Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. Crítica de The Batman - Una 'Seven' protagonizada por el Caballero oscuro

Crítica de The Batman - Una 'Seven' protagonizada por el Caballero oscuro

El momento ha llegado. Analizamos qué tal ha sido la transformación de Robert Pattinson en Batman. ¿Cómo es la nueva obra de Matt Reeves?
Crítica de The Batman - Una 'Seven' protagonizada por el Caballero oscuro
·

Síguenos

Puede que Matt Reeves haya firmado la obra más única y personal de Batman que hemos visto hasta la fecha. Empieza a costar ya contar con los dedos de las manos cuántas películas del murciélago de Gotham se han hecho a lo largo de la historia moderna del celuloide. Leslie H. Martinson, Joel Schumacher, Tim Burton, Christopher Nolan y ahora el responsable de Cloverfield. Sin contar a Zack Snyder, que también tuvo el placer de dirigir a este personaje en su universo particular de DC Cómics con Ben Affleck como el Caballero Oscuro.

Directos a una Gotham corrupta

PUBLICIDAD

The Batman no arranca como muchos esperan. Matt Reeves se ahorra presentaciones de ningún tipo (gracias al cielo por ello) y nos mete en una Gotham corrupta hasta las cejas y con los índices de criminalidad por las nubes, con una climatología que hasta denotan que la misma ciudad es como si atravesase por un estado depresivo y oscuro, con un cruzado de la capa curtido en vigilar las calles. Curtido en ser el que lucha por su cuenta para que la ciudad prospere. Batman es una sombra, un ente, un vigilante que no puede estar en todas partes, pero aún así los criminales saben que podría estar acechando desde cualquier rincón oscuro. Un hombre al que se conoce como Venganza. La obra de Reeves no es un largometraje de Batman al uso donde se nos plantee a este personaje como un justiciero piadoso que combina su vida, como Bruce Wayne, con las élites económicas. El arranque de The Batman es lo más cercano a una película de terror, a un puro thriller con un asesino en serie suelto, que hemos visto dentro del universo de superhéroes en el ámbito cinematográfico.

En la obra del cineasta que firmó la segunda y tercera entrega de la nueva trilogía de El planeta de los simios se aleja en sobremanera de lo visto anteriormente con un Batman que es más detective que otra cosa, buscando una relación más estrecha con los cómics y haciendo así que su largometraje pueda estar ligado a otras obras como Seven o Zodiac, de David Fincher. Este último hasta da la sensación de que está dirigiendo The Batman en segundo plano, porque Reeves extrae muchísimos elementos de la película protagonizada por Brad Pitt y Morgan Freeman (los días lluviosos, la trama de investigación constante, el estudio de los escenarios del crimen de diversos asesinatos, la recopilación de acertijos y pistas para progresar en el caso, ese dúo que juegan Jeffrey Wright como Gordon y Robert Pattinson como Batman) y los combina con los justos y necesarios de Zodiac para darle visceralidad a su versión de Gotham, con un Paul Dano como Enigma (que luego entraremos en él) que da verdadero pánico, jugando al gato y al ratón con sus imprecisas adivinanzas. Y si estiramos un poco, y esa calificación PG-13 no se hubiera impuesto para poder llegar a un público más amplio, estaríamos frente a una obra que podría dialogar sin problemas con la saga de Saw de James Wan. La violencia está ahí, enmascarada, y el modus operandi no dista mucho de lo que vimos en la historia protagonizada por Tobin Bell.

The Batman

A efectos prácticos, The Batman es un gran thriller policíaco con toques del cine neo-noir contemporáneo que ofrecen una visión alternativa del cruzado de la capa, con incontables heridas a sus espaldas, mil palizas dadas a criminales y una lista de arrestados en Arkham de la que no tenemos constancia. Reeves aborda al personaje desde una perspectiva distinta a la habitual, manteniendo sus lazos con las viñetas originales pero añadiendo su propia firma de autor de blockbuster actual dentro de una industria que cada vez tiene menos autores y más máquinas al servicio del cine-algoritmo.

