Satori Ediciones publica “Tatsumi” un recopilatorio de historias cortas del maestro del manga dramático Yoshihiro Tatsumi

Este volumen reúne nueve historias autoconclusivas centradas en el devastado Japón de la postguerra, retratando una sociedad consumida por la penuria y el recuerdo.

Hoy sale a la venta Tatsumi, un manga recopilatorio de Yoshihiro Tatsumi donde encontramos nueve historias cortas centradas en el devastado Japón de la postguerra. Seguramente, si no conocíais a este autor, habréis leído (o leeréis en los próximos días) que se le considera uno de los padres del gekiga. También podréis leer que las historias que componen Tatsumi son clásicos del manga… y muchas otras definiciones que, aunque reales, puede que no os digan nada. ¿Qué es todo esto del gekiga?

El gekiga es un género dentro del manga que se centra en las imágenes dramáticas, en historias más adultas y alejadas de los cómics para un público adolescente o infantil. Empezó a popularizarse a finales de los años cincuenta, e incluso llegó a influenciar al dios del manga, Osamu Tezuka quien llegó a conocer a Tatsumi y quien vio en este estilo una nueva forma de hacer obras para un público adulto como MW, de la que podéis encontrar en la web la reseña correspondiente, Fénix o Adolf. Yoshihiro Tatsumi fue uno de los mayores exponentes de este estilo realista, a veces crudo y cruel, y muy enfocado en la psicología de los protagonistas anónimos que plagan las páginas de este tipo de obras. Ahora, gracias a Satori Ediciones podemos disfrutar de una gran edición de Tatsumi, pero ¿qué encontramos exactamente en este volumen?

El horror de la Segunda Guerra Mundial marcó de forma muy obvia la historia del siglo XX. En Japón, además, tuvieron que soportar no sólo las bombas atómicas sino también las consecuencias de haber perdido la guerra. No sólo las enfermedades relacionadas con los bombardeos, sino también la invasión estadounidense y un empobrecimiento gradual del país debido al uso que hacían de él los supuestos ganadores. Las sanciones que tuvo que soportar el país tras la rendición sólo acrecentaron las penurias de un país arrasado. Y en este contexto se sitúan las nueve historias de Tatsumi.

Cada una de ellas está protagonizada por un personaje distinto, y con un contexto social y económico completamente diferente al anterior. Sin embargo, todos ellos forman parte de una misma sociedad, y muestran facetas de ella en un tiempo y un espacio muy concretos. En ellas se tratan temas como la precariedad laboral tras la guerra, la prostitución (Goodbye), el cambio generacional y la distancia entre quienes vivieron la guerra y quienes no, la soledad, la maldad (Infierno), las crisis de identidad (La primera vez de un hombre y Querido Monkey), el desarraigo y pérdida de indentidad (Cría), la intervención estadounidense a nivel social e incluso los cambios editoriales en la producción de mangas de la época y la posibilidad de perder el trabajo (Ocupado), entre otros. Todo ello centrado en hombres y mujeres de los que, en muchos casos, ni siquiera sabemos sus nombres, pero de los que siempre conocemos sus momentos más bajos, desesperados y crueles.

Las historias que se recopilan en Tatsumi muestran lo peor del ser humano en un contexto tan específico que el lector no podrá hacer otra cosa que empatizar, y entender en muchos casos, algunas de las decisiones que se toman en estas historias. Y ahí está la genialidad de Yoshihiro Tatsumi. El autor muestra a una masa ingente de japoneses que se mueven cada día por la ciudad, y de entre todos ellos elige a ciertos individuos para contarnos un fragmento de su historia. A veces con más recorrido, a veces con menos. El autor consigue abrir en canal los sentimientos más intensos de cada uno de ellos, y esto los lleva a cometer ciertos actos, o a sufrirlos por parte de terceros. Y es que el trasfondo humano es lo que une a todas y cada una de estas historias, que en mayor o menor medida llegan a deshumanizar a sus protagonistas. Y, por incoherente que esto pueda parecer, es lo que consigue conformar su identidad en un tiempo tan incierto como es la postguerra.  

Infierno, Ocupado, La primera vez de un hombre, Escorpión. Who are you?, Cría, La montaña de los viejos abandonados en Tokio, Querido Monkey, Goodbye y La campana fúnebre, son las nueve historias que conforman el volumen. Algunas como Infierno, La primera vez de un hombre o Cría, ya habían sido publicadas en castellano por otras editoriales hace años. Esta recopilación en específico es la primera vez que se publica en castellano, sin embargo, el conjunto no resulta inconexo ya que su elección fue realizada por el propio autor para su publicación homónima japonesa.

Todas las historias de esta antología fueron publicadas originalmente entre 1970 y 1972, salvo por una de ellas. Por lo que entre ellas pueden verse ligeros cambios en el trazo, y similitudes entre diseños de personaje. El apartado gráfico de Yoshihiro Tatsumi huye de los ojos excesivamente grandes y brillantes del manga más clásico. Se acerca lo máximo posible al realismo, aunque se toma algunas licencias para hacer más dramáticas algunas escenas. Predomina una narrativa lenta, cercana al costumbrismo, que se vuelve tensa hasta llegar al punto de ruptura. Ya que todos los protagonistas, en un momento u otro, tomarán la decisión de hacer algo que rompa la monotonía de su vida, y de la historia.

Todas las historias son en blanco y negro, con líneas sencillas pero muy detalladas, y sin gradaciones de grises. La intensidad y profundidad de cada escena estará marcada por el tono negro puro que marcará el punto de inflexión de la historia. Salvo en la última, La campana fúnebre, publicada en 1979 y terminada en una sola noche por el autor debido a un error en sus anotaciones de fechas de entrega. En el apartado gráfico, esta historia es la más diferente del volumen. El estilo de Tatsumi había evolucionado, y en ésta sí encontramos degradados en grises, y un estilo algo más pictórico. Esta historia es, además, la primera vez que se publica en un volumen recopilatorio.

Satori Ediciones ha mantenido además al final del volumen tres textos muy interesantes. El primero, un epílogo firmado por el propio autor, hablando de la película de animación homónima de este volumen. Que, sin embargo, no adapta esta obra sino Una vida errante, la autobiografía del autor. El segundo, una autobiografía repasada año por año por Yoshihiro Tatsumi donde el mangaka hace hincapié en lo que él considera fue lo más importante de cada uno de ellos. Incluidas sus creaciones. Y, por último, un texto de Mitsuhiro Asakawa, investigador especializado en el gekiga que analiza brevemente cada una de las obras de este volumen. Estos textos finales permiten un mayor conocimiento no sólo sobre el autor, sino también sobre la importancia de esta obra. Además de ayudar a crear una experiencia lectora distinta, por lo que recomendamos su lectura al final. Satori ha hecho bien en mantenerlos en la edición en castellano, ya que con este tipo de publicaciones siempre se agradecen estos extras que contextualizan la obra.

Tatsumi es una obra insuperable para adentrarse por primera vez en el gekiga, y para reencontrarse con el trabajo de uno de los fundadores del género. Un género duro, pero imprescindible para entender la historia de un país que sufrió de una forma muy concreta el final de la Segunda Guerra Mundial. Y cuyas consecuencias todavía podemos ver en la actualidad. Yoshihiro Tatsumi es un nombre importante en la historia del manga, y ahora por suerte, podemos disfrutar de esta obra en una magnífica edición.

Título: Tatsumi
Guion, dibujo y color: Yoshihiro Tatsumi
Edición Nacional: Satori Ediciones
Edición Original: Seirin Kogeisha
Formato: Rústica con sobrecubiertas, 264 páginas
Precio: 20,00€