One Piece 1000: el colosal manga de Eiichiro Oda conmemora por todo lo alto su capítulo 1000

El manga más vendido de todos los tiempos celebra su milésimo capítulo, un punto muy especial en un viaje que se acerca a velocidad vertiginosa a su 24º aniversario.

Después de casi un cuarto de siglo inundando nuestra imaginación con un festín de aventuras en alta mar, después de acompañarles en sus viajes a lo largo y ancho del Grand Line y hasta el Nuevo Mundo, después de visitar reinos ocultos entre las nubes o en las profundidades de los océanos que surcan, ayudar a intrépidas princesas a liberar su desértica nación de tiranos o vivir auténticas pesadillas en interminables noches de thriller. Después de tantas aventuras, y con tantas otras por venir, One Piece llegó el pasado lunes 4 de enero… no, no a su final, tranquilos (para eso aún queda, según su autor Eiichirō Oda, unos 4 o 5 añitos más) sino a su capítulo 1000, una brillante cifra que, claro está, está siendo celebrada por el mangaka, con varias iniciativas de la revista de Shueisha que publica sus relatos, y por supuesto, por sus fans

No es para menos, teniendo en cuenta que el viaje de Monkey D. Luffy, el auto-proclamado Rey de los Piratas, y su banda, los piratas del Sombrero de Paja, ha acompañado a sus fervientes seguidores durante un buen trecho de sus vidas, desde que debutara en las páginas de la Weekly Shônen Jump, en el Vol. 34 de julio de 1997, iniciando una envidiable colección que, hasta el momento, se acerca al centenar de tomos recopilatorios en Japón, de los cuales en España contamos con 94 editados por Planeta Cómic (además de numerosas guías oficiales, artbooks, adaptaciones de las películas…).

Las claves de su enorme éxito son demasiadas y pasan por su estilo visual tan característico y diferente, la mezcla de influencias de prácticamente cada mitología existente, el atractivo del género de piratas o de sus carismáticos personajes, y verles enfrentándose a criaturas fantásticas o a males como la corrupción, la opresión, la esclavitud, el racismo y clasicismo, la contaminación, la censura… pero, quizás, el mayor gancho para sus seguidores es la capacidad de Oda para hacernos sentir, desde el principio, parte de esa tripulación, de esa familia, de esa nakama. Esta fidelidad ha impulsado el salto de la franquicia de medio en medio, hasta alcanzar el estatus de auténtico icono cultural en su país… y en más de 42 países en todo el mundo.

Su longevo anime, producido por el estudio Toei Animation y emitido por el canal Fuji TV desde 1999, suma ya más de 900 episodios y 14 películas, la última de las cuales, One Piece: Stampede, fue un verdadero éxito desde su estreno en verano de 2019. También aquí llevamos años y años disfrutando de la fiebre anime mugiwara, desde que la serie animada iniciara su emisión en la parrilla de Telecinco para pasar primero a Jetix, luego a Boing, y finalmente llegar en simulcast a la plataforma Crunchyroll, mientras que Selecta Visión se ha encargado de la edición, en DVD y Blu-ray, de todas sus películas. Manga, anime, más de una treintena de videojuegos publicados por Namco Bandai y aún más merchandising del que puedas imaginar, si la presencia de Luffy y sus camaradas en el mercado español nos habla de su éxito, en su Japón natal no sólo ha penetrado el entramado del tejido cultural y social sino que, con su propio hilo, ha pasado a formar un bonito bordado más.

Un arrollador fenómeno cultural cuya colosal magnitud se puede medir en cifras y premios –One Piece le valió a Eiichirō Oda el Récord Guinness a la mayor cantidad de copias editadas de una misma obra de cómic por un sólo autor… entre otros galardones como el Gran Premio del 41º Japan Cartoonists Association Award o el Premio Honorífico de su lugar de nacimiento, la prefectura de Kumamotopero también en el mimetismo con el que se ha hecho hueco en lugares de lo más inesperados: tiendas temáticas como la que puedes encontrar en la sede central de Fuji TV en Odaiba o en la turística Tokyo Tower, con su Mugiwara Store, el mini parque temático Tokyo One Piece Tower, o incluso el Sanji No Ore-Sama No Restaurant, el restaurante de Sanji que no tenía nada que envidiar al Baratie (todos ellos tristemente cerrados tras el azote de la pandemia), colaboraciones con todo tipo de marcas, unas veces desconcertantes y otras tan inspiradas y emotivas como Hungry Days, esta preciosidad de anuncio para la marca de ramen instantáneo Nissin hasta los reyes por excelencia del J-Pop, Arashi, nos regalaron hace un año el crossover que sin saberlo necesitábamos, convirtiéndose en nakamas honorarios para el single A-RA-SHI : Reborn. Cualquier cosa que se pueda decir del impacto de One Piece en el mundo del manga, en la cultura de su país y en las vidas de lectores de todo el mundo difícilmente podría cubrir su verdadero alcance.

