Cohete Cómics convierte su catálogo a formato digital y facilita el acceso de todos al cómic colombiano

La editorial colombiana da el salto y presenta gran parte de su catálogo en formato digital. Haciendo que podamos acceder a obras que, hasta el momento, estaban fuera de nuestro alcance por problemas de distribución.

Durante la cuarentena hemos hecho varios artículos resaltando los catálogos digitales que las editoriales de cómic españolas tenían disponible. Incluso muchas de ellas, debido a la situación que estábamos pasando, pusieron parte de dicho catálogo en descarga gratuita durante ese periodo. Otras, que hasta el momento no habían dado el salto digital, utilizaron estos días de parón en la distribución para hacer el salto. Hay que tener en cuenta que estamos hablando siempre de obras que se crean para el formato impreso, no de webcómics o cómics digitales que luego llegan al mercado impreso.

Como ya hemos comentado en alguno de esos artículos, normalmente los lectores de cómic solemos ser muy fetichistas del papel, nos encanta tener nuestros cómics y leerlos mil veces. Hasta el momento la venta digital no parecía algo imprescindible. Sin embargo, la versión digital nos permite comprar por mucho menos dinero una obra que podría interesarnos a priori, pero que tenemos dudas de invertir dinero en ese tomo en concreto. Llegado el momento, siempre podremos comprarlo en papel más adelante. Por lo que, por muy poco dinero podemos disfrutar de muchas obras que igual por tema presupuestario se habían quedado fuera anteriormente.

Y no sólo eso, la digitalización de catálogos tradicionalmente de papel hace que podamos acceder a obras que, de otra forma, sería mucho más complicado y caro de conseguir. Un claro ejemplo de esto es el cómic colombiano. Desde hace tiempo parte de los integrantes de esta web hemos estado interesados en el cómic colombiano. Ya que hay muchas obras muy interesantes no sólo en temática sino también en ejecución. El problema es la distribución que, por el momento, es muy complicada y costosa. Por suerte, desde hace algo más de un mes, la editorial Cohete Cómics ha digitalizado sus obras y ahora son accesibles mediante Amazon, Apple Books y Google Play.

En su primera etapa de digitalización, Cohete Cómics ha puesto a la venta cinco novelas gráficas. Lo que significa que esto no se va a quedar ahí, y que no es un evento pasajero, sino una nueva forma de sacar al mercado obras. Pero, ¿qué temáticas trata el cómic colombiano que edita Cohete Cómics, y qué obras se han digitalizado?

Emilia de Lina Flórez y Pablo Pérez, publicado originalmente en 2019. Si recordáis, ya os comentamos un poco sobre esta obra en el artículo del 8M (día internacional de la mujer), se trata de un cómic biográfico que recoge apartados de la investigación sobre la figura y obra de Emilia Pardo Umaña (1907-1961) y los momentos claves que marcaron el desarrollo creativo y profesional de la que es considerada una de las pioneras del periodismo colombiano. Los autores reconstruyen mediante ilustraciones una carta, y una selección de columnas autobiográficas, que escribió la periodista entre 1935 y 1961.

Siguiendo en la línea de las historias reales, nos encontramos con Elefantes en el cuarto (2016) de Sindy Elefante. Este cómic autobiográfico explora la infancia y juventud de Sindy Infante, sus relaciones familiares, el amor por el deporte y, sobre todo, el hecho de haber crecido en Bogotá siendo lesbiana. La autora hace todo un recorrido por su vida a partir de los recuerdos que le evocan distintos objetos de su habitación. Una forma muy interesante de abordar temas complicados, que no deberían serlo. Pero que, sin embargo, continúan apareciendo en obras de este estilo porque las autoras, y autores, necesitan expresar sus vivencias entorno a la homosexualidad (y otros temas) a través del arte. Uno de los medios que mejor permiten la expresión personal.

Otra de las obras de Cohete Cómics basadas en hechos reales es Caminos condenados (2016) de Ojeda, Guerra, Aguirre y Díaz. Se trata de una novela gráfica que presenta el fenómeno del despojo cotidiano en Montes de María. Ese “despojo” al que hacen referencia los autores, se refiere al acaparamiento y la concentración de los recursos de la zona (como la tierra y el agua). A través de conversaciones y recorridos ficcionados, pero basados en conversaciones e investigaciones reales, el lector podrá entender no sólo los problemas que enfrentan sus protagonistas, sino además hacerse una idea de las consecuencias directas del conflicto en el país, así como los nuevos problemas surgidos a partir de esto.  Esta obra es una pieza clave del cómic documental colombiano y se hizo a partir de un trabajo muy cercano a las comunidades representadas.

Por otro lado, El baile de San Pascual (2019) de Camilo Vieco es una novela gráfica de aventuras, inspirada en la vida campesina y los páramos colombianos. En ella se presenta a un hombre irresponsable que abusa de la generosidad del páramo, y de Agustina e Ignacio, dos hermanos que se ven forzados a resolver el caos que ocasiona su padre. En el proceso, aprenden a cuidarse y se encuentran con criaturas fantásticas escondidas en el corazón del páramo de Ocetá. Hay que tener en cuanta que, el páramo es un ecosistema casi exclusivo de las montañas colombianas y es una fábrica natural de agua que está siendo amenazada por la minería a gran escala. Por lo que, pese a ser ficción, esta novela gráfica muestra gran parte de la problemática de los páramos colombianos. Y la necesidad de protegerlos de las grandes empresas e industrias.

Por último, en Dos Aldos (2016) de Pablo Guerra y Henry Díaz encontramos una historia de ciencia ficción. Guerra aprovecha las posibilidades que ofrece la creación de un mundo futurista para reflexionar acerca de la forma en la que los humanos se relacionan entre sí y qué papel juega la ciencia en estas relaciones. Esta obra ganó la Medalla de oro del International Manga Award en 2017.

Como ya se ha mencionado, todas estas obras de Cohete Cómics están disponibles a la vente en plataformas como Amazon, Apple Books y Google Play.

Obviamente, toda la situación relacionada con la pandemia es horrible. Y mejor sería no haber llegado a la conclusión que necesitamos digitalizar catálogos por algo así. Sin embargo, si podemos sacar una nota medianamente positiva del encierro, que no de la pandemia, es que de esta forma todos podemos acceder más fácilmente a obras que antes quedaban lejanas, e incluso desconocidas para nosotros. Por el momento, en Sala de Peligro vamos a hacernos con unos cuantos para traeros las reseñas pertinentes y abriros las puertas al cómic colombiano. Que, si no lo conocéis, os podemos asegurar que viene pisando muy fuerte.