Análisis Logitech G Cloud, una portátil para el juego en la nube: ¿Merece la pena?

Logitech se prepara para lanzar en Europa su consola para jugar vía streaming que lanzó hace unos meses en Estados Unidos y que ya hemos podido probar para contaros lo que es capaz de ofrecernos.
Análisis Logitech G Cloud, una portátil para el juego en la nube: ¿Merece la pena?
·

Actualmente en el mundo de los videojuegos más allá de las formas de jugar tradicionales están proliferando dos alternativas interesantes. La primera son las portátiles de PC que nos permiten tener un ordenador que "cabe" en nuestro bolsillo y la segunda es el juego en la nube y las consolas portátiles que están especialmente pensadas para este uso, estando optimizadas disfrutar de servicios como Xbox Cloud Gaming o NVIDIA GeForce Now.

Dentro de estos últimos dispositivos encontramos la Logitech G Cloud, una consola portátil que intenta apostar por un equilibrio entre calidad de mandos, pantalla, hardware y precio que nos permita jugar a nuestros títulos favoritos utilizando el poder de la nube. Tras probarla os contamos los pormenores de un dispositivo que llegará a España el 22 de mayo y que puede ser un complemento interesante para ciertos jugadores... siempre y cuando pillen una buena oferta para adquirirlo.

Especificaciones técnicas más importantes

  • Chip: Qualcomm Snapdragon 720G
  • Pantalla: Táctil IPS 7" a 1080p @ 60 Hz
  • Audio estéreo, micrófono incorporado
  • Conectividad: WiFi, Bluetooth 5.1, minijack. microSD
  • Batería: 23.1 Wh, autonomía de unas 10 horas
  • Dimensiones: 256,84 x 117,21 x 23,95 milímetros
  • Peso: 463 gramos
  • Precio: 369 €

Una consola cómoda y bien construida

Comencemos por la comodidad de la Logitech G Cloud a la hora de tener en las manos este dispositivo de Logitech que es bastante ligero, está bien construido y en líneas generales cumple con todo lo que podríamos esperar de una consola así.

Al agarrarla estamos ante una consola con un remate en plástico agradable y satisfactorio y un peso de 463 gramos bastante bien equilibrado para que podamos jugar con bastante comodidad, contando además con unas dimensiones de 256,84 x 117,21 x 23,95 milímetros que nos permitirán llevarla a cualquier lugar.

Estamos contentos con las sensaciones de esta consola en mano teniendo en cuenta su precio y, sobre todo, con la calidad y comodidad tanto de los botones como del D-Pad y de los sticks dentro de este rango de una consola portátil, reaccionando todo muy bien y ofreciéndonos un uso ergonómico de juego.

Jugando con el poder de la nube... siempre y cuando haya WiFi disponible

Entrando en cómo se juega con la Logitech G Cloud como decimos es un dispositivo pensado para el juego en la nube, permitiéndonos tanto usar una red local para retransmitir juegos directamente de nuestro PC con Steam Link como aprovechar el poder de la nube para disfrutar de servicios como Xbox Cloud Gaming o NVIDIA GeForce Now.

En todos los casos el rendimiento es bueno siempre y cuando tengamos una buena señal WiFi. Como podéis imaginar, en la retransmisión local con Steam Link es donde sacamos un mejor partido pudiendo disfrutar de todos nuestros juegos de Steam sin ningún tipo de problema con una gran calidad de imagen y un gran tiempo de respuesta, algo bastante lógico por otro lado.

Si apuntamos ya a la nube, aquí la experiencia de juego varía dependiendo del servicio. En líneas generales Xbox Cloud Gaming es más fácil de usar ya que nos ofrece directamente todo el catálogo de Game Pass Ultimate (evidentemente debemos pagar una suscripción por este servicio en la nube) estando bien adaptado y siendo simplemente llegar, elegir el título que queramos y jugar a una calidad de imagen correcta, con una buena tasa de FPS y un tiempo de respuesta bastante aceptable.

PUBLICIDAD

Por otro lado, con NVIDIA GeForce Now necesitamos seguir más pasos sobre todo las primeras veces en las que tenemos que vincular nuestras cuentas de Steam, Epic Games Store o GoG, escanear la tienda para localizar los juegos que poseemos que son compatibles y después ya empezar a jugar con los diferentes planes de NVIDIA. De entrada GeForce Now requiere un pequeño proceso de aprendizaje (nada preocupante) que se compensa teniendo una opción de juego completamente gratuita (y otras dos de pago) y con una calidad de imagen evidentemente superior al servicio de Microsoft, acompañada también de una buena respuesta a los mandos.

Por otro lado, a nivel de software Logitech G Cloud cuenta con una capa de interfaz propia muy intuitiva para acceder a los servicios de streaming tanto de juegos como de retransmisión de vídeo ya que, a fin de cuentas, lo que tenemos en esta consola es un sistema operativo Android que también nos permite incluso ejecutar aplicaciones ligeras.

Lo que no nos ha gustado tanto es que bajamos un par de juegos de la Google Play Store como Call of Duty Mobile o Honkai Star Rail y en ambos casos sorprendentemente no nos reconoció los controles de la consola, teniendo que usar los de la pantalla táctil para poder jugar a este tipo de títulos lo que resta a la polivalencia del dispositivo.

Calidad de pantalla, sonido y autonomía

Pasemos ahora a hablar de otro de los puntos clave, la pantalla. Nos encontramos con un panel IPS LCD táctil de 7 pulgadas que apuesta por una resolución de 1920 x 1080 píxeles acompañada de un brillo más que suficiente de 450 nits y una tasa de refresco de 60 Hz, ofreciéndonos una buena calidad de imagen y un brillo más que suficiente para jugar en exteriores, todo ello acompañado de un buen sistema de sonido con dos altavoces acompañados de un amplificador para escuchar los juegos altos y claros.

Otro punto clave es la autonomía y aquí estamos muy contentos ya que con un brillo de pantalla medio y un uso normal alternando entre diferentes servicios de juego en la nube podemos disfrutar de una autonomía de unas 10 horas de duración lo que de entrada la pone en el disparadero como una de las mejores consolas a nivel de autonomía.

El problema es que al ser una consola basada en el juego en streaming necesita siempre estar conectada a la red y no nos da la posibilidad de usar una tarjeta SIM para utilizar datos móviles, por lo que reduce mucho sus posibilidades en viajes en coche o autobús, siendo más bien un complemento para jugar tranquilamente en casa tumbados en el sofá o en la cama.

Conclusiones

Entonces... ¿merece la pena la Logitech G Cloud? Esto es una pregunta muy personal. A nivel de construcción o autonomía estamos ante una buena consola que nos va a permitir disfrutar de juegos vía streaming local o en la nube sin ningún tipo de problema.

La cuestión es que su precio de 369 € nos parece un tanto elevado para las posibilidades que nos ofrece. Por poco más puedes adquirir una Steam Deck con la que también puedes usar juegos en la nube (trasteando un poquito con el dispositivo de Valve) además de juegos en PC desde el dispositivo y además, aunque la autonomía de la G Cloud es genial, el no contar con la posibilidad de usar una tarjeta SIM para conectarnos a la red de datos es un impedimento que resta polivalencia y portabilidad al requerir para jugar estar conectados en todo momento a la red.

Hemos realizado este texto gracias a una Logitec G Cloud cedida por Logitech.

Saúl González
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir