Siete cómics de la DC actual que no podéis perderos

¿Quieres empezar a leer cómics DC después de mucho tiempo y no sabes cómo? ¡Aquí van algunas sugerencias de mucha calidad!

¡Al loro, que no estamos tan mal!” gritaba Joan Laporta hace ya demasiados años para lavar la cara al F.C. Barcelona en una época en la que las críticas acosaban al equipo/club en pleno punto de inflexión. Aquella frase alcanzó cotas de meme y sirve, hoy en día, para explicar muchas cosas. Con este recuerdo he decidido empezar mi reflexión sobre la oferta actual de DC Comics. Rodeada en una polémica perpetua desde tiempos inmemoriales (algo que no parece que vaya a cambiar a corto plazo) por sus decisiones editoriales, algunas ideas excesivamente locas en sus cómics y algunos comportamientos personales cuestionables en mayor o menor medida, la sombra que proyecta Marvel sobre ellos genera una sensación un tanto equívoca entre el fándom. Es cierto que con cada nueva portada o previa que muestran del inminente Death Metal perpetrado por Scott Snyder y Greg Capullo no invita al optimismo. O que la sobreexposición del murciélago a lo largo y ancho de su catálogo editorial puede generar una pereza entendible en el aficionado. O que los rumores de reboot generen un hastío semanal. O que la apuesta por Bendis no parece haber cuajado del todo entre el aficionado. Pero hay una cosa cierta y es que, fuera de los focos y de la primera línea del escenario, ahora mismo DC Comics está publicando entre diez y doce series excepcionales a las que público y crítica parecen estar dejando de lado de forma incomprensible. A veces el árbol no deja ver el bosque y, de ahí, loro en hombro, surge la idea de este artículo. ¿Qué siete cómics de DC no podéis perderos ahora mismo? Allá vamos.

1.- Dial H de Héroe. Puede parecer que apostar por recuperar el teléfono mágico de DC era una decisión arriesgada, aunque teniendo en cuenta que el último intento (por China Mieville) fue de lo poco potable de los Nuevos52 y que el penúltimo relanzamiento (por Will Pfeifer y Kano, bajo el título de H.E.R.O.) fue de lo mejor de la DC del 2003, podría afirmarse que es en realidad apostar a caballo ganador. Pero es que el trabajo de Sam Humphries y el dibujo de Joe Quinones durante un año han hecho de las aventuras de Miguel Montez una de las tres mejores series de DC a base de mucho oficio. ¿Un teléfono que da poderes? ¿Qué más se puede pedir? El totum revolutum de conceptos Silver, infinitos guiños de continuidad, una aventura independiente del resto del Universo DC (tras su conclusión Miguel se dejará ver en Young Justice) y un impresionante dibujo metamórfico de Quinones imitando el estilo de distintos dibujantes de la industria en función de la identidad que asume el héroe os dejará flipando. Desde Frank Miller o Moebius hasta Rob Liefeld o Katsuhiro Otomo. En España, ECC Ediciones ha publicado ya el primer tomo (3 números USA, 8,5€) y no os la podéis perder. Una pena que solo hayan sido doce números.

2.- Superman’s Pal Jimmy Olsen. Aunque ECC Ediciones no ha anunciado todavía la publicación de esta maxiserie de doce números, creo que a estas alturas nadie duda que la versión que Matt Fraction y Steve Lieber están ofreciendo del mejor amigo de Superman va a llegar a nuestro país. Tras varios intentos de virar al indy dentro del mainstream en Marvel Comics, Fraction perfeccionó la fórmula y, ojo a lo que voy a decir, cambió la industria allá por 2011-2012 con la publicación de Ojo de Halcón, acompañado de David Aja. Mientras, en la acera de enfrente, Jim Lee y Dan Didio se empeñaban en repetir con su propia fórmula: aquella misma que le funcionó a Lee en 1993. Ha tenido que llegar Fraction, de la mano de Brian Michael Bendis (quien también eligió a Humphries para Dial H de Héroe, lo que deja claro que Bendis quizá pudiera ser un mejor editor que guionista) para revolucionar de nuevo una editorial desde dentro. Y ha elegido el concepto más Silver que podía de todos los juguetes de la franquicia de Superman: Jimmy Olsen. Mes tras mes, acompañado de Lieber (al que deja volar en muchas páginas mudas), esta serie se ha convertido en un ejemplo perfecto de a dónde debería aspirar a llegar DC: un universo libre de eventos, donde la continuidad ya no importe y donde se abrace su pasado sin vergüenza. Y humor, mucho humor. Hace falta más humor en esta vida.

3.- Batman Universe. Bien, vale. Entiendo lo que estáis pensando. “Muy bien, Pedro, has mencionado a dos colecciones secundarias para cubrir el cupo, pero ahora la cabra tira al monte y vas a lo fácil: Batman”. Pues… Si. Sí y no. Entiendo las razones que llevaron a DC Comics a titular esta serie de seis números así. Dirigida a un público generalista con una publicación inicial en exclusiva para Wallmart, si me hubieran preguntado a mí yo la habría titulado Brave and the Bold. Con un “Batman” por delante, si queréis. Y eso habría explicado mucho mejor lo que la gente se va a encontrar dentro. Al alter-ego de Bruce Wayne interaccionando con distintos personajes del Universo DC (Green Arrow, Jonah Hex, Green Lantern, Nightwing, Cyborg…) a lo largo de seis números con un acabado muy similar al de la serie animada de Justice League de hace ya demasiados años. Historias locas, poco sujetas a la dinámica habitual y oscura de la bat-franquicia, con unos diálogos muy acertados por parte de Brian Michael Bendis y un dibujo de Nick Derington muy cercano al estilo de Paul Pope o David Rubín. Una vez más, acercamientos diferentes a lo predominante en el catálogo DC es sinónimo de acierto seguro. Os gustará. Se está publicando, número a número, en la revista de ECC a 0,5€/entrega, aunque será inevitable que antes o después llegue en formato tomo.

4.- Wonder Twins: llegará un momento, espero que no dentro de mucho tiempo, que no será necesario explicar quién es Mark Russell. ¿Os acordáis cuando en 2018 el único título de DC Comics que entró en la lista de los Esenciales de la Asociación de Críticos y Divulgadores de Comic (ACDCómic) fueron Los Picapiedra de este autor? ¿Os acordáis cuando todos hemos flipado con su acercamiento al León Melaquides? Pues bien. Es este mismo Mark Russell. Y aunque los protagonistas y el enfoque del subsello Wonder Comics son claramente infantiles, Russell no puede evitarlo y continua la misma fórmula que empleó en los Picapiedra para denunciar, criticar o señalar determinados problemas sociales en cada número de la serie protagonizada por los Gemelos Maravilla, aquellos dos chavales que ejercían de conserjes de la Liga de la Justicia del Superfriends de los años 70. Desde el bullying escolar hasta la reinserción/utilidad penitenciaria, esta serie es un vehículo para el desahogo creativo del guionista a quien acompaña Stephen Byrne en un dibujo limpio y claro (a veces un tanto precipitado o poco acabado) por donde desfilan los mayores héroes DC como invitados. Son doce números que ECC Ediciones ha empezado a recopilar en tres tomos.

5.- Amethyst: Tanto la primera recomendación como la anterior pertenecen al subsello Wonder Comics, dirigido desde las sombras por Brian Michael Bendis con el objetivo de revitalizar algunos personajes olvidados de DC y crear otros nuevos, para intentar emular el éxito de personajes jóvenes que el propio Bendis creó durante su estancia en Marvel, como Miles Morales, Riri Williams o Daisy Johnson. Personajes jóvenes que apelan a un público juvenil. Esta línea cuenta con varios títulos. Young Justice (guionizada por el propio Bendis) como cabeza de lanza además de las dos mencionadas (Dial H de Héroe, Wonder Twins) y Naomi, con guión de David Walker y el propio Bendis. A esta primera generación de títulos se le acaba de unir en Estados Unidos Amethyst. Aquí tardará en llegar, pero ya os garantizo yo que será una de las sensaciones DC este año. Menos Strange Adventures, más Amethyst. En castellano, La princesa Amatista: Princesa de MundoGema es otro de esos conceptos pre-Crisis de DC (esta de 1983) que no ha acabado de cuajar del todo ni en USA ni en nuestro país, a pesar de los esfuerzos de Esteban Maroto. Ahora, con el talento de Amy Reeder al servicio de una historia que, por momentos, me recuerda a She-Ra en el mejor de los sentidos. Es pronto, pero atentos a esta serie. Por cierto, de Young Justice podéis huir como de la peste si sois alérgicos a las patadas a la continuidad. Aunque… como si eso importase ya algo en la DC de 2020…

6.- Wonder Woman: Dead Earth. Hace pocos meses estaba yo cenando con algunos autores de primer nivel en una convención española justo el mismo día que salieron las solicits de DC Comics para uno de estos primeros meses del año. Entre ellos se encontraba el debut de Daniel Warren Johnson (Murder Falcon, Extremity) al frente de esta miniserie de Wonder Woman (cuatro números de 48 páginas cada uno). Todos, absolutamente todos los dibujantes presentes en aquella cena, abrieron los ojos y se deshicieron en alabanzas hacia el estilo de Johnson, algo que yo no había visto que ocurría desde… desde… bueno, desde el The Magic Order de Olivier Coipel. Pues bien, el resultado no podría ser más satisfactorio. Enmarcado dentro del sello Black Label (dirigido a lectores adultos) atentos a la premisa: “La Princesa Diana de Themyscira abandonó el paraíso para salvar al mundo del hombre de sí mismo. Cuando Wonder Woman se despertó de un sueño que duró siglos, se encontró con una Tierra convertida en un solar nuclear. Su misión ha fallado. El mundo ha sido destruido. Los héroes han fallado y ella se encuentra atrapada en este futuro oscuro en el que tendrá que proteger a la última ciudad del mundo de monstruos titánicos que gobiernan el mundo”. Esta SI es la serie de Wonder Woman que todo el mundo llevabais tiempo queriendo leer.

7.- The Batman’s Grave: “¿Cómo? ¿Otra serie de Batman? ¿Pero no te quejabas en la introducción de la saturación de títulos de Batman, Pedro? Qué hipócrita eres”. Pues…. Pues sí. Pero qué le vamos a hacer. ¿Warren Ellis + Bryan Hitch + tintas de Kevin Nowlan + Batman a su bola sin estar atado a continuidad? Combates de dieciséis páginas, diálogos marca Ellis, un misterio de fondo y una mezcla entre héroe y detective perfectamente compensada, todo ello con su punto creepy y alejado de las movidas de continuidad de los títulos de Batman ahora mismo (que ahorraremos aquí por tema de spoilers). No creo que deba extenderme más a la hora de recomendar esto. Bueno, sí. Estas grapas de ECC Ediciones van a costar 2,25€. Nuff said, que diría Stan.

Y si, nada del Green Lantern de Grant Morrison y Liam Sharp. No puedo con él.