Presentación Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

Hideo Kojima y Yoji Shinkawa nos presentan la última entrega de Metal Gear Solid en Madrid.
Presentación Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots
·
Una historia que comenzó hace más de 20 años

Y el genio volvió. Después de tres largos años, Hideo Kojima regresó a Madrid acompañado de su equipo de producción para presentar Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, el epílogo que cerrará la saga creada por el director nipón hace casi 21 años, con fecha prevista para el 12 de junio a nivel mundial.

El lugar escogido no podía ser más apropiado. Un hangar que simulaba una base militar decorada con grandes carteles publicitarios del título y varios stands con el juego, bajo la atenta mirada de soldados ataviados con uniforme dispuestos a impedir fotografías de las pantallas, se mezclaban con zonas de relax y una pequeña zona de tiro que hacía las veces de concurso (el regalo para los tres primeros con puntería digna de The End, ni más ni menos que una de las muy buscadas ediciones limitadas).

Tras tomar asiento en la sala principal, asistimos a una puesta de escena digna de muy pocos juegos o películas; un completo hangar abarrotado por aproximadamente un centenar de medios, tanto especializados (entre los que como no podía faltar, se encontraba Vandal Online) como generalistas, tanto de prensa como cadenas de televisión. El propio equipo de Konami Japón contribuyó con varias cámaras para lo que intuimos formará parte de algún reportaje sobre la presentación de Metal Gear Solid 4 en los diferentes países.

La decoración adoptó ese estilo militar con cajas y vegetación de camuflaje, un gran mural con la promoción del título y varias grandes pantallas mostraban el logotipo de Konami, con un hilo musical que alternaba algunos de los temas de la banda sonora. El público estaba entregado y esperaba la llegada del director y artífice de la saga desde el primer Metal Gear publicado en MSX. Mónica Corbella, directora de Marketing de Konami España, fue la encargada de abrir el evento explicando la importancia del lanzamiento, que no se trata de uno más, es la gran apuesta de Konami para este año, y una entrega aún más esperada si cabe que anteriores entregas.

Kunio Neo, presidente de Konami Entertainment Europe, resumió un poco el inicio de la nueva saga (Solid) cuando en 1999 llegó al mercado en Europa Metal Gear Solid para PlayStation. Nueve años más tarde, Metal Gear Solid 4 cierra el círculo y los asistentes pudieron comprobar las bondades del juego en la proyección del último trailer, "Courage is Solid" (disponible en Vandal) que presenta con un corte cinematográfico muchas escenas en diferentes localizaciones, alejado un poco de la imagen que se ha querido crear hasta el momento mostrando únicamente escenas de Oriente Medio, el acto que abre el juego pero que no representa más que una pequeña parte de la aventura.

PUBLICIDAD

Finalmente, Mónica Corbella agradeció el apoyo de la prensa durante estos meses que hasta el momento ha estado brindando unas opiniones muy favorables, así como las esperanzas que tiene Konami en convertirse en un superventas y estar llamado a el mejor título de 2008. Para asegurar que todos los fans conozcan el producto, Konami apostará fuerte por una campaña publicitaria tanto en prensa como en televisión, y los asistentes pudimos disfrutar en primicia del spot que será emitido a partir del día 11, un pequeño montaje con escenas del último trailer y que contará con la inconfundible voz de Ramón Langa (cuyo trabajo más famoso es doblar a Bruce Willis), capaz de dar la réplica a nuestro idioma al famoso guy trailer del vídeo original. Un impactante spot repleto de acción y música épica que no dejará indiferente a nadie.

Acto seguido fueron presentados los auténticos protagonistas del evento, las cabezas más importantes tras Guns of the Patriots, Hideo Kojima (director y productor), Yoji Shinkawa (diseñador de personajes e ingenios mecánicos), Kenichiro Imaizumi (productor de Kojima Productions). Más tarde se uniría Yumi Kikuchi, la modelo japonesa que aparece reflejada como una de las villanas del título, encarnando a Raging Raven, una de las cuatro miembros de la unidad Beauty & the Beast que fue destacada con un trailer exclusivo para la presentación con algunas escenas nuevas de su doble virtual.

Las primeras palabras de Hideo Kojima (en castellano) fueron para congratularse de regresar a Madrid, aunque rápidamente volvió a su lengua nativa para agradecer la presencia de los medios. Yoji Shinkawa realizó su propio balance de estos últimos diez años en la saga y nos emplazó a esperar tan sólo unos días ante el lanzamiento del juego.

