Las mejores películas basadas en videojuegos (o las menos malas)

Con el lanzamiento inminente de Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City, sacamos la artillería para ver qué películas de videojuegos son las mejores.
Las mejores películas basadas en videojuegos (o las menos malas)
·

El cine y los videojuegos han tenido siempre una relación de lo más peculiar. En los primeros compases del siglo XXI, los videojuegos se convirtieron en uno de los principales estandartes para la expansión de determinadas películas de corte blockbuster (es decir, mainstream hasta decir basta) para que estas tuvieran una vida mucho más longeva y así se continuase ahondando en la historia de algunos personajes o incluso se ofrecieran puntos de vista de la trama alternativos. Aunque otros, como por ejemplo el clásico de El Señor de los Anillos: El retorno del rey de EA, seguían grosso modo a pies juntillas lo narrado en los largometrajes, dejando a los jugadores atravesar por esa historia en base a una adicta jugabilidad.

Con el tiempo, sin embargo, se ha ido dando la vuelta a la tortilla poco a poco y ahora es el cine quien busca, constantemente, llevar a su terreno grandes obras de los videojuegos, adaptándose más a sus tramas y a lo que cuentan realmente a través de los mandos. Es una tarea sumamente sencilla, porque aunque ambos medios partan del audiovisual, lo cierto es que jamás podrán transmitir lo mismo al público. El videojuego posee la capacidad de convertir al jugador en protagonista, haciendo que este sufra y padezca mucho más que cualquier espectador de cine sentado cómodamente en su butaca.

En celuloide, por su parte, busca conectar a su patio de butacas mediante personajes y arcos con los que puedan sentirse identificados. Conectar emocionalmente a los que asisten al visionado solo con la magia de una buena historia y unas evoluciones de protagonistas que puedan hacer que el espectador pueda sentir algo. Las experiencias, a pesar de que puedan parecerse, nunca serán lo mismo en ninguno de los casos.

No obstante, aprovechando el estreno de Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City, nos hemos tirado de cabeza a la piscina para realizar un recopilatorio con las mejores adaptaciones de videojuegos al cine. O, como especificamos, las menos malas, porque en este género (vamos a decirlo así) no es que haya un nivel deslumbrante.

Street Fighter II: La película (1994)

Street Fighter

  • Duración: 98 min.
  • Director: Gisaburô Sugii

Arrancamos con un clásico de animación de Gisaburô Sugii que supo acabar con la mala fama del videojuego de Capcom en el mundo del cine que creó el largometraje, del mismo año, dirigido por Steven E. de Souza que contaba con Jean-Claude Van Damme en el reparto. Street Fighter II: La película va al grano y funciona como un tiro en lo que respecta a largometraje de acción y combate cuerpo a cuerpo. Con una animación, cierto es, que ha envejecido un poco mal para lo que estamos acostumbrados ahora mismo, pero se deja ver sin problemas.

Mortal Kombat (1995)

  • Duración: 101 min.
  • Director: Paul W.S. Anderson

Sin duda, una película que merecía estar en esta lista. Adaptar la esencia de Mortal Kombat no es demasiado complicado, por lo menos no lo era en los noventa teniendo en cuenta que por aquel entonces el lore del videojuego tampoco estaba extremadamente tan avanzado como ahora. Es por ello por lo que optamos por poner el film de los noventa en lugar del actual de 2021 de Simon McQuoid, que sí lo tenía un poco más complicado. Paul W. S. Anderson acertó más aquí que con sus adaptaciones libres de Resident Evil o con la reciente Monster Hunter. Combates directos, evolución de personajes justa y correcta y unos efectos especiales que tampoco eran un esperpento.

PUBLICIDAD

Silent Hill (2006)

Silent Hill

  • Duración: 127 min.
  • Director: Christophe Gans

Por los pelos y raspando el larguero, pero la Silent Hill de Christophe Gans merecía estar en esta lista gracias a que actúa de maravilla como una cinta de terror al uso. Es extremadamente complicado captar la esencia de horror que desprende el videojuego original, por no decir imposible porque se basa en muchas ocasiones en la propia tensión que genera el escenario mientras estamos a los mandos, y eso para una película no es fácil de replicar. Ahora bien, la Silent Hill de 2006, aunque coge con pinzas la historia original, es un producto de lo más disfrutable con unas secuencias dignas de enmarcar.

El Profesor Layton y la diva eterna (2009)

El profesor Layton y la vida eterna

  • Duración: 97 min.
  • Dirección: Masakazu Hashimoto

Posiblemente una de las películas más desconocidas de la lista y que sin luga a duda merece de un momento de vuestra atención. La animación tiene un peso fundamental en las adaptaciones de videojuegos, pero pocas veces se reivindica el largometraje de Masakazu Hashimoto. Basado en los videojuegos de Nintendo de puzles con el mismo nombre, el largometraje reúne al Profesor Layton y Luke para poner rumbo a una aventura que gira alrededor de la vida eterna.

Prince of Persia: Las arenas del tiempo (2010)

  • Duración: 116 min.
  • Director: Mike Newell

El papel más olvidado de Jake Gyllenhaal (y con razón, todo hay que decirlo). Siendo Disney la productora del proyecto, tenemos un largometraje que toma prestados los elementos componen el videojuego de Prince of Persia de Ubisoft (que tendrá un remake listo en nada y menos, y esperemos que con mejores resultados que el momento en el que se presentó) y con Mike Newell a la dirección se firma una obra clásica sobre el viaje del héroe que, lamentablemente, queda algo lastrada por no saber qué papel jugar con determinación.

Warcraft: El origen (2016)

Warcraft

  • Duración: 123 min.
  • Director: Duncan Jones

Aprovechar el tirón que estaba teniendo Travis Fimmel por su papel como Ragnar Lodbrok en Vikings quizá no fue la mejor de las opciones. Warcraft es inabarcable. Tiene demasiada historia y lore como para adaptarse a película, y de hecho hasta una serie podría correr el riesgo de quedarse corta (aunque nos encantaría ver eso). Si la tomamos como una aventura sucesora de El Hobbit de Peter Jackson, puede funcionar bien como historia de fantasía. Ahora bien, si la comparamos con el videojuego, Warcraft hace aguas por todas partes.

Tomb Raider (2018)

  • Duración: 122 min.
  • Director: Roar Uthaug

Después de las películas ciertamente fallidas de Angelina Jolie como Lara Croft, Alicia Vikander recoge el testigo y se mete en la piel de la exploradora más famosa del mundo de los videojuegos. De nuevo, no se sigue a pies juntillas todo lo narrado en las obras de las que parte, pero Roar Uthaug salva la función con buenas escenas de acción y un largometraje de aventuras al uso sin mayores pretensiones que las de entretener.

Proyecto Rampage (2018)

  • Duración: 107 min.
  • Director: Brad Peyton

Adaptar Rampage es uno de los mayores riesgos que se ha cometido desde la industria del cine, básicamente porque los videojuegos no tienen un argumento en sí y se basan enteramente en la destrucción de escenarios y combate de bestias gigantes. Pero todo funciona si ponemos a Dwayne Johnson en pantalla. Brad Peyton consigue articular un producto lo suficientemente sostenible como para tener una historia más o menos sólida y un film a lo kaiju eiga con el interés justo y necesario como para funcionar en taquilla.

Detective Pikachu (2019)

Detective Pikachu

  • Duración: 104 min.
  • Director: Rob Letterman

Sin duda una de las mejores películas basadas en videojuegos. Se toma lo imprescindible de Detective Pikachu y se une al sentimiento aventurero de los videojuegos habituales de la saga para modelar un live-action único de Pokémon. Ryan Reynolds demostró aquí que puede meterse en cualquier papel y jugar sus mejores cartas para que los espectadores se partan de risa.

Angry Birds 2: La película (2019)

Angry Birds

  • Duración: 96 min.
  • Directores: Thurop Van Orman, John Rice

Secuela directa de Angry Birds. En la cinta los cerdos y los pájaros deberán unir fuerzas para acabar con la villana Zeta, lo que supone un revés tremendo para los videojuegos puesto que los personajes, con sus roles bien marcados, deben salirse del personaje para acabar con otra amenaza mayor. De nuevo, como en Proyecto Rampage, un obra algo arriesgada teniendo en cuenta que surge a partir de unas bases narrativas extremadamente ligeras (por no decir inexistentes).

PUBLICIDAD

Sonic the Hedgehog (2020)

Sonic

  • Duración: 99 min.
  • Director: Jeff Fowler

No es que la película de acción real de Sonic empezase con demasiado buen pie, porque si hacéis buena memoria el erizo azul de SEGA aterrizó con un aspecto un tanto diferente a como lo vimos en la versión final. Y es que Paramount no dio en el clavo con el primer diseño "definitivo" que tenía en mente para Sonic y eso llevó al estudio a cambiar radicalmente al personaje para el estreno oficial de la película (que por razones evidentes retrasó su estreno). El resultado, empero, fue un film que sorprendió a gran parte de los espectadores (para bien) y devolvió al mejor Jim Carrey.

Werewolves Within (2021)

  • Duración: 97 min.
  • Director: Josh Ruben

Probablemente, la película más "loca" que hemos visto en el sentido de adaptar videojuegos a cine, al tratarse de un juego multijugador para realidad virtual de Ubisoft que lanzó en 2016 para PS4 y PC. Sudirector Josh Ruben idea una especie de whodunit en el que todos son sospechosos. Hay que descubrir todo lo que rodea a esa figura misteriosa del Hombre Lobo y, por ende, si está entre los personajes que protagonizan el largometraje. Algo sencillo pero de lo más eficaz que demuestra que con buen guion, se llega más lejos que con buenos efectos especiales.

Resident Evil: Bienvenidos a Raccoon City (2021)

  • Duración: 107 min.
  • Director: Johannes Roberts

Ha habido mucha polémica con esta película a causa de la concepción que realizó Paul W.S. Anderson junto con Milla Jovovich. Pero Bienvenidos a Raccoon City nos ha parecido un largometraje de lo más entretenido, con muchas dosis de terror (aunque no sea uno que te hace saltar de la butaca y que tampoco transmite lo mismo que los videojuegos, por razones evidentes) y un puñado de referencias a los títulos originales que son para quitarse el sombrero. Johannes Roberts respeta las bases de los primeros Resident Evil a la perfección.

¿Cuáles hubierais elegido vosotros? Decídnoslo en los comentarios.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir