FF de Matt Fraction y Mike Allred: una delicia pop

Panini reedita en formato Integral una de las dos series de Los 4 Fantásticos escritas por Matt Fraction, concretamente la que todo el mundo recuerda.

Heredando de Hickman

Cuando Jonathan Hickman “mató” a Johnny Storm lo tenía claro: era el fin de Los 4 Fantásticos. El nº 588 del volumen 1 supuso el final del título y el lanzamiento de una nueva cabecera titulada FF. En su afán de hacerlo todo más grande Hickman hacía que Mister Fantástico ampliase el concepto de Los 4 Fantásticos al de Fundación Futuro, un think tank en sentido estricto del término para el que fichaba a los niños y adolescentes (y un androide) más inteligentes del Universo Marvel, con el objetivo de unir inteligencia con la desfachatez y la falta de prejuicios de la edad. Richards quería hacer un mundo mejor para las nuevas generaciones y quería contar con ellas desde el principio.

Además de los obvios Franklin y Valeria, teníamos a Alex Power, el Hombre Dragón, cuatro niños topoides evolucionados, dos niños de la raza pisciforme Uhari, Bentley 23 (un clon de El Mago) y los niños morlocks Artie y Sanguijuela. Como profesores, además de los tres Fantásticos supervivientes, se unían Spiderman, el abuelo Nathaniel Richards y el tío Victor Von Doom. Como era de esperar la Antorcha Humana vuelve y lo hace a la altura del 11 de la nueva serie en un nº 600 de Fantastic Four.

Todos sabemos que el torrente de ideas que es la imaginación de Hickman necesita más de una serie para poder desarrollarse y ahí teníamos en paralelo Fantastic Four y FF contando la misma historia-río pero desde dos puntos de vista, el de los adultos y el de los niños. A la altura del 611 y del 22 respectivamente, Hickman acaba su etapa y deja los juguetes bien empaquetados. Es el turno de Matt Fraction.

Fantastic Four Now!

Darle a Jonathan Hickman Los 4 Fantásticos en 2009 era una operación de riesgo ya que era un semidesconocido. Dárselos a Matt Fraction en 2012 era ir a tiro fijo porque Fraction era una de las estrellas de Marvel y ya había pasado por la Patrulla X, Puño de Hierro, Iron Man o Thor, estaba con su Ojo de Halcón en marcha y había escrito el evento Miedo Encarnado.

Coincidiendo con el relanzamiento editorial Marvel Now!, Fraction recibió el encargo de iniciar el volumen 4 de Fantastic Four (lo de los volúmenes y las numeraciones de Marvel lo explicamos abajo) y el volumen 2 de FF. Su idea era que ambas series corriesen en paralelo pero que no se cruzaran salvo al principio. La familia Richards protagonizaría la serie clásica y la otra serie los niños de la Fundación Futura, con el añadido de la wakandiana Onome, y de unos profesores muy particulares.

La premisa de esta etapa es que Reed Richards descubre que la energía de los rayos cósmicos está causando efectos secundarios potencialmente letales a los miembros del grupo por lo que tendrán que buscar una cura viajando por el tiempo y por el espacio, y eso es lo que narra Fraction en Fantastic Four con la colaboración del siempre solvente Mark Bagley. La serie es un aburrimiento y no es precisamente una de las etapas más recordadas del grupo.

Para los 4 Fantásticos el viaje va a durar un año, pero para un observador en la Tierra pasarán cuatro minutos entre que aparecen y desaparecen. Aunque es un periodo de tiempo muy pequeño, y ante el temor de que el plan no salga como espera, Reed decide montar un grupo sustituto que se encargue de los niños de la Fundación, y aquí tenemos la premisa de FF. Reed encarga a cada miembro que elija uno de los sustitutos. Él elige a Scott Lang, el Hombre Hormiga; la Mujer Invisible escoge a Medusa; la Cosa a Hulka y a Johnny se le olvida buscar a alguien por lo que improvisa dejando el encargo a su novia de aquel momento, Darla Deering, personaje de nueva creación y cantante pop de pelo rosa.

Los cuatro minutos previstos se alargan durante meses. Algo va mal y los cuatro reemplazos deberán lidiar con unos niños que son muy listos, pero son muy niños y por tanto muy trastos, y también con sus propios problemas. Cassie, la hija de Scott Lang, había muerto a manos del Doctor Muerte en la miniserie La Cruzada de los niños y su padre desea vengarse. Medusa no acaba de encontrar su sitio como superheroína plebeya acostumbrada a su vida de reina de los Inhumanos. Hulka intenta ser la voz de la razón y vivir su vida intentando retomar su relación con Wyatt Wingfoot, algo que no gusta a los niños que intentan abortar la cita con cómicos resultados. Y Darla es un pez fuera del agua a la que enfundan en un exoesqueleto de los que Ben Grimm ha usado las incontables veces que ha perdido sus poderes.

