X
Juegos
Foro
Plataformas

Las 10 cosas más locas que más nos han gustado de Super Mario Bros. Wonder

Repasamos las que han sido las ideas y mecánicas que más nos han gustado de la nueva aventura del icónico fontanero de Nintendo

Super Mario Bros. Wonder es, tal y como os contamos en nuestro análisis, el juego 2D de la saga más rupturista, transgresor y atrevido que se ha hecho nunca. Un título repleto de ideas únicas que no temen desafiar las convenciones de la serie para sorprendernos con todo tipo de locuras y hacer de cada fase algo totalmente inesperado e impredecible. Por ello, hoy hemos decidido traeros este pequeño artículo donde hemos escogido las cosas que más nos han gustado y que mejor ilustran la creatividad y frescura que desprende la nueva odisea del icónico fontanero.

Eso sí, antes de empezar tenemos que avisaros de que, lógicamente, vamos a hablar de lo que ocurren en muchos momentos del juego, los cuales merece la pena que descubráis por vosotros mismos jugándolos sin que nadie os los destripe, así que os recomendamos no seguir leyendo si todavía no lo habéis completado al 100 %. Y dicho esto, ¡comenzamos!

La transformación en elefante

Cuando se anunció por primera vez la existencia de Super Mario Bros. Wonder, Nintendo lo hizo con un tráiler en el que nos permitieron ver muchas de las locuras que nos esperarían en este juego, aunque lo que se convirtió en toda una sensación fue justo lo que vimos al final del mismo: Mario obteniendo un nuevo ítem potenciador que lo convertía, literalmente, en un adorable elefante, algo que jamás se nos habría ocurrido que llegaríamos a ver con este personaje. Las reacciones de los jugadores no se hicieron esperar y todo el mundo quedó encantado con él, aunque, curiosamente, esta nueva transformación estuvo a punto de no pasar el corte, ya que Shigeru Miyamoto, el padre de Mario, no la vio con buenos ojos de primeras cuando se la propusieron durante el desarrollo.

Sin duda, una forma atípica para nuestro héroe que, además, dentro del juego ha resultado ser divertidísima de usar y muy útil, permitiéndonos almacenar agua en la trompa para regar flores y apagar fuegos y pegar trompazos para acabar con nuestros enemigos. Y todo ello por no hablar de detalles tan buenos como que la instrumentación de la música cambie al transformarnos o que casi todas sus animaciones sean nuevas y realmente graciosas.

El concierto de las Plantas Pirañas

Super Mario Bros. Wonder es un juego que enamora desde el primer momento, pero no es hasta la fase 1-2 cuando somos conscientes de lo que realmente supone esta aventura para la saga. En principio, parece un nivel de plataformas muy sencillito y clásico sin nada demasiado destacable, pero todo eso cambia en el preciso instante en el que obtenemos la Flor Maravilla. Cuando la cogemos, la pantalla se convierte en un inesperado, sorprendente y divertido número musical protagonizado por numerosas Plantas Piraña mientras van apareciendo enemigos al ritmo de la canción y el scroll se mueve de forma automática. Esta idea también se usa de manera magnífica en un par de niveles más avanzados, pero el impacto de esta pantalla concreta la primera vez que la jugamos es tal que hemos decidido quedarnos con ella, ya que es la presentación perfecta del tipo de cosas que nos aguardan en esta entrega.

Solid "Goomba" Snake

Otro de los efectos de las Flores Maravilla que nos ha dejado patidifusos es el que nos transforma en Goomba. No es que sea la primera vez en la que nos hemos podido convertir en uno, ya que era algo posible en Super Mario Odyssey, pero la forma en la que se ha integrado en este nuevo juego nos ha pillado con el pie completamente cambiado, pues cambia por completo la jugabilidad para meternos de lleno en una sección de sigilo. Sí, sigilo en un Mario 2D, y lo más sorprendente es que funciona inesperadamente bien. Cuando nos convertimos en estos icónicos enemigos, perdemos la capacidad de saltar, pero a cambio podemos andar sobre pinchos y usar elementos rebotadores para impulsarnos. Eso sí, al no poder saltar no vamos a poder hacer frente a nuestros rivales, así que nos toca buscar formas de evitarlos, como escondernos en arbustos para que no nos vean y pasen de largo. Jamás imaginamos que veríamos una fase de este tipo en un juego de Mario y menos todavía que fuese divertida, pero lo cierto es que funciona y consigue lo que se propone: sorprendernos.

La insignia de invisibilidad

Una de las novedades de esta entrega la tenemos en la inclusión de las insignias, unas medallas que nos dan nuevos movimientos o habilidades pasivas. Sin embargo, entre ellas también existen algunas que son un tanto especiales, entre las que destaca una que nos vuelve completamente invisibles a los ojos de los enemigos… y a los nuestros, obligándonos a jugar sin poder ver a nuestro personaje, una idea muy alocada que convierte la aventura en todo un desafío, ya que para guiarnos tendremos que fijarnos en el polvo que levanta el personaje al correr, en las sombras que proyecta en ciertos fondos y en los efectos que vayamos provocando por los escenarios con nuestra presencia. Esto, de hecho, se aprovecha justo al final del último nivel secreto del juego, donde nos obligan a superar una desafiante sección de plataformas con esta insignia equipada. Sin duda, una idea muy atrevida que añade un punto de rejugabilidad y dificultad para todos aquellos que puedan pensar que el juego es fácil.

La insignia "A capela"

@vandalonline Lo que pasa al conseguir el 100% en Super Mario Bros. Wonder 🤩🍄#supermariobroswonder #supermario #supermariobros #mario #detallesdevideojuegos #curiosidadesdevideojuegos #gamingentiktok #videojuegos🎮 #juegosswitch #nintendo #videojuegos2023 #juegosnintendo #nintendoswitch #gaming #secretosdevideojuegos #vandal ♬ sonido original - Vandal (Oficial)

Como jugadores, estamos acostumbrados a que muchos juegos nos recompensen con algún tipo de sorpresa al terminar un título al 100 %. Por supuesto, Super Mario Bros. Wonder es un juego que busca sorprender constantemente al jugador, así que su recompensa final no iba a ser menos. Si conseguimos completarlo todo, obtendremos la insignia "A capela", la cual cambia todos los efectos de sonido del juego por alguien que se dedica a imitarlos con su voz. Sí, es una tontería que no afecta en nada a la jugabilidad, pero una tontería graciosísima que no nos esperábamos y que nos ha animado a rejugar fases de esta manera mientras nos desternillábamos con el efecto que provoca jugar a un juego de Mario de esta manera.

La fase final de la historia principal y la batalla contra Bowser

Para el último nivel del juego, Super Mario Bros. Wonder se sigue guardando algunas sorpresas, ya que antes de llegar a la batalla final con Bowser nos van a obligar a superar una sucesión de secciones de plataformas en las que tienen lugar multitud de efectos distintos de las Flores Maravilla, convirtiendo la última pantalla en una auténtica locura en la que no paran de pasar cosas y donde todo se transforma sin parar a nuestro alrededor, obligándonos a adaptarnos a las diferentes mecánicas que nos van planteando. Esta idea se usa también de una forma espectacular y mucho más desafiante en el penúltimo nivel del mundo especial, pero si nos hemos quedado con esta fase es precisamente por el clímax que crea antes del último combate y por el enfrentamiento en sí contra Bowser, el cual nos sorprende con una lucha atípica en la que vamos a tener que saltar con ritmo para alzarnos victoriosos.

Un cambio de perspectiva

En un juego como este donde parece que a Nintendo no se le agotan las ideas, que una idea tan aparentemente simple como cambiar la perspectiva nos sorprenda resulta en un hecho sorprendente en sí mismo, pero lo cierto es que no nos vimos venir que tras jugar montones de fases en 2D, de repente una de las Flores Maravilla que obtuvimos transformara la pantalla en la que estábamos y convirtiese la aventura en un título con una jugabilidad de cámara cenital, y todo ello manteniendo el mismo aspecto de los escenarios. No solo es sorprendente por la propia mecánica, sino por lo que hace el diseño del nivel, ya que consigue funcionar tanto con una jugabilidad de desarrollo lateral como con una de vista aérea, y que todo está planteado de esta manera es algo de lo que no nos damos cuenta hasta que ocurre el cambio al obtener la Flor Maravilla. Sin ninguna duda, una lección de diseño magistral.

Estirando y comprimiendo el mundo

Otro de los efectos de las Flores Maravilla que más nos han sorprendido es el que encontramos en fases como "Bellotoings en el bosque a contraluz", donde nuestro personaje, de repente, se vuelve muchísimo más alto de lo normal con un torso larguísimo. Lo realmente genial de esto es que si nos agachamos, el escenario reducirá también su altura, permitiéndonos no solo encogernos, sino también comprimir el propio mundo para revelar nuevos secretos, caminos y rutas, algo que, en combinación con la iluminación a base de sombras que suelen usar estas pantallas, da pie a unos niveles muy ingeniosos y divertidos.

Rodando y arrasando con todo

A nivel jugable dista de ser de las cosas más originales del juego, aunque el hecho de que haya ciertas Flores Maravilla que nos conviertan en una bola de demolición con pinchos para que nos pongamos a rodar por los niveles a toda velocidad arrasando con absolutamente todo mientras plataformeamos en secciones muy frenéticas donde prácticamente no vamos a poder frenar nos ha parecido algo divertidísimo. Además, ver a Mario convertido en esto no es precisamente algo a lo que estamos acostumbrados.

El ingenio de una plataforma esponjosa

Por último, no podemos olvidar las fases en las que nos convertimos en una plataforma esponjosa, un enorme bloque rectangular con el que podemos desviar bolas de pinchos para redireccionarlas y destruir objetivos concretos que nos permitan tanto avanzar como encontrar tesoros. Además, si algo cae sobre nosotros, hará que nos encojamos poco a poco, algo que también podemos usar en nuestro favor para reorientar la dirección hacia la que se mueven ciertos objetos.

Redactor

Imágenes:

Más sobre Super Mario Bros. Wonder

Super Mario Bros. Wonder es el nuevo juego de plataformas en 2D de Nintendo protagonizado por Mario para Nintendo Switch. Desarrollado por Nintendo, es un título que se puede disfrutar en solitario o en cooperativo con hasta cuatro jugadores. Como gran novedad jugable incluye las llamadas Flores Maravilla, unos objetivos que nos permitirá desatar habilidades únicas en personajes como Mario, Luigi, Peach, Daisy, Yoshi y Toad.