Vandal Ware
  1. Vandal Ware
  2. Hardware
  3. Reviews
  4. Análisis HP Omen 880-162ng: Una bestia para jugar

Análisis HP Omen 880-162ng: Una bestia para jugar

La nueva torre de HP es un monstruo listo para comerse todos nuestros juegos.

Un ordenador de sobremesa es, sin duda, el equipo ideal para jugar gracias a su potencia y posibilidades de ampliación siendo además un formato más económico que los equipos portátiles.

Hace algún tiempo, comprar torres prefabricadas no era una opción. Por norma general salían bastante más caras que las que podíamos comprar pieza a pieza y, muchas veces, estas torres dejaban mucho que desear por sus placas base de bajo coste y su acabado de dudosa calidad.

Sin embargo, en los últimos años, los diferentes montadores se han puesto las pilas en este sentido, ofreciéndonos ahora, en muchos casos, productos premium que empiezan a ser una opción muy viable para los jugadores sobre todo si tenemos en cuenta el precio de algunos componentes por separado que se han disparado debido, entre otras cosas, a las criptomonedas.

De todas esas marcas una de las más destacadas es HP o, mejor dicho, Omen, su submarca dedicada a productos para gamers que ya ha demostrado en numerosas ocasiones acertar en el terreno de los portátiles y que quiere brillar en 2018 en el mercado de las torres gracias a sus HP Omen-880 que hemos podido probar durante las últimas semanas.

Características técnicas

  • Peso del producto 17,6 Kg

  • Dimensiones del producto 19,2 x 41,7 x 44,2 cm

  • Procesador: 8th gen Intel® Core™ i7 i7-8700K (12M Cache, 3.7 GHz)

  • Memoria RAM 32GB (2400 MHz) DDR4-SDRAM (4 x 8 GB)

  • Disco duro 2000GB HDD, 512GB SSD

  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1080 Ti

  • Cantidad de puertos USB 2.0: 2

  • Cantidad de puertos tipo A USB 3.0 (3.1 Gen 1): 6

  • Cantidad de puertos tipo C USB 3.0 (3.1 Gen 1): 2

  • Potencia eléctrica 500 vatios

  • Tipo de disco óptico DVD Super Multi

  • Versión de Bluetooth: 4.2

  • Wi-Fi estándares: IEEE 802.11a,IEEE 802.11ac,IEEE 802.11b,IEEE 802.11g,IEEE 802.11n

  • Sistema operativo Windows 10 Home
  • Un diseño gamer robusto y de calidad con mucha conectividad

    Como podéis ver en el vídeo en el que os enseñamos por primera vez el equipo, estamos ante una torre con un diseño un tanto agresivo, algo habitual entre los productos para gamers, acompañado de unos LED rojos que emiten gran cantidad de luz tanto para destacar la caja como los componentes de su interior.

    La caja es robusta, la calidad de sus materiales es muy buena y cuenta con los huecos de refrigeración suficientes como para ayudar a que el equipo se mantenga lo más fresco posible en todo momento.

    En el panel frontal encontramos un lector de tarjetas, dos puertos USB C y dos USB 3.0, las típicas conexiones minijack para nuestro micro y cascos, un lector de DVD un curioso compartimento que nos permitirá instalar discos duros HDD extras para nuestro equipo.

    En la parte posterior, ya en la placa, como veis en la foto y en el listado de componentes, también tenemos una buena cantidad de puertos USB acompañados de una salida de audio óptica, tres conexiones minijack de la tarjeta de sónico y una conexión RJ45.

    Imagen de las conexiones que encontramos en la parte trasera de la placa (sin contar la gráfica).
    Imagen de las conexiones que encontramos en la parte trasera de la placa (sin contar la gráfica).

    Componentes de gran calidad para aprovechar el equipo al máximo

    Como ya habéis podido leer en la descripción general, este equipo Omen de HP cuenta con un procesador Intel Core i7-8700K, el último procesador de Intel dedicado a la informática de usuario y al gaming.

    Para acompañarlo tenemos una gráfica NVIDIA GeForce GTX 1080 Ti, la más potente del mercado para uso dedicado al juego, y 32GB de RAM DDR4 que sobrepasan todos los requisitos recomendados de los juegos más exigentes.

    Para el almacenamiento el equipo cuenta con una configuración que combina un SSD de 500GB con un HDD de 2TB lo que se nos antoja más que suficiente como para instalar nuestros juegos favoritos y programas de edición de vídeo o audio en el SSD mientras que utilizamos el HDD como disco de almacenamiento.

    La caja cuenta con un sistema de apertura fácil para facilitar el acceso a los componentes.
    La caja cuenta con un sistema de apertura fácil para facilitar el acceso a los componentes.

    La placa base es una ATX propia de HP y el equipo está acompañado por un sistema de refrigeración líquida para que el nuevo procesador de Intel no sufra altas temperaturas en ningún momento, pudiendo exprimirlo al máximo sin miedo.

    Una bestia ejecutando los mejores juegos

    Con estos componentes por bandera, es lógico que nos hayamos encontrado con grandes resultados disfrutando de nuestros juegos preferidos y ejecutando diferentes benchmarks al equipo de HP.

    Como os podéis imaginar, el equipo no tiene problema alguno para ejecutar sin esforzarse todos los juegos a 1080p superando con creces los 60 fps en los juegos más populares de PC como Overwatch, CS:GO, Fortnite o PUBG.

    Para realizar benchmarks específicos en esta ocasión hemos utilizado los bancos de pruebas de 3DMark, Assassin’s Creed Origins y GTA V con los dos últimos con todas las opciones gráficas al máximo.

    En el sandbox de Rockstar, a 4K, el juego ha tenido una media de unos 57 FPS, mientras que en Assassin’s Creed Origins la media en 4K ha sido de 46 fps, una media que subió hasta los 73 a 1440p y hasta los 91 a 1080p. Tenéis los resultados de sus test y del de 3DMark a continuación:

    Algo que hay que apuntar es que, pese a las situaciones de estrés con el equipo, en todo momento el ordenador de HP se ha mostrado muy silencioso y tampoco ha superado los 85º de temperatura, la habitual con las gráficas más potentes de NVIDIA, así que en este sentido también pasa nuestra prueba con creces, mostrándose como un equipo potente, silencioso, medianamente fresco y apto para disfrutar de todos los juegos al máximo a más de 60 fps en 1080p o 1440p, las resoluciones más populares de los jugadores de PC. En 4K también podemos alcanzar esta cifra, pero para ello sí que deberemos de renunciar a algún efecto gráfico.

    Una máquina potente para jugar durante los próximos años

    HP se ha esmerado en ofrecernos con su nueva torre Omen un producto de calidad, bien acabado, con componentes de primer nivel que todo jugador desearía en su equipo para disfrutar de sus juegos favoritos a "todo poder" durante los próximos años.

    Poco más se le puede pedir a un equipo que ofrece todo lo que el jugador necesita para jugar sin necesidad de tener que complicarse la vida con montajes o instalaciones de ningún tipo.

    La única pega para el usuario medio será la de su precio, de 2643 euros en Amazon, aunque, si tenemos en cuenta que la 1080 Ti, por si sola, ya ronda los 1000 euros y que el precio del procesador sobrepasa los 300, lo cierto es que el producto no es tan caro como pudiera parecernos.

    Además, HP cuenta con otros modelos de esta misma línea de productos más asequibles, a partir de los 1000 euros, que pueden ser una gran opción para presupuestos un poco más ajustados.

    Nosotros, desde luego, no podríamos estar más contentos con el rendimiento general del equipo.

    *Hemos realizado este análisis gracias a una cesión de HP

    HP Omen 880-162ng
    HP Omen 880-162ng

    Puntos positivos

  • Caja de calidad con un buen diseño
  • Componentes de primer nivel
  • Silencioso y relativamente fresco incluso en situaciones de estrés
  • Puntos negativos

  • Su precio no es apto para todos los públicos aunque existen modelos más asequibles
  • Valoración

    Estrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verde media
    Una bestia que se comerá todos nuestros juegos durante los próximos años sin despeinarse.
    equipo
    gaming
    hp omen
    pc
    torre

    Galerías relacionadas

    PUBLICIDAD

    Más Reviews

    Más sobre Hardware

    Comentarios: 3
    Flecha subir