandes novedades de esta entrega.

Por desgracia, no se libró de algunos errores que empañaron la experiencia más de lo deseable y acabaron por dejar a esta segunda parte ligeramente por debajo de la primera, como un diseño de niveles más confuso y menos inspirado, jefes que en su mayoría eran pura rutina (salvo un par de honrosas excepciones) y una cámara que seguía siendo una auténtica pesadilla. De hecho, esto último se convirtió en un problema mucho mayor, ya que las secciones de plataformas se intensificaron y se hicieron más exigentes, lo que en combinación con unos controles poco precisos y una cámara que se proponía no dejarnos calcular correctamente las distancias acabaron por convertirse en un cúmulo de frustraciones.

El inolvidable e inesperado combate de boxeo.
El inolvidable e inesperado combate de boxeo.

Tampoco fueron plato de buen gusto algunas decisiones que se tomaron para incrementar de forma artificial la dificultad, con enemigos que eran más molestos y tediosos por sus invulnerabilidades y resistencia a los golpes y la inclusión de daño por caída, siendo este último una auténtica tortura cuando nos tocaba "plataformear".

Las armas de fuego serían una parte muy importante de nuestro arsenal.
Las armas de fuego serían una parte muy importante de nuestro arsenal.

Eso sí, a nivel audiovisual fue una auténtica pasada. Su apartado gráfico es de lo mejor que vimos en la primera PlayStation, su estilo artístico era fantástico y la banda sonora fue capaz de volvernos a poner los pelos de punta con unas composiciones que seguían la línea de lo que escuchamos en su predecesor. El doblaje español también fue más profesional, aunque quizá nos gustaba más cuando Fortesque solo podía emitir gruñidos para hablar, pues en esta secuela podía articular algunas palabras, a pesar de su falta de mandíbula inferior.

El orden de los niveles era fijo en esta ocasión, aunque podíamos repetir los ya superados siempre que quisiéramos.
El orden de los niveles era fijo en esta ocasión, aunque podíamos repetir los ya superados siempre que quisiéramos.

Medievil 2 fue un juego imperfecto y con fallos muy notables, pero que se las apañó para mantener la magia de la saga y darle un nuevo aire con su genial cambio de ambientación. No será tan recordado como el original, pero sí que merece un mayor reconocimiento del que tuvo. Ahora solo queda esperar a que Sony vuelva a acordarse de su existencia y le dedique un remake mucho más ambicioso, cuidado, elaborado y trabajado que el que ha recibido el primer viaje de Dan. Y tras ello, tocará cruzar los dedos para que la ansiada tercera entrega se haga finalmente realidad.

¿Y vosotros? ¿Llegasteis a jugar a esta secuela? ¿Qué Medievil os gusta más? ¿Os gustó el cambio de ambientación? ¿Y las nuevas armas? ¿Cuál fue vuestro nivel favorito? ¡Esperamos vuestras respuestas!

Carlos Leiva
Colaborador
Salvando Hyrule incontables veces desde 1986, Carlos se licenció en periodismo con el único fin de poder dedicarse a los videojuegos y escribir sobre ellos, una afición que ha marcado gran parte de su vida y que siempre ha sentido como algo que va mucho más allá de ser un simple hobby.
ANTERIORES
Retro Super Metroid
Retro
17:07 9/8/2019
Celebramos los 33 años que acaba de cumplir Metroid recordando una de sus entregas más aclamadas y recordadas. Toda una obra maestra por la que no pasa el tiempo.
Retro Luigi's Mansion: El terror más divertido
Retro
14:01 11/10/2019
Recordamos la inolvidable y divertidamente terrorífica aventura con la que Luigi estrenó GameCube.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir