Vandal Game Music

Cada semana, un artículo sobre música de videojuegos.

Ritual FM. Las bandas sonoras más oscuras

Hablamos de la relación de la escena del black metal y el dungeon synth con los videojuegos.
Ritual FM. Las bandas sonoras más oscuras
·
Actualizado: 17:11 15/9/2021

La música es un ente que toma muchas formas, y el mero hecho de pensar en la de videojuegos como un género se convierte rápido en una idea desmontada cuando entran en juego todas sus apariencias. Si bien se ha venido a asociar tradicionalmente a la música programada de trackers y secuenciadores y más recientemente a la orquestal, la historia la conduce por infinitos caminos, algunos muy oscuros.

Esta semana veremos el más oscuro de todos, su relación con el black metal y sobre todo con uno de los subgéneros derivados de este, el llamado dungeon synth. Desde los videojuegos asociados al sonido de esta manifestación ambiental del sintetizador hasta la verdadera incursión de bandas de black, que ha sido uno de los estilos menos prolíficos y más tardíos en aparecer en videojuegos, pero ha llegado.

El sintetizador de mazmorra

Los orígenes del dungeon synth son tan oscuros y deprimentes como su propia música. Sus influencias se pueden encontrar en estilos previos como ese darkwave de Dead Can Dance, pero su nacimiento estaría profundamente ligado al black metal. A principios de los 90, el incipiente black metal noruego —también conocido como «Second wave»— comenzaba a experimentar con nuevos sonidos, a veces fusionando con el folk o la música sinfónica pero también con el dark ambient. Es en este territorio donde entran los sintetizadores de álbum debut Burzum (1992), que mostraba un enorme interés por la música ambiental creada para acompañar partidas de rol de Dungeons & Dragons, que es de donde tomaría finalmente el nombre.

El estilo no cobraría vida hasta 1993, cuando Mortiis, hasta entonces bajista del también influyente grupo de black metal noruego Emperor, deja la banda y comienza una aventura en solitario con sus maquetas de dungeon synth en casete, desde la primigenia The Song of a Long Forgotten Ghost (1993) y el álbum capital Født til å Herske (1994). Al ser música ambiental y hecha con sintetizador, recuerdan a bandas sonoras General MIDI, lo que rápidamente le dará una conexión con los videojuegos.

Aunque ni Mortiss ni Varg Vikerness han querido reconocer esta conexión, podemos encontrar en videojuegos como Ultima Underworld o Eye of the Beholder una fuerte muestra de dungeon synth previa a la concepción del género musical, pues comparten casi todos los elementos. Por supuesto no cualquier videojuego que utilice General MIDI y tenga mazmorras es dungeon synth. El primero de los que siguen seguramente sería Heretic en 1994, el FPS de Raven Software compuesto por Kevin Schilder, e incluso Demon’s Crest podría meterse en esta denominación a pesar de sonar en SNES.

El otro ejemplo más notable lo encontramos en King’s Field, la saga de FromSoftware compuesta por el músico Koji Endo. El álbum King’s Field original besttrack, lanzado en el 2001 por King Record / Absord Music recopilando lo mejor de la trilogía original, es una buena muestra de dungeon synth en videojuegos, con temas como el magnífico «Passage for a Monk» de King’s Field II. Poco más tarde llegarían Myth: The Fallen Lords y su secuela Myth II: Soulblighter, que fueron compuestos entre 1997 y 1998 por Martin O’Donnel y Michael Salvatori y se mueven entre el dark ambient y el dungeon synth. Otros juegos de PC de ese momento compartirían temas cercanos a este estilo con otros que no recuerdan tanto, como sería el caso de Gothic, que mezcla orquesta y sintetizador.

Y como siempre suele suceder... ese círculo se ha ido cerrando. En la actual escena del dungeon synth existen músicos que de verdad rinden homenaje a viejos videojuegos de ordenador. Es el caso de Synth Bard, que publicó la colección Gold Box Renditions como tributo a los Advanced Dungeon & Dragons de Strategic Simulations en caja dorada, contemporáneos al mencionado Eye of the Beholder. En esta nueva escena también hay multitud de bandas sonoras no oficiales o creadas para juegos de mesa.

La irrupción del black metal

Portada de ‘Split’, el disco que recoge las ocho canciones de black metal para el juego ‘Undead Knights’.
Portada de ‘Split’, el disco que recoge las ocho canciones de black metal para el juego ‘Undead Knights’.

A pesar de que la música de videojuegos había tenido casi cualquier tipo de manifestación musical, subgéneros extremos como el black metal no habían tenido ninguna representación. En todo caso había sido al revés, pues como contamos en el texto de Psygnosis, la banda Dimmu Borgir fue acusada de plagiar el tema principal de Agony para su «Sorgens Kammer», de modo que la canción más conocida de uno de los discos capitales del black metal sinfónico tuvo que ser retirada en la reedición.

Más allá de ese episodio, el primer encuentro del black metal con los videojuegos no llegaría hasta Undead Knights en 2009, desarrollado por Tecmo para PSP. En este juego de acción se firmó la colaboración con Roskva Winter y las bandas Lightning Swords of Death y Valdur, a las que está asociado como cantante y guitarrista. Todas las canciones aparecidas en el videojuego fueron recogidas con anterioridad al lanzamiento en el álbum Split (2008), compartido por Lightning Swords Of Death / Valdur con cuatro composiciones cada uno.

Ese mismo año el estilo llegaría también a Brütal Legend, que a pesar de estar más asociado a otros estilos de metal —NWOBHM, thrash metal, US power metal— consiguió colocar algunas canciones de bandas de black metal como Emperor, Dimmu Borgir, Rotting Christ, Dark Fortress, Apostasy, Bishop of Hexen, Tvangeste o Cradle of Filth con su archiconocido «Her Ghost in the Fog». La emisora 96.1 Ritual FM de Cyberpunk 2077 haría lo mismo solo que escondiendo a esos artistas de black metal detrás de nombres ficticios dentro del juego. Detrás de algunos nombres se encuentran Mord'a'Stigmata, Totenmesse y Arthur Rumiński de la banda Furia, estos últimos muy conocidos en la escena polaca, en especial por los discos Martwa polska jesień (2007) y Księżyc milczy luty (2016).

Edgar S. Fuentes
Colaborador
ANTERIORES
Vandal Game Music 'Roar of the Twin Dragons'. El legado de Technos Japan
'Roar of the Twin Dragons'. El legado de Technos Japan
Vandal Game Music
18:02 1/9/2021
Recordamos las épicas composiciones originales para las sagas Double Dragon y Kunio-Kun.
Vandal Game Music Jason Graves. Un nuevo sonido en el terror
Jason Graves. Un nuevo sonido en el terror
Vandal Game Music
18:47 8/9/2021
Repasamos la carrera del compositor de juegos como Dead Space, Until Dawn o The Order: 1886.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir