Historia de España en cómic, la nueva colección de Pedro Cifuentes que empieza con la Prehistoria en la península ibérica.

Desperta Ferro Ediciones se embarca en una nueva aventura histórica de la mano de Pedro Cifuentes, con un formato gigantesco que el autor aprovecha al máximo.

Los últimos años los amantes de la educación, el arte y la historia tienen en el mundo del cómic a un abanderado llamado Pedro Cifuentes, quien además de ser un grandísimo, y premiado, profesor de secundaria también es historietista. En Sala de Peligro no es la primera vez que le entrevistamos o que reseñamos alguna de sus obras, ya que nos encanta esa forma que tiene de acercar el estudio de la historia, y la historia del arte, a todo tipo de lectores a través de los cómics.

Desperta Ferro Ediciones, que ya publicaba su colección de Historia del Arte en Cómic, se embarca en una nueva colección junto a Cifuentes llamada Historia de España en Cómic. Acompañadnos a conocer su primer volumen La Prehistoria en la Península Ibérica.

Como ya ocurría en Historia del Arte en Cómic, esta nueva serie de Cifuentes está protagonizada por el Profe, su perro Lómper, y los agentes de la historieta (es decir, un grupo de alumnos de secundaria). Gracias al Profe, este grupo tan variopinto darán saltos en el tiempo para aprender todo lo posible sobre la historia y los restos de ella que han llegado hasta nosotros. En este caso la aventura escolar, e histórica, se inicia con una visita a la excavación arqueológica de Atapuerca donde el Profe les explica cómo funciona en la actualidad una excavación arqueológica, así como todo el periodo histórico, de varios millones de años, que van a visitar y nosotres a leer. 

Los grandes atractivos de este cómic son varios: actualiza la investigación de la prehistoria, pone en valor tanto la ciencia arqueológica como el trabajo de investigación, aprovecha al máximo las posibilidades del cómic como medio, desmitifica creencias y, sobre todo, acerca todas estas ideas y educa a todo tipo de lectores a través del humor.

Pero empecemos por el principio, actualiza la investigación de la prehistoria. Como ya hemos comentado antes, Cifuentes es profesor de secundaria y está especializado en la docencia de historia e historia del arte. Sin embargo, este volumen se centra en la arqueología y la prehistoria, dos temas que conoce pero de los que no es especialista. Es por eso que para crear esta colección, y en especial este volumen, ha contado con el asesoramiento de Verónica Balsera Nieto, historiadora del CSIC (en el Instituto de Historia del Centro de Ciencias Humanas y Sociales), Jorge García Cardiel, doctor en Historia Antigua de la Universidad Complutense de Madrid y Alberto Pérez Rubio, doctor en Historia Antigua y socio fundador y editor de Desperta Ferro Ediciones, quienes además están citados como tal al inicio de la obra. Dotando de esta forma a la obra de un conocimiento bien formado, documentado y corregido.

Pone en valor tanto la ciencia arqueológica como el trabajo de investigación. Además de contar con el trabajo de asesoramiento mencionado el párrafo anterior, Cifuentes pone en valor la importancia de la arqueología y la investigación, mostrando en las páginas del cómic cómo funcionan en la actualidad las excavaciones arqueológicas, todo el trabajo que hay en ellas y cómo se han actualizado los laboratorios que tratan los restos encontrados. Algo que antes era completamente ajeno a les lectores, y es que ¿quién no piensa en las películas de Indiana Jones cuando se habla de arqueología? Cifuentes muestra aquí la verdadera ciencia detrás de la fantasía que todes hemos tenido en algún momento en nuestra mente colectiva. Además, lo hace con ejemplos españoles, como el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) de Cartagena.

En relación a esto, desmitifica creencias, no sólo enfrentando a les lectores a esas incongruencias de las películas, sino también mostrando descubrimientos a través de la investigación de los historiadores, como que el primer ser humano fue una mujer, que las sociedades prehistóricas no dividían el trabajo por género sino por habilidad de las personas, entre muchos otros. El cómic trata las distintas sociedades, culturas… de la prehistoria en la península ibérica. Y lo hace enlazando todos esos temas unos con otros, ya que la obra es interdisciplinar. También lucha, de forma más que consciente, contra el gran problema que es el expolio arqueológico.

Cifuentes aprovecha al máximo las posibilidades del cómic como medio, y lo hace a través de una edición enorme (297 x 420 mm en tapa dura). Con un tamaño que duplica el de los tomos de Historia del Arte en Cómic, esta colección es difícil de guardar en una estantería, pero merece la pena. Y tiene todo el sentido que sea así. Primero, porque el formato es el de los atlas que se utilizaban en las clases de geografía. Segundo, porque el espacio permite al autor crear mapas, diagramas e infinidad de viñetas por las que se pasean los personajes. En ocasiones es necesario voltear el cómic para leerlo en vertical, porque así se han dibujado y construido dichas páginas. En todo momento la narrativa se doblega a las necesidades del periodo que Cifuentes esté explicando, y funciona maravillosamente bien.

Por último, acerca todas estas ideas y educa a todo tipo de lectores a través del humor. Para poder llegar a les lectores actuales Cifuentes utiliza a sus agentes de la historia (María, CPU, Cósima, Tomás e Isadora) estudiantes de secundaria que hacen preguntas al pasado desde el punto de vista actual. Y esto conlleva una serie de explicaciones que contextualiza todo lo que están aprendiendo y, en consecuencia, todo lo que aprenden les lectores. CPU lleva siempre a mano la Wikipedia, en más de un momento hay publicaciones de Instagram y se comunican entre ellos a través de whatsapp (podéis ver un ejemplo de esto en la imagen sobre este párrafo). Con esto Cifuentes consigue crear un discurso ameno a la par que educativo. Además, Lómper se convierte en el punto gamberro y humorístico de la historia, haciendo que la lectura de todos estos temas sea imprevisible y divertida.

Historia de España en cómic. La Prehistoria en la península ibérica es un cómic divertido, bien documentado y lleno de información. Pero, también, es una lectura interesante y necesaria para toda aquella persona que esté mínimamente interesada en la historia o en toda la ciencia que hay tras ella. Un cómic que, sin duda, debería estar en todos los colegios, bibliotecas y casas posibles.