Vandal Ware
  1. Vandal Ware
  2. Accesorios
  3. Reviews
  4. Análisis Razer Wolverine Tournament Edition: Un mando de alta gama

Análisis Razer Wolverine Tournament Edition: Un mando de alta gama

Pensado sobre todo para los jugadores de FPS.

Razer lleva tiempo aumentando su presencia en mercados ajenos al PC, intentando ser también una marca de referencia en el mundo de las consolas gracias a sus mandos específicos para PS4 y Xbox One.

Hoy, en Vandal Ware, os hablamos del Razer Wolverine Tournament Edition, un mando creado para los jugadores de Xbox One (también compatible con PC), que está pensado para jugadores exigentes y, sobre todo, para amantes de los FPS.

El aspecto del mando en líneas generales es casi idéntico al de Xbox One.
El aspecto del mando en líneas generales es casi idéntico al de Xbox One.

No cambies lo que funciona, simplemente púlelo

Como podéis comprobar en las fotos que acompañan al texto, el aspecto del mando de Razer es casi idéntico al mando original de Xbox One, realizando algunas mejoras remarcables como la goma antideslizante que se encuentra en la parte trasera de los agarres del mando provocando que no se nos resbale y que podamos cogerlo con mayor facilidad.

Otro detalle que cambia a nivel de diseño es la cruceta, de la que os hablaremos más adelante, los botones RT y LT y los 4 botones multifuncionales que podemos encontrar situados en partes estratégicas del mando y a los que podremos asignar diferentes acciones.

Justo debajo del símbolo de Xbox encontramos también una línea de LED que proporciona al mando una elegante iluminación RGB.

La parte trasera de los agarres cuenta con una goma para evitar resbalones de nuestras manos y mejorar el tacto.
La parte trasera de los agarres cuenta con una goma para evitar resbalones de nuestras manos y mejorar el tacto.

Rendimiento cercano a la perfección a excepción de la cruceta

Centrándonos en lo importante del mando, su rendimiento, lo cierto es que en líneas generales no podemos estar más contentos, sobre todo en lo que a la precisión de los sticks se refiere, sin puntos muertos y reaccionando al milímetro a todas nuestras acciones contando con un tacto que además es inigualable.

Los botones RT y LT mencionados hace unas líneas cuentan con un tope que podemos activar cuando necesitemos ejecutar acciones rápidas como juegos de disparos o de lucha, acortando el recorrido del gatillo para aumentar la velocidad de reacción. Si los quitamos, veremos como el gatillo tiene un recorrido largo hacia adentro, ideal para los juegos de carreras en los que la precisión con la presión en el gatillo es realmente importante.

Los botones multifunción son realmente útiles, pudiendo asignarles las acciones que queramos para tenerlas a mano. Los botones M1 y M2 los encontraremos entre los típicos gatillos traseros, mientras que los botones M3 y M4 se encuentran en la parte trasera inferior del mando, siendo también muy accesibles.

Los botones multifunción son muy útiles, aunque los que se sitúan en la parte trasera del mando se pueden pulsar de forma accidental.
Los botones multifunción son muy útiles, aunque los que se sitúan en la parte trasera del mando se pueden pulsar de forma accidental.

El problema de estos dos últimos botones es que, dependiendo de cómo agarremos el mando, podremos incluso pulsarlos en varias ocasiones de forma accidental, teniendo que pasar unos cuantos minutos para acostumbrarnos a modificar el agarre para no pulsarlos por error. En este sentido son mejores los botones similares que podíamos ver en el Razer Raiju, el mando para PS4 de la misma marca.

El resto de los botones del mando funcionan con la precisión que deben y cuentan con un tacto mecánico que será realmente agradable para nuestros dedos, sobre todo si también usamos un teclado mecánico en nuestro ordenador.

La única sombra a nivel de rendimiento lo encontramos en la cruceta, que no traza las diagonales con demasiada facilidad y que debe de optimizarse en futuras revisiones del mando siendo, de hecho, la única pega remarcable de un producto que por lo demás es casi perfecto.

Conectaremos el mando a la Xbox One o nuestro PC gracias a un cable de 3 metros
Conectaremos el mando a la Xbox One o nuestro PC gracias a un cable de 3 metros

Conexión por cable y compatibilidad total con Windows 10

Otros detalles que debemos de mencionar del mando son que, como suele ocurrir con los mandos de corte premium, se conecta de forma obligatoria a nuestra consola a través de un cable trenzado de 3 metros de largo.

También podemos disfrutar del mando en nuestro ordenador si tenemos instalado Window 10. La primera vez que lo conectemos el sistema sólo tardara un par de segundos en reconocerlo y, a partir de ahí, podremos disfrutar de nuestros juegos con total comodidad.

Conclusiones: Un mando colosal para los amantes de los FPS

Si tenéis Xbox One y buscáis un mando premium ajeno a Microsoft para disfrutar de vuestros FPS mejor que nunca, Xbox One Wolverine Tournament Edition tiene casi todas las papeletas para ser vuestra opción preferida.

Los sticks tienen un tacto y una precisión insuperables, los cuatro botones multifunción son realmente útiles, la respuesta y sensación mecánica con los botones X, Y, A, B es realmente agradable y, la única pega, la encontramos en la cruceta, que palidece si la queremos usar para juegos de lucha.

Razer Wolverine Tournament Edition
 Razer Wolverine Tournament Edition

Puntos positivos

  • La precisión de los sticks
  • El tacto mecánico de los botones X, AA, B, Y
  • Iluminación RGB elegante
  • Los gatillos y sus topes
  • Los cuatro botones multifunción a pesar de que...
  • Puntos negativos

  • ...dos de ellos pueden pulsarse de forma accidental con facilidad.
  • La cruceta debe mejorar.
  • Valoración

    Estrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verde
    Un gran mando premium para Xbox One con sticks muy precisos, un gran tacto en mecánico y 4 botones multifunción muy útiles.
    mando
    razer
    torunament edition
    wolverine
    PUBLICIDAD

    Más Reviews

    Más sobre Accesorios

    Comentarios: 4
    Flecha subir