El tapiz de los dragones de té termina la premiada trilogía de Kay O’Neill

Las editoriales La Cúpula y Brúfalo Lector vuelven a unirse para publicar el tercer, y último, volumen de la saga de los dragones de té.

Como ya se comentó hace un tiempo en un artículo de Sala de Peligro, El 17 de diciembre de 2020 Kay O’Neill utilizaba sus redes sociales para comunicar públicamente que se identificaba como persona no binaria, y que desde ese momento se identificaría con los pronombres they/them, ya que su lengua materna es el inglés y permite esta opción tan sencilla en cuanto al uso del neutro escrito. Al hablar de la saga de los dragones de té les lectores asiduos a esta web sabrán que hablamos de La Sociedad de los Dragones de Té y El Festival de los Dragones de Té, publicados en castellano por las editoriales La Cúpula y Brúfalo Lector. Por fin su tercera, y última, parte está disponible en castellano: El Tapiz de los Dragones de Té.

A partir de la presente reseña no se volverá a mencionar en esta web el tema relacionado con los pronombres de Kay O’Neill, ni su identidad de género. Lo hacemos así por última vez debido a que los anteriores volúmenes de esta saga se mantienen bajo el nombre que utilizaba entonces, y puede que haya lectores que lleguen ahora hasta su trabajo por primera vez. De ahí la explicación anterior.

 

Pero vayamos a lo verdaderamente importante, ¿qué podemos encontrar en El Tapiz de los Dragones de Té? Tras dos volúmenes cuya trama está separada por el tiempo y el espacio, el gran abanico de personajes que hemos ido conociendo en la saga se reúnen de nuevo. Como ocurría en La Sociedad de los Dragones de Té las protagonistas de este volumen vuelven a ser Minette y Greta. La primera ha empezado a recordar poco a poco su pasado a través de fragmentos desordenados, algo que le supone un estrés al poner en duda su vida actual. Minette tendrá que lidiar con su pasado y su presente, lo que se esperaba de ella y lo que ella realmente quiere hacer con su vida ahora que ha encontrado la felicidad junto a los dragones de té y Greta.

 

Por su parte, tras más de un año, Greta todavía no ha sido capaz de crear un fuerte vínculo con su dragón de té, que sigue desolado por la pérdida de su antiguo cuidador. Mientras averigua cómo conseguirlo tendrá que pensar en su futuro como herrera cuando se le presenta la oportunidad de mostrar su trabajo a Kleitos, un famosísimo herrero que busca une aprendiz.

 

Además de las protagonistas y sus dragones, en El Tapiz de los Dragones de Té vuelven a aparecer personajes secundarios de las otras dos obras: Hesekiel, Erik, Aedhan y Rinn vuelven para apoyar a las chicas en sus decisiones. Funcionando como familiares, maestres y apoyo emocional. Mostrando una evolución de todos ellos, al tiempo que se repiten las características del mundo creado por O’Neill: diversidad afectivo-sexual y de identidad, inclusión de personajes con diversidad funcional y la ecología. Además, en este volumen se hace especial énfasis en la importancia de la educación. No sólo en cuanto a la protección de la cultura (representada por los trabajos que realizan las protagonistas, así como el cuidado de los dragones de té) sino también del apoyo de la familia y los amigos para avanzar en los estudios que ambas quieren llevar a cabo.

El volumen finaliza además con un par de anexos con información sobre el primer dragón de té, la biología de los mismos y sus variedades, entre otros, que asientan todavía más el mundo creado por O’Neill.

 El apartado gráfico, como puede comprobarse en las imágenes adjuntas a esta reseña, es, como durante toda la saga, espectacular. Con un detallismo preciosista, los paisajes que dibuja recuerdan a la grandiosidad de la naturaleza en Nueva Zelanda, país de origen de le autore. La naturaleza, y su protección, repiten como personaje secundario ensalzado por el apartado fantástico de la obra. La edición conjunta de La Cúpula y Brúfalo Lector es idéntica a los otros dos volúmenes, con un papel y una cubierta con una calidad superior a la media. Creando una colección muy difícil de superar tanto en edición como en contenido. Esperemos que las nuevas obras de O’Neill lleguen a España en las mismas maravillosas condiciones.

Con la publicación de El Tapiz de los Dragones de Té se cierra una saga que sólo nos ha dado buenos momentos. Y aunque el final de una saga es siempre un momento agridulce, desde Sala de Peligro no podemos hacer más que recomendar las obras de O’Neill. Perdeos en ellas, disfrutad y luchemos por conseguir un mundo lo más parecido a lo que se propone en estas obras donde la inclusión, el amor y la belleza van de la mano. Si bien no podemos tener dragones de té, consigamos lo demás.

Título: El tapiz de los dragones de té

Guion, dibujo y color: Kay O’Neill
Edición Nacional: La Cúpula y Brúfalo Lector
Traducción: Natalia Mosquera
Rotulación: Iris Bernárdez
Edición Original: Oni Press
Formato: Cartoné, 144 páginas
Precio: 21,90€