¡Bienvenida, OUYA!

Recibimos con los brazos abiertos a la primera consola doméstica centrada en la distribución digital y el desarrollo de software libre.
¡Bienvenida, OUYA!
·

Desde hace unos días tenemos entre nosotros OUYA, la primera videoconsola de salón pensada exclusivamente para la distribución digital y en la cual todos los juegos que podemos descargar disponen de versión de prueba. OUYA supone un hito histórico en la industria del videojuego por eso y también porque fue la primera videoconsola completamente financiada a través de micro mecenazgo. Así que no estamos ante una novedad sin más sino ante una nueva plataforma nacida en una nueva manera de ver el mundo industrial. Con un hardware discreto pero con un exquisito precio y diseño, estamos ante una consola que no resulta poderosa pero que tiene mucho que ofrecer a todo el mundo, empezando por un fabuloso catálogo de juegos independientes y de alguna empresa establecida en la industria.

Galería: Ouya 20 hitos
< >
  • Ouya 20 hitos - Una foto mostrando el reducido tamaño de la consola
    Una foto mostrando el reducido tamaño de la consola
  • Ouya 20 hitos - Ouya desde cerca
    Ouya desde cerca
  • Ouya 20 hitos - El mando de la consola
    El mando de la consola
  • Ouya 20 hitos - El mando, en negro
    El mando, en negro
  • Ouya 20 hitos - El bazar de juegos
    El bazar de juegos
  • Ouya 20 hitos - Una foto mostrando el reducido tamaño de la consola
  • Ouya 20 hitos - Ouya desde cerca
  • Ouya 20 hitos - El mando de la consola
  • Ouya 20 hitos - El mando, en negro
  • Ouya 20 hitos - El bazar de juegos

Una consola pensada para un mercado libre

La razón de existir de OUYA desde el momento de su concepción, es la idea de ofrecer una videoconsola de bajo coste para el salón, que se puede jugar con mandos tradicionales y en donde cualquier desarrollador puede publicar sus juegos. El resultado es una consola con sistema operativo Android customizado, basada en la tecnología Tegra 3 de Nvidia, con un 1 Giga de RAM y 8 Gigas de memoria interna, que soporta juegos a 720p y 1080p. La consola dispone de conexión por WiFi (802.11 b/g/n), puerto de Ethernet y conexión Bluetooth para comunicarse con los mandos inalámbricos (soporta hasta 4 simultáneamente, aunque hemos visto que algunos juegos se saltan la limitación).

Dispone de un puerto USB 2.0 en donde podemos conectar un disco duro o pendrive para ampliar la memoria de la consola, además de un Micro USB para el que todavía no se ha definido su utilidad. Tiene una salida de video HDMi con la que podemos conectarla a nuestros televisores de alta definición, y todo ello en unas dimensiones de 75mm x 75mm x 82mm, es decir, la consola de salón más pequeña jamás creada. Todo esto, por el irresistible precio de 99 dólares americanos (el precio en España todavía no está definido, pero se puede encontrar en preventa de Amazon por 122’40 €).

El diseño de OUYA es uno de los factores más sorprendentes, por su pequeño tamaño y forma: cuadrada por arriba y redondeada por debajo. Lo cierto es que la calidad de los materiales dista bastante de los renders promocionales, pero aun así sigue siendo una consola muy atractiva gracias a su forma, los laterales de aluminio y sobre todo, que cabe en cualquier rincón de la casa.

Algo que nos preocupa un poco de su diseño es la refrigeración de la consola, con una entrada de aire por debajo, y un ventilador que lo hace circular hacia arriba para expulsarlo por una finas rendijas. No nos preocuparíamos de no ser porque siendo ahora verano en Madrid, si tocamos la consola parece estar ardiendo y además a veces desprende un ligero olor a quemado. Después de dos semanas con ella y habiéndola utilizado bastantes horas seguidas, podemos decir que por ahora funciona con normalidad y sin problemas, así que le otorgaremos el beneficio de la duda.

Un mando de control estándar

Otro de los elementos a analizar cuando tenemos entre nosotros una nueva consola es su mando de control. Realmente, OUYA es de especial interés para nosotros por los motivos de la distribución digital, el sistema operativo y los mandos de control, lo que por primera vez pone a disposición de los desarrolladores de juegos dedicados para tabletas y móviles, una plataforma de fácil adaptación con la que pueden usar un sistema de control tradicional. Los resultados de esta combinación, sin duda están siendo espectaculares, con un sinfín de juegos muy buenos y novedades constantes en la plataforma.

Pero muchos queréis saber si los mandos de control son de calidad o se pueden considerar un despropósito con el que pasar por alto la consola. Lo primero a mencionar es la disposición de botones que ofrece el mando. Dispone de dos palancas analógicas con botón por presión, una cruceta digital, cuatro botones frontales de acción y dos botones posteriores y dos gatillos analógicos cuya funcionalidad todavía no hemos podido corroborar. En el centro tenemos un botón con el símbolo de OUYA que sirve para acceder a la HOME de la consola, y por encima, un panel táctil como los de los PC portátiles de toda la vida.

¡Bienvenida, OUYA!

La calidad de las palancas analógicas es buena y la verdad es que no hemos encontrado muchas pegas para estas, se desplazan suavemente y con bastante precisión, además tienen una textura en la parte superior que agarran bastante bien el dedo. La cruceta digital sí que nos ha dado problemas pese a que su forma de cruz completa es bastante cómoda, es habitual que se pulsen las diagonales por accidente como pasaba con los primeros mandos de Xbox360.

Esto supone un gran problema ya que como la mayoría de juegos son en 2D y se controlan con ocho direcciones, es habitual pisar las diagonales y sufrir accidentes indeseados, por lo que acabaremos jugando con el analógico. Los botones frontales tienen las cuatro letras del nombre de la consola puestos en ellos, cada una con un color y en general la sensación es buena pese a que en algún mando se nos ha quedado hundido temporalmente un botón. Los botones traseros, carecen de marca que les identifique, por lo que no sabemos cuál es el L1, R1, L2 y R2, aunque evidentemente sí que hay una gran diferencia física entre botón y gatillo. De hecho, las desarrolladoras tampoco se ponen de acuerdo porque muchos juegos los nombran de modo diferente.

Una característica especial del mando de OUYA es sin duda el panel táctil que posee en el espacio superior del mando, una zona despejada salvo los leds que indican que conexión con la consola dispone. Este panel táctil no es multitáctil y nos ha recordado mucho a los paneles táctiles habituales en los PC portátiles, tanto por su tacto como por su uso y precisión. Lo cierto es que creemos que su inclusión obedece a la necesidad de trasladar la jugabilidad de algunas funciones de los juegos de tabletas al mando, como puede ser el típico gesto de rascar o realizar figuras como líneas, etcétera, sin embargo no parece apto para tocar con posición relativa a la pantalla, así que juegos como Fruit Ninja no se trasladarían con la jugabilidad original ni tampoco se podría usar de puntero como en una Wii o una Nintendo DS con comodidad.

http://media.vandalimg.com/m/7-2012/2012727162744_1.jpg

Detalles a mejorar del mando

Como observareis, son varios los problemas del mando de OUYA. Incluso el botón Home de la consola, que se representa con un símbolo de una O con un U interna, es programable y se puede usar como botón start, pero también sirve para cerrar las aplicaciones si lo mantenemos pulsado o lo pulsamos dos veces rápidamente. En los juegos, resulta algo confuso que te pidan pulsar este botón, porque el icono visto en pantalla parece el botón U, y a todo al que le hemos dado a probar los ha confundido.

