La industria del cómic en España se manifiesta en contra del fascismo

La industria del cómic en España se manifiesta en contra de las políticas fascistas que atentan contra la libertad de los creadores, y la vida de distintos grupos sociales.

VIÑETAS CONTRA EL FASCISMO

Ante la impunidad del discurso fascista que encabeza el grupo político VOX, que señala y fomenta el odio de forma constante hacia colectivos vulnerables, los y las integrantes del mundo del cómic decimos NO AL FASCISMO.

Estamos ante una creciente amenaza hacia la libertad de género, de expresión, de pensamiento, sexual y de miedo a la diferencia que produce violencias contra los colectivos más vulnerables como hemos podido ver estas semanas: incremento de ataques homófobos, el asesinato de Samuel o el señalamiento a los y las dibujantes de “El Jueves”.

Todo ello amparado por una ideología neofascista que desde que irrumpió en la escena política española es blanqueada en las instituciones y publicitada sin ninguna ética ni profesionalidad por los medios de comunicación, que difunden su ideario con total impunidad.

Todas las personas que componen el mundo del cómic: dibujantes, guionistas, coloristas, rotulistas, técnicxs, críticxs y divulgadorxs manifestamos:

1.- Nuestra más absoluta repulsa al fascismo. Quien aprovecha su espacio en las instituciones para sembrar odio, lanzar amenazas y destruir solo merece desprecio y aislamiento.

2.- Nuestra libertad creativa es incuestionable. Todos los que pretendan amedrentarnos a base de represión, denuncias y amenazas están perdiendo el tiempo. Seguiremos creando pese a quien pese.

3.- El cómic es un espacio de libertad e igualdad. Entre nosotrxs no caben los discursos fascistas, machistas, racistas ni homófobos. Quien pretenda insultar, asustar, señalar y humillar nos tendrá siempre enfrente.

Nuestros derechos ya costaron vidas, palizas y bombas.

No daremos ni un paso atrás.

(Las siguientes imágenes sólo contienen los firmantes hasta el momento de ser compartido este comunicado, sin embargo, las firmas no dejan de sucederse)