Milky Way publica «Endevi» un manga sobre ángeles y demonios que provocan el caos allá por donde pasan.

La editorial asturiana publica la primera obra de Kamome Shirahama, conocida en nuestro país por su exitoso manga "Atelier of Witch Hat". "Endevi" es una historia más corta, pero mucho más trepidante. Y es que no hay quien detenga a sus locas protagonistas.
Título: Endevi
Guion, dibujo y color: Kamome Shirahama
Edición Nacional: Milky Way Ediciones
Edición Original: Harta Magazine
Formato: Rústica con sobrecubierta, 176 páginas
Precio: 8,50€

Kamome Shirahama es una virtuosa de la ilustración. Internacionalmente conocida por su manga Atelier of Witch Hat, es muy fácil reconocer su estilo de dibujo. Tiene un estilo propio fácilmente reconocible por su detallismo y el tipo de trazo y diseños. Su manga más reconocido, ya mencionado, no fue su primer trabajo. Normalmente las primeras obras de un artista carecen de la calidad que va adquiriendo con el tiempo. Sin embargo, Shirahama sorprendió desde el principio, y aunque ha mejorado con el tiempo, su primera obra fue toda una preciosidad.

Esa obra no es ni más ni menos que Endevi, un manga que publica en castellano la editorial Milky Way y que cuenta las venturas y desventuras de un ángel y un demonio que no son lo que parecen. Ya que, como bien sabemos todos, ni los buenos son tan buenos. Ni los malos, tan malos.

Dewiela (izquierda) y Eniale (centro) haciendo lo que mejor saben: liarla.

Endevi cuenta la historia de un ángel (Eniale) y un demonio (Dewiela), dos hermosas féminas con unas personalidades de armas tomar. Y es que, pese a ser amigas, no pueden dejar de discutir. Sin parar. Tienen una relación bastante extraña, ya que en teoría deberían ser enemigas. Por eso de trabajar para bandos distintos. Sin embargo, se las ingenian para ayudarse la una a la otra, de formas más que ocurrentes. Y eso casi nunca acaba bien para el lugar donde les pille.

El primer tomo de esta serie es como abrir una puerta de una patada. No empieza con sutilezas. Desde el principio queda clara la personalidad tanto de Eniale como de Dewiela. Aunque se peleen constantemente, por eso de ser un ángel y un demonio (la eterna lucha entre el bien y el mal, y esas cosas), a ambas les encanta vivir en la tierra. Ni cielo, ni infierno: París para ir de compras, parajes paradisíacos pero terrenales, con cócteles de todos los colores… eso es lo que les ofrece la Tierra. Y ellas lo disfrutan. Cada una a su excéntrica manera.

El momento que lo cambiará todo, el punto de partida, será un bebé perdido en medio de Nueva York. Nuestras protagonistas deciden que deben devolverle el bebé a la madre. Y ambas deciden usar sus poderes sobrenaturales para encontrarla. Eso sí, en su eterna rivalidad, montarán tal cirio en la gran manzana que un policía decidirá empezar a seguirlas allá donde vayan para detenerlas, y desenmascararlas. Poco sabe él, que el poder de estas dos no sólo reside en su naturaleza, sino también en sus aliados y en sus ideas locas. Y es que separadas son peligrosas, pero juntas, lo son más.

Ilustración compartida por la autora en twitter. Ángel y Demonio se intercambian el look.

Kamome Shirahama utiliza en Endevi un gran conocimiento de iconografía cristiana. Y lo utiliza a su favor. Y es que, con la excusa del ángel y el demonio, las situaciones que se plantean en el manga parecen una locura sobrenatural. Cuando en realidad lo que Shirahama está retratando es aquello que la hizo famosa con Atelier of Witch Hat: los pequeños detalles. El día a día, las relaciones interpersonales (en este caso en formato supernatural) y el entender que el “bando” (cielo/infierno) en el que “naces”, no te define. Lo hacen tus acciones.

 Endevi tiene muchos detalles en común con Atelier of Witch Hat, tal y como se ha comentado. Sin embargo, no tiene ese punto dramático de la segunda. Es una comedia loca, mucho más fresca y ligera. Sin perder la profundidad de personajes, y la importancia de sus acciones, pese a ser una obra mucho más corta. Tanto Eniale como Dewiela están muy bien construidas, no sólo a nivel estético, sino también psicológico. Lo que hará que la trama avance, gracias a sus discusiones. Y es que todo el peso de la misma, está sobre ellas dos.

La historia completa consta de tres volúmenes, Milky Way ha sacado por ahora sólo el primero, y sus capítulos son casi todos auto conclusivos. Los casos a los que se enfrentan las protagonistas son cortos pero intensos, se las ingenian para hacer su trabajo, pero… a su manera. Como poco, sobrevuelan Nueva York montadas en un perro gigante. Y de ahí hacia arriba.

La relación de las protagonistas recuerda claramente a la de Aziraphel y Crowley de Good Omens, el libro de Terry Pratchett y Neil Gaiman. Sin embargo, en Endevi no encontramos una trama argumental subyacente. Es un manga que se sustenta en sus protagonistas, y en pequeñas pinceladas de su vida. No tiene la profundidad de Atelier of Witch Hat, ni falta que le hace.

Como siempre, la edición de Milky Way respeta las portadas originales del manga, así como el sentido de lectura oriental. Si lo que buscáis es una comedia divertida, ligera y con unos diseños preciosos. Ah, y unas protagonistas pasadas de tuerca. Éste es vuestro manga.