Resulta también poco intuitivo y algo confuso el que el botón de cerrar sea el mismo que el de empezar o pausar el juego, tanto que algunos juegos simplemente no lo usan para tal efecto, asignando un botón de los cuatro frontales para esa función. Estos problemas evidencian una clara falta de organización por parte de los responsables de la consola, que creemos que deberían haber establecido unas guías de uso del mando para que sea estándar, como hacen en las otras consolas.

Una cosa muy curiosa, es el lugar donde se almacenan las pilas, ya que como usa Bluetooth para comunicarse y carece de batería interna, necesitaremos de dos pilas AAA para alimentar el mando (vienen incluidas con los mandos). Cada una de ellas se introduce dentro de los brazos del mando, por donde agarramos, por lo que tendremos que levantar las tapas que forman la carcasa para introducirlas. En la versión que nosotros hemos recibido están sujetas mediante imanes aunque en los foros de OUYA comentan que posiblemente se van a eliminar por posibles interferencias con el bluetooth, así como las tapas de aluminio, aunque todavía no se ha aclarado la solución.

Para levantar las tapas pues, solo hay que estirar hacia arriba para superar la fuerza de sujeción de los imanes, algo que a veces cuesta demasiado y parece peligroso, ya que podemos estirar de los analógicos y romperlos si no tenemos cuidado. Afortunadamente, el consumo de energía de los mandos está muy controlado, y al poco tiempo de inactividad se apaga, y no está esperando señal de ningún tipo, así que las pilas duran muchas horas de juego y sobre todo, cuando el mando no está en uso.

¡Bienvenida, OUYA! 1

El problema del lag y la compatibilidad con el mando de PS3 o Xbox 360

Por encima de todo lo mencionado, el gran problema del mando es que ahora mismo existen dificultades de lag muy notables en algunos momentos, donde el retraso a las acciones que pedimos puede llevar medio segundo o más. Esto provoca que en algunos juegos los personajes realicen acciones que no deseamos, siendo algo que perjudica gravemente a la jugabilidad si el juego al que jugamos requiere mucha precisión.

Por ahora no está clara la solución por parte de los responsables de OUYA, pero en la comunidad ya comentan soluciones manuales, como tener más cerca la consola o tumbarla, para que las tapas laterales de aluminio no provoquen interferencias, además de apartarla de cableado, fuentes de alimentación u otras consolas. Nosotros hemos solucionado el problema principalmente adelantando la pequeña consola, poniéndola más cerca de nosotros y limpiando de cables o dispositivos su alrededor. Con estas condiciones, tan solo ocasionalmente y en algún juego hemos seguido teniendo problemas.

Estos problemas pueden ser criminales y si por lo que sea no podemos acercar la consola, existe otra solución temporal: usar los mandos de PS3 o Xbox 360. Estos mandos son perfectamente compatibles con la consola y con muchos de los juegos. Resulta muy gracioso que los problemas de lag y desconexiones se solucionan casi completamente haciendo uso de estos mandos, así que mientras se da una solución al problema, puede ser buena opción de cara a estrenar esta consola.

Para establecer la conexión con la consola, tenemos que conectar por cable el mando a la consola (USB), pulsar el botón de sincronización en el mando estando en la pantalla de configuración de mandos de OUYA, apagar la consola y encenderla. Advertimos que esto desincronizará los mandos con vuestras respectivas Xbox 360 o PS3, así que luego tendréis que volver a sincronizarlos. Es un gran detalle que seguramente muchos de vosotros agradeceréis, y hoy por hoy la mejor opción para disfrutar de esta pequeña nueva consola si no podéis acercarla, así que no lo paséis por alto.

Sistema operativo Android optimizado, que carga casi inmediatamente

OUYA es una consola con una arquitectura similar a las tabletas y móviles de gama media de hoy en día, haciendo uso del mismo sistema operativo incluso. La versión de Android (4.1.2) utilizada en la consola está personalizada para la misma, cosa que apreciamos desde el primer momento que la iniciamos. Desde la animación inicial apenas tarda 8 segundos en llevarnos al menú principal de la consola, que ofrece cuatro sencillas opciones: jugar, descubrir, crear y configurar. Esta velocidad de inicio supera ampliamente al arranque de cualquier consola doméstica de hoy en día, pero además también las supera ampliamente en el tiempo que necesita la consola para manejarse entre las diferentes secciones.

¡Bienvenida, OUYA! 2

Las cuatro secciones en sí carecen de complicaciones para el usuario y ofrece el interfaz más sencillo y directo posible. Si le damos a la sección de Jugar, nos lleva directamente a la lista de juegos que tenemos instalados, que se muestra con dos filas de las iconos de los juegos que desplazamos lateralmente. Aquí, la lista ocupa una pequeña parte y el resto de la pantalla se llena de información según pasamos por un juego. Curiosamente la información la carga de internet y de hecho es la misma descripción e imágenes que en la tienda. Algo que nos encanta es que la velocidad de carga de los juegos es muy rápida, dependiendo del juego, puede ser apenas un par de segundos o el que más unos diez, nada realmente molesto. Otro elemento importante, es el botón de "Me gusta", ya que sirve que los jugadores que han quedado satisfechos lo compartan con los demás.

Una tienda independiente con novedades constantemente

Discover es el nombre de la tienda digital de OUYA. Está accesible desde el menú principal y como su nombre indica, está organizada de manera que el usuario se dedique a explorar entre listas todos los juegos disponibles en la consola. Es importante indicar que la tienda de OUYA es independiente del MarketPlace de Google, por lo tanto, todos los juegos que tengáis comprados en vuestro móviles Android NO lo estarán en vuestra OUYA. La tienda se organiza con multitud de listas desplazables de izquierda a derecha y viceversa, donde se muestra solo el icono del juego.

¡Bienvenida, OUYA! 3

PUBLICIDAD

Estas listas se organizan por etiquetas, como puede ser lo más popular en el momento, lo recomendado por algún medio, los juegos de los creadores que han apoyado OUYA en Kickstarter, etcétera. Estas listas ocupan toda la pantalla y los mismo juegos pueden estar presentes en más de una. Hay tantas listas que tendremos que desplazar la pantalla por arriba y por abajo, dando la sensación de estar en una tabla dinámica enorme donde solo vemos los iconos de las aplicaciones. Cuando estamos buscando, la sensación de que estamos explorando en la tienda es muy intensa, descubriendo juegos. Una vez entramos en un juego, vemos la misma pantalla de información que en Jugar, con fotos en grande y un texto descriptivo, el botón Like, el Descargar o Desinstalar en caso de tenerlo instalado o incluso jugar al juego desde aquí.

