Top 100 Comics del 2020 – #70-61

Hoy con obras de Liana Editorial, Panini Comics, Astiberri Editorial, ECC Ediciones, Gallo Nero, Norma Editorial, Gigamesh, Nuevo Nueve o Editorial Barrett

Se acaba el 2020, un año que ha sido una montaña rusa emocional que ha marcado nuestras vidas y que será difícil de olvidar. La cultura en general y nuestros queridos cómics en particular han supuesto, más que nunca, una via de escape perfecta a la realidad que hay más allá de nuestras ventanas y las horas de entretenimiento que nos han regalado los cómics, mangas y novelas gráficas de la «cosecha 2020» han sido muchas. Calidad y cantidad a raudales, más necesarias que nunca.

A pesar de que las ventas se detuvieron de golpe durante dos interminables meses, el número de novedades publicadas el resto del año ha sido extraordinario y, llegando a la orilla del 2021, encontramos que es difícil escoger las 10, 20 o 50 mejores obras que más nos han gustado. Es por ello que desde Sala de Peligro hemos ampliado nuestra selección de «lo mejor del año» a cien obras. Desde hoy y en forma de cuenta atrás, presentaremos de diez en diez «los 100 mejores cómics del 2020 en Sala de Peligro». Hoy tocan los puestos 70 a 61.

#70 -Conviviendo 19 dias, de David Ramirez

Que surja una pandemia en cosa de pocos meses seguramente no entrase en los planes de nadie. ¿Cómo lidiar con este escenario? Nadie tiene la clave exacta de cómo actuar. Pero lo que sí está claro es que el hecho de saber que estamos todos a una, reconforta. Como lo hace conocer cómo se lo han montado los otros. Porque de ahí puedes sacar claves para ti. David Ramírez tuvo el valor de contar su experiencia casi a tiempo real. Hacerlo quitando con un tono conciliador, sin quitar trascendencia a lo acontecido. Hubiese sido muy fácil caer en la pornografía emocional o en el victimismo, cosa que aquí se rehúye con mucha habilidad. Pero este autor ha sacado fuerzas de la tristeza y la ansiedad para completar un cómic que seguramente sea el más cercano a vuestro día a día durante la pandemia. Una pequeña ventana a la vida de un dibujante contada con tal brío, sencillez e inteligencia que logra sacar miga de la más pura cotidianeidad durante un contexto que está lejos de ser el normal.  Si una de las misiones del arte es salvar vidas, esta obra lo consigue con creces. 

Por Pedro de Mercader

#69 -Space Riders, de Fabian Rangel Jr y Alexis Ziritt

Sube a la nave espacial Santa Muerte; acompaña al Capitán Peligro, y a su tripulación, compuesta de la ginoide Yara y el mandril antropomórfico llamado Mono, en un viaje (en más de una de las acepciones de la palabra) a través del vacío interestelar. Nos enfrentaremos a moteros siderales, bárbaros de planetas salvajes, traidores, e incluso el culto a un maligno dios galáctico. Este año, ediciones Gigamesh nos ha brindado en castellano dos tomos con sendas miniseries de Space Riders, el cómic del dibujante Alexis Ziritt y el guionista Fabian Rangel Jr que en EEUU publicase la editorial Black Mask. La coctelera para este brebaje ha de rellenarse con dosis de Jack Kirby, Philippe Druillett, Go Nagai, Basil Wolverton, Guardianes de la Galaxia, Ben Marra, Leiji Matsumoto o Jordi Bernet. Su aroma, que nos evoca a western, a ciencia ficción de los años 70 y a historia fronteriza, preludia el intenso sabor de un sorbo que nos embriagará y, con banda sonora entre los narcocorridos y el rock underground, nos transportará en una hiperviolenta odisea a mundos de cartelería psicodélica. No se te ocurra perdértelo.

Por Sergio Aguirre

#68 -Cinzia, de Leo Ortolani

Cinzia, la musa del autor Leo Ortolani nacida en las historietas protagonizadas por Rat-Man, encuentra por fin la oportunidad de brillar, en solitario, bajo las luces de candilejas en una historia que, con humor, ternura, honestidad y desparpajo, nos embarca en la aventura diaria de una mujer trans que busca, como todos, aceptarse y vivir una vida liberada, auténtica, feliz. Con un equilibrio malabarista entre comedia, drama, y hasta números musicales (¡en plural!), con sensibilidad y un buen humor perpetuo, conoceremos a una Cinzia que se niega a ser engullida y asimilada por una sociedad gris en la que quien sigue su propia corriente es susceptible de juicios invasivos… y es que, en fin, es demasiado fabulosa como para renegar de ser ella misma. La edición de Nuevo Nueve, tan vistosa como su heroína titular, cuenta además con la colaboración de la FELGTB en la labor de revisión, abrazando el valor educativo de un cómic cuyo viaje de autoconocimiento, superación, y amor propio conectará con todo aquel que lo lea, aunando visibilidad y una de las lecturas más divertidas y apasionantes del año.

Por Lidia Castillo

#67 -Mono de Trapo: Antología, de Tony Millionaire

Esta antología recopila casi todas las historias creadas por Tony Millionaire acerca de las aventuras y desventuras del tío Gabby, un mono de trapo, y su inseparable amigo el señor Cuervo, un peluche cuyos ojos son botones. Ambientadas en la época victoriana, y protagonizadas por estos y otros juguetes, estas historias no son en absoluto para niños. Algunas tramas son lo suficientemente inocentes como para ser una simple aventura de juguetes animados por la imaginación de un niño, sin embargo, muchas otras son representaciones bastante terroríficas de distintos temas. A través del Mono de Trapo y sus compañeros el autor es capaz de hacer reflexionar durante un buen rato al lector gracias al humor negro, la filosofía y la comedia con las  que están creadas sus historias.

Por Iria Ros Piñeiro

#66 -Sweet Tooth, de Jeff Lemire y José Villarrubia

Jeff Lemire lo ha convertido en uno de los autores más importantes del mercado americano. Si no has estado desconectado durante los últimos años,  seguramente te habrás dado cuenta. Y si se quiere responder por qué es así, es inevitable pasar por Sweet Tooth. Esta fue su primera gran prueba de fuego y la pasó con nota. Y ya se comenzaba a intuir como es de esos autores que son capaces de llegarte a tus emociones más profundas sin que te des cuenta.  A priori es normal que no apetezca leer otra historia de postapocalipsis. Y más en este contexto. Pero es que no es una historia de lo que pasa después del fin del mundo. Es una odisea sobre nuestra conexión con nuestro ambiente, sobre la paternidad (en el sentido más amplio), sobre el descubrimiento religioso, sobre los efectos adversos de los malos tratos con la naturaleza. Sobre nuestra especie al fin y al cabo. Sin cinismo, sin misantropía. Y sin pecar de sensiblería barata, de paternalismo, de ir a lo fácil o de condescendencia. La pregunta es, ¿Quién no querría acompañar en el viaje a Jepperd y a Goloso? 

Por Pedro de Mercader

#65 -Alois Nebel, de Jaroslav Rudiš y Jaromír 99

Este cómic es un imprescindible para todos los lectores interesados en la historia del siglo XX en Europa. Alois Nebel es un empleado ferroviario en una estación provincial denominada Bílý Potok, cerca de la frontera con Polonia. Por ella no sólo pasarán trenes, sino también recuerdos, traumas y fantasmas del pasado. Rudiš presenta temas de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría que marcaron profundamente a la República Checa. Nebel sufrirá ensoñaciones y alucinaciones, acerca de la invasión nazi y el Holocausto, que lo atormentarán. Además de la ocupación soviética en la que vive y trabaja, y el trato que recibió la población civil de origen germano con la llegada del ejército rojo. Una obra esencial que presenta la parte menos conocida de la Guerra Fría en Europa.

Por Iria Ros Piñeiro

#64 -Strange Adventures, de Tom King, Mitch Gerads y Evan «Doc» Shaner

Simplemente oyendo el que esta es la siguiente obra de Tom King y Mitch Gerads (y a la postre un Doc Shanner haciendo algunas de las mejores viñetas que ha hecho jamás) ya debería estar fuera de cualquier discusión su presencia en este top. Pero es que además se nota que la han cogido con ganas y con consciencia de que ya el público ya le tiene tomado el tranquillo a todos los truquillos habituales de este tándem. Y por ese motivo cambian de estrategias narrativas y de temas y, aun así, consiguen que siga sabiendo como un cómic indiscutiblemente suyo. Una oda al espíritu pulp y soap opera que siempre ha acompañado al bueno de Adam mezclado con las visiones desmitificadoras provenidas del tiempo destructor que tanto suele chiflar a este autor. De nuevo, vuelve a tomar un personaje que no parece ser el favorito de nadie para revitalizarlo y llevarlo a unas cotas de trascendencia a las que hace tiempo que no aspiraba.  Todos están en estado de gracia contando la historias de un falso culpable (o no) y de cómo no es oro todo lo que reluce. De esas lecturas que dignifican al género. 

Por Pedro de Mercader

#63 -Khalat, de Giulia Pex
  • Editorial: Liana Editorial
  • Formato: Rústica, 128 páginas
  • Precio: 18€
  • Traducción: Marta Tutone
  • Rotulación: Gabriel Regueiro Poza

Tan actual y doloroso como solo una historia basada en hechos reales puede estarlo, esta travesía por el desierto (casi literal) y por medio continente, de Siria a Europa, conseguirá hacer al lector un nudo en la garganta y el estómago por cada pasaje de los que está dividia. Un relato en primera persona que pone en relieve el desencanto y el destino que nos puede esperar en función de donde nacemos, con unas barreras fisicas y sociales contra las que tiene que luchar una buena parte de la población en pleno siglo XXI. Dura, nada ingenua y necesaria, tildar esta obra como ejemplo de historia de superación se queda muy corto. Una de las obras del año y, lamentablmente, de todos los años.

Por Pedro Monje

#62 – No te vayas sin mi, de Rosemary Valero-O’Connell 

Primera obra en solitario de Rosemary Valero-O’Connell donde se recopilan tres historias cortas: No te vayas sin mí, Lo que queda y Con temor, con ternura. Las tres tienen tintes de ciencia ficción y realismo mágico donde, sin embargo, lo importante son las personas, su identidad personal y cómo se ven reflejados en la mirada de los demás. La autora se recrea en la huella que sus personajes dejan, o no, en las personas con las que comparten parte de su vida a través del amor, la memoria y la diversidad. Además, es una obra con muchas capas de lectura que ofrece distintas interpretaciones, y es que No te vayas sin mí mejora con cada relectura. Tres historias muy diferentes entre sí que, sin embargo, quedan unidas por la empatía que consiguen despertar en el lector, además de un espectacular apartado gráfico.

Por Iria Ros Piñeiro

#61 -El Inmortal Hulk, de Al Ewing, Joe Bennett y vv.aa.
  • Editorial: Panini Comics
  • Formato: Grapa 48-72 páginas
  • Precio: 5-7€
  • Traducción: Gonzalo Quesada
  • Rotulación: Norma Cuadrat

La cabecera del gigante verde marvelita, con Al Ewing al frente, no se puede describir de otra manera: una brutalidad de serie, en el sentido más literal de la palabra, que atrapa y contorsiona a Hulk y a todo aquel en su radio de alcance. Este es un Hulk como ninguno que hayas leído en etapas anteriores…. pero que, sin embargo, lo es. Es el Hulk de siempre. Todos ellos. Ewing explora la psique de un Bruce Banner engullido por su trastorno de personalidad múltiple para mostrar, en ocasiones, al Hulk más infantil, y en otras, sus alter egos más sedientos de venganza. Escalofriantemente monstruoso, angustiosamente emocional, víctima, villano… verle aquí con esa (tramposa) inmortalidad bañada en radiación gamma añade una crueldad extra, sobrepasando los límites del horror grotesco clásico gracias al arte de Joe Bennett. Con un fin anunciado por Marvel, en The Immortal Hulk #50 USA, esta es una serie que hay que leer para creer (y, si no lo has hecho, la recopilación de su primer arco inaugura la línea Marvel Premiere). ¡Que intenten los mutantes de Hickman arrebatarle el cinturón de campeón al Goliat Esmeralda!

Por Lidia Castillo