Durante la ronda de declaraciones y respuestas a las preguntas de la prensa, Hideo Kojima dejó claro que se sentía orgulloso de lanzar un título como Guns of the Patriots dedicado a jugadores hardcore en un momento en el que muchos juegos casual copan el mercado. Metal Gear Solid 4 es un producto dirigido también especialmente para los fans, a los que se intentará sorprender con, por ejemplo, la presencia por primera vez en la saga de modelos reales, en la que Shinkawa colaboró para dar el aspecto que se quería de estos enemigos de Snake.

Entre las respuestas más personales de Hideo Kojima, se desprendió que de toda la saga Metal Gear Solid sigue siendo el favorito del autor, por el salto que supuso a las 3D y redefinir muchos conceptos de posteriores entregas, aunque lógicamente todos tienen su cariño y en ellos ha puesto su sello. Por su parte, Kenichiro Imaizumi hizo hincapié en la larga producción del juego, cuatro años, que espera que hayan dado sus frutos y contenten a los seguidores que lo han esperado durante tanto tiempo.

Una parte del tiempo fue dedicada a la unidad Beauty & the Beast, de la cual Kojima afirmó que fue creada con la intención de mostrar unos jefes fuertes y poderosos, que invocan el espíritu de enemigos clásicos de Metal Gear Solid. Los jefes finales siempre han sido un eje principal de la jugabilidad y esta vez no ha sido una excepción. Además, se quiso hacer volver al mayor número de personajes de la saga a modo de homenaje a los fans, algo que dentro del juego tiene su significado y que el jugador entenderá a lo largo de la aventura.

Otro de los temas que se tocó era la presión que suponía crear una entrega de tal magnitud como Guns of the Patriots, a lo que Kojima admitió que se había enfrentado en el pasado, incluso con Metal Gear Solid para PlayStation, pero esta vez era algo especial: el juego es cada vez más popular y se trata del gran final, en el que los seguidores pondrán toda su atención en búsqueda del guión que aclare todas las dudas creadas hasta el momento. Y una vez más, el director enfatizó el aspecto de sigilo y espionaje de la entrega, y a pesar de ser la más libre en cuanto a opciones para el jugador (que puede utilizar la confrontación directa), se asegura que la forma de terminar el juego más divertida es la que consiste en esquivar a los enemigos y vivir la tensión, utilizar el escenario como escondite.

Yumi Kikuchi tuvo su pequeño momento de protagonismo al hablar de lo agradecida que está a Kojima por participar en un medio en creciente expansión como los videojuegos, un medio de entretenimiento que pronto tendrá más peso a nivel social que el cine (al que en recaudación ya está superando).

PUBLICIDAD

Durante la rueda de preguntas de los medios privilegiados se habló de la falta de reconocimiento de algunas estrellas (como el propio Kojima) frente a otras disciplinas, como el cine. Hideo Kojima admitió que este era un medio diferente por la relación directa que tiene el director de cine o televisión con los actores, evitando comparaciones como la de George Lucas que salió en un momento dado. Vandal Online preguntó por los logros y las influencias que la saga ha realizado en el mundo de los videojuegos, y una vez más el director de Guns of the Patriots demostró su educación al responder que no era la persona más adecuada para hablar de sus méritos, y que aunque la saga es conocida por ser una de las precursoras de los juegos de sigilo, su orgullo principal se encuentra en la forma de contar historias.

El tema del doblaje salió y se nos aseguró que en un primer momento estuvo planeada la inclusión del castellano como una de las lenguas que hablarían los personajes, pero se desechó en la parte final. Otras polémicas declaraciones como la capacidad del Blu Ray fueron resueltas afirmando que es un soporte que ofrece multitud de virtudes, pero que no es menos cierto que ante algunas expectativas se le quedó pequeño; la fuerte optimización del juego al ser creado para PlayStation 3 en mente también se esgrimió como motivo para la negación de su aparición en otras plataformas, ya que ello requeriría modificar mucho el código y crear algunos aspectos casi desde el principio. Por último, ante lo que ofrece Guns of the Patriots para los conocedores de la saga, la respuesta de Kojima se centró en los sentimientos, las emociones que dará el juego ante los que han podido disfrutar de las últimas entregas al rememorar ciertos momentos.

Aunque la presentación duró varias horas, el tiempo nos pareció muy limitado ante la irrepetible oportunidad de tener a Kojima presentando un Metal Gear Solid bajo su dirección, ya que como ha afirmado en varias ocasiones, la saga continuará su camino pero él no se encontrará tan ligado como hasta ahora. Metal Gear Solid 4 Guns of the Patriots suena a despedida, pero estamos seguros que será el mejor cierre posible para la saga y el fin de la historia de Solid Snake.

Flecha subir