Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Hollywood se rinde a las secuelas: más de la mitad de las películas que se estrenan lo son

Hollywood se rinde a las secuelas: más de la mitad de las películas que se estrenan lo son

La industria del cine siempre ha estado abierta a los remakes, las secuelas o los reinicios, aunque parece que en los últimos años la tónica ha aumentado considerablemente.
Hollywood se rinde a las secuelas: más de la mitad de las películas que se estrenan lo son
·

Síguenos

Podéis comprobarlo por vosotros mismos. Seguro que estáis cansados de palabras como reboot, reinicio o secuela, así como del uso del remake en la serie o película de turno. Pues bien, si bien todos lo sospechábamos, el usuario de Reddit spicer2 ha elaborado una interesante gráfica en la que nos muestra las 50 películas más taquilleras de cada año entre 1978 y 2019, indicando cuáles de ellas son originales, secuelas, parte de franquicias y sagas o reinicios. Y sí, podemos decirlo alto y claro: Hollywood está falta de ideas.

Una industria que vive de las reinterpretaciones de los grandes mitos y clásicos

PUBLICIDAD

La gráfica no deja lugar a dudas. Spicer2 ha mostrado, con colores, qué tipos de películas han venido firmadas por los grandes estudios de Hollywood durante 1978 y 2019 a los cines de todo el mundo, ofreciéndonos remakes o relanzamientos (amarillos) con ejemplos como El rey león y El libro de la selva de Disney y en naranja las películas que son obras que no secuelas directas de sagas ya establecidas, pero que sí forman parte del mismo universo cinematográfico. Por ejemplo, Animales fantásticos y dónde encontrarlos en relación al universo Harry Potter o El Hobbit con El Señor de los Anillos.

[OC] Hollywood's Vanishing Creativity? Proportion of Original Films in the Worldwide Top 50 Grossing Films, 1978-2019 from r/dataisbeautiful

Al mismo tiempo, y en gris, este usuario remarca lo que él mismo destaca que son obras cinematográficas no originales pero que están basadas en novelas, cómics o forman parte de una licencia establecida en el tiempo. Por ejemplo, Ha nacido una estrella, las cintas de la saga de Spider-Man o las diferentes versiones de fábulas e historias clásicas como Un cuento de Navidad. Si hay más de una versión o reinterpretación, entraría en esa categoría, pero hay ciertos matices que impiden que todas las películas que imaginemos o sean susceptibles de ser poco originales entren en este apartado. Lo que quiere destacar este usuario es que, en los últimos años, Hollywood se ha abonado a este tipo de producciones poco arriesgadas, a ligeras variaciones de la misma fórmula y a un gran número de secuelas, remakes o reinicios suaves de sagas asentadas o con larga tradición.

Hagamos un repaso a la taquilla de 2019. Las grandes películas que triunfaron en las salas de cine el año pasado, además de ser de Disney, eran secuelas o formaban parte de universos compartidos. Observad: Vengadores: Endgame, El Rey León, Frozen II, Spider-Man: Lejos de Casa y Capitana Marvel. Casi nada. Como explican en algunos medios como Xataka, todo se debe a los cambios de hábito de consumo. Hollywood y las grandes majors siempre han disfrutado estrenando lo mismo cada cierto tiempo, es una función segura en taquilla, y el retorno económico es casi seguro. Pero en los últimos años se ha reducido la asistencia al cine considerablemente por la entrada de nuevos actores en el horizonte, como el streaming y el vídeo bajo demanda premium, un aspecto que hemos debatido en Vandal en varios artículos especiales.

La gente ya no ve el cine como un entretenimiento semanal y ahora, todo se ha convertido al concepto película evento o la temporada de premios, dividiéndose en verano, Navidad y primeros de año en el caso de las películas que optan a los premios más importantes en según qué categorías y celebraciones. Esto ha polarizado a las audiencias, aumentado considerablemente los presupuestos, y cambiado las reglas del juego. Las películas originales tienen estrenos limitados, son carne de vídeo bajo demanda o duran poco en taquilla. Y las más grandes, aquellas que usan los mejores aspectos técnicos en formas de efectos especiales o cuentan con repartos llenos de caras conocidas, monopolizan las carteleras. Pero no hay que olvidar que, pese a que los volúmenes han cambiado, la realidad es que Hollywood lleva haciendo lo mismo de siempre: repetir aquello que funciona hasta que su fórmula se agota.

Hollywood tiende a repetir fórmulas y géneros cada cierto tiempo: cuando se agotan, pasa a otra moda

Al comienzo de la industria del cine, en la época dorada de Hollywood, las majors fichaban a sus grandes estrellas y figuras para que sirvieran como reclamos para público, atándolas para sus producciones en exclusiva. Si querías ver a algún actor o actriz, debías pasar por el sello de Paramount Pictures, MGM o Universal. Olivia de Havilland, estrella de Lo que el viento se llevó, luchó contra este tipo de contratos y cláusulas abusivas por las que los intérpretes se convertían, literalmente, en propiedades del propio estudio en cuestión. Hollywood ha pasado de películas históricas a dramas bélicos, cintas de catástrofes a cintas de acción o ciencia ficción, siempre variando el género según las necesidades de las productoras, los intereses del público o el tema de debate en ese momento. Las ideas germinales han estado ahí -chico conoce chica, héroe y su viaje, etc-, con cambios sustanciales en los contextos, ambientaciones o libretos.

¿Hay un agotamiento en la industria del cine? Es probable. El ritmo de estrenos de los últimos cuatro años ha sido, valga la redundancia, agotador para el espectador. Es imposible ver toda la cantidad de películas que llega a los cines, y negocios afectados por sus propios problemas como la distribución en salas y la exhibición de los films en las mismas, se ven incapaces de dar cabida a la oferta existente porque están supeditadas a los grandes estrenos para sobrevivir comercialmente. Es la pescadilla que se muerde la cola. El día de mañana ofrecerá mejores oportunidades para la distribución de contenidos y quién sabe si esto beneficiará a las historias originales. Al fin y al cabo, es el espectador el que tiene el poder. Ya sea con su entrada al cine o con el click de su mando a distancia desde la comodidad de su hogar.

Alberto González
cine
hollywood
industria
películas
reinicios
remakes
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 5
RANDOM
Flecha subir