Los resultados son estupendos, y es que Fraction brilla más en series en las que el factor humorístico es fundamental, y a su reciente Jimmy Olsen me remito, mientras que cuando quiere ponerse trascendente acaba fastidiando el invento, como le ha pasado recientemente en su, en principio, alabada Sex Criminals, y que ha acabado sin pena de gloria. Todo es más sencillo si tienes un arma secreta, que aquí es Mike Allred.

Allred aporta todo el sabor naif y su sensibilidad pop y psicodélica a las aventuras de este grupo de niños especiales y profesores especialitos. La gracia con la que dibuja, la aparente sencillez de su línea (spoiler: no es sencillo), la narrativa clara y fluida se unen al arte inmenso de su colorista habitual y socia en la vida, Laura Allred. Solo por ellos dos merece la pena este volumen, en el que echa una mano con bastante solvencia, Joe Quiñones.

La historia es una sucesión de ideas locas, de niños que disfrutan y hacen disfrutar lo mismo en el fondo del océano que en el Área Azul de la Luna, de personajes que se unen sin parar al reparto, como ese Johnny Storm medio loco del futuro, un Julio César que ha conocido al grupo matriz en la otra serie, o el propio estratega chino Sun Tzu, el Hombre Imposible y su hijo Adolf, y con Máximus, Kang, Ravonna y, por supuesto, el Doctor Muerte como antagonistas. Y con momentos tan bonitos como cuando uno de los topoides confiesa que, aunque haya nacido chico, se siente chica. Fraction siempre ha tenido una sensibilidad especial con esos temas y los ha tratado en casi toda su obra, máxime siendo Axel Alonso el editor en jefe de Marvel, que hizo de la diversidad y la inclusión el leit motif de su trayectoria en el cargo.

El volumen 4 de Fantastic Four fue séptimo en ventas mientras que el volumen 2 de FF se quedó en el puesto 14 con unos meritorios 81000 ejemplares, sus últimos números, el 16 de cada serie, alcanzaron los puestos 66 y el 91, con apenas 22000, lo que da idea del desplome brutal en ventas que sufrió esta etapa. Si se esperaba que Fraction hiciera una etapa que vendiera de manera consistente, no lo consiguió. Sin embargo, una de las dos series, FF, sí que consiguió su huequecito en la memoria y el corazón de los que la leyeron, y de manera merecida, sigue siendo reeditada tanto en EEUU como en España.

Apéndice: los volúmenes de Fantastic Four

Volumen 1: 416 números (Agosto de 1961 a septiembre de 1996).

Volumen 2: 13 números (Noviembre de 1996 a diciembre de 1997). Es la etapa de Heroes Reborn.

Volumen 3:  70 números (Enero de 1998 a agosto de 2003).

Volumen 1: Del 500 al 588 (Septiembre 2003 a febrero 2011). El motivo de retomar este Volumen es que alguien hizo la suma 416+13+70=499. Marvel no podía dejar pasar la oportunidad, así que en septiembre de 2003 sale el 500 del volumen 1, por lo que realmente no existen del 417 al 499 de dicho volumen.

Volumen 1: Del 600 al 611 (Noviembre 2011 a octubre 2012).  Como hemos contado arriba, con el 588 del volumen 1 (febrero 2011) se lanza el volumen 1 de FF, pero al llegar al nº 11, como 588+11=599, se quiso conmemorar 600 números de los 4 Fantásticos.

Volumen 4. 16 números (Noviembre 2012 a enero 2014)

Volumen 5. 14 números (Febrero 2014 a diciembre 2014)

Volumen 1.  Del 642 al 645. (Enero 2015 a abril 2015) Coincidiendo con Secret Wars el de la calculadora de Marvel vio que 611+16+14=641 y decidieron retomar la numeración original para despedir una serie que estaría tres años en el limbo.

Volumen 6. Comenzó en agosto de 2018. En el momento de publicar estas líneas lleva 34 números, así que 20 más y alguien decidirá que vuelve el volumen 1 con su número 700. Al tiempo.

(Para más detalles, permítaseme el spam, podéis leer LOS CUATRO FANTÁSTICOS. 60 años explorando el Universo Marvel  recién publicado por Dolmen Editorial y escrito a cuatro manos -por supuesto- por colaboradores de esta web).