Premio Nacional del Comic 2021 – La redacción elige

Queda poco para conocer la obra ganadora al Premio Nacional del Cómic de este año... y aquí van algunas de nuestras apuestas.

Quedan pocas horas para que se falle y conozca el Premio Nacional del Comic del 2021, eligiendo la mejor obra de todas las publicadas el pasado 2020. El premio concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte está dotado con 20.000 euros y tiene como objeto distinguir la mejor obra de la cosecha comiquera publicada en cualquiera de las lenguas del Estado durante el año anterior. La obra ganadora sucederá a «La Divina Comedia de Oscar Wilde», de Javier de Isusi. Ante la expectativa sobre el resultado de esta edición, desde la redacción de Sala de Peligro hemos querido realizar nuestra propia selección. Cuatro redactores (Iria Ros, Iván Galiano, Manu González y Pedro Monje) y dos divulgadores de excepción (Marc Charles y Jose A. Serrano) han elegido la obra del 2020 a la que ellos concederían este premio, con sus correspondientes razones. Son las siguientes:

Iria Ros elige… «El buen padre», de Nadia Hafid (Sapristi).

Por ser una obra con tintes autobiográficos donde se plasma la escasa evolución social respecto a algunos temas en nuestro país. Mostrando a través de la protagonista, y su entorno, cómo el ambiente familiar afecta y moldea a les menores presentes. Además de tratar temas como la inmigración, el racismo y la depresión a través de la figura de un padre ausente. A nivel gráfico es una obra representativa de una nueva generación de autoras. Hafid destaca por un minimalismo de línea clara, con formas geométricas, colores planos y composición milimétrica de la página. Un cómic que es un reflejo perfecto no sólo de la España de los noventa, sino también de la actual.

Manu Gonzalez elige…»El murciélago sale a por birras», de Álvaro Ortiz (¡Caramba!/Astiberri/webcómic)

Mientras media España salía al balcón en medio de la pandemia a las ocho de la tarde a aplaudir a los sanitarios, bailar y berrear el “Sobreviviré”, la otra media España (comiquera) nos juntábamos en las RRSS de Álvaro Ortiz para seguir las desventuras de un superhéroe, bastante parecido a cierto oscuro héroe de DC Comics, desesperado por beberse una cerveza bien fría una noche en medio de la pandemia. El sentido del humor descacharrante de Ortiz nos salvó los dos meses más aburridos de nuestras vidas.

Iván Galiano elige… «Primavera para Madrid», de Magius (Autsaider Comics)

No va a salir. Que proponga yo aquí la ficción más cercana a la realidad que se haya visto nunca y que fabula con una plausibilidad muy precisa los entresijos turbios de la clase política, aristocrática y empresarial de la capital es más que un deseo que una predicción. Pero, ojo, va mucho más allá del morbo de que una de las obras más irreverentes del cómic español reciente se lleve el más alto premio institucional. El de Magius es un trabajo de orfebrería argumental y visual muy minucioso sostenido en un armazón documental perfecto. Primavera para Madrid es pura historia reciente digerida, no olvidada -muy importante- y procesada en un tebeo antológico.

Pedro Monje elige.. «Conviviendo 19 dias», de David Ramírez (Norma Editorial)

Pese al parón de publicaciones de casi tres meses (más el propio del verano) del año más difícil de nuestra vida, la cosecha comiquera del 2020 fue igual de sobresaliente que en calendarios previos y el jurado de esta edición no va a tener nada fácil elegir la obra ganadora. Calculo remota (pero no improbable) la posibilidad de que repita Paco Roca como vencedor, gracias a esa obra maestra en torno a la memoria que es «Regreso al Edén». Hasta ahora, ningún Premio Nacional ha repetido autor vencedor. Sin embargo, esto no es una quiniela sobre quién creo que ganará, sino una elección personal sobre quién me gustaría que gane (aunque, en mi caso, ambas cosas son lo mismo). La obra de David Ramirez es una fotografía perfecta del momento histórico en el que se publicó, en el que muchos de nosotros estábamos encerrados en casa o, aún peor, en una sola habitación de nuestra casa, sin saber cómo lidiar con esa situación tan dramática que, ahora, parece que queda muy lejana en el tiempo. Sin saber qué hacer, no quedaba más remedio que ver cómo lo gestionaban otros y, ahí, David Ramirez tuvo el valor y el acierto de mostrarnos un espejo donde mirarnos, contando su experiencia casi a tiempo real, con tono conciliador y sin quitar ni un ápice de trascendencia a lo ocurrido. Una obra inmediatamente madura, sin pornografía emocional, sacando fuerzas de la tristeza y de la ansiedad y, sin exagerar digo lo siguiente, ayudando a salvar vidas. La cotidianeidad más contextual de la historia hecha cómic. Merecidísimo.

Marc Charles elige… «Primavera para Madrid», de Magius (Autsaider Comics)

Me piden que vote cual fue la mejor obra nacional del año pasado y no tengo ninguna duda: Primavera para Madrid de Magius o Diego Corbalan (Murcia, 1981). Primavera para Madrid culmina una trayectoria de 20 años -debutó en esto de los tebeos un día antes de los atentados del 11-S- dedicada a diseccionar el mal en todas sus encarnaciones. Un recorrido que lo ha llevado de las bandas de Death Metal escandinacas al complejo fresco coral que desnuda la trama corrupta sobre la que se sostiene el sistema de poder en nuestro país desde los tiempos de la dictadura franquista, como mínimo.  Primavera para Madrid es una obra monumental, escrita, hilada, y dibujada con maña de maestro.

Jose A. Serrano elige… «Conviviendo 19 dias», de David Ramirez (Norma Editorial)

Si tuviera la oportunidad de participar de nuevo en el jurado del Premio Nacional de Cómic para reconocer un tebeo publicado durante el año 2020, tengo clarísimo que hay uno que defendería el primero y de forma especialmente entusiasta: Conviviendo 19 días de David Ramírez. El año pasado se publicaron muy buenos tebeos españoles que también podría defender con convicción, pero la inmensa mayoría se podrían haber publicado cualquier otro año perfectamente. Conviviendo 19 días es uno de los pocos tebeos de 2020 que habla sobre 2020 y además lo hace con una mezcla de humor, ternura y corazón digna de elogio. Es un tebeo autobiográfico que retrata la vida diaria durante varias semanas de pandemia y confinamiento, haciéndolo con honestidad y casi siempre con humor, incluyendo una saludable capacidad del autor para reírse de uno mismo, pero sin eludir los momentos dramáticos y de angustia que vivió esos días. Y es un premio que tendría diferentes lecturas que no son menores. Porque es en origen y ante todo, una bonita declaración de amor de Ramírez a su marido, un trabajador sanitario que enfermó gravemente de COVID. Porque Ramírez es un autor que básicamente se dedica al humor, posiblemente el género más trabajado en este país pero el que menos se recuerda a la hora de conceder premios o reconocimientos. Y un autor que lleva 25 años (que se dice pronto) publicando historietas humorísticas en casi todas las vertientes imaginables, que incluso sufrió una reclamación judicial de varios miles de euros por ejercer su trabajo y a pesar de eso siguió haciendo humor. Estoy convencido que Conviviendo 19 días lo recordaremos como uno de los tebeos más importantes, extensos y representativos de su bibliografía junto con B3 (uno de los tebeos emblemáticos de Camaleón Ediciones en los años noventa) y Mini Monsters (su serie infantil para la revista ¡Dibus!). Es seguramente su trabajo más personal hasta la fecha y también (esto resultó bastante inesperado) en el que mejor aprovecha los recursos del cómic para realizar juegos formales y metáforas visuales. También es un tebeo que se prepublicó en su mayoría en internet, gratuitamente como webcómic en sus redes sociales, generando una dinámica online con sus lectores digna de estudio. En definitiva: Conviviendo 19 días es un tebeo con muchas y variadas virtudes, que creo que merece mayor reconocimiento.