Una cosa que nos encanta de esta tienda es que tal y como vemos la información que nos interesa, podemos darle a descargar y seguir explorando la tienda mientras se descarga. Esto es algo realmente satisfactorio, porque en las listas veremos una barra de progreso sobre el juego de lo que lleva descargado. Como además casi todos los juegos hoy por hoy pesan poquito, se descargan muy rápido. Imaginaros que podemos dejar en cola todas las descargas que queramos que seguirán bajándose incluso con la consola en suspensión y luego podemos ponernos a probar como posesos multitud de juegos nuevos.

Hemos observado que hay algún problema, que bloquea la descarga y nos obliga a cancelar un juego que se está bajando, o incluso errores ocasionales en la tienda que no nos permite ver el contenido elegido, sin embargo, lo normal es tener un flujo constante de juegos en descarga e ir en paralelo visitando otros juegos, para decidir cuál más descargar. Los ocho gigas de memoria interna de momento nos han permitido descargar más de cuarenta juegos y todavía nos queda casi dos gigas libres, así que no nos preocupa hoy por hoy la limitación de memoria incluida. Sin duda, la tienda es el principal motor para encender la consola cada día.

¡Bienvenida, OUYA! 4

Crear y publicar juegos, todo el mundo puede

Uno de los motivos fundacionales de OUYA es la libre creación de software para todo el mundo. De hecho, es una característica tan importante como destacada en la consola, ya que entre las cuatro opciones del menú principal se encuentra "Make", que significa "Crea". Para poder desarrollar, antes tenemos que registrarnos en la web de desarrolladores de OUYA y cumplimentar unos datos básicos sobre nosotros o nuestra compañía, aceptar el acuerdo de licencia, poner los datos bancarios donde queremos ingresar los beneficios, aportar información de impuestos... y descargarnos el ODK en un PC o Mac.

Lo cierto, es que todo resulta realmente sencillo y las únicas dudas que pueden surgir es a la hora de aportar la información de impuestos. OUYA, del mismo modo que PC, Android e iOS, resulta una plataforma perfecta para iniciarse en el desarrollo de los videojuegos y tener donde publicarlos. Evidentemente, desarrollar videojuegos no es tarea fácil, pero esta facilidad de acceso y publicación, está cambiando la industria del videojuego tradicional por completo, donde las desarrolladoras independientes se han convertido en tan importantes o más que las grandes editoras.

Una de las grandes ventajas de OUYA para los desarrolladores, es que como usa Android, muchos de los motores y herramientas que están disponibles para el sistema operativo también están disponibles para esta consola, facilitando una barbaridad el trabajo e incluso haciendo fácil y rápida la adaptación de juegos de tabletas o PC.

Esto es sin duda, el principal motivo por el que la consola haya recibido casi 300 juegos, o el por qué muchos desarrolladores no se lo han pensado a la hora de trabajar para ella, poniendo en entredicho a las plataformas de juegos tradicionales, que andan desesperadas por mantener o conseguir estudios interesados en sus consolas. Creemos sinceramente que OUYA puede suponer el mismo punto de inflexión en la industria que causó iOS y su AppStore años atrás, y que gracias a ella, Nintendo, Sony y Microsoft tendrán que terminar su conversión a este nuevo modelo industrial.

¡Bienvenida, OUYA! 5

Para terminar un repaso de las características del SO de la consola, comentaremos la sección del menú principal Manage, accederemos al clásico menú de configuración de Android, donde resulta realmente divertido ver opciones que ni siquiera tienen soporte por el hardware de OUYA. Esto es porque esta sección es íntegra de Android y por supuesto, conserva todas las opciones disponibles de la versión del SO que usa la consola. Una cosa que nos ha llamado la atención y que pasa prácticamente desapercibido entre los medios, es que la consola dispone de la posibilidad de configurar la pantalla para poner juegos en 3D estereoscópicos, de modo que si vuestro televisor es compatible, podréis jugar a los juegos compatibles con esta tecnología gráfica.

A medio camino entre la generación 64 y la 128 bits

Lo cierto es que encontrarnos con la opción de juegos 3D estereoscópicos nos sorprendió mucho, ya que después de unas buenas horas jugando con la consola, creíamos habernos hecho una idea de la potencia de cálculo y gráfica que ofrece más o menos la consola. Resulta muy curioso que OUYA centre toda tecnología en el Tegra 3, que es un procesador muy potente capaz de procesar datos y pintar muy buenos gráficos, pero originalmente está diseñado para dispositivos portátiles.

¡Bienvenida, OUYA! 6

Esto es evidente cuando nos ponemos a jugar con los juegos más punteros de los que dispone la consola, como por ejemplo Shadowgun, un buen juego de acción en tercera persona que fue financiado por Nvidia para demostrar las capacidades técnicas de su procesador. Lo cierto es que el juego luce buenas maneras y nos deja claro que estamos ante una plataforma capaz de superar la generación de los 32/64 bits, pero que tendrá problemas para igualar la generación de los 128 bits.

Pese a las dificultades técnicas que estamos viendo en los juegos, con problemas de texturas de baja resolución, algunos juegos sin filtrado de texturas (por lo tanto, pixeladas), problemas en el framerate, etcétera, hasta ahora todos los juegos que hemos visto funcionan a 720p o 1080p, lo que a veces evidencia la falta de elaboración en los gráficos de aquellos juegos que vienen de móviles. Por supuesto, OUYA como cualquier otra consola, tiene que enfrentarse al gran reto, que los desarrolladores hagan un buen uso de su hardware optimizando al máximo sus capacidades, cosa que hoy por hoy no está pasando.

Se nota mucho en juegos como RavenSword, un RPG 3D en tercera persona cuyos gráficos carecen de trabajo en las texturas (falta de variedad) y aun así el juego tiene una tasa de imágenes por segundo insufrible por momentos. Incluso algunos de los juegos 2D que hemos visto tienen dificultades para mover la pantalla con suavidad, sin embargo, otros juegos donde se aprecia el esfuerzo como Ittle Dew o BombSquad, tienen un aspecto gráfico sensacional y sin un solo problema de tasa de imágenes por segundo o defecto notable.

¡Bienvenida, OUYA! 7

Evidentemente, OUYA no es una consola que pueda ni intente competir con las consolas de la generación pasada (Xbox360 o PS3), pero sí que busca hacerse un hueco en el mercado con unas capacidades técnicas que pueden ofrecer bonitos gráficos y muchas posibilidades jugables, con multitud de juegos que podemos probar gratis y sobre todo, un precio muy competitivo. El éxito de la fórmula, como siempre, depende de los juegos y la publicidad que reciba, pero de lo que sí estamos seguros es que su potencia gráfica no tiene porqué ser un problema, siempre y que los usuarios no pretendan jugar al último Call of Duty en esta consola.

