Vandal

Análisis Nintendo Switch Lite ¿Merece la pena?

Os contamos lo que nos ha parecido el modelo más portátil y económico de Nintendo Switch.
Análisis Nintendo Switch Lite ¿Merece la pena?
·

Nintendo Switch Lite llegó por fin a las tiendas el pasado 20 de septiembre, un nuevo modelo de esta exitosa consola que apuesta en exclusiva por sus capacidades portátiles, prescindiendo así de todas aquellas características que la han convertido en una plataforma "todoterreno". Con esto, la Gran N pretende cubrir las necesidades de un sector de la población muy concreto, ofreciéndonos una alternativa mucho más económica que resulta especialmente recomendable si lo que buscamos es una máquina completamente enfocada al juego portátil. Sin embargo, aquí la gran pregunta es: ¿merece la pena?

En Vandal llevamos unos días con ella y tras haberle dedicado un buen número de horas hemos decidido traeros este artículo para comentaros todas las sensaciones que nos ha transmitido, las cuales, ya os vamos adelantando, son muy positivas.

PUBLICIDAD

Precio, modelos y características

Antes de detallaros lo que nos ha parecido, vamos a repasar algunos de sus datos más importantes, empezando por su precio: 219,95 euros, es decir, 110 euros menos que el precio recomendado de la Switch original, situado actualmente en 329,95 euros. Huelga decir que aquí tenemos uno de sus mayores atractivos, ya que se amolda a los bolsillos más ajustados y hace su compra mucho más accesible para quienes no disponen de un gran presupuesto en su día a día.

Análisis Nintendo Switch Lite ¿Merece la pena?

Además, la consola cuenta actualmente con tres modelos distintos: turquesa, gris y amarillo, aunque el 8 de noviembre también se lanzará una edición especial dedicada a Pokémon Espada y Escudo que contará con las ilustraciones de Zacian y Zamazenta en su parte posterior, mientras que la frontal tendrá los botones y sticks de color cian y magenta. Eso sí, ojo con este modelo, ya que no incluye el juego.

A continuación, os dejamos con una tabla comparativa donde podréis echarle un vistazo a sus diferentes características respecto a las de la versión original de la consola, lo que os permitirá haceros una idea mucho más concreta de qué es lo que ofrece.

FacetaSwitch OriginalSwitch Lite
Pantalla6,2 pulgadas 1280x7205,5 pulgadas 1280x720
Peso398 g con Joy-Con275 g
Batería
  • Hasta 6 horas
  • Zelda BOTW: 3 horas
  • Hasta 7 horas
  • Zelda BOTW: 4 horas
Tamaño102mm x 239mm x 13.9mm (con Joy-Con)91.1mm x 208mm x 13.9mm
Precio
  • 299 dólares
  • 329 euros
  • 199 dólares
  • 219,95 euros
Dock y TVCompatibleNo compatible
Vibración HDIncluida en los Joy-ConNo incluida
Cámara infrarrojaIncluida en los Joy-ConNo incluida
Juegos compatiblesTodosTodos menos los que requieren movimiento del Joy-Con (1-2-Switch, Mario Party)
Modos de juego
  • Con el televisor
  • Sobremesa
  • Portátil
Solo modo portátil

Unboxing: los contenidos de la caja

Esto puede parecer evidente, pero probablemente muchos os estaréis preguntando qué es lo que trae exactamente la caja de la consola, una pregunta muy normal si tenemos en cuenta que Nintendo ya nos ha vendido algunas máquinas en el pasado sin su correspondiente adaptador de corriente, obligándonos a comprarlo por separado.

Destaca la robustez de la caja y lo bien colocado que está todo en su interior para asegurar que sus contenidos estén debidamente protegidos.
Destaca la robustez de la caja y lo bien colocado que está todo en su interior para asegurar que sus contenidos estén debidamente protegidos.

Por suerte, este no es el caso y una vez os hagáis con ella tendréis todo lo necesario para empezar a jugar (a excepción de los juegos, claro, ya que no incluye ninguno y como mucho podréis recurrir a los gratuitos de la eShop). Siendo más concretos, encontraréis lo siguiente en su interior:

  • Una Nintendo Switch Lite.
  • Un adaptador de corriente para cargar la consola.
  • Un manual de instrucciones.

Más pequeña, ligera y compacta

Una vez sacamos la consola de su caja y la sujetamos por primera vez, lo que más nos llamó la atención fue su peso. Apenas pesa 275 gramos, y acostumbrados a los 398 de la Switch original es algo que se nota muchísimo, consiguiendo que se sienta ligerísima y tremendamente cómoda en las manos.