La fotografía de Greig Fraser ofrece unas capturas impecables con secuencias realmente deslumbrantes, donde el juego de luces y sombras se torna vital para acentuar la espectacularidad de Batman y de las escenas de acción (solo hay que ver el tráiler para darse cuenta de ello, no vamos a entrar en spoilers). Y ojo a la banda sonora de Michael Giacchino.

Un reparto sin fisuras

En lo que atañe a interpretación, puede que se exagerase un poco cuando las primeras críticas anunciaban que Robert Pattison se convertiría en el Batman favorito de todo el mundo. El artista no ejecuta en absoluto un mal papel, sabiendo navegar bien entre las aguas de Venganza y Bruce Wayne, pero puede que le pese demasiado ese tono "emo" con el que han construido su personaje y ámbito dramático esté constantemente en auge como para ver a ciencia cierta cómo el proceso de investigación está afectando a su desarrollo.

The Batman

No nos malinterpretéis, porque Pattinson juega aquí un murciélago muy bueno, y no vamos a entrar en comparaciones con el de Christian Bale porque son dos interpretaciones del personaje totalmente diferentes, lo que busca Reeves no es lo mismo que lo que buscaba Nolan en su momento, igual que ocurrió con el Joker de Joaquin Phoenix y el de Heath Ledger. Eso sí, aquí las leches que reparte Batman sí son notables y se siente cada una de ellas, abriendo paso a un caballero oscuro con ya muy poca paciencia y sin problemas de cruzarse la cara con quien haga falta.

Su personaje se ve reforzado por una Zoe Kravitz más Selina Kyle que Catwoman que le viene como anillo al dedo, por un Jim Gordon más aliado que nunca del cruzado de la capa y por un Pingüino que, desde luego, es de lo mejor del largometraje. Colin Farrell se ha ganado a pulso ese spin-off ya confirmado porque desprende un carisma apabullante en pantalla y su enfadar, si se nos permite decirlo así, hacen justicia al mejor Joe Pesci, con ciertas pinceladas del papel que regaló Danny De Vito en Batman Returns. Y al que no podíamos dejar, Paul Dano como Enigma. Ahora entendemos por qué el actor tuvo pesadillas durante el rodaje, porque dar vida a un psicópata como el que vemos en The Batman le quita el sueño a cualquiera. Dano consigue dar verdadero miedo con sus apariciones y hasta podría recordarnos, en cierto modo, a los momentos que tenía Ledger cámara en mano desafiando a Batman y revelando alguno de sus crímenes. El Enigma de Matt Reeves es desde ya uno de nuestros personajes favoritos de DC.

Conclusiones

The Batman tiene una puesta en escena espectacular y un reparto brillante, pero peca de no saber hilar como es debido su historia a medida que pasan los minutos. Los primeros compases de la película son, literalmente, perfectos, pero cuando el puzle empieza a hacerse más grande y la investigación va tomando derroteros inesperados, con los clásicos giros de guion que no pueden faltar en producciones así y que hacen que la trama se revuelva un poco, es donde la obra de Reeves pincha y hasta pierde un poco el tono que quiere lograr. Son prácticamente tres horas de largometraje, y esos timings mal configurados le pasan una tremenda factura cuando el film se encara hacia su recta final.

No obstante, The Batman tiene demasiados elementos positivos como para que al final eso pese en demasía. Matt Reeves ha ofrecido una visión única y diferente del personaje en el cine, algo necesario para que Batman pudiera tener un soplo de aire fresco y los espectadores, a su vez, pudieran conocer otras caras del mismo. Sería absurdo comparar esta obra con El caballero oscuro, pero si os sirve de algo, The Batman está más cerca de Nolan que de Snyder.

dc
matt reeves
robert pattinson
the batman
PUBLICIDAD

Más sobre Cine

Comentarios: 1
RANDOM
Flecha subir