Diálogos de Cómic: El gallego que nos ha regalado a los mejores artistas durante el confinamiento

Diálogos de Cómic, la iniciativa de David Macho para traer los mejores autores de cómic a los lectores durante el confinamiento. Y hasta que le aguanten las camisetas.

David Macho es coruñés. Vive en Cataluña y ya teletrabajaba cuando, para ti, Zoom era un personaje de Flash. Lleva el mundo por montera y trabaja llevando talento español a dibujar con las grandes editoriales estadounidenses, y trayendo talento de todo el mundo a varios festivales que se celebran por toda Europa, como la Heroes Comic Con de Madrid.

En pleno confinamiento tiró de agenda. Y la ha liado. Ha hablado con los grandes artistas de este noble arte y ya nos ha regalado cerca de 40 conversaciones con autores de primer nivel, cracks de los cracks cotizadísimos, pegados a la pantalla del ordenador para que disfrutemos de charlas muy entretenidas en las que nos hablan de todo un poco. No mucha gente es capaz de reservar una hora del tiempo de gente como Mark Millar, creador de Wanted, Kingsman o Kick-Ass… Macho ha prometido que, mientras le queden camisetas frikis nuevas que enseñar, seguirá al pie del cañón.

Entretenimiento para los amantes del Noveno Arte en los momentos en los que ha sido más necesario

¿Qué va a descubrir alguien que vea todos los Diálogos?

A la persona tras la página, tras el cómic. Al autor cuyo trabajo adoran, pero una parte de ellos que no conocen, su humanidad. El viernes pasado Mark Millar me decía que al lector le gustan los cómics, pero que los autores los viven, llevan toda la vida adorándolos y por eso los hacen. Ésa es la única intención del canal. No hacer entrevistas, sino charlar con amigos de sus gustos, lo que echan de menos, sus filias y fobias, y para hablar de cómic… Por eso los comentarios están abiertos, para que la gente pueda resolver esa duda que siempre ha tenido sabiendo en este caso que ese autor que creían que nunca les contestaría podrá hacerlo. Sé que a mi eso me haría mucha ilusión, y espero que también a ellos. Pero reitero, la persona tras las páginas, eso es lo importante. 🙂

¿Cuáles creen que han sido los grandes titulares hasta ahora? ¿Qué te ha sorprendido más?

Pues yo creo que titulares, como tales, ninguno. Es decir, son eso, charlas de amigos en las que a lo mejor uno suelta una primicia porque está cómodo. Quizá que Risso va a trabajar con Millar (Millar se quedó picueto cuando se lo dije, porque se suponía que era secreto, pero Risso lo dijo sin darle importancia). Gibbons anunciando su autobiografía, Paco Roca comentando que por primera vez está intentando crear un proyecto de serie involucrándose él mismo cuando hasta ahora no lo había hecho. La historia que contó el propio Millar sobre cómo Alan Moore le compró un número de Swamp Thing de su bolsillo y se lo firmó porque Mark no podía pagárselo. Busiek hablando de nuevas ideas que podrían haber sido para la Legión de Superheroes, pero que no sabía si al final serían mejores para Astro City. Yanick Paquette hablando de las aplicaciones de la ciencia para componer páginas. Gary Frank contando cómo su acuario le relaja de estar todo el día dibujando. O Chiarello hablando de cómo conoció a Moebius en las oficinas de Marvel. Y no te digo nada de Denys Cowan contando como se encontró con Alberto Breccia en una tienda… Hay muchas, porque ya te digo que están cómodos (y en muchos casos me dicen que se olvidan de que estaban en directo) y esa complicidad que surge (espero) se refleja en las cosas que se comentan.

Mark Millar, eres un creador de universos, pero no te pongas una luz de fondo cuando haces videoconferencia!

Si tuviésemos que transcribir una en Sala de Peligro, ¿cuál nos recomiendas?

Todas. NO sé, me estás pidiendo que elija entre mi padre y mi madre, o uno de mis hijos. NO me veo capaz. Pero venga, poniéndome el sombrero de Sala de Peligro, creo que sería Busiek, porque trató temas puramente comic y de su carrera. También Starlin, por lo que representa y por toda la historia que contó (y cuando digo Starlin podría decir también Claremont, al mismo nivel, o Wolfman o Chaykin, claro). Millar, Gibbons -hablar con este último siempre es una delicia-, no lo sé, ya digo, cuesta.

Eso entre los internacionales. Con los nacionales me pasa lo mismo, pero con Jesus Saiz tuvimos una charla genial de cine, con Paco Roca y Juanjo Guarnido hablamos de todo, hasta el punto de que con Juanjo tuvimos que hacer pausa para ir al baño. La charla con Andres y Carmen fue muy divertida, y también creo que es un ‘must’ absoluto la charla con la nueva generación de autoras: Sandra Molina, Carolina Bensler, Magda Price, Sara Soler y Alba Cardona. Lo siento, pero como decía, cuesta elegir. 🙂

Eres agente y trabajas con algunos de los genios españoles del cómic que triunfan en EEUU. ¿Cómo evoluciona el talento en España ahora que se compite a nivel global?

Como lo ha hecho siempre, teniendo un nivel medio muy superior en mi opinión al de cualquier otro país… El nivel creativo en España en general en cualquier campo del arte es MUY alto. Me remito a la respuesta anterior sobre la charla con las cinco autoras. Talento hay a paladas, la cuestión es encontrar salidas para él en España, en Europa, en EEUU, donde sea.

La cuestión es que cuando alguien se lo curra tanto, con talento, disciplina, humildad, echándole todas las horas del mundo y más… ese talento NO SE PUEDE desperdiciar. El éxito llama a éxito, las nuevas generaciones quieren ser Nadal, Gasol o Fernando Alonso, el seguimiento de sus deportes ha crecido desde que estos empezaron a triunfar… pues con el cómic lo mismo. Los chavales quieren llegar a ser Carlos Pacheco, Roger Ibáñez, o Jesús Saiz; o Juanjo Guarnido, o Pepe Larraz, o Daniel Acuña, o David Aja, o Paco Roca, o… Con apoyo gubernamental o lo que sea, pero el talento NO DEBE PERDERSE.

David Macho, el hombre de las camisetas…

¿Hay mejores dibujantes ahora que hace treinta años?

No, para nada. Si hablamos de nivel medio sí, te diría que sí. El nivel medio por supuesto que es el más alto que ha habido nunca, y opino lo mismo de los guionistas y del cómic en general. Para mi de eso no hay ninguna duda. ¿Pero mejores que hace 30 años? ¿Mejor que Moebius? ¿Que Barry Smith? ¿Que Frank Miller? ¿Que Alex Toth? ¿Que Frazzetta? ¿Que John Buscema? ¿Que Uderzo? ¿Que Manara? ¿Que Toppi? Etc. etc… El nivel medio sí, pero es que hace 30 años (y más atrás, también) había algunos dibujantes que no se han superado ni creo que sean superados. Diferente sí, mejor no.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, preguntaba recientemente en Twitter por cuál es el momento de reconocimiento cultural del comic por parte de la sociedad. ¿Qué responderías tú?

Que la calidad de las obras, los nuevos formatos y las nuevas generaciones de autores son los que se lo han dado, y que el Premio Nacional del Comic (sé que admiras mucho a Luis Alberto de Cuenca, pero el gran mérito de la creación de ese premio se le debe a Carmen Chacón, descanse en paz, y a Carles Santamaría, en mi opinión) ha ayudado mucho como escaparate.

La enorme irrupción de autores españoles en el mainstream americano también ha ayudado mucho. El comic y el cine de superhéroes son la nueva cultura pop, pero el “slice of life” o costumbrismo, la obra de autor, sus enfoques más personales… a veces más adultos, a veces más para todos los públicos, han ido ganando cada vez más espacio entre las lecturas diarias de la gente más “casual”.

El Pulitzer a Maus fue otro espaldarazo, claro, y las adaptaciones de la obra de Neil Gaiman… Ha sido muy sutil y paulatino, a pico y pala, pero creo que el cómic, si hablamos de reconocimiento popular, está en su mejor momento. En el fondo es eso, la propia madurez del autor y el medio en España y el mundo ha hecho que reciba el respeto merecido. Y ha abierto los ojos a gente que quizá nunca habría leído cómics por considerarlos un “arte menor” o infantil, etc.

Bromeas con que lo dejarás cuando tengas que repetir camiseta. ¿Tienes suficientes? ¿Admites donaciones? Lo que haga falta para que sigas…

No, no bromeo… es mucho mucho curro hacer esto cada día y más programar con antelación, y por amor al arte (esto último es literal). Si no sube en seguidores y vistas, si me parece que estoy perdiendo el tiempo porque no hay interés, el cansancio acabará pudiéndome, porque esto se suma a todo el resto de trabajo que hago durante la noche y el día. Las horas que quito para cada charla diaria no me quita nadie recuperarlas luego. De momento llevo 36 camisetas. una nueva por programa, (uno que es pobre cuando iba a salones sólo se podía permitir comprar camisetas de saldo y me volvía cada vez con un porrón de ellas, por eso tengo tantas, y oye, afortunadamente, aún me caben). Creo que tengo para llegar hasta el programa 50. Tengo programadas charlas ya hasta final de junio (y para asegurarme la semana pasada me llegaron siete camisetas más. :P)

Y donaciones… si son de Qwertee o Rei Zentolo, que son mis “referencias”, sí. De otras, especialmente de equipos de fútbol, no tanto. 😉

Ésta es una iniciativa muy de confinamiento. ¿Cómo ha afectado la COVID-19 a la industria?

Ha provocado parones, editoriales deteniendo sus salidas, tiendas teniendo que cerrar.. Ha sido MUY duro, tanto en España como fuera. Ha provocado grandes campañas de solidaridad, como la de Jim Lee y otros dibujantes en apoyo a las tiendas subastando originales y destinando las ganancias a la supervivencia de las mismas, o el #ComicWritersChallenge de Gail Simone. En España el #YoEsperoamilibrero con vídeos incluidos y apoyado por muchos autores ha sido un movimiento precioso de solidaridad. Editoriales como Norma, Astiberri, ECC, regalando lecturas, coloreables o manualidades, a los fans; La propia ECC con el comic gratuito del joker, el Superman de David Rubin, o las láminas de Jesus Merino y Paco Roca…

En Estados Unidos ha habido también parones, pero parece que por fin todo va volviendo a la normalidad… Esta pandemia nos ha pillado a todos a pata cambiada. Nadie (digan lo que digan algunos) sabía que esto podía pasar, y mucho menos con esta virulencia (pardon the pun) y todo el mundo ha tenido que apechugar, cerrar, tirar de ERTES y otras ayudas… Pero olé el valor de todas y todos, editoriales, tiendas, y todos los profesionales de esta industria por aguantar el tirón, y sobre todo, por no rendirse. Esto va por ellos.

Y cuando digo esto me refiero a los Diálogos. Surgen de un… ¿qué más puedo hacer, qué más puedo aportar? Un “tengo que hacer algo”, y de ahi me vino la idea de hacerlo. Reitero, los autores son tan humanos como nosotros, y están tan confinados y jodidos como nosotros. Reflejémonos en ellos, y también en los editores que tienen que ver como narices mantener su empresa a flote. Espero que de todo esto salga que, si un cómic de un determinado autor o editorial no nos gusta, o si un autor un día no nos puede firmar un tebeo, o hacerse una foto, pensemos que son personas, y mostremos todos el debido respeto. Son los creadores de nuestros sueños. SE LO DEBEMOS.