Iniciando la consola, las eternas actualizaciones

La primera vez que encendemos OUYA lo primero que se nos pide es crear una cuenta de usuario a la que se asociarán los datos. Obligatoriamente tenemos que poner una tarjeta de crédito, aunque más adelante también podremos utilizar códigos de prepago por si no nos gusta la idea de utilizarla. De momento solo disponemos de la opción de la tarjeta de pago ya que no existen tarjetas, así que por motivos de seguridad, recomendamos usar un tarjeta de crédito de prepago por si alguien robase los datos y para evitar compras accidentales (nosotros ya las hemos sufrido). Una vez puestos estos datos, se procederá a la ya habitual actualización inicial de la consola.

En nuestro caso, tardó prácticamente media hora en completarse, con una espera amenizada por simpáticos mensajes sobre cosas que "está haciendo la consola", como desplazando bits, haciendo las cosas mejor, aumentando la diversión... Es importante durante esta etapa, recordar que NO se puede apagar la consola bajo ningún caso, ya que existe el riesgo de que el sistema operativo o la memoria interna de la consola queden dañadas, y no nos quede otra que enviar la consola a reparar. Y mejor que no pase, porque de momento no hay servicio técnico ni ningún tipo de soporte en nuestro país.

Sin duda alguna, creemos que después de la actualización inicial y el trauma de poner la tarjeta de crédito, quedaréis sorprendidos por el aspecto y sencillez de lo que ofrece la consola. No dudamos de que la primera vez que entréis en la tienda, quedaréis un tanto saturados de ver tantas cosas, pero después de un rato descubriendo cómo va, creemos que puede convertirse en uno de los mejores pasa tiempos de vuestro día: descubrir juegos, probarlos un rato y así hasta que encontréis con alguno que os apetezca comprar de verdad. Y es que el diseño del menú y la velocidad a la que nos movemos entre juegos y menú principal es tan instantáneo, que no podréis parar de descubrir juegos como en ninguna otra plataforma. Esto nos da paso a lo que realmente importa en una consola, los juegos.

¡Bienvenida, OUYA! 8

Juegos y aplicaciones para probar casi cada día, grandes éxitos y novedades únicas

Una consola tiene que tener claras sus funciones, que no es otra que la de darnos juegos que nos hagan pasar el rato a lo grande. Y las cosas no pueden haber empezado mejor para OUYA, ya que pese a que hoy por hoy no hay súper producciones como en las consolas tradicionales, dispone de un catálogo cuya cantidad y frescura deja en evidencia a otras consolas nuevas. Ya son prácticamente casi trescientos los juegos disponibles, con un puñado de exclusivos que se han convertido en objeto de deseo de las grandes.

A grosso modo, nos gustaría comentar que la consola prácticamente tiene de todos los géneros, experimentos y cosas raras de todo tipo. Se nota mucho que un buen puñado de los juegos están desarrollados por personas solas o estudios pequeños, por lo que la elaboración y cuidado no siempre es lo deseado (muchos bugs). De hecho, son pocos los juegos que realmente lucen pulidos o elaborados, lo que no quita que decenas de los presentes no sean realmente divertidos.

Sin embargo, es totalmente destacable el hecho de que muchos de los grandes juegos indies ya están disponibles en OUYA, desde clásicos como Don’t Look Back de Terry Cavanagh a Muffing Knight, pasando por Canabalt HD, Dub Wars, Rush Bros, Nimble Quest y un largo etcétera. Y lo mejor de todo, es que no hay que olvidar que muchos de esos clásicos de teléfonos móviles y tabletas, se pueden jugar en una tele HD con la comodidad de un mando inalámbrico, disfrutando de multiplayer local... y os aseguramos que, si el lag no hace de las suyas, os encontraréis redescubriendo juego realmente divertidos, sin olvidar todos los que son nuevos. Para saber los juegos que están ya disponibles os recomendamos ver la sección de juegos de OUYA.

Otra cosa importante que puede hacer de OUYA una plataforma favorita para muchos, es la existencia de un montón de aplicaciones. De momento ya tenemos aplicaciones disponibles de emisión en directo de canales de juegos (twitch), de gestión de archivos, que nos permiten jugar a los juegos de nuestro PC en streaming, sintonizadores de radio, predicción del tiempo, un foro no oficial de la consola, un visor de fotos de Instagram, varias de compra de películas y series, comics y libros electrónicos, un programa de chat por voz o incluso un programa que simula la lluvia, solo por eso de relajarnos. Lo cierto es que se espera la llegada de muchas más aplicaciones, entre ellas una de venta de películas para mayores de 18 años y que destacamos porque representa la libertad que va a ofrecer esta consola para todo tipo de productos.

¡Bienvenida, OUYA! 9

Sin duda alguna, hablar de una consola sin hablar de sus primeros juegos es como quedarse a medias. Durante días hemos estado explorando la tienda a fondo para ver todo lo que tiene y ver qué es lo más destacado, entre las cuales hemos encontrado muchas joyas que ya podemos considerar clásicas del mundo independiente, así como de unos cuantos juegos interesantes nuevos o venidos de otras plataformas.

Os podemos asegurar que ponerse a probar casi tres cientos juegos para hacer una lista de los más destacados ha sido una tarea dantesca. La tienda de OUYA en realidad lo pone fácil, ya que en las categorías de las filas que tenemos en primera instancia están la gran mayoría de los grandes juegos de la consola, no obstante, podemos bucear mucho más a través de la búsqueda por géneros y encontraremos verdaderas joyas escondidas, totalmente recomendables. A continuación, mencionaremos aquellos que nos parecen importante por algún motivo u otro.

TowerFall, el multijugador exclusivo que cautiva a todo el mundo

El primer gran éxito exclusivo de OUYA y que está dando mucho que hablar por su tremenda jugabilidad y diversión, es un juego de batallas multijugador en local. Con gráficos en dos dimensiones cuyos píxeles se muestran exagerados como si fuera un juego de Super Nintendo, hasta cuatro jugadores se enfrentan en una pantalla repleta de obstáculos que podemos usar para protegernos de los ataques de los rivales, pero que también nos ponen las cosas bastante difíciles a la hora de acertar.

Todos los jugadores son arqueros y disponen de tres flechas iniciales, cuyo objetivo no es otro que el de eliminar al resto. El disparo de nuestros arcos no simula un disparo real, pero el alcance es limitado y la flecha acabará cediendo ante la gravedad, así que no será nada fácil acertar pese a que podemos disparar en ocho direcciones. Otra manera de matar a nuestros enemigos es pisándoles en la cabeza, al más puro estilo Mario Bros, lo que hace que en la distancia corta sea más peligroso si cabe.

Por supuesto, la cosa no queda solo en eso, porque a lo largo de la partida van apareciendo cofres con mejoras para nuestros personajes como puede ser un escudo que nos protege de un impacto, más flechas, alas que nos permiten volar o incluso eventos de escenario que afectan a todos, como un efecto de oscurecer la pantalla donde todo los personajes ven poco más allá de donde están, la aparición de lava por los extremos que delimita el escenario o un efecto de ralentización y mareo realmente desagradable.

Lo bueno de TowerFall es que es muy fácil tomar los mandos y empezar a jugar, pero a la vez, requiere de mucha táctica de juego el vencer a nuestros rivales. Es una pena que no tenga modo online, porque estaríamos ante el primer juego de la consola que todo el mundo debería tener, más teniendo en cuenta que para un solo jugador solo se ofrece la opción de jugar en pantallas donde hay muñecos estáticos a los que tenemos que matar. El objetivo aquí es hacerlo lo más rápido posible, aunque no parece haber clasificación online hoy por hoy (se intuye que lo van a poner, porque se comunica un error de conexión al empezar el juego).

¡Bienvenida, OUYA! 10

Esperamos que el éxito que está teniendo el juego les anime a invertir en mejorarlo y ofrecer juego online. Con la demo del juego solo podemos disfrutar de un set de pantallas y unas pocas mejoras, pero es suficiente para ver como es el juego y sobre todo, para quedarnos enganchados con él. Si adquirimos el juego que cuesta prácticamente quince dólares, tendremos acceso a multitud de pantallas más, nuevos tipos de flechas que podemos probar en el modo Trial, un recuento de estadísticas, no tendremos tiempo de espera entre partidas y se desbloquean los logros de jugadores, cosas que extienden estupendamente la vida del juego. Para disfrutar de TowerFall hace falta tener la ocasión para reunir a unos amigos, pero os podemos asegurar que es una excusa con la que lo pasaréis en grande. Compatible con mandos de xbox360 y PS3.

BombSquad, acción y risas para uno o varios jugadores

Lanzado originalmente para Mac, su lanzamiento en OUYA casa perfectamente con la propuesta familiar de la consola. Se trata de un juego de acción desarrollado por Eric Froemling en solitario y en su tiempo libre (increíble), que permite hasta ocho jugadores simultáneamente siendo compatible con mandos de Xbox 360, PS3 y también permite ser jugado con tabletas o móviles como mandos. Podemos jugar en cooperativo para superar pantallas, competir por equipos o todos contra todos.

¡Bienvenida, OUYA! 11

Lo primero es comentar que manejamos a unos soldaditos que se mueven con una inusitada gracia mediante el control de los sticks analógicos y os aseguramos que manejarlos con precisión es complicado por su física. Pueden saltar y pegar, pero lo más importante, sacarse el bolsillo bombas que luego puede arrojar, aunque la trayectoria y el arco del lanzamiento depende de la velocidad a la que nos movemos, por lo que acertar requiere de cierta práctica.

Cuando cargamos con la bomba, no podemos correr ni saltar, así que seremos un blanco fácil para los corredores que se lanzan a por nosotros mediante puñetazos (si pegan con carrerilla hacen mucho daño, estando parados no). De hecho, cuando las sacamos se encienden, así que tendremos que quitárnoslas de encima en cuanto antes para no suicidarnos, aunque vendrá bien mantenerlas midiendo los tiempos para que explote acertando al objetivo.

A lo enemigos los matamos con esos ataques o bien tirándolos del escenario, así que tendréis que tener cuidado, sobre todo cuando vais en carrera, para no caeros o que os tiren. Cuando jugamos en el modo cooperativo, nos enfrentaremos en pantallas pequeñas a la llegada de hordas de enemigos muy difíciles de superar. Tendremos que colaborar o intentarlo solos con el objetivo de sobrevivir y hacer una buena puntuación, que luego se incluye automáticamente en una clasificación online.

¡Bienvenida, OUYA! 12

Los modos de juego por equipos o todos contra todos, nos permiten enfrentarnos en diferentes tipos de partida, como puede ser el rey de la colina, mantener la bandera, tomar la bandera... o incluso versiones deportivas de futbol o rugby donde el objetivo es relativo a esos deportes. Lo bueno de BombSquad es que lo pasaremos en grande tanto jugando solos como jugando con amigos, y se ha convertido en el juego al que más tiempo le hemos dedicado desde que tenemos OUYA con nosotros. Además, su aspecto y sonido es súper divertido y espectacular también así que no tenéis excusa para no probarlo.

La demo nos permite acceder a prácticamente todo el contenido del juego, pero solo durante un tiempo limitado, a partir de ahí, no nos quedará más opción que comprarlo por 4’99 dólares. Sinceramente, lo recomendamos encarecidamente, porque aunque cuesta un poco dominar lo básico del control, cuando todos los jugadores superan la incertidumbre, todo son risas y diversión durante semanas.

Hidden in Plain Sight, un juego independiente único también ideal para jugar con los amigos

Hidden in Plain Sight no es nuevo en consolas ya que lleva un buen tiempo en la tienda de Xbox Live Indies, sin embargo, es uno de esos juegos que mucha gente está descubriendo en la OUYA. Por su naturaleza y jugabilidad nos hemos sentido obligados a mencionarlo, ya que además casa perfectamente con la filosofía de juego familiar que está presente en OUYA. Se trata de un juego independiente único, desarrollado por un solo autor llamado Adam Spragg y que requiere por lo menos de dos jugadores para poder jugarse, hasta cuatro. Intentaremos explicar el concepto brevemente: en pantalla hay multitud de personajes, cada jugador maneja a uno, pero ni él ni nadie sabe quien maneja a quién. Los jugadores tienen que descubrir entre la muchedumbre a su personaje viendo cual responde a sus órdenes, y una vez localizado, completar los objetivos.

¡Bienvenida, OUYA! 13

Hay cinco modos de juego diferentes, por ejemplo, en Ninja Party los jugadores y personajes son todos iguales. Los jugadores tienen que tocar cinco estatuas repartidas por el escenario para ganar, pero cada vez que tocamos una estatua, suena un sonido que delata la posición del jugador, así que tendremos que hacerlo con mucho sigilo y cuando otros personajes estén por la zona, para que los demás no averigüen quien somos. Si localizamos a nuestros rivales, podemos intentar asesinarlos asestando un golpe mortal, pero tanto si acertamos como si fallamos, los demás podrán localizarnos, lo que nos pone en peligro.

Resulta realmente inteligente, divertido y emocionante incluso para noveles en los juegos. Otro modo es el Death Race, en el que nos pone a todos en una carrera hasta la meta donde podemos caminar o correr, a la vez que manejamos un punto de mirar con el que podemos disparar una vez para matar a un personaje. Si averiguamos quien es quien, puede que liquidemos a nuestros rivales directos y así conseguir alcanzar la meta los primeros, en un modo de juego que nos hace dudar constantemente ya que nunca sabemos si es mejor mantenerse entre los primeros o tratar de pasar desapercibidos, por lo que la emoción está garantizada.

