Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Henry Cavill no es James Bond por estar 'un poco rechoncho'

Henry Cavill no es James Bond por estar 'un poco rechoncho'

'No quiero ser un Geralt regordete o un Superman gordo', expresa el actor; habla de la estricta dieta que sigue y de las presiones de la industria.
·

Síguenos

Probablemente a muchos de vosotros tampoco os entre en la cabeza que Henry Cavill pueda estar al lado de la definición de "tripudo". No sois los únicos. Pero lo cierto es que en la industria del cine y la televisión, hay que seguir unos estrictos cánones de belleza para encajar en ciertos personajes. Cavill se ha encargado de señalar cómo no le eligieron para ser James Bond por estar "un poco rechoncho". Aunque parezca increíble.

PUBLICIDAD

Henry Cavill y los 'problemas' de su físico

Durante una extensa entrevista concedida a la revista Men's Health, Henry Cavill ha contado que se presentó para ser James Bond, antes de que Daniel Craig cogiera finalmente el relevo. Sin embargo, el actor que interpreta a Superman en El Hombre de Acero, se quedó sin el papel en Casino Royale por no dar la talla, literalmente.

"Probablemente podría haberme preparado mejor", expresa Cavill. "Recuerdo al director, Martin Campbell, diciendo: 'Pareces un poco regordete, Henry'. No sabía cómo entrenarme o qué dieta hacer. Y me alegra que Martin me dijera eso, porque encajo bien la verdad. Me sirve para mejorar".

"Pareces un poco regordete, Henry"

Ese no fue el único papel que perdió Henry Cavill por culpa de su físico - sí, aunque siga pareciendo increíble -. El actor también se quedó sin participar en la saga Crepúsculo, después de que Robert Pattinson se quedara con el papel de Edward Cullen. Tampoco pudo participar en Tristan + Isolda, ya que James Franco fue elegido para la película. "No es que estuviera eufórico por perder esos papeles", señala Cavill". Pero estaba ya acostumbrado a la decepción en el negocio de la actuación y también por el internado. 'No eres lo suficientemente bueno', esa frase no es algo nuevo para mí".

Su carrera, sin embargo, comenzó a despegar poco a poco: primero, gracias a su papel en la histórica serie de Los Tudor; luego, protagonizando Immortals. Pero estos avances profesionales estuvieron acompañados de sacrificios: "Fue mi primera experiencia trabajando en una película y quitándome la camisa la mayor parte del tiempo", dice Cavill, señalando que tuvo que realizar una estricta dieta durante 6 meses, al tiempo que realizaba entrenamientos de artes marciales para adelgazar más. "Es emocionalmente muy agotador. Cuando se une la falta de alimentación junto a la presión... es muy difícil".

Tendremos oportunidad de ver a Henry Cavill interpretando a Geralt de Rivia en la serie The Witcher, que debutará en Netflix el próximo 20 de diciembre. Un papel para el que su voz fue la principal razón para que le escogieran.

Fuente.

Cristina M. Pérez
Colaboradora
henry cavill
hollywood
james bond
PUBLICIDAD

Más Noticias

Más sobre Cine

Comentarios: 9
RANDOM
Flecha subir