Top 10 películas y series de cómics de 2021

Son muchas las adaptaciones que han llegado en 2021. Aquí van algunas de las más destacadas.

2021 ha sido el año en el que volvió Marvel Studios tras arrasar el mundo con Endgame y de su debut en Disney+. Pero también fue el momento en el que la visión de Zack Snyder pudo plasmar su visión de La Liga de la Justicia. Invencible rompió los esquemas de todo el mundo con su serie de animación y Millaworld debutó en Netflix. Han sido unos meses de mucho movimiento y de cambios significativos en favor de las plataformas. Pero eso no quiere decir que se haya dejado de apoyar al cine.

El género sigue vivo y, en buena medida, sigue siendo lo que mueve la industria cinematográfica estadounidense. Y este año ha vuelto a demostrar que todavía tiene mucho que decir. Prueba de ello son estas diez producciones:

10. Superman y Lois

The CW con DC es capaz de lo mejor y de lo peor. Y, siendo honestos y claros, da más de lo segundo… Por ese motivo había que mirar con escepticismo esta serie. Y, si bien, tiene algunos dejes y carencias, se nota que el equipo de guionistas ha buscado en todo momento lanzar algo que fuera fiel a la esencia del personaje. Y eso es lo que uno encuentra en esta serie: un entretenimiento muy digno en el que hay una historia muy humana sobre el legado y la paternidad. Es más, de lo que se puede decir de otras series de estas características. Y mucho más de lo que, a priori, hubiese cabido esperar de este spin-off de Supergirl.

9. La Patrulla Condenada

Las aventuras de este grupo siguen siendo muy continuistas en su altísimo grado de locura, lo cual es bueno. Esta serie es un lugar feliz en el que ya se permiten hacer cosas nuevas y no dejan de alterar y modificar las relaciones de grupo. Y, por supuesto, de enfrentar a los personajes contra amenazas tan terroríficas como ridículas. Además de introducir más y más conceptos de los buenos tiempos de Vertigo.  Aquí siempre está todo bien.

8. Shang Chi y la Leyenda de los Diez Anillos 

Si bien Viuda Negra parece un epílogo, este sí que se percibe como un verdadero arranque de Fase. Marvel abraza el cine de artes marciales y al Wu Xia con todas las consecuencias gracias a este filme. Una película que, además, reivindica y saca pecho de la cultura y de la mitología china en un momento en el que se está produciendo un desprestigio a causa del COVID. Una pieza muy vistosa y entretenida que, de nuevo, ha servido para popularizar a un personaje muy de nicho. Y, sin buscar ser más de lo que es, consigue hacerlo de una forma muy carismática. Y tiene a Tony Leung. Todo mejora con Tony Leung.

7. Loki

Todo parece indicar que esta será una obra fundamental para comprender el nuevo estatus quo del UCM.  Y es una obra que, desde luego, se atreve a relativizar algunas de las claves de las fases anteriores en favor de una nueva manera de entender las cosas. Tom Hiddleston, como siempre, es alguien que transmite un entusiasmo contagioso cada vez que interpreta al personaje y está la introducción de Sylvie, una de las sorpresas más interesantes del UCM reciente.

Esta es una serie de una complejidad más que patente que maneja conceptos muy relocos y abstractos, presentándolos a través de una fría y surrealista burocracia. Solo con esa idea, ya es una de los productos más creativos que ha dado el UCM. Y no solo en este año…

6. M.O.D.O.K.

La serie de animación de Disney+ era una de esas cosas por las que, a priori, nadie daba un duro. Y esa es la grandísima baza para esta serie de animación: el factor sorpresa. Si bien es imperfecta, sí que tiene un cariño especial que se percibe en el humor referencial que maneja. Está hecha para sacar a relucir los rincones y personajes más estrambóticos del Universo Marvel. Sabe reírse de su propia condición absurda y tiene una historia familiar con algo de corazón en el centro. Ha conseguido funcionar ciertos niveles y no lo ha conseguido en otros. No es para todo el mundo y muchos han sido los que no han pasado de sus primeros episodios. Pero vale la pena y mucho.