Este es el contexto en el que los entrañables piratas de la banda del Sombrero de Paja llegan a su entrega 1000, un millar de números que nos han llevado por toda una odisea de travesía, llena de amistades y alianzas, desafíos, derrotas y victorias, frutas del diablo, alegrías y penas. Lejos queda el día en el que Monkey D. Luffy, ese chavalín del East Blue, se marcó el objetivo de encontrar el One Piece, el tesoro escondido por el anterior Rey de los Piratas, Gol D. Roger, y que todo bucanero que se precie busca para hacerse con el título. Lejos queda también el día en que le veamos, ojalá, alcanzar su meta. Por el momento, la tripulación sigue en pleno arco del país de Wano, la actual gran saga, así que dependiendo del ritmo (y el medio) por el que estés disfrutando estas aventuras, deberás navegar con precaución las redes sociales cuidándote mucho de posibles spoilers… o, si estás listo, lanzarte a la aplicación de Shueisha Manga Plus y devorarlo, libre de pirateos, ya que publican cada capítulo de manera simultánea en Japón y el resto del mundo cada domingo a las 17h.

Mencionamos antes las iniciativas conmemorativas preparadas para tan señalada cifra, y estas comienzan en la propia revista que nos trae ese milésimo capítulo, pues la tercera, cuarta, quinta y sexta entrega de 2021 de la Weekly Shōnen Jump, además de incluir los posters de mayor tamaño jamás incluidos en esta revista, contarán con las portadas conectadas que encabezan este párrafo, con Luffy tomando el lugar central, rodeado de una ilustración combinada que reúne a otros mangakas de Shōnen Jump como Kōhei Horikoshi, autor de My Hero Academia, Mitsutoshi Shimabukuro, de Toriko, Boichi, de Dr. Stone, y Gege Akutami, de Jujutsu Kaisen, ilustrando a sus personajes preferidos de One Piece. Es más, se espera que miembros de la tripulación del Thousand Sunny aborden varias publicaciones japonesas fuera de la suya propia, como las revistas de manga Ribon y Bessatsu Margaret, la revista de moda MORE o la publicación deportiva Sportiva.

Además, Shueisha ha abierto una de sus habituales encuestas de popularidad de los personajes aparecidos en la franquicia, con la diferencia de que, en esta ocasión, la encuesta será global y estará abierta, hasta el 28 de febrero, a la participación de los fans de todo el mundo. Durante estos casi dos meses, los lectores podrán votar diariamente a cualquiera de entre más de 1000 personajes, humanos y animales, ya sea uno de los piratas de la banda del Sombrero de Paja, de cada aliado y enemigo que han conocido a lo largo del camino, incluso entre los infames oficiales de la marina. Se han lanzado dos vídeos conmemorativos que ondean el eslogan “We Are One” como estandarte, como el vídeo al comienzo de este párrafo… toda una espectacular y adrenalínica llamada a votar.

Shōnen Jump también abrió una web especial, esta vez sólo en japonés, One Piece 1000 Logs, que incluye cantidad de información sobre la publicación de One Piece, como un extenso timeline que desgrana las fechas de publicación de cada momento memorable de la saga. Y los aficionados estadounidenses recibieron una sorpresa en la edición del periódico The New York Times del pasado 4 de enero, que incluía un anuncio a página completa y a todo color publicitando la encuesta global y la llegada al número 1000. Curiosamente, Luffy ya abrió su historial de apariciones en el NYT con su campaña, en 2013, Sanoku ThanX (300 millones de gracias).

