José A. Pérez Ledo y Alex Orbe firman la novela gráfica «Los Enciclopedistas» un thriller que se desarrolla en la Francia pre-revolucionaria.

Esta novela gráfica editada por Astiberri presenta al grupo de ilustrados que crearon la enciclopedia. Enredados en un thriller policiaco que acerca al lector a las desigualdades sociales y el desarrollo cultural en que ésta se creó.

En la actualidad existe un volumen de información infinita al alcance de nuestra mano con un simple click. Internet es una herramienta que no sólo sirve para mantenernos en contacto, sino también para generar y compartir conocimiento. Así, tanto las universidades, como investigadores independientes, o incluso divulgadores de conocimiento no reglado, utilizan la red para compartir, comentar y discutir conocimiento. Dejando de lado todo el tema de las noticias falsas, y el mal uso de las redes sociales e internet, en la actualidad es muy sencillo acceder a toda esa información.

Obviamente, esto no ha sido siempre así. No hace tantos años cuando era necesario hacer ejercicios para el colegio sobre temas que desconocíamos utilizábamos algo llamado enciclopedia. Todos sabemos lo que es una enciclopedia, quien más quien menos la ha utilizado alguna vez, sin embargo, puede que no todos sepan dónde y cómo nació esta idea. Y es precisamente sobre eso de lo que trata la novela gráfica de José A. Pérez Ledo y Alex Orbe, Los enciclopedistas.

A mitad del siglo XVIII, más o menos, surgió una doctrina denominada La Ilustración, que pretendía dar mayor importancia al uso de la razón, la inteligencia y el conocimiento, por encima de la superstición y las creencias, que se hacían fuertes gracias a la ignorancia de la mayoría de la población. Los Ilustrados ayudaron a la progresión social, y al desarrollo cultural y técnico de toda Europa. Sin embargo, en su contra tuvieron a aquellos poderes de la época (en especial la monarquía y la iglesia) que no les interesaba que el pueblo fuera educado. Ya que veían en ello el peligro de su posición como estamento privilegiado. La Ilustración fue un movimiento muy seguido, y apoyado por las clases altas y los aristócratas, especialmente en Alemania, Inglaterra y Francia.

Estos grupos sociales, seguidores de esta corriente de pensamiento, debían reunirse de forma clandestina y mantener sus reuniones en secreto. En ellas discutían todo tipo de temas, y se fomentaban los coloquios en casa de gente poderosa y con dinero que, en teoría no tenía “nada que perder”. Estas reuniones fueron duramente perseguidas por la monarquía y la iglesia, que las consideraban movimientos revolucionarios. Se creó así el caldo de cultivo para lo que más adelante llegó a convertirse en la Revolución Francesa.

Durante esta época aparecen nombres tan reconocidos históricamente como Rousseau, Voltaire, Montesquieu, Diderot, Quesnay, Jacourt o D’Alembert. Y si lo estáis pensando, sí, existían mujeres en estos grupos, pero como siempre la historiografía no las ha hecho tan conocidas como a sus compañeros. Un buen ejemplo son nombres como Marie d’Agoult, Olympe de Gouges, Catherine de Vivonne o Anne Louise Germaine Necker, entre otras muchas. De entre todos estos nombres, los que más nos interesan de cara a la reseña de Los enciclopedistas son los de Diderot, D’Alembert y Jacourt. Autores a los que se adjudica la creación de la Enciclopedia, un libro cuya pretensión era reunir el mayor número posible de información sobre distintas disciplinas en un único volumen. Es por ello que a estos hombres se les conoce como Los enciclopedistas, tal y como se denomina la obra de José A. Pérez Ledo y Alex Orbe, y es que la novela gráfica presenta una historia ambientada en ese preciso momento pre revolucionario, lleno de encuentros clandestinos destinados al conocimiento.

A partir de un personaje ficticio, Marie, los autores sitúan al lector en pleno siglo XVIII (1750 para ser exactos). Nuestra protagonista es una joven con un talento innato para el dibujo que será reclutada por Diderot tras ver sus creaciones en distintos panfletos contra la corona. Éste la introducirá en el grupo de los enciclopedistas, para que forme parte de la creación de la Enciclopedia. Y es que junto a toda la información que este libro debe albergar, es necesario también una buena cantidad de imágenes que lo acompañen. Y ése será el trabajo de Marie.

Por si esto fuera poco peligroso, José A. Pérez Ledo introduce un elemento más a la historia que, hasta el momento se había ceñido bastante bien a la realidad. Los enciclopedistas están siendo asesinados, pero no pueden acudir a las autoridades por tratarse de grupos clandestinos perseguidos por la monarquía y la iglesia. Hasta tal punto llegará el asunto que empezarán a sospechar unos de otros. Sin embargo, junto a los cadáveres, aparecen cruces muy similares a las de los cruzados, ¿estará la iglesia involucrada, o será una maniobra de distracción del asesino?

Se unen así hechos históricos, la creación de la enciclopedia y una trama policíaca muy bien escrita y desarrollada por parte de los autores. El guion de José A. Pérez Ledo crea una visión muy completa de la sociedad en la que se crearon estos grupos sociales e intelectuales en los que terminó creándose la enciclopedia, y el caldo de cultivo para la Revolución Francesa. La crítica del guionista a la sociedad estamental de la época es clara, refleja perfectamente cómo el dinero de unos y la ignorancia de otros mantenían ese status quo. Y es que, ante todo, el conocimiento y la información es lo que crean sociedades más libres y con poder de decisión sobre su futuro. Algo que queda patente en Los enciclopedistas.

Además, el apartado gráfico de Alex Orbe termina de perfeccionar esa sensación de documento histórico real, aunque no lo sea. Como si todo lo que nos cuentan hubiera pasado “tal cual”. Ya que su reconstrucción gráfica de la ciudad, sus calles con un detallismo precioso, la vestimenta de todos los personajes… hacen que esta novela gráfica parezca una fotografía del momento. Pero no en el estilo de dibujo, que en realidad es más cercano al cartoon que al fotorealismo, sino por su sentido envolvente que completa a la perfección el guion de Pérez Ledo. Además, la paleta de colores ocres, marrones y en ocasiones todavía más cálidos como el rojo, por motivos evidentes, simbolizan a la perfección el llamado siglo de la luz.

Esta novela gráfica hará que se despierte en el lector el interés por una época muy interesante de la historia de Europa. Una época de cambios y avances no sólo técnicos sino también sociales. En Los enciclopedistas José A. Pérez Ledo y Alex Orbe consiguen una radiografía social perfecta de ese momento, y realzan el valor de algo que hoy damos por supuesto, el conocimiento ordenado y de acceso libre. Y eso, en un momento en que nos vemos rodeados de desinformación es algo que haríamos bien en valorar.

Título: Los enciclopedistas
Guion: José A. Pérez Ledo
Dibujo y color: Alex Orbe
Edición Nacional: Astiberri
Formato: Cartoné, 128 páginas
Precio: 18,00€