5. Viuda Negra 

La principal película perjudicada por el COVID llegó tras más de un año de retrasos. La espera mereció la pena. Y es que este es un entretenimiento muy digno que sirve tanto de epílogo tanto para el personaje como para algunas de las narrativas que el UCM dejó abiertas. Es una película que pone en su lugar a un personaje que se ganó su espacio a pulso y que brilla como nunca antes. E introduce intachablemente a la Yelena de Florence Pugh, que no es poco.  Más películas como estas (que lidia con la supresión de la voluntad femenina y la búsqueda de libertad) y menos escenas claramente forzadas e impostadas como la de Endgame

4. Spider-Man: No Way Home 

La película superheroica más mastodóntica ha llegado con tiempo de descuento. Y es que ha sido a final de año cuando la tercera entrega de las andanzas del Spider-Man de Tom Holland se ha balanceado a la gran pantalla. Y lo ha hecho en compañía de algunos personajes de franquicias anteriores, lo cual ha servido para ganarse el corazón del fan. Si uno se abstrae de todo ese fan service, queda la historia más dramática y madura de un personaje que, tras dos películas (y otras tantas apariciones), al fin evoluciona hasta llegar a un punto muy prometedor de cara al futuro. Es un filme que ha tenido el objetivo de abarcar mucho y que ha salido tan airoso que se ha convertido en un duro contendiente a la hora de valorar las mejores adaptaciones del arácnido. 

3. El Escuadrón Suicida 

El Escuadrón Suicida de David Ayer dejó tan mal sabor de boca que iba a ser difícil de eliminar. Ahora bien, solo James Gunn pudo dignificar y salvar esta franquicia. No en vano, parece hecha a su medida (por encima de los mismísimos Guardianes de la Galaxia). La diferencia es que aquí no tiene que contar una historia de redención ni los personajes (en su mayor parte) tienen buen fondo. Tan solo son una panda de macarras obligados a hacer operaciones encubiertas. Y ese es exactamente el tono que logra transmitir el director durante todo el metraje. Exhibe un humor negro y salvaje que estaba tardando en llegar a un producto de estas características. Y, junto a un cast que derrocha encanto, esta película explota ante tus ojos como si Amanda Waller tocase cierto botón de detonación.

2. Ojo de Halcón

La falta de pretensiones de esta serie es algo que ha jugado a su favor de manera decisiva. Todos los episodios tienen tal ritmo que se acaban sin que te des cuenta. El humor funciona de una forma muy precisa (cosa que no todos los productos de Marvel Studios pueden decir). Hay cierto aire de cinismo deconstructivo y sirve de introducción de ese Marvel callejero que tanto ha tardado en llegar. El carisma de Hailee Steinfeld brilla con una luz propia. Nada mal para lo que se puede esperar de un personaje cuyo máximo atractivo es que tira flechas. Aunque era muy difícil hacer algo flojo bebiendo de la etapa de Fraction/Aja.

1. Bruja Escarlata y Visión 

Es muy difícil encontrar palabras que no sean elogios para esta serie. Una producción que supuso el retorno de Marvel Studios tras año y medio desde su último estreno. Y se hizo con un objetivo tan inalcanzable como sencillo: revolucionar la televisión. Ni más ni menos. Y, para ello, se atrevieron con el que es su proyecto más arriesgado y experimental. Bebieron de todo el legado de los personajes, pero alcanzaron una entidad propia. Y para ello rindieron homenaje y sacaron a relucir todos los recursos de la Historia de las sitcoms televisivas.  Y el más difícil todavía: contaron un relato sobre el duelo y la pérdida en el que cada risa oculta un dolor inconcebible. No suena a algo que Marvel haría de forma formularia, ¿no? Y, por ese motivo, este es el camino que la compañía debería seguir. 

2022 todavía está por llegar y será entonces cuando el multiverso estalle tanto en DC como en Marvel. Y aquí estaremos para ser testigos de sus nuevas series y filmes. ¿Hasta qué punto sorprenderán al espectador? Lo que está claro es que el listón está a un nivel considerablemente alto.