Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Así es la abandonada y enorme mansión Haleybury de Canadá

Así es la abandonada y enorme mansión Haleybury de Canadá

Se trata de un complejo ultramoderno, gigantesco... y abandonado que se localiza en Ontario. El millonario que la iba a habitar, Peter Grant, quebró antes de poder vivir en ella.
Así es la abandonada y enorme mansión Haleybury de Canadá
·

Síguenos

Se la conoce como Mansión Haleybury o Mansión Grant. No está encantada como la Mansión LaLaurie, pero su presencia es igual de impresionante. Localizada en Ontario (Canadá), hablamos de un complejo gigantesco de estilo ultramoderno... y completamente abandonada. El millonario que encargó su construcción, Peter Grant, quebró antes de poder habitar entre sus muchas paredes. Así que nadie ha vivido realmente en este imponente hogar. Eso, por supuesto, no nos ha impedido echar un vistazo en su interior...

La Mansión Haleybury: Un palacio abandonado en Canadá

PUBLICIDAD

Con unas dimensiones de 6000 metros cuadrados, tal y como apuntan desde Gizmodo, estaba previsto que esta mansión albergara en su interior una cascada, una galería de arte, un amarradero de yates, pista de Squash, dos ascensores (no nos extraña) y varias chimeneas. Es la mansión más grande de Canadá, y nunca ha llegado a poder ser habitada.

Se encuentra localizada a orillas del lago Temiskaming, al norte de Ontario. Si bien el recinto está protegido con vallas y carteles que prohíben el paso, la verdad es que cualquier explorador que tenga ganas de echar un vistazo en su interior puede hacerlo. Así lo demuestran los vídeos de Bright Sun Films y Talking Walls Photography, que son los encargados de ilustrar este artículo.

A orillas del lago Temiskaming se encuentra este gigante sin habitar

Fue el encargo de Peter Grant Junior, un empresario de la madera cuya compañía Grant Lumber Company Limited había alcanzado su edad dorada en el 2004. Sin embargo, todo se fue a pique con la crisis del 2007: especializada en vender tablones de aglomerado (OSB), el precio de los tablones disminuyó y sus ventas se desplomaron de los 500 millones a los 184, en el preciso instante en el que la compañía había invertido en otras propiedades. De hecho, esta Mansión Haleybury iba a ser tanto el hogar como la oficina de Grant.

Abandonada a su suerte, unos años más tarde una firma de Toronto se hizo con la mansión. Sin embargo, estuvieron tres años sin pagar los impuestos por el inmueble, y al final la localidad de Haleybury tuvo que embargar la vivienda y sacarla a subasta. Al final, esta misma compañía adquirió la mansión y pagó los 150.000 dólares que debía de impuestos municipales. Y, si bien se encargó de instalar los carteles y las cámaras de seguridad... hoy en día sigue debiendo impuestos y las cámaras no funcionan. Al final, a lo mejor la Mansión Haleybury sí que está embrujada...

  • Fuente.
  • Cristina M. Pérez
    Colaboradora
    canadá
    mansión haleybury
    peter grant
    PUBLICIDAD

    Más sobre Viral

    Comentarios: 0
    RANDOM
    Flecha subir