Sinapsis, pinceladas de ciberpunk

Sinapsis nos trae, de manera autoeditada, una recopilación de historias cortas con el auténtico espíritu ciberpunk

Sinapsis son, como su subtítulo indica, pinceladas de una ciudad infinita. Una ciudad que se extiende, como una hiedra venenosa, por todas partes asfixiando a los que la habitan. Una vuelta al género ciberpunk, pero al ciberpunk de verdad, ese donde predominaba el punk, la ropa estrafalaria y una crítica real al capitalismo en lugar de servir a este.

Nacido de la auto publicación por su autore de nombre artístico Lur Noise, Sinapsis nos presenta en poco más de veinte páginas dieciséis historias protagonizadas por algunos de los habitantes de esta ciudad. Pero sería un error pensar que son el centro de todo, la verdadera protagonista es la ciudad. Una ciudad que se siente viva y que se siente real pese a la cantidad de elementos, llamémoslos imaginarios, que la pueblan.

No es difícil imaginar, mientras se lee alguno de estos breves relatos, como es la vida allí o como se sienten sus personajes. La forma en la que están plasmados y los momentos elegidos para la narración ayudan a sentirse dentro de ese lugar, a ser “uno más” mientras se observa en silencio la vida en la ciudad infinita.

Lur Noise consigue imprimar en cada historia un pedacito de esa ciudad, de esa forma de vivir que parece carente de esperanza, pero donde en el fondo, quizás muy en el fondo, la llama sigue viva. Lo hace a través de pequeñas historias independientes. Estas historias pasan por algunos personajes como un grupo de adolescentes que se encuentran algo terrible, una mujer que espera el tren o un basurero antisistema. Son tramas muy cortas, lanzadas rápidamente al lector casi como si la intención fuera llenarle de imágenes y tanto si las entiende como si no que pase a la siguiente. Pero la intención, en realidad, es muy diferente. La crítica que esconde Sinapsis es mucho más profunda. El capitalismo que devora todo, la sociedad actual, la identidad del individuo, los modos de vida a los que nos acostumbramos… cada una de sus historias tiene una reflexión que la envuelve. Algunas, depende de la vivencia del lector, más fáciles de comprender que otras, pero la intención está ahí.

Todo esto lo consigue con uno de los rasgos más distintivos del cómic: el color. Cuando uno piensa en ciberpunk a día de hoy normalmente suelen venir a la cabeza luces de neón, lluvia y, probablemente, Keanu Reeves. Sin embargo en Sinapsis huye de los tropos que se han convertido en clásicos del género para abrazar la crítica y la estética punk. Y con ello los colores pastel.

Sí, colores pastel. No hay colores chillones ni efectos locos dibujados con ordenador que hagan las veces de neones deslumbrando al lector. Priman los colores cálidos como el amarillo y el rojo haciendo contraste con el verde. Colores que parecen lo opuesto a la imagen que se suele tener donde el negro, al estilo de Sin City, parecería la apuesta segura. Pero con estos colores consigue recrear un ambiente que, si bien es distópico y futurista, no resulta tan lejano. No parece ciencia ficción aunque tengan algunos elementos de ello. Se siente real, se siente un poco como la evolución hacia la que se encamina nuestra sociedad. Y si, con colores pastel consigue sembrar tensión, desalentar al lector pero a la vez sembrar un poco de esperanza pese a todo.

El dibujo destaca sobre todo por el nivel de detalle. Las viñetas están repletas de ellos en especial los paisajes y los fondos. Las páginas están colocadas de un modo tradicional aunque de vez en cuando Lur Noise se permite variar la composición para crear efectos más llamativos y atraer la atención de los lectores, hasta el punto de llegar a cambiar la orientación de las mismas en una de sus historias.

Finalmente una de las cosas que llama la atención y que acompañan a este pequeño compendio de historias cortas son los extras. Además de añadir una muestra del guion de una página, bocetos de personajes y el proceso de dibujo de una viñeta aporta algunas cosas interesantes. Entre ellas la documentación fotográfica que usó le autore al hacer el cómic y un Post Mortem.

El Post Mortem  es, en pocas palabras, el análisis retrospectivo que se usa al acabar un proyecto. En este caso habla de las intenciones que tenía Lur Noise cuando comenzó a escribir el cómic, de su propia salud mental durante el proceso y de las conclusiones a las que ha llegado tras acabar este su primer cómic. Es una reflexión interesante para acabar, que ayuda a entenderlo mejor y que pone la guinda a un trabajo más que correcto y reseñable.

Como conclusión, Sinapsis sirve como muestra de lo que Lur Noise puede llegar a hacer. Un inicio que ha pasado por la auto publicación, no como algo negativo o porque las editoriales no quisieran un trabajo así, sino como parte de su propia identidad. La libertad creativa a la cabeza del proyecto y la crítica social imbuida en cada una de sus viñetas. Este no es un cómic mainstream ni pretende serlo, pero es un recordatorio de que el cómic, en sus propias palabras, es un medio con un lenguaje fascinante y unas posibilidades creativas infinitas y la historia de Sinapsis es una muestra más de ello.

Título: Sinapsis
Guion: Lur Noise
Dibujo y color: Lur Noise
Editorial: Autoeditado
Formato:   Grapa, 32 páginas
Precio: 6 €