Aquí podéis ver la diferencia de tamaño entre el modelo original de Switch (arriba) o Switch Lite (abajo).
Aquí podéis ver la diferencia de tamaño entre el modelo original de Switch (arriba) o Switch Lite (abajo).

Esto, sumado a su menor tamaño (tiene unas dimensiones de 91.1mm x 208mm x 13.9mm frente a los 102mm x 239mm x 13.9mm del modelo original con los Joy-Con acoplados), hace que sea mucho más fácil de transportar, algo muy importante en una máquina enfocada por completo al juego portátil. Es más, otra de las grandes ventajas de todo esto es que facilita y favorece sesiones largas de juego, ya que nuestras manos se cansan considerablemente menos al sujetarla.

Los controles

Como bien sabréis, se han eliminado los Joy-Con e incluye sus propios botones y sticks, por lo que se trata de una consola de una "sola pieza". No hay mandos que se puedan desacoplar ni nada parecido, así que tiene un diseño de portátil muy tradicional, aunque la disposición de los controles es exactamente la misma que la del modelo estándar de Switch.

Eso sí, aquí hay una gran diferencia: los botones frontales del Joy-Con izquierdo se han sustituido por una cruceta digital bastante decente, una novedad que nos parece todo un acierto y que hace comodísimo jugar a ciertos juegos, especialmente a todos aquellos que son 2D.

Se ha eliminado por completo la vibración, algo que en ciertos juegos, como 'Thumper', se puede echar de menos.
Se ha eliminado por completo la vibración, algo que en ciertos juegos, como 'Thumper', se puede echar de menos.

En líneas generales, la consola se adapta muy bien a nuestras manos, aunque los materiales que se han utilizado para sus botones nos recuerdan que estamos ante la versión económica de Switch, ya que son mucho más baratos y de peor calidad, lo que nos hace temer ligeramente por su durabilidad a largo plazo, pues se sienten un poco más frágiles.

También relacionado con esto está el asunto de que el feedback que transmiten cuando los pulsamos no es tan satisfactorio como en el modelo original, aunque dista de ser malo y una vez nos acostumbramos no da problemas de ningún tipo, lo que no quita que en este sentido se quede un peldaño por debajo de la Switch de siempre.

La pantalla

Por otra parte, una de las cosas que más nos han gustado de Switch Lite es su pantalla. Sí, es más pequeña (5,5 pulgadas frente a las 6,2 pulgadas del modelo original), pero sigue siendo un tamaño muy bueno y, lo que es mejor, al mantener la misma resolución de 720p, se ha conseguido que la densidad de píxeles también aumente y todo se vea considerablemente más nítido y claro, garantizando una mayor calidad de imagen.

Como veis en esta imagen, los reflejos de la pantalla en condiciones con mucha luz siguen presentes.
Como veis en esta imagen, los reflejos de la pantalla en condiciones con mucha luz siguen presentes.

Lo único negativo que vemos aquí es que ciertos juegos con fuentes muy pequeñas para sus textos pueden dar problemas al jugar en una pantalla todavía más pequeña, aunque esto no es culpa de la consola, sino de las desarrolladoras que no los adapten para hacerlos más legibles. Un buen ejemplo de esto lo tenemos en Fire Emblem: Three Houses, un título que ya costaba leer en modo portátil y que en Switch Lite se hace realmente problemático por culpa del diminuto tamaño de los textos.

Los juegos y las limitaciones

Otra de las grandes cuestiones que hay que tener en cuenta antes de lanzarse a por una Switch Lite o a por el modelo original de la consola es su catálogo de juegos. Como bien sabréis, la versión estándar de la máquina nos permite jugar de múltiples maneras, ya sea en el televisor o en portátil, y utilizando o no los Joy-Con y sus características exclusivas, algo que algunas desarrolladoras aprovecharon para diseñar juegos que deben jugarse de formas concretas.

Jugar juegos de desarrollo lateral, como Blasphemous, con la cruceta digital de Switch Lite es todo un gustazo.
Jugar juegos de desarrollo lateral, como Blasphemous, con la cruceta digital de Switch Lite es todo un gustazo.

Por lo tanto, no podremos jugar en Lite a esos juegos que nos exigen jugar con un Joy-Con o en el televisor, aunque las buenas noticias es que no son muchos. Entre ellos se incluyen las diferentes variantes de Nintendo Labo, 1-2-Switch, Just Dance o Fitness Boxing.

De igual modo, nos quedaremos sin poder aprovechar ciertas características de algunos títulos, como el Modo Realista de Mario Tennis Aces, ya que requieren de los Joy-Con y de un televisor, o los minijuegos del salón de recreo de Toad de Super Mario Party. Algo parecido ocurre con aquellos juegos que tienen cooperativo local desde una misma consola, aunque al menos en este caso existen algunas soluciones.

La duración de la batería es algo mayor que la del modelo original. Esto varía según el juego, pero títulos como 'Zelda: Breath of the Wild' aguantan más de 4 horas, mientras que otros, como los de Super Nintendo, pueden llegar hasta las 6 o 7.
La duración de la batería es algo mayor que la del modelo original. Esto varía según el juego, pero títulos como 'Zelda: Breath of the Wild' aguantan más de 4 horas, mientras que otros, como los de Super Nintendo, pueden llegar hasta las 6 o 7.

Lo importante aquí es que el software es el mismo de siempre, así que es perfectamente posible sincronizar uno o varios Joy-Con (o mandos Pro) para jugar en compañía usando su pantalla. No es igual de cómodo que en una Switch tradicional y, de hecho, prescinde de la pestaña que nos servía para mantener de pie la consola, obligándonos a buscar soluciones caseras para colocarla en una posición donde todo el mundo pueda verla en condiciones, pero, al menos, es una opción que está ahí.

Como convivir con los dos modelos

Si ya tenéis una Switch estándar y os compráis una Lite, probablemente os interesará saber cómo funciona el proceso de transferencia de partida de una consola a otra mediante los guardados en la nube del servicio de suscripción de Nintendo Switch Online.

Cuando estemos suscritos, las máquinas realizarán copias en la nube de nuestras partidas guardadas, un proceso que se hace de forma automática siempre y cuando tengamos conexión a internet, aunque también podréis realizarlo manualmente pulsando el botón + sobre el juego que queráis desde el menú principal de la consola y seleccionando vuestro perfil en el apartado "Guardados de datos en la nube".

La manera de compartir una misma partida en dos Switch diferentes es con los guardados en la nube, que es uno de los servicios que ofrece la suscripción de pago Nintendo Switch Online.
La manera de compartir una misma partida en dos Switch diferentes es con los guardados en la nube, que es uno de los servicios que ofrece la suscripción de pago Nintendo Switch Online.

Una vez hecho esto, tendremos la opción de subir nuestras partidas a la nube o descargarlas desde el servidor, sobrescribiendo así las que tengamos almacenadas en la memoria de la consola. Ojo con esto último, ya que es un paso obligatorio que tendremos que dar para transferir nuestras partidas cuando las queramos continuar en nuestra otra Switch.

Otro detalle importante a tener en cuenta para compartir una cuenta de Nintendo en dos consolas diferentes, es que una de ellas tiene que ser la consola principal, y la otra secundaria (esto se gestiona en los Ajustes de la eShop). Ya que los juegos que están en la consola principal no necesitan internet para funcionar, pero sí los de la consola secundaria, lo suyo es que Switch Lite sea la consola principal, ya que es la que vais a sacar de casa, y la Switch original, que se supone dejaréis en casa donde siempre disponéis de internet, la secundaria.

Conclusiones

Switch Lite es una consola que cumple lo que promete: ser la alternativa portátil y económica de la exitosa híbrida de Nintendo. Es ligera, fácil de transportar, su batería tiene buena duración, es comodísima y se ve genial, aunque todo esto lo consigue a costa de materiales de peor calidad y de sacrificar las capacidades "todoterreno" que han caracterizado a la máquina y la han catapultado a lo más alto de la lista de ventas.

PUBLICIDAD

Al final, es una opción más que tenemos en el mercado, algo que siempre es bueno, y si solo te interesa tener una consola exclusivamente portátil y con un precio tan ajustado como apetecible, aquí encontrarás, a pesar de sus limitaciones, justo lo que buscas.

Hemos realizado este artículo gracias a una Nintendo Switch Lite que nos ha facilitado Nintendo.

Carlos Leiva
Colaborador
Salvando Hyrule incontables veces desde 1986, Carlos se licenció en periodismo con el único fin de poder dedicarse a los videojuegos y escribir sobre ellos, una afición que ha marcado gran parte de su vida y que siempre ha sentido como algo que va mucho más allá de ser un simple hobby.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir