Guitar Hero vs. Rock Band

Comparamos los dos grandes fenómenos de los juegos musicales.
Guitar Hero vs. Rock Band
·

Introducción

La música es uno de esos elementos que acompaña nuestras vidas seamos o no conscientes. De camino al trabajo, en un centro comercial o en el andén del metro, en cualquier lugar, puede sonar una canción que avive nuestro ritmo y haga mover nuestro dedo índice al son de la pieza. La música en los videojuegos es de vital importancia a la hora de ponernos en la piel de nuestro protagonista, como si de una buena narración literaria se tratase, las melodías intentan acercarnos a lo que siente el personaje, a hacernos más próximos a sus emociones.

Sin embargo, hay juegos en los que la música lo es todo, tanto es así que desde el lanzamiento del primer Guitar Hero son muchos los títulos -sin incluir las franquicias de karaoke como Singstar o Lips- en los que la música es la principal protagonista de la obra. En este reportaje vamos a repasar las principales características de dos grandes franquicias que pretenden disputarse el mercado a ritmo de guitarra, bajo, voz y batería. Hablamos de Guitar Hero y Rock Band, las apuestas más potentes del momento.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516384_4.jpg

Historia de las franquicias

Si bien es cierto que la primera incursión al mercado de las guitarras digitales viene propuesta por Konami y su Guitar Freaks, no es hasta el año 2005 cuando Harmonix Music Systems desarrolla lo que sería uno de los títulos más vendidos y aclamados del año, Guitar Hero, que supuso una revolución en concepto jugable y estrechó las relaciones entre la música y los videojuegos hasta límites nunca vistos con anterioridad. Al año siguiente llegó casi de manera automática una segunda parte, tanto para Playstation 2 como para Xbox 360 -que sería el primer Guitar Hero en pisar la nueva generación-, con nuevos modos de juego, canciones más cañeras y contando, por primera vez, con las obras originales, pues el primer título dejó a un lado las piezas de sus respectivos autores para dar paso a versiones que, pese a su alta e indiscutible calidad, no lograron contentar al más purista de la música.

Tras estas dos versiones y una última centrada en canciones de los años 80 exclusiva para Playstation 2, RedOctane -poseedores de la franquicia- es comprada por Activision, quien cede el control de desarrollo de Guitar Hero a Neversoft (encargados de la mítica saga de monopatines Tony Hawk's) pues MTV Games se hace con el control de Harmonix para el desarrollo de un nuevo título musical.

El éxito de Guitar Hero es un hecho indiscutible, con millones de copias vendidas en el globo y contando con el apoyo de una de las compañías más grandes de la industria: Activision, quien no vaciló en profundizar en la franquicia realizando una nueva facción dentro del universo Guitar Hero centrando cada título en una banda específica, como el pionero Guitar Hero: Aerosmith y el próximo en llegar Guitar Hero: Metallica.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516443_4.jpgAl mismo tiempo que Neversoft trabajaba con sus obras musicales, Harmonix comenzó un nuevo proyecto tomando como base su anterior obra pero añadiéndole una nueva perspectiva: la banda. Dicho proyecto es lo que hoy en día se conoce como Rock Band, donde no solo podremos tocar la guitarra o el bajo en las canciones propuestas por la compañía, sino que también tendremos la posibilidad de hacer de percusionistas o vocales gracias a sus periféricos correspondientes: la batería y el micro -el periférico de guitarra sirve también para bajo-. El lanzamiento de Rock Band contó con el soporte de MTV Games, filial en la industria del videojuego de uno de los canales más conocidos de música, MTV, además de ser distribuido por una de las compañías más potentes del mercado: Electronic Arts.

Visto el contraataque a la Guitar Hero Manía, Activision vuelve a la carga con otro título de la franquicia Guitar Hero apodado World Tour incluyendo los mismos instrumentos que en Rock Band, haciendo que el mercado de los videojuegos musicales esté al rojo vivo. Comienza, pues, un combate entre los creadores originales de Guitar Hero -quienes irónicamente están al frente de Rock Band- y World Tour. ¿Quién resultará vencedor? Tiempo al tiempo.

Estilo de juego

La experiencia que plantean estas dos propuestas musicales dista muchísimo de la que otros juegos del género -a excepción de Bemani y sus inacabables juegos que lamentablemente no llegan a Europa- presentaron en su día. Con Guitar Hero y Rock Band la experiencia musical va un paso más allá al ofrecernos la posibilidad de imitar a Kurt Cobain, Jimmy Hendrix o Matthew Bellamy con sus respectivos instrumentos.

Explicar cómo se juega es tan fácil como aprender tres nociones básicas: colores, púa y ritmo. En la pantalla aparecerán una serie de directrices a seguir en forma de pequeñas bolas (rectángulos en Rock Band) que pasarán por un molde correspondiente -tal y como ocurre con la franquicia de Konami Dance Dance Revolution- siendo nuestro objetivo tocar el traste del color pertinente y golpear la púa de la guitarra en el instante en el que molde y ficha se alinean. Simple.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516384_3.jpgPara hacer la sensación más real si cabe, la guitarra lleva consigo una palanca que sirve para distorsionar las notas más largas de la canción. Si tocamos correctamente la canción sonará bien, de lo contrario se escucharán distorsiones del amplificador y el público nos abucheará, tal y como ocurre en la vida real, así que antes de subirnos al escenario habrá que practicar la canción para no salir de éste con la guitarra entre las piernas.

A la hora de tocar el bajo y la batería el sistema es exactamente el mismo, salvo con la diferencia de que a la hora de ejercer de percusionistas tendremos que tener algo más de sincronización en el cuerpo, así como entender que el bombo está representado en la interfaz del juego como una barra alargada.

PUBLICIDAD

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516443_3.jpgLo interesante de la batería es que el sistema es mucho más fiel a la realidad que la guitarra, por lo que es una opción más que buena para comenzar a hacer algún que otro ritmo sin gastarse un dineral en una batería acústica o electrónica. Sin embargo hay que aclarar que la mayoría de canciones están simplificadas -aun estando en el modo difícil- debido a la disposición de los pads -parches del instrumento- y a una falta clara de un segundo pedal para abrir o cerrar el charles (el plato principal para hacer ritmo) de la batería.

El tema de las voces, por su parte, recuerda mucho a lo visto en las franquicias Singstar y Lips, donde veremos la letra de la pieza en pantalla y un tono de voz a seguir. Podremos cantar escalas por encima o por debajo de la nota siempre y cuando mantengamos nuestra voz en la nota correspondiente. Sin embargo, y haciendo frente a la competencia, la modalidad de canto de Rock Band sí que nos puntuará por lo cerca que esté nuestra pronunciación y estilo de canto con respecto al del original, empleando un sistema de reconocimiento de voz que Harmonix ya empleó en Karaoke Revolution, por lo que ya va siendo hora de ir practicando nuestro inglés de Albacete y hacerlo más cool.

Rock Band

Rock Band presenta uno de los modos más completos y divertidos que hará las delicias de todos los fanáticos de la guitarra -y demás instrumentos, por supuesto-. Un modo donde comenzaremos desde lo más bajo, con apenas cuatro canciones y un tugurio como sala para promocionarnos, y donde tendremos que ir haciéndonos un hueco en el mundillo del rock and roll ganando dinero, fama y fans, sin olvidarnos uno de los pilares básicos dentro de los intereses del músico: las groupies.

Así pues, en primer lugar tendremos que escoger un nombre para nuestra banda, así como personalizar los componentes de ésta mediante el editor de personajes y escoger un logotipo que vaya acorde con la personalidad del grupo. Como toda buen banda primeriza, tan solo un par de bares de mala muerte nos abrirán sus puertas para permitirnos tocar y traer a los fans más íntimos -nuestros colegas-a escuchar las canciones que tenemos de repertorio, sin embargo, si hacemos un buen espectáculo iremos ganando público y dinero, así como acceso a caravanas, autobuses e incluso jets privados para hacer giras a lo largo del globo.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516384_1.jpgCon el dinero que vayamos recaudando gracias a nuestras actuaciones podremos ir desbloqueando nuevo contenido en la tienda, así como ropas, nuevos instrumentos y canciones adicionales para tocar en los demás modos de juego. No obstante ganar dinero será igual de difícil que en la vida real, pues tendremos que decidir cómo tocar cada concierto -el repertorio, decidir si el show es benéfico o para recaudar fondos para la banda, el tamaño de la sala- y hacer un buen espectáculo si no queremos recibir más de un abucheo y que nos pinchen las ruedas del bus.

Como colofón final, y para todos aquellos quienes alguna vez hayan oído hablar de Live 8 o Live Earth (conciertos benéficos que abarcan casi un día entero y que se celebran en diversos puntos del mundo simultáneamente), el último reto de Harmonix es completar el repertorio infinito, donde tendremos que tocar todas y cada una de las canciones propuestas una detrás de otra, por supuesto, sin opción al fracaso.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516384_2.jpgEsta fidelidad en cuanto a recrear todo el mundillo del rock and roll se traslada también a la hora de interpretar las melodías en todas sus facetas jugables, apostando más por el "realismo" que por la, en ocasiones, demencial sucesión de botones vista en la saga Guitar Hero, si bien es cierto World Tour ha visto rebajado este aspecto. Es precisamente por este detalle, como veremos más adelante, por el que resulta difícil recomendar uno u otro juego, ya que aparte del repertorio musical, también los usuarios deben tener en cuenta qué estilo de juego buscan.

También Rock Band cuenta con un repertorio de temas absolutamente espectacular, con una enorme cantidad de clásicos del rock a los que se suman temas más recientes. Este hecho dota al juego de una gran variedad, algo que mejora todavía más si se adquieren todas las canciones y paquetes que Harmonix publica de forma semanal desde el lanzamiento del título original, y que podemos interpretar tanto en el título original como en su secuela, lo que nos deja con un repertorio tan amplio que difícilmente podremos aburrirnos. Menos todavía si disfrutamos del juego como se merece, que es tocando junto a tres amigos más.

Guitar Hero

Guitar Hero World Tour es la cuarta entrega de la saga y la primera no numerada, ya que en esta ocasión, y como comentábamos anteriormente, se ha decidido por parte de Activision formar la banda completa y reunir todos los instrumentos, no sólo la guitarra. A primera vista, World Tour es una mezcla entre lo que se esperaba de un nuevo Guitar Hero y la idea original de Rock Band, si bien esto no es estrictamente así y podemos encontrar diferencias palpables con respecto a ambos conceptos.

Con respecto a Guitar Hero III: Legends of Rock, World Tour ha evolucionado en algunos campos, aunque quizás en otros haya perdido parte de su grandeza. El repertorio de canciones ha aumentado en número, y ahora todas ellas son obligatorias en el modo carrera, lo cual hace que éste sea más largo y tenga más recorrido. Se mantienen los bloques o sectores, que son grupos de canciones que se deben superar, aunque ahora no hay un orden que haya que seguir a rajatabla, sino que los conciertos se irán desbloqueando progresivamente y podremos elegir el que queramos. Si bien es cierto que para superar el modo carrera tendremos que acabarlos todos tarde o temprano.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516443_1.jpgTambién es nuevo todo lo relacionado al editor, no sólo en la saga, sino en este tipo de juegos. Cierto es –y cualquiera que lo haya podido probar lo corroborará- que crear canciones es realmente complicado, y que quizás las limitaciones jueguen en contra de esta jugosa novedad. Pero también es cierto que con tiempo y ganas se consiguen muy buenos resultados, y para muestra el GH Tunes. Ese es el lugar al que irán a parar las creaciones de los usuarios, y donde cualquiera puede subir sus temas para que sean disfrutados por otros. Dada la creatividad y la imaginación de muchos usuarios, podremos tocar temas verdaderamente trabajados y buenos, con lo cual, aunque seamos algo torpes o poco pacientes en eso de crear música, el modo "Estudio de música" seguirá siendo un aliciente más que interesante.

La nueva entrega también ha evolucionado en una parte muy importante, que es la de las descargas de Internet. Viendo lo atrás que se quedó Guitar Hero III en ese aspecto, tanto en precios como en cantidad de temas disponibles, y sobre todo comparando con el flujo incesante de canciones que recaían cada poco tiempo en Rock Band, Activision tenía que ponerse las pilas. Y lo ha hecho, aunque aún esté lejos de igualar a la competencia en este aspecto. World Tour ha bajado los precios con respecto a su antecesor para igualarse a los de Rock Band, además de haber recibido en estos dos meses que lleva a la venta una buena cantidad de paquetes y temas descargables. Además, por primera vez estas opciones llegan a Wii, la consola de Nintendo, que hasta ahora estaba quedándose atrás por sus problemas de memoria interna.

Como buen juego de formar una banda que ahora es, en World Tour se le da mucha más importancia al bajo que en la anterior entrega. Ahora es posible jugar el modo carrera con él y no es un mero acompañamiento para el modo cooperativo. Pero es que, además, ha ganado fuerza y dificultad a la hora de ser tocado. Hay más notas, están mejor implementadas, y por si eso fuera poco, se ha creado una sexta nota, que no es otra cosa que una barra horizontal similar al pedal de la batería. Se toca rasgueando la púa sin pulsar ningún botón de traste, y ese detalle también hace que el bajo gane profundidad. En este juego se ha conseguido que no sea considerado como un instrumento de relleno.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516443_2.jpgSi bien Guitar Hero World Tour mejora al 3 en el añadido de más instrumentos, el editor, el modo carrera más completo, el creador de personajes y en los temas descargables, aparte de algún que otro detalle mínimo, como mejoras en los menús, en otros aspectos la serie ha empeorado. No son pocas las voces que dicen que Activision ha casualizado la nueva entrega, con lo cual la dificultad general de la guitarra ha disminuido y el repertorio ha pasado a ser más comercial, aunque la calidad de éste, como siempre, sea subjetiva. Probablemente no haya dudas de que nos encontramos con el título más fácil de la saga, y por tanto es normal que quienes esperaban temas con solos imposibles o rachas de notas infernales se sentirán decepcionados, pues eso en Guitar Hero III era mucho más común. Otra cosa que misteriosamente han empeorado son las guerras de guitarra, ya que anteriormente contaban con objetos para batirse en duelo uno a uno contra el rival. Todo eso se ha perdido, y ahora las batallas son mucho más aburridas y sosas, tratando simplemente de llegar al final acertando más que el rival. Ya no hablemos de lo que supone batirse contra la máquina, pues todo está tan predefinido que no hay lugar para la sorpresa.

Guitar Hero World Tour es un muy buen juego, pero mejorable para próximas entregas. Quizás el error de Activision ha sido el de querer abarcar demasiado en tan poco tiempo, y como dice el refrán, quien mucho abarca, poco aprieta. Sin duda, era el juego de guitarra más reconocido, y en ese aspecto han perdido algo de fuerza. A eso le sumamos que aún tienen bastante que mejorar para llegar al buen hacer de Harmonix con la batería, y tenemos que no destaca, ni con respecto al fuerte de su antecesor, ni con respecto a la competencia principal, a pesar de que quizás sea el juego más completo del género. Y lo es por tener los mejores instrumentos, muchos modos de juego offline y online o un editor de canciones.

Repertorios exclusivos

Antes de hablar sobre las piezas musicales que abarcan cada uno de los títulos de los que hablamos hay que mencionar los títulos exclusivos que se lanzan a modo de expansión sobre un grupo determinado. Estilo que estrenó Guitar Hero con su videojuego dedicado a la famosa banda americana Aerosmith, al que le sigue un inminente título basado en Metallica. Dichos títulos están más centrados en el grupo principal que en la modalidad abierta de Guitar Hero, contando con numerosos extras que harán las delicias de todos los fans del grupo, pero que sin embargo resultará un poco aburrido o frustrante para aquellos quienes la música del grupo escogido no les llene como un repertorio más variado y habitual.

Rock Band por su parte ha lanzado a precio reducido un juego del estilo con el grupo AC/DC como base, con la peculiaridad de que no tocaremos las canciones que aparecen en los cds compactos de la banda, sino que estaremos metidos de lleno en un concierto en directo, aumentando la experiencia de juego en muchos niveles al contar un sonido mucho más auténtico y menos informatizado.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516384_5.jpgEntrando en materia, por un lado tenemos a Guitar Hero World Tour, que nos propone nada más y nada menos que la friolera cantidad de 86 temas, con intérpretes tan conocidos como System of a Down, The Eagles, Oasis, y Nirvana, además de la gran variedad de canciones que podemos encontrar tanto en Xbox Live como en Playstation Network. Cabe destacar que tanto el juego de Activision como el de MTV Games cuentan con una serie de grupos exclusivos que, sin lugar a dudas, decanta la decisión para el jugador más indeciso. Por ejemplo, en Guitar Hero World Tour podemos encontrar al conocidísimo Van Halen y al mismísimo Jimi Hendrix, interpretando nuestras canciones favoritas. Después podemos ver grupos como The Smashing Pumpkies, quienes han colgado tres temas suyos -una de ellas es un nuevo single, G.L.O.W.-, y piezas regrabadas de bandas como Motörhead, Sex Pistols y Wayne Kramer de MC5.

PUBLICIDAD

Metallica es otro grupo afiliado a Guitar Hero, no solo por el título venidero basado en la historia de esta popular banda de estadounidense, sino también por el lanzamiento de su álbum Death Magnetic tanto para Guitar Hero III como para este World Tour, incluyendo además dos versiones exclusivas de su single Suicide & Redemption.

Además, el popular éxito español de los 80, Escuela de Calor de Radio Futura también está entre la línea de fuerza de esta última versión de la franquicia, algo que encantará a los más nostálgicos y entrañables.

Por otro lado tenemos la franquicia actual de Harmonix, que suma ya dos entregas -en Europa la segunda parte de Rock Band tiene exclusividad temporal en la máquina de Microsoft- y un recopilatorio en directo de AC/DC. Harmonix nos da la posibilidad de copiar las canciones del Rock Band original al disco duro para así evitar sacar y meter el DVD cada dos por tres en el caso de que tengamos los dos títulos principales, sin embargo, la transacción no es gratuita, así que tocará rascarse el bolsillo y pagar los 4.80€ pertinentes.

http://www.vandal.net/media/1-2009/200912516443_5.jpgEn cuanto a bandas exclusivas, Rock Band no posee tanto artista como Guitar Hero, aunque sí que cuenta con discos completos descargables, como el más que famoso Nevermind de Nirvana, el Who's next de The Who y The Colour and the Shape de Foo Fighters. Así mismo, y tal y como decíamos con anterioridad, contenido del cuarteto de Liverpool The Beatles, puesto que MTV Networks se hizo con los derechos para gestionar contenido de la banda en el mundo de los videojuegos.

Contaremos también con la presencia de Roy Orbison, mente que creó uno de los temas más escuchados en la historia del cine: Oh, Pretty Woman, y seis de sus hits más conocidos.

Presente y futuro

Parece ser que el mercado está acostumbrado a recibir, como mínimo, un título musical anual por parte de la franquicia Guitar Hero, así que no es de extrañar que a finales del presente año lleguen nuevas versiones por parte de Activision además del esperado juego centrado en Metallica. Sin embargo, y alejándose un poco de los estereotipos, todo indica a que el próximo juego de Harmonix no será una tercera parte de su saga de rock, sino que se centrará en una obra exclusivo sobre una de las bandas más influyentes en la historia de la música: The Beatles.

Como indicábamos anteriormente, resulta difícil decantarse por uno u otro título. Por un lado, se encuentran los gustos personales a la hora de escoger la música que a uno más le gusta, si bien es cierto en este sentido Rock Band cuenta con una selección de temas más amplia y variada. Pero también, como reflejábamos anteriormente, Guitar Hero y el nuevo trabajo de Harmonix ofrecen estilos de juego similares, pero a la vez diferentes, por lo que cada uno debe decidir qué prefiere, si enfrentarse al reto que supone superar algunas de las últimas canciones en la saga Guitar Hero en el modo experto, o tratar de imitar de la forma más realista posible a una gran banda del rock.

Con todo esto, sin duda alguna podemos afirmar que la música y los videojuegos están más unidos que nunca gracias a estas dos fantásticas franquicias que, a buen seguro, nos mantendrán horas y horas pegados a la nuestra televisión. Sin embargo, no podemos despedir el reportaje sin hablar del futuro del género musical a medio o largo plazo, pues juegos como Rock Revolution -que se estrena en febrero-, Wii Music, los exponentes vocales (Lips y Singstar), o el rumoreado DJ Hero vienen con ganas de acercar a los jugadores, el placer de la música.
Flecha subir