Por último, llegamos al responsable de todo, al creador del fenómeno, a Eiichirō Oda. Un mangaka que ha entregado tanto de su propia vida a su obra, sacrificando horas de sueño, descansos o momentos con su familia, que sorprendió a la afición al anunciar dos breves interrupciones en su publicación a lo largo de 2020 (la primera al inicio de la pandemia motivado por la seguridad de su equipo, y la segunda en octubre por su propia salud). Dos retrasos que trasladaron la celebración de un año francamente mísero a uno que, esperamos, vaya mejor. Oda, que tanto nos ha dado, compartió una sincera y emotiva carta tras el lanzamiento de este capítulo 1000 en la que agradece a su nakama, los fans de todo el mundo, su apoyo incondicional:

«¡¡1000 capítulos!!

Yo, eh, wow… No me dan las palabras para describir el torbellino que han sido estos últimos 23 años. Literalmente la mitad de mi vida ha girado en torno a la todopoderosa SERIALIZACION SEMANAL, hehe. Pero no soy sólo yo, Luffy y los piratas del Sombrero de Paja también han navegado hasta llegar a tantas islas diferentes, y se han visto atrapados en cantidad de aventuras. Llegados a este punto, ¡ni siquiera yo estoy seguro de cuántas vidas han llegado a tocar a lo largo del camino! Pero es gracias a ellos que tantas personas especiales han entrado en mi propia vida; los primeros de todo, mi familia. Todas las personas que me han apoyado a través de los años, con cada uno de los cuales quedo profundamente en deuda. Mientras, mis lectores han llevado sus propias vidas, llenas de bullicio. Existe una teoría relacionada con los lectores a largo plazo en el mundo del entretenimiento que dice: “Cualquier sector de lectores rotará y abandonará una serie al cabo de cinco años”. Por eso, siempre he evitado llamar a mis lectores «fans». Como dice el dicho, “después del orgullo viene la caída”. Me convencí a mi mismo de que no debería creérmelo demasiado porque mis lectores acabarían dejando la serie y pasando página en sus vidas. Y debo decir que todos vosotros haceis que ahora me avergüence de haber pensado así. Vuestra fe en Luffy me lleva a creer en todos vosotros, y eso es lo que me permite seguir dibujando exactamente el manga que quiero dibujar. Así que aquí estamos, listos para sumergir, poco a poco, los dedillos de los pies en los capítulos finales de la historia. Hemos tardado muchísimo en alcanzar el millar de capítulos. Pero, precisamente porque he completado ese millar, debéis creerme: nos llevaré hasta el final. La historia que os espera desafiará vuestras expectativas, ¡¡en serio!!

Debo pediros un favor. Esto es para todos aquellos con los que –de un modo u otro– he creado un vínculo, en otras palabras, ¡los FANS de ONE PIECE del mundo! La mía es una larga historia… pero, sólo un poquito más, ¡seguid cuidando de Luffy y sus compañeros mientras continúan su aventura!

Enero de 2021, Eiichiro Oda”

Imposible no emocionarse, si has seguido a Luffy mientras avanzaba a lo loco y se daba de bruces con cada miembro de su nakama hasta formar su tripulación de ensueño. Zoro el huraño espadachín, Nami la avariciosa navegante, Usopp el tirador cuentista, Sanji el cocinero pateatraseros, el adorable doctor Toni Toni Chopper, la intrigante arqueóloga Nico Robin, Franky el robótico carpintero de ribera, Brook el esquelético músico, y todos los que han ido y venido entre medias… Imposible no desear ver los sueños de cada uno de ellos cumplidos. One Piece es ya un título que, sobre todo, será inolvidable. Nos ha acompañado más tiempo del que creeríamos (hay que pararse para hacer esos cálculos, ¡de otro modo parece mentira!), y nosotros hemos acompañado a su esperpéntica pandilla como un miembro más de la tripulación, de la banda del que ya es nuestro Rey de los Piratas. Puede que oteemos el final en el apremiante horizonte, pero conociendo a esta banda de piratas y a la creativa mente tras sus peripecias, aún nos esperan muchas, muchas más.

Y tú, ¿te cuentas entre sus nakama? ¿A quién piensas votar como tu personaje favorito? ¿Has seguido las aventuras de Luffy y la banda del Sombrero de Paja desde que se embarcaron en el Going Merry?… ¡Llevar la serie al día es una aventura por sí misma!