¡Bienvenida, OUYA! 14

Hay tres modos de juego más no disponibles en la demo por las que tendremos que pagar, entre ellas la de Knights vs Ninjas, quizás el modo de juego que más gusta ya que ofrece un sistema de estrategia muy profundo e interesante, donde unos defienden a la realeza y otros tienen que tratar de asesinarlos. Los otros dos modos de juego, Catch a Thief y Assasin, también están muy bien y no hacen más que completar una oferta increíble, más teniendo en cuenta que el juego nos da hasta seis precios que podemos elegir que van desde 0’99 hasta 49’99 dólares, con una nota del creador que nos pide que paguemos lo que consideremos que se merece el juego honestamente. Un detalle que impresionará a más de uno. Compatible con mandos de Xbox 360 y PS3.

Shadowgun, el shooter en 3ra persona con el que medir la potencia de la consola

Como jugadores dedicados que somos, nos hemos acostumbrado a medir una consola según lo espectacular y elaborado que estén sus juegos. OUYA es, por su propio idealismo, una consola que no pretende ser la más potente del mercado, pero sí que hemos visto que es capaz de superar el rendimiento de la era 32/64 bits, acercándose a la 128 bits pintando gráficos en alta resolución. El problema es que no hay juegos de gran presupuesto en la consola y no tenemos prácticamente exponentes.

¡Bienvenida, OUYA! 15

Afortunadamente Shadowgun, un juego de acción en 3ra persona desarrollado originalmente para móviles y financiado en parte por Nvidia con intenciones de demostrar las capacidades del Tegra3, nos demuestra que la consola no va mal servida tampoco. Es el único juego con el que podemos disfrutar de unos gráficos 3D mínimamente pretencioso y que se ven bien en la consola, sin problemas excesivos de framerate. Incluso pinta en 3D estereoscópico aunque hay cierto tearing molesto jugando con esta opción.

En Shadowgun manejamos a un caza recompensas muy impopular por sus actos, quien recibe un trabajo para infiltrarse en la fortaleza de un doctor con intenciones de capturarlo, pero no será fácil porque nuestro objetivo parece haber dedicado su vida entera a montar robots y armamento de defensa. La jugabilidad nos permite movernos y apuntar con los dos analógicos, podemos dar un salto para esquivar, hacer uso de varios tipos de armas y granadas, así como ir cubriéndose por el escenario.

Nos enfrentaremos a un montón de enemigos que aguardan en caminos muy lineales, todo muy scriptado, sin ningún tipo de libertad, aunque en el diseño de niveles permite cierta estrategia la hora de moverse para conseguir la mejor posición para acertar a los enemigos. El juego dista mucho de ser el mejor del género y palidece en todos los sentidos si lo comparamos en los clásicos de los que desciende su jugabilidad, como Operation Winback o Gears of War, aun así, si jugamos en modo fácil (donde a los enemigos no hay que pegarles doscientos tiros para matarlos), resulta un pasa pasillos entretenido aunque con mucho por mejorar tanto en su ritmo jugable con en la depuración de fallos.

No os vamos a engañar, Shadowgun no resulta tan interesante en el catálogo de OUYA como otros, pero sí que nos ha parecido importante mencionarlo porque es el único juego de estas características que nos permite ver de lo que es capaz la máquina. En este sentido, tanto los modelos como los escenarios lucen bastante nivel de detalle, con buenas texturas (aunque mejorables) y efectos de luz e iluminación.

¡Bienvenida, OUYA! 16

Al contrario que muchos otros juegos 3D que hemos visto, todas las texturas usan interpolado, hay fuentes de luz dinámica y el framerate no sufre en exceso, suele tener tirones desagradables casi constantemente pero nada muy grave para la jugabilidad, lo que no es un mal comienzo para la consola. Desde luego, se nota mucho que los juegos lanzados hasta la fecha carecen de optimización, pero Shadowgun nos deja entender que la máquina es lo suficientemente potente como para darnos juegos más serios de presupuesto alto, solo falta que las desarrolladoras los hagan.

Flashout 3D, carreras futuristas de buena factura técnica y agradable de jugar

En nuestro afán por encontrar algún juego de carreras con el que ver que tal funciona la consola, hemos encontrado varios juegos que rozan lo lamentable. Afortunadamente para OUYA, Flashout 3D tiene una buena factura técnica y resulta entretenido, aunque por desgracia carece de modo multijugador. Se trata de un juego de carreras futuristas donde manejamos naves que flotan sobre la carretera, que pueden hacer uso de armas de manera muy similar al clásico Wipeout.

¡Bienvenida, OUYA! 17

La primera toma de contacto nos ha parecido muy dura, con un control difícil de asumir, sin entender muy bien cómo funciona la dinámica del juego, pero tras insistir un buen rato y acostumbrarnos al control, nos hemos encontrado con una experiencia de carrera bastante satisfactoria, donde para ganar puestos necesitamos coger rampas de aceleración, tratando de evitar chocar y acertar con nuestros disparos. Según avanzamos en nuestra carrera iremos ganando dinero, que luego podremos usar para mejorar los vehículos: motor, nitro, ayuda en el control, armadura...

Desafortunadamente, la sensación de competición con los vehículos rivales es escasa, siendo uno de los puntos flojos del juego hasta donde hemos jugado, aunque eso no quita que jugar en el nivel más alto de dificultad sea fácil, más bien todo lo contrario, ya que nos obliga a conducir mejor y perder menos aceleración. Lo que realmente nos ha gustado de Flashout 3D es sin duda la buena sensación que nos deja cuando estamos conduciendo bien, con una sensación de velocidad bastante buena, una tasa de frames alta bastante estable y un apartado gráfico que nos recuerda los primeros Wipeout, pero con texturas en alta resolución sin píxeles y acompañado de una buena banda sonora techno.

¡Bienvenida, OUYA! 18

Es un buen juego que no marcará un antes y después, pero que también nos ha dejado muy buen sabor sobre las capacidades 3D de la consola. Una pena que no tenga ningún tipo de modo multijugador, una falta muy grande en una consola que se posiciona claramente para este tipo de partidas. La versión demo ofrece jugar en contrarreloj y en modo carrera rápida, un circuito en cada modo, pero por casi cinco dólares podemos comprar la versión completa que incluye el modo carrera y por lo menos seis más circuitos más.

Polarity, puzles en primera persona

Otro de los exclusivos de OUYA que nos ha gustado bastante es Polarity. Se trata de un juego de puzle en primera persona que nos ha recordado, por su simpleza y estilo gráfico, al clásico de Valve Portal, pero evidentemente sin llegar a la calidad de este ya que estamos hablando de otro juego independiente hecho por una sola persona, en su tiempo libre. Con el control habitual de un juego en primera persona, manejamos a un Hacker que cambia su polaridad para activar o evitar colisiones con barreras de energía.

¡Bienvenida, OUYA! 19

Si sintonizamos el color de la barrera de energía, la atravesaremos, si es contrario, chocaremos con ella sin poder avanzar. Para atravesar muros que nos bloquean el paso es fácil, pero según vamos avanzando en el juego, tendremos que tener en cuenta de que la energía puede ser no sólo una barrera, también una herramienta para superar un obstáculo. Así que nos las veremos con mucho plataformeo y cambio de polaridad para avanzar a través de las diferentes barreras.

