Cuatro cómics españoles que triunfan en Inglaterra y Estados Unidos

Se dice que, para triunfar en el mundo del cómic en España, primero tienes que ir a hacer las Américas. Hoy os traemos cuatro cómics, muy distintos entre sí, que demuestran que el cómic español no necesita salir de casa para ser todo un éxito en el mundo anglosajón.

Que los artistas españoles están por todos lados no es ninguna novedad. En España hay muchos y muy buenos profesionales que poco a poco han ido saliendo de nuestras fronteras y triunfando en todos aquellos países por los que han ido pasando. Y esto ocurre en el cine, la medicina, la literatura y, por supuesto, también los cómics.

El mercado del cómic en España importa mucho cómic extranjero. Desde las gigantescas Marvel y DC (publicadas por Panini y ECC, respectivamente, en nuestro país), pasando por cómic franco-belga, e incluso manga japonés. Mucha gente cree todavía que, para tener una carrera exitosa dentro del cómic patrio es necesario “hacer las américas”, irse fuera y triunfar allí, para que aquí se tengan en cuenta sus trabajos. Y aunque, por desgracia, en algún momento con algunos autores esto ha sido cierto, cada vez más autores españoles triunfan en el extranjero con obras publicadas originalmente en España. Y es que, desde hace unos años, el nivel del mercado español ha dado autores (y autoras) que pueden permitirse elegir dónde y con quién quieren trabajar. Pero, ¿qué obras han dado ese salto estos últimos años, y cómo ha sido su entrada en el mercado anglosajón?

Pulse Enter para continuar de Ana Galvañ

En 2018 la autora Ana Galvañ publicó de la mano de ApaApa Cómics su novela gráfica Pulse Enter para continuar, una obra de ciencia ficción futurista que rompió muchos moldes y fue aclamada no sólo por público, sino también por la crítica española. En esta obra Galvañ presenta cinco historias cortas supuestamente independientes unas de otras. En ellas el lector sigue las desventuras de cinco avatares distintos en su búsqueda por encontrarle sentido a sus vidas, perdidos y ansiosos buscarán la forma de no sentirse abandonados.

Aunque cada una de esas historias tiene un avatar protagonista, con una historia marcada e independiente. Las cinco historias quedan entrelazadas en ese tono triste y melancólico de Galvañ. Que mediante estos personajes hace una crítica profunda al progreso tecnológico y la virtualización de las relaciones gracias a las nuevas tecnologías. En Pulse Enter para continuar la autora utiliza una paleta de colores fluorescentes, y unas figuras geométricas que, sin embargo, son capaces de hacer que el lector sienta todos y cada uno de los pensamientos, y sentimientos, de los protagonistas. Y es que, esta obra de Ana Galvañ hace que el lector sea muy consciente en todo momento de su participación no sólo en la lectura, sino también en la posibilidad de terminar creando un futuro como el que ella presenta.

Sólo un año tras su publicación, la editorial estadounidense Fantagraphics compró la licencia de este cómic y en 2019 publicó su versión en inglés Press Enter to Continue, manteniendo la edición idéntica a la original. Tal fue la pasión que levantó la obra de Galvañ que la editorial la anunció a bombo y platillo como la primera obra en inglés de la autora, que lo era, y comparando las historias que se contaban en esta novela gráfica con el estilo de algunos capítulos de la serie Black Mirror. Algo que, en cierta medida, es cierto ya que Ana Galvañ muestra en su obra el poder de las multinacionales tecnológicas, y cómo poco a poco han ido introduciéndose en nuestro día a día hasta puntos insospechados.

Tal y como ocurrió en España en su momento, en Estados Unidos Pulse Enter para continuar se convirtió en un éxito. Emma Levy, asistente editorial en Shelf Awareness dijo que este cómic confunde los límites de los cómics y el arte visual para mostrar un mundo donde la tecnología distorsiona el tiempo y el espacio. Y es cierto, una de las partes más interesantes de la obra de Ana Galvañ es ese juego entre lo que se considera, y no, cómic. Algo que genera interminables discusiones entre críticos, pero que sin embargo sólo hará disfrutar a los lectores. 

The Black Holes de Borja González

Aunque la obra de Borja González tenga el título en inglés, y éste sea su título original, The Black Holes es una novela gráfica española que Reservoir Books publicó en nuestro país en 2018. El título de la misma es el nombre de una banda punk que Gloria, Laura y Cristina, protagonistas de esta historia, quieren montar. The Black Holes es una fábula algo desordenada. En ella el lector encuentra la historia de estas tres chicas que en los dos miles quieren montar esta banda que, como poco, no termina de cuadrar. Pero al ensayar ocurre algo extraño. Un suceso de hace más de un siglo antes empieza a perseguir a una de ellas. A partir de ese momento, las historias irán entrelazándose hasta un punto de no retorno.

El tipo de ilustración de Borja González ya había sorprendido en su primera obra, La Reina Orquídea, que le convirtió en artista revelación en 2016. En The Black Holes desarrolló más su estilo, hasta pulirlo por completo. Y es que, los personajes de González no tienen rostro. Ninguno de ellos. La totalidad de su expresividad queda relegada a su expresión corporal. Con todo lo que ello conlleva. Y funciona a la perfección.

Esto, junto a la temática, hace que la obra de Jorge González pueda ser traducida a cualquier idioma. Es más, The Black Holes ha sido traducida tanto al inglés como al francés. Sin embargo, la edición que aquí nos interesa es la inglesa, ya que su edición cambia incluso el nombre de la obra. La editorial ABRAMS ha publicado este año esta obra bajo el nombre A gift for a ghost, cambiando no sólo el sentido del título, sino también la portada. El diseño de portada y contraportada de A gift for a ghost es una única ilustración que de forma continua presenta a todos los personajes protagonistas de esta historia. Probablemente el cambio en el título se deba a que existe una obra de Charles Burns llamada Black Hole, y para evitar posibles problemas o confusiones a libreros y lectores, la editorial prefirió hacer este cambio.

Además, en los resúmenes promocionales de la obra, aunque en España se hacía hincapié en la historia “actual” de las tres chicas, en el mercado anglosajón se marcaba especialmente la historia que ocurre en el pasado. Por lo que, pese a tener un éxito igual de bueno que en España, lo que nos muestran estos cambios es que sin necesidad de cambiar nada estructural en la obra, su enfoque apela a públicos distintos. The Black Holes funciona igual de bien en ambos, tal y como le ocurre al resto de obras en este artículo.

Heartbeat de María Llovet

El caso de María Llovet es muy interesante. Tras estudiar en Barcelona en la Escola de Cómic Joso, empezó a trabajar de forma profesional en el mercado francés como colorista junto a otro artista español, Eduardo Ocaña. A partir de ese momento trabajó también como dibujante, y creó varias obras con distintos guionistas, así como algunas propias. La que aquí nos interesa es Heartbeat, un manga a todo color de un solo tomo que unía el estilo de dibujo japonés, con trazos de cómic francés y color. Algo muy poco habitual en el manga. Sin embargo, funcionó a la perfección.

Norma editorial publicó en 2015 esta obra de María Llovet haciéndola llegar al público español más generalista. Y desde ese momento, la autora no ha parado de publicar tanto en España, como en Estados Unidos, donde se dividió Heartbeat en cinco números y el primero se agotó el día de su publicación. Pero, ¿de qué va este cómic?

Eva, la protagonista, es una adolescente que sufre bullying en el instituto. Eva se encuentra un día a Donatien, el supuesto chico perfecto y el más popular del instituto, bebiéndose la sangre del cadáver de una compañera de clase. Eva, fascinada con lo que está viendo, decide no contárselo a nadie, y empezar una peligrosa relación con él. Desde ese momento el lector se verá inmerso en una historia macabra y retorcida donde se mezclan la vida, la muerte, el amor y la sangre.

La edición estadounidense de esta obra de Llovet mantiene la misma portada que la española, y es que simplemente el nombre de la autora ya era reclamo suficiente para el mercado anglosajón. María Llovet lleva tiempo trabajando con distintas editoriales en Estados Unidos, y publicando obras como Faithless o Loud. Por lo que no era la primera vez que su nombre aparecía en las promociones editoriales. En este caso, Heartbeat fue publicado en 2019 por Boom! Studios, cuatro años más tarde de su publicación original en castellano. Como ya se ha comentado, el único cambio que sufrió la edición estadounidense fue su división en cinco números, en lugar de ser un tomo único.

En este caso, y en comparación con las obras hasta ahora comentadas, Heartbeat se publicó en el mercado anglosajón no sólo por ser una obra con una calidad altísima. Sino también, por el completismo que los fans anglosajones querían de la obra de María Llovet. Algo que refleja el éxito de la autora, dentro y fuera de nuestro país.

Lamia de Rayco Pulido

En 2017 Rayco Pulido recibió el Premio Nacional del Cómic por su obra Lamia, un thriller en blanco y negro en la España de la postguerra. En ella el autor presenta la Barcelona de los años cuarenta, donde Laia, la protagonista, debe sobrevivir. Y es que la Dictadura resultaba difícil para todo el mundo, pero todavía más para aquellas mujeres que se encontraban (por unas razones u otras) solas. Así, Laia deberá sobrevivir, como el resto de la población, siendo autónoma en su día a día lo mejor que pueda.

Laia trabaja como guionista en un consultorio de la Radio de Barcelona. Además de toda esta situación, en la ciudad anda suelto el asesino más sanguinario que se recuerda. Por lo que el detective al que ha acudido Laia para localizar a su marido, la hará esperar mientras él busca al asesino. A partir de ese momento, la historia se irá entrelazando entre estos dos personajes. Y es que, en esa época tan difícil, nada es lo que parece.

Esta obra de Rayco Pulido retrata un momento muy concreto de la Historia de España, y mediante la investigación de los asesinatos en la ciudad, Pulido consigue abordar temáticas sociales y políticas de una forma muy elegante. Además, todos los personajes que aparecen ocultan, como ocurría en aquella época, una serie de secretos que no querrán que nadie descubra. Y serán estos, los que los definan, más que sus acciones.

Lamia no sólo le otorgó el Premio Nacional de Cómic a su autor, sino que también le ha abierto las puertas del mercado anglosajón. En agosto de este año, la editorial Fantagraphics publicará esta novela gráfica bajo el nombre Ghostwriter. Aunque no podemos analizar todavía la edición, además del cambio de título, sí sabemos, por la información que la editorial ha publicado en su web, que su portada será muy distinta a la española. Eliminando a Laia de la portada, y centrándose en su mano. Llegado el momento analizaremos también esta edición de Lamia, sin embargo, queda claro por las variantes en cuanto a título y portada, que la intención de Fantagraphics es apelar a un público más amplio. No sólo a lectores de cómic, sino a todo aquel interesado en los libros de corte noir.

Es por todo esto que podemos decir con seguridad que los autores de cómic españoles están cada vez mejor valorados no sólo dentro de España, sino también fuera. A tal punto que algunos mercados, como los que aquí se han comentado, si pudieran les gustaría tenerlos para ellos en exclusiva. Por suerte, gran parte de la genialidad de todos ellos es que son capaces de trabajar desde donde quieran, para el mercado que quieran. Y, por suerte, ninguno ha olvidado su país de origen. Lo único malo de las ediciones en inglés de estas obras es que, en ocasiones, hacen portadas tan distintas (y tan preciosas) que los coleccionistas queremos hacernos con todas. Y eso sólo puede significar una cosa, los artistas españoles y sus obras funcionan.