X
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Estos dos agujeros negros chocarán de forma inminente y seremos testigos de ello

Estos dos agujeros negros chocarán de forma inminente y seremos testigos de ello

Los dos agujeros negros, de gran escala y con una masa equivalente a 200 millones de soles, colisionarán. Una vez choquen, se fusionarán en un agujero negro masivo. ¿Cuándo? En apenas tres años.
15:09 31 de Agosto de 2022

Ya teníamos evidencias de este tipo de colisiones astronómicas pero, por primera vez, podremos asistir a uno de los eventos más esperados de la astronomía moderna: el choque de dos colosales agujeros negros. Pese a que ya sabemos cómo suenan, y tenemos pruebas de un agujero negro super masivo, la fluctuación en una galaxia a unos 1110 millones de años luz, podría ser la constatación fehaciente del colosal choque entre dos agujeros negros con una masa combinada que equivale a 200 millones de soles. De confirmarse, como explican en Science Alert, sería un acontecimiento histórico del que podríamos ser testigo en los próximos tres años.

Una explosión de luz que se traduciría en un agujero negro aún más grande

Comencemos por lo evidente: las galaxias suelen tener enormes agujeros negros masivos en sus centros. Hasta la fecha, sabemos que las galaxias suelen colisionar entre sí, generando gigantescos eventos en los que se desprenden una enorme cantidad de energía. Cuando estos grupos de galaxia chocan, provocan que estos agujeros negros supermasivos giren alrededor de otros en órbitas cada vez más decrecientes, un dato que sabemos de buena tinta gracias a las oscilaciones en la luz que se emiten desde el centro de estas galaxias. Ahora sabemos que la galaxia SDSS J1430+2303, en la constelación de Bootes, tiene un centro activo grandes oscilaciones de luz que se han acelerado en los últimos tiempos.

Como se confirma en el artículo publicado por un equipo de astrónomos dirigido por Ning Jiang, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, en los últimos tres años, estas oscilaciones lumínicas han pasado de durar aproximadamente un año a acortarse bruscamente hasta un mes. ¿Qué quiere decir? Pues aunque es cierto que hay muchas posibilidades en juego, una de las explicaciones que han arrojado los expertos es que se trata de un agujero negro binario que, en unos años, entrará en colisión.

"Mi primer instinto fue que debía estar relacionado con un par de agujeros negros supermasivos", ha especificado Jiang en el citado medio. En su artículo, se confirma que han trabajado durante 200 días, recopilando datos en una serie de observatorios de rayos X que han registrado las oscilaciones de luz arriba comentadas. Al mismo tiempo, detectaron una emisión con distintos instrumentos y herramientas que se suele vincular a la caída de hierro dentro este tipo de agujeros negros, arrojando una probabilidad del 99,96% de que fueran agujeros negros binarios. Pero, ¿cuándo colisionarán?

Hay una probabilidad del 99,96% de que sean agujeros negros binarios y que su colisión sea un evento histórico para los astrónomos

Se cree que será algo inminente, siempre hablando en una escala cósmica. Se piensa que este proceso lleva muchísimo tiempo en desarrollo, pero se espera que los agujeros negros se fusionen en algún momento de los próximos tres años, brindándonos la posibilidad de ser testigos de un evento de esta índole por primera vez en la historia de la humanidad. Si le unimos el hecho de que el LIGO en 2015 detectó las ondas gravitacionales provocadas por la colisión de dos agujeros negros hace 1300 millones de años, estamos ante otra demostración de la veracidad de las teorías de Einstein.