¡Bienvenida, OUYA! 20

También tendremos que cargar con objetos que nos serán útiles para abrir puertas o activar elementos del escenario, como pueden ser rampas que nos impulsan para saltos largos. Además, tendremos que estar pendientes de encontrar en los escenarios laberínticos unos pilones verdes que con el objetivo principal del juego. Polarity tiene una presentación muy sencilla pero atractiva, con un control muy agradable y un diseño de niveles que promete ser entretenido. Quizás la banda sonora y los efectos de sonido son lo más flojo, pero el juego al completo tiene pinta de estar bastante bien. Desde luego nosotros recomendamos por lo menos probar la demo, ya que resulta muy corta pero muy agradable. El juego completo cuesta cinco dólares y nos ofrece una buena cantidad de niveles.

Ittle Dew, el juego de aventuras con el que pasarás muchas horas

Ittle Dew no es un juego exclusivo de OUYA, de hecho se espera que salga en muchas plataformas en breve, sin embargo, ya está en esta consola. Se trata de un juego de aventuras con toques de rol inspirada claramente en la serie The Legend of Zelda, en las que nos movemos por pantallas y mazmorras explorando el mundo, matando enemigos y resolviendo puzles.

¡Bienvenida, OUYA! 21

El resultado es muy bueno tanto en su aspecto como en su jugabilidad, y está cautivando en OUYA por lo bien que funciona en la consola. Con gráficos 2D dibujamos a mano que representan una vista aérea, tanto los personajes como los escenarios lucen de maravilla en una pantalla 1080p. A nivel artístico, nos ha gustado mucho que los trazos de los gráficos se mueven simulando la imperfección del pintado como en series de dibujos Shin Chan, algo que le da una sensación muy buena, mientras que en general todo se ve muy simple pero con mucha personalidad.

¡Bienvenida, OUYA! 22

La jugabilidad resulta muy similar a los Zelda de toda la vida, pegar espadazos, empujar bloques, usar fuego para encender cosas... y lo cierto es que resulta dentro de lo que cabe bastante fresco, ya que no se limita a copiar lo que ya hemos jugado en otros juegos, sino que aporta ideas nuevas aquí y allá. Quizás lo más flojo es el sistema de combate, que exige mucha precisión en los golpes a los enemigos pero a su vez, los enemigo no se detienen y es habitual que te peguen aunque tú lo hayas hecho bien, siendo algo un poco frustrante. Lo cierto es que nos queda mucho por jugar pero la impresión ha sido muy buena y creemos que es un gran juego con el que pasar por primera vez muchas horas a solas con la consola.

Saturday Morning RPG, un homenaje a las series de dibujos de los ochenta

OUYA dispone de unos cuantos RPGs típicos e incluso una versión de Final Fantasy III en su catálogo inicial, sin embargo, necesitábamos algo más fresco y original. Esto es lo que nos da Saturday Morning RPG, un juego de rol que fue financiado a través de Kickstarter y publicado originalmente en iOS. Tomamos el papel de un joven que en pleno sueño se introduce en una libreta mágica que le dio un ser llamado "The Wizard".

¡Bienvenida, OUYA! 23

Una vez en el mundo del sueño, el protagonista descubre que tiene poderes y empezará a vivir todo tipo de aventuras con villanos y personajes que nos recordarán a muchos de los personajes de series de animación de los años ochenta, como puede ser Scooby Doo, los Osos Amorosos, He-Man o Transformers entre otros. De hecho, la bizarra historia que se nos cuenta resulta muy oportunista y el guión son claros homenajes constantes a las series. No en vano, el nombre traducido significa "Sábado por la Mañana RPG", haciendo una mención evidente a las series que pudieron disfrutar en los ochenta en esa franja horaria.

PUBLICIDAD

Lo que nos ha encantado, además de la buena realización técnica con sprites pixelados para los personajes y los escenarios en 3D, acompañados por una banda sonora y efectos muy buenos, es que la jugabilidad no es para nada mala. Estamos ante un juego cuya exploración y combates se inspiran claramente en la serie Paper Mario, con combates que nos obligan a darle en el momento adecuado para cubrirnos o atacar, magias con minijuegos y un sistema de configuración de poderes mediante tarjetas.

Los ataques resultan muy graciosos ya que homenajean a multitud de cosas de la década, con animaciones y sonidos muy graciosas, como por ejemplo, un ataque de disco de Tron que desintegra en cubitos a los enemigos, una bola de básquet de fuego que prende a los enemigos, un ataque de baile que deja paralizado, entre muchas otras. La otra parte de exploración está repleta de secretos y nos permite ver a los enemigos para esquivarlos, dando muchas opciones al jugador, con algunos puzles que descifrar.

¡Bienvenida, OUYA! 24

La verdad es que Saturday Morning RPG nos ha sorprendido. Su estilo artístico es único y si habéis tenido la suerte de disfrutar de la década de los ochenta, os encontraréis con un juego de rol muy gracioso, que tiene una jugabilidad bastante variada, con unos buenos combates y una buena dosis de exploración. El ritmo del juego es bastante alto y cuando aprendemos a manejar bien los combates, estos se suceden con bastante rapidez (aunque siempre se nos hacen un poco lentos).

En la versión original de iOS, se fueron lanzando los capítulos uno a uno, pero en esta versión de OUYA están disponibles los cuatro a la vez, solo que para la demo solo podemos jugar al primer capítulo. El juego completo cuesta prácticamente seis dólares americanos, si os gusta el tipo de juego que ofrece y disfrutasteis de la década de los ochenta como niños, creemos que no os defraudará. Eso sí, abstenerse todos los que no tengáis un buen nivel de inglés.

Knightmare Tower, un arcade la mar de adictivo

Como ya hemos comentado, OUYA es una plataforma ideal para portar juegos de móviles por su arquitectura y sistema operativo. Esto hace que muchos juegos de los que han llegado vengan de esas plataformas. Es el caso de Knightmare Tower, un arcade de acción vertiginoso en el que tomamos el papel de un caballero que tiene que alcanzar la cima de una torre que parece interminable, a base de pegar espadazos a sus enemigos para ir escalando/volando a la vez que recogiendo princesas por el camino. Su jugabilidad no podría ser más simple, iniciamos el ascenso con un barril cohete que nos impulsa hacia el cielo con una fuerza que dependerá de un minijuego de parar una barra lo más arriba posible, y una vez estamos volando, para seguir manteniendo impulso, deberemos atacar a los enemigos que ascienden por debajo de nosotros.

¡Bienvenida, OUYA! 25

Para ello, movemos a nuestro caballero de izquierda a derecha mientras va cayendo de la pantalla poco a poco y podemos realizar ataques en picado para acertar a un enemigo y rebotar manteniendo la ascensión. Si fallamos y nuestro caballero se sale de la pantalla por abajo el barril volverá a impulsarnos pero habremos perdido velocidad. Si somos muy lentos, un mar de lava nos atrapará y la partida se acabará.

Los enemigos aparecen en multitud y es más o menos fácil acertar, pero tendremos que tener cuidado con los diferentes tipos de enemigos, ya que algunos nos dispararán, otro sacarán pinchos en un momento determinado, así que tenemos que ser rápidos y precisos en nuestros ataques si no queremos perder vidas (tenemos hasta tres, pero conseguimos más atrapando corazones que aparecen en burbujas), lo que hace que este juego tenga un ritmo vertiginoso de acción y que se pueda finalizar en apenas unos minutos.

¡Bienvenida, OUYA! 26

Sus bonitos gráficos y sonido más esa tremenda jugabilidad, consigue atraernos una y otra vez para ir mejorando poco a poco, demostrando que la experiencia arcade de muchos de los juegos de móviles que tan populares son hoy en día, tienen un lugar en consolas como OUYA. El juego gratuito sigue el modelo freemium, es decir, podemos jugar al modo de juego al completo sin necesidad de pagar nada. Podemos gastar dinero en comprar monedas de juego (que se pueden conseguir jugando) para comprar mejoras y upgrades, o bien pagar por el juego completo que incluye un modo supervivencia por 3’99 dólares.

Muffin Knight, un clásico que demuestra los beneficios de jugar con un mando

Otro caso que queríamos destacar y que viene del mundo de los móviles es Muffin Knight, el niño caballero que se transforma según va comiendo Muffins. Se trata de un arcade en el que estamos en una pantalla en donde aparecen estos pasteles que tenemos que coger. Cada vez que cogemos uno, nuestro personaje se transforma en otra clase, lo que también cambia nuestro tipo de disparo.

¡Bienvenida, OUYA! 27

El objetivo es coger un número determinado de pasteles para así poder desbloquear la siguiente fase, aunque podemos aguantar hasta el infinito si somos capaces, ya que cada vez aparecen más bichos y son más rápidos. La jugabilidad resulta muy ágil y simple, pero absolutamente divertida y adictiva, con un ritmo altísimo que se beneficia de jugar con un mando en lugar de los controles en las pantallas táctiles. Según vamos superando fases, vamos obteniendo nuevos tipos de transformaciones y también podemos subirlos de nivel, así que pese a su simpleza, al final acabamos teniendo un montón de profundidad.

El juego nos ofrece un montón de pantallas con arquitecturas diferentes y enemigos variados, que nos pondrán las cosas muy difíciles, pero resulta realmente divertido enfrentarse a ellos e ir superando todas las fases, recordándonos los buenos momentos que hemos pasado con este tipo de juegos en la era 8 bits y que parecía extinto hace unos años. La única pega que le vemos a Muffin Knight es que no ofrece modo multijugador en la misma consola, aunque sí que ofrece la posibilidad de conectar con una versión de móvil para jugar bien en cooperativo o versus.

¡Bienvenida, OUYA! 28

El proceso es un poco engorroso pero funciona, aunque la desventaja para el jugador de móvil es notable. Ojalá que hagan una actualización que permita jugar con cuatro jugadores en una sola consola, desde luego la jugabilidad con sus encantadores gráficos y músicas (no dejaréis de tararear el tema principal) nos tiene prendados para jugar uno solo. La versión gratuita ofrece jugar a cuatro de nueve niveles, mientras que tenemos un botón que indica que llegarán más niveles. Muffin Knight es un arcade totalmente divertido y recomendable que no podéis dejar de probar en vuestra OUYA.

Una plataforma poco potente, pero que va a ofrecer un sinfín de juegos y contenidos para probar

Para acabar con nuestro artículo dedicado a OUYA nos gustaría resumir nuestras impresiones de lo que nos ha parecido la consola. El atractivo de su diseño y el precio es innegable, siendo además una consola muy pequeña y bonita, que cabe en cualquier sitio y que tiene lo necesario para conectarse a la tele y a internet, todo por 99 dólares americanos. Los mandos, resultan muy cómodos de coger y generalmente funcionan bien, pero se han apreciado defectos de fabricación en la comunidad y tienen un gran problema de retraso en la comunicación, que los responsables de OUYA tendrán que solventar lo antes posible. Mientras tanto podéis acercar más la consola a los mandos para mitigar el problema.

¡Bienvenida, OUYA! 29

Sin duda alguna, lo que resulta realmente interesante y adictivo de OUYA es su tienda llamada Discover, donde navegaremos entre una enorme tabla de juegos y aplicaciones donde tenemos la sensación de estar explorando y descubriendo juegos, lo que es en sí mismo en un adictivo entretenimiento. Además, como hay novedades casi cada día, nos veremos motivados a encender la consola muy a menudo solo sea por explorar lo nuevo y probarlo.

Esa faceta de todo con demo o versiones gratuitas resulta también muy importante, porque ya solo sea por probar todos los juegos de los que dispone, vale la pena sobradamente pagar el precio de la consola. Luego, será extraño si no os apetece comprar algunos de los buenos juegos de los que dispone la consola, ya sean originales o algunos clásicos indie que están presentes. OUYA dispone de ese tipo de juegos y también para jugar con nuestros amigos en casa, sin duda uno de los fuertes de la consola gracias a lo barato que son los mandos y a la posibilidad de usar mandos de Xbox 360 o PS3.

La consola está preparada para que los juegos tengan modos online, pero por ahora no ha aparecido ninguno que podamos considerar abanderado de este tipo de juego. No olvidemos también, que es la primera consola de puertas abiertas en la que podremos probar a desarrollar nuestro propio juego, pudiendo usarse algunas de las herramientas más populares de la industria. Esto se incluye como una opción principal dentro de la propia consola y nos parece que significa un punto de ruptura en nuestra industria de juegos dedicados.

Desgraciadamente, la consola no es muy potente y eso se nota en algunos ports donde realmente la consola no aguanta la tasa de imágenes por segundo, pero todo parece indicar que si hay un buen esfuerzo de optimización por parte de los desarrolladores, no tiene problemas en ofrecer juegos de una calidad similar a la era 128 bits pero con gráficos a 1080p. Eso no impide que haya grandes juegos estupendamente realizados para la consola y que están siendo un verdadero éxito, demostrando que es una consola capaz de ofrecer tanto buenas experiencias 2D como 3D.

¡Bienvenida, OUYA! 30

Suponemos que con el paso del tiempo y el crecimiento de la base instalada de consolas, el esfuerzo en la adaptación será mayor y veremos juegos de más calidad y mejor acabado técnico. También hay mucho que mejorar en cuanto al sistema operativo y a servicios online, ya que no hay listas de amigos, ni podemos unirnos a las partidas de estos si no sabemos previamente donde están, y muchas otras cosas que echaréis de menos, pero lo que sí es cierto es que para empezar, OUYA viene muy bien preparada para que podamos disfrutar de todos esos juegos alternativos que han estado fuera de las consolas de salón. Nosotros le hemos dado una oportunidad y estamos encantados, descubriendo y redescubriendo muchos de esos juegos que han ayudado a cambiar la industria los últimos años, así como unos cuantos juegos nuevos muy buenos.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir