“Acabé hecha un trapo huyendo de la realidad” el nuevo manga de ensayo de Kabi Nagata

La editorial Fandogamia publica la nueva obra de Nagata, donde la autora continúa enfrentándose a sus enfermedades mentales. Pero esta vez, además, tendrá que lidiar con un ingreso por una pancreatitis. Enfermedad física que la lleva, de nuevo, al límite y a plantearse si debe seguir dibujando su vida.

Si sois lectores habituales de Sala de Peligro os sonará el nombre de Kabi Nagata, autora de obras como Mi experiencia lesbiana con la soledad o Diario de intercambio conmigo misma, todas ellas publicadas en castellano por Fandogamia. En ellas, y siempre desde un punto de vista completamente personal, la autora trata temas como la identidad sexual, la depresión, el alcoholismo, la autoestima… y su relación con el mundo del manga. Nagata sufre de depresión desde joven, y su inseguridad tanto en ella como en su trabajo, hace que sea incapaz de disfrutar del éxito internacional que ambas obras le han reportado.

 

En Acabé hecha un trapo huyendo de la realidad se repiten algunos temas de sus anteriores obras, y gran parte del formato. Y, como siempre, Nagata se abre en canal ante les lectores. En esta obra todo empieza con su ingreso en el hospital por una pancreatitis aguda, y esteatosis hepática, por culpa del alcohol. Y desde el inicio ya avisa que este manga no sólo trata toda su estancia en el hospital, y el desarrollo de su enfermedad, sino también por qué decide volver a publicar un manga de estas características. No debemos olvidar que en sus anteriores obras se sentía muy culpable por haber hecho pública su vida privada. E incluso había hecho llorar a sus padres. De ahí el sentimiento de culpa arrastrado por la autora en este volumen.

Así como en sus anteriores ingresos, e historias, Nagata tuvo que enfrentarse a consecuencias físicas de sus problemas mentales. En este caso la joven mangaka debe enfrentarse a una enfermedad física. La pancreatitis, que es una inflamación del páncreas, y tener el hígado graso, hacen que Nagata deba estar mucho tiempo en el hospital. Por causas que explica en el manga, decide no mantener un registro de todo lo ocurrido allí. Algo de lo que en seguida se arrepiente. Sin embargo, es capaz de mostrar de forma muy clara cómo se sentía en cada momento de su estancia en el hospital. Aunque les lectores no entiendan absolutamente nada de medicina, Nagata es capaz de mostrar de forma muy sencilla qué ocurría con su salud en cada momento. Así como toda su evolución al salir del hospital, ya que la mitad del volumen se desarrolla tras ese momento.

 

Como se ha comentado antes, Acabé hecha un trapo huyendo de la realidad recupera parte de la estructura de sus anteriores obras. Para empezar, aunque no escribiera su famoso diario de intercambio consigo misma en el hospital, vuelve a plasmar un fragmento de su vida a modo de diario. Esta vez con sus lectores. Sitúa cada situación en un tiempo y un espacio concretos, y no sólo aporta lo ocurrido sino también cómo se sintió en cada momento. Tal y como ocurría en sus anteriores mangas. Sin embargo, un punto muy interesante de éste es que ha pasado mucho menos tiempo entre los hechos y la realización del manga. Por lo que sus reacciones son todavía más viscerales y desnudas de cualquier artificio. También repite temas por un motivo muy obvio, su depresión, su tratamiento y sus adicciones son una constante que la acompañan. Y, por lo tanto, también aparecen aquí.

En cuanto al apartado gráfico, hay un cambio significativo con sus anteriores obras. El color. Hasta el momento había utilizado el rosa como color significativo, esta vez utiliza el naranja fosforescente. Porque, aunque en pantalla no pueda apreciarse, este manga está impreso en blanco, negro y naranja fosforescente. Enfatizando el dolor y las expresiones de Nagata. Su estilo de dibujo continúa siendo como abocetado, con líneas negras muy finas, con un diseño de personajes sencillo y muy tradicional en cuanto a línea manga se refiere. Podría parecer complicado, e incluso incómodo, pero el naranja fosforescente acompaña a la perfección esta historia. La edición impresa de Fandogamia, además, consigue una preciosidad de color que es imposible mostrar en medios digitales. Por lo que os recomendamos fervientemente que le echéis un ojo en vuestras librerías habituales.

 

El cambio más llamativo respecto a las anteriores, además del color, es que se dibuja a sí misma mucho menos temblorosa. En los anteriