Jorge Jiménez «Voy a diseñar personajes nuevos en Batman»

Entrevistamos al dibujante Jorge Jiménez

Durante la pasada Heroes Comic Con en Madrid, pudimos realizar varias entrevistas a autores invitados. Habíamos concertado una con Jorge Jiménez, dibujante español de grandes series como la adaptación de Fringe, X-Men, Súper Hijos o la más reciente, Liga de la Justicia. Además, esa misma semana nos enteramos de que sería el próximo dibujante de Batman. Por lo que decidimos añadir un par de preguntas a nuestra entrevista. Muy amablemente nos atendió, y fue muy generoso con nosotros.

Entrevista a Jorge Jiménez

Preguntas: Sergio Aguirre, Transcripción: Iria Ros

La primera pregunta es muy sencilla: esta semana se ha sabido que vas a dibujar Batman.; cuéntanos ¿cómo ha sido?

Pues sí, la verdad estoy cerrando etapa en Justice League con Scott Snyder. Ahora se cambia un poco el rumbo en la Liga de la Justicia a nivel de equipo y, claro, pues estaba eso ahí pendiente, y la gente me preguntaba «¿Qué vas a hacer ahora? ¿dónde vas?, ¿te vas pa’ Marvel? ¿o te quedas en DC?«. Y yo “no puedo hablar, no puedo hablar”. Y finalmente ya ha salido el premio en las solicitaciones. Y nada, voy a dibujar a Batman. Vamos a ver cuántos capítulos, vamos a ver qué etapa. Y también si se disipa un poco la atención, porque estoy compartiendo cartel con varios dibujantes. Porque ya sabes que las series son dos capítulos al mes, y eres un miembro del equipo más. Yo lo que quiero es hacer lo mejor que pueda mi parte. Que quede lo mejor, lo más bonito posible, y disfrutar un poco, que es también uno de mis sueños. Dibujar a Batman, de verdad.

¿Y tienes alguna idea de en qué dirección vais a llevar al personaje? ¿O todavía es pronto y no habéis hablado de eso?

Los lectores estadounidenses ya han podido catar el Batman de Jorge Jimenez y James Tynion IV

De momento sigo cerrando Justice League, porque los últimos capítulos que estoy haciendo salen ahora en diciembre, y es ya el final. Y cuando empiezo con Batman, ya a producir, es en Enero pero ya he estado ojeando un poco por dónde van a ir los tiros. Aunque no puedo decir nada. He estado viendo, y voy a diseñar personajes nuevos, y esto es muy divertido. Y esto con lo que me meteré la semana que viene cuando termine la Liga de la justicia. Empezaré a ir dándole forma a lo que vaya a hacer en Batman. Y estoy muy ilusionado. Muy ilusionado, la verdad.

Has mencionado la Liga de la Justicia con Scott Snyder, y estás acreditado además de como dibujante como co-argumentista por lo menos una de las historias. Cuéntanos un poco sobre esto.

En el arco de La sexta dimensión, Scott siempre me venía diciendo “Jorge, si algún día tienes ideas y cualquier cosa dímelas” porque el tío siempre está abierto a ideas. Es un buen guionista. La experiencia de haber trabajado con Scott Snyder, que por cierto era uno de mis ídolos, ha sido algo que no voy a olvidar jamás. Porque el hombre es súper humilde y me ha tratado muy bien. Me ha promocionado muchísimo y le debo una grande. Y me decía “Cuando tengas ideas, cualquier cosa de diseño, cualquier cosa incluso de la historia. Dímelo tío, dímelo y hablamos porque lo mismo podemos incorporarlas a nuestra historia”. Yo que venía con una escena pensada desde hace tiempo sobre Superman que me gustaría dibujarla. Pero en la serie de Superman no sería posible porque requiere de que Superman salga de escena. Entonces, en la serie de Superman no te puedes cargar a Superman y sacarle de escena porque te quedas sin personaje. Quiero decir, para que tenga peso. En cambio, en la Liga de la Justicia es perfecto, porque sigues teniendo a todo los mejores. Y si sacas a Superman a otra escena no rompes el arco argumental. Y entonces le hice un storyboard largo de cómo yo quería que esto fuera. De cómo sacarlo y aislarlo en una luna en la otra parte del universo. Que fuera imposible salir con la oscuridad total, que no tuviera poder. Ponerle en una situación súper límite. En la que empezara a alocarse, a tener como visiones. Y todo esto le pareció muy interesante cuando le mandé un mail con todo el storyboard, larguísimo. Yo estaba diciendo “ni de lejos me va a decir que sí”. Y su respuesta fue “Esto es alucinante. Me encantaría. Además, lo podemos meter en mi siguiente arco perfectamente.”  Y yo le dije, «¿en serio?», y me dijo “sí, sí, vamos a hacer que encaje con algunos ajustes” y él dándole forma a los diálogos y tal. Hicimos que esa escena de Superman que yo siempre había querido dibujar, pudiéramos meterla en el arco de La Sexta Dimensión por eso aparezco como co-guionista.

¿No recuerda a la pose que abría los títulos de crédito de la mítica serie de animación de la Liga de la Justicia de Paul Dini y Bruce Timm?

Dices que has trabajado con Scott Snyder que era uno de tus sueños. Ahora vas a trabajar con James Tynion IV que es otro de los grandes guionistas estrella de DC. ¿Con cuáles te gustaría trabajar en un futuro? Porque parece que vas descontando muscas con los grandes guionistas de DC.

La verdad es que me gustaría volver a trabajar con muchos de los que he trabajado. Con Peter Tomasi cuando hice Super Sons, eso es algo que a mí no se me va a olvidar nunca. Porque fue un cómic que me situó de un día para otro en el mapa. Antes estaba funcionando normal, y de pronto hice Super Sons y ¡bum!. Yo le debo mucho a esa serie. Y esto es gracias a Peter Tomasi, que era el único que podía hacerlo así de divertido y de espontáneo. Luego, con Scott Snyder me encantaría repetir. Pero claro hay muchos guionistas, muy buenos, que yo admiro mucho que me encantaría trabajar con ellos. Como Bendis, como Tom King, como Tom Taylor, que es uno de mis referentes y me encanta lo que hace. Y creo que conmigo podría ir muy bien. En esta línea, me encantaría tener algún día la oportunidad de trabajar con ellos también. Y ahora quiero disfrutar también un poco de esta etapa en exclusiva con James Tynion. Que ya hice algo. En Marvel ya hice algo. Hice un capítulo en los X-men, en Marvel. Y luego Tynion ha participado como colaborador en la Liga de la Justicia en algunos capítulos porque  Scott no llegaba. O por cualquier cosa.

Vale, es que vosotros ya habéis coincidido.

Correcto, yo ya empiezo a tomarle la medida y creo que podemos hacer algo divertido en los capítulos de Batman que me tocan.

¿Tienes idea de hacer en algún momento algo con creaciones propias? ¿O estás más cómodo, y te desenvuelves mejor con estos personajes súper icónicos que te han ido tocando?

Cuando yo empecé a dibujar cómics empecé con la idea de hacer un manga mío propio. Porque yo venía del manga, me gustaba leer manga. Me gustaba el shonen y esas historias en que el niño crece y tú creces con él leyéndolo. Como era Dragonball, como era Naruto y One Piece y todo esto. Entonces yo quería hacer algo así. Luego, paralelamente, mi superhéroe favorito es Superman, como todo el mundo sabe. Y de esa forma me encariñé mucho con DC Comics. Y empecé a ver que ahí había una vía real, y era un buen pistoletazo de salida. Una buena forma de empezar mi carrera. Entonces ya, la propia burbuja ha ido inflándose y me encuentro cada vez más cómodo. Me están dando oportunidades que la gente se mataría. Porque sólo tú la tienes y no puedes desaprovecharla, quiero disfrutarla. Cada vez que me hacen esta pregunta digo “pregúntamelo más adelante” porque ahora mismo estoy tan metido en esto que no quiero ni descentrarme. Obviamente, llegando a cierto punto, mi yo del futuro estoy seguro de que acabará un poco cansado de lo mismo de los iconos, y tal. Y querrá, pues bueno, voy a contar algo nuevo con lo que ya he aprendido con todos estos años. Y seguro que me embarcaré en algo así. Pero de momento estoy, y quiero ver hasta dónde puedo pegar el golpe aquí.

Además, hace un rato has dicho que vas a diseñar personajes nuevos. Así que por lo menos esa vía sí que la tienes un poco abierta.

De alguna forma sí. Lo de Súper Hijos, no dejó de ser algo nuevo. Era diseñar al hijo de Superman y sobre todo el acting. Su forma de ser, de moverse, sus expresiones. Era aportar algo, y no es tu propia historia. Pero sí poner tu granito de arena en la historia de DC. Ya sabes que esto es muy cíclico, luego vuelven, pero cuando se recuerde la época de los Súper Hijos ahí estará mi nombre. Y eso, a fin de cuentas, es aportar un poco. Y a mí me llena. Y le doy más validez a ese cómic que a muchos otros de los que he hecho. Que se supone que tendría más nombre.

Super Hijos: el trabajo que según él mismo, puso a Jimenez en el mapa del cómic USA

¿Sigues en exclusiva con DC?

Sí, de momento sí. Firmé contrato hace un año o así, y hasta mediados del año próximo no tendría que volver a negociar. Así que de momento bien.

Has estado en Justice League y también has estado haciendo en su momento Earth 2. ¿Qué prefieres, hacer series en las que dibujar un elenco multitudinario de protagonistas o un protagonista principal y unos pocos secundarios? ¿En qué te encuentras más cómodo como artista?

A ver, el reto y lo difícil siempre, para cualquier dibujante, son las grupales. Porque es durísimo. Primero, porque trabajas mucho más. Porque en cada página tienes que incluir muchos más personajes por lo general. Obviamente si hay una multitud en cualquier comic, la tienes que dibujar. Pero es que de base en un cómic de la Liga de la Justicia vas a tener que estar dibujando a muchos personajes. Y cada uno tiene su público. Cada uno tiene sus fans. Y tienes que no descuidar a ninguno, que todos tengan su punto de molar. Y es duro. Es duro porque a ti te gusta tal y no te apetece tanto tal. Pero tienes que hacer que no se note. Que la gente vea Green Lantern, y lo flipen. Que vean a Batman, y lo flipen. Que cuando vean a Superman, los de Superman, lo flipen. Y esto es duro, pero también muy divertido. Porque trabajas diferentes acting y diferentes formas de moverse desde posiciones corporales. No es lo mismo la actitud de Batman, que la actitud de Superman. Es un reto que es genial, es súper divertido, pero a la larga agota. Agota mucho. Por eso muchos dibujantes evitan las series grupales, porque saben que el deterioro que tienen durante una etapa larga es brutal. En cambio, en una individual, puede ser menor. Puedes aprovechar ese tiempo de desgaste que tiene no hacer tantos personajes, para detallar más fondos, para hacer más identitario el cómic. Pero yo personalmente no tengo queja, me he pegado un tute muy bueno con la Liga de la Justicia. Pero la recompensa ha sido enorme. Es decir, ahora me pide el cuerpo hacer algo individual y por eso voy a Batman de cabeza. Pero no me quitaría este año y medio, casi dos, que he pasado no me lo quitaría. Que ha sido para recordar.

Una ilustración que bien podría ejemplificar esa labor de desgaste de plasmar escenas multitudinarias

Vas a hacer Batman, pero tú mismo has dicho siempre que tu personaje favorito es Superman. ¿Qué te parecen los cambios que está experimentando el personaje en las series de Bendis?. Quiero decir, con las series como Súper Hijos y Lois, ¿qué te parece como aficionado?

Como padre, a lo mejor, ¿no? Te refieres a la etapa de Rebirth. Me pareció una línea muy interesante a explorar. La verdad que sé que hay muchos fans de Superman que crecieron con Superman y que ahora tienen niños. Y que cuando han visto ese cómic, cuando han ido a comprarle Súper Hijos a su hijo. De alguna forma se han sentido otra vez identificados con Superman. Entonces yo creo que esto hace por el personaje. En ningún momento te encasillan. El cómic es cíclico, todo da vueltas siempre. Nunca sabes si es definitivo, o si de aquí a diez años esto pega otro cambio y lo reinician todo. Entonces, ya no se frustra tanto la gente cuando te hacen un traspaso temporal o algo así. Se ha visto, matan a Lobezno y sabes que tarde temprano si todo sigue así, el negocio sigue, todo es cíclico. Entonces creo que es un homenaje bueno a la gente que creció con Superman y ahora le da cómics a sus hijos. Y, a parte, Peter Tomasi hizo un buen Superman. Arrancó un Rebirth muy fuerte y estaba ahí arriba que venía de estar en un New 52 en el nivel de ventas. La gente se quejaba mucho, de que su héroe no debería tener esa actitud, que para eso hay muchos personajes, pero Superman tiene que ser muy icónico; tiene que ser muy como es él. Y no te salgas de eso. La gente protestó. Y Peter Tomasi leyó muy bien el carácter del personaje de Superman. Y trajo de nuevo los valores. Y a mí eso me flipó, porque lo hizo divertido. «Es que ya está pasado de moda«. Pues no. Al sacar el Rebirth las ventas se dispararon, y la gente le encantó. Y todo sigue funcionando muy bien. Creo que fue un buen punto de partida.

Los de Bendis empecé a leerlos. También me gustó bastante, pero ahora como he estado currando tanto, me he perdido un poco. Estoy casi perdido, desconectado de los últimos capítulos. No sé muy bien qué está pasando. Sé que ahora en Estados Unidos va a salir que revela su identidad. Y volvemos a lo mismo. Esto ya ha pasado y volverá a pasar. Son cosas cíclicas, pero si te las cuentan bien seguro que es divertido también. Ya te digo, al principio me gustó cómo arrancó, pero ya me metí con la Liga de la Justicia, agaché la cabeza, y estoy desconectado.

Superman. Como es. Como debe ser.

Una última pregunta si no te parece mal. Has dicho que eres muy fan de Superman pero también lo eres de Goku de Akira Toriyama. Goku y Superman tienen muchos paralelismos, pero también tienen bastantes diferencias, ¿cuáles son las que tú encuentras?

Las similitudes son como ya sabemos por la fortaleza y la bondad. Y las diferencias, probablemente que Superman tiene tres dimensiones, tiene algo más de profundidad a nivel de carácter de personaje, creo. Tiene más controversias personales, más dilemas. Y Goku en ese sentido, y muy bien ejecutado, es más plano. Porque es un tío más sencillo, que lo único que quiere es ser más fuerte. Salvar a los demás los demás.

Ha pasado por menos autores, y claro, se le han aportado menos capas.

Claro, pero ambos reúnen a la larga unos valores. Lo que pasa es que en el manga generalmente es más subliminalmente. Trata la amistad con Krilin de una forma indirecta. Son valores de otra forma expresados. A otro público. Y Superman claro, si te vas con una historia muy adulta en la que hablamos del trato de cómo trata a su hijo. Goku como padre era un desastre, como marido era un desastre. Cosa que no hay que analizar en un aspecto más realista. Cosa que en Superman sí se podría, por su enfoque con problemas reales. Pero ambos son bien acogidos. Ya lo has visto, a todo el mundo le gusta Goku, y a todo el mundo le gusta Superman.

Muchísimas gracias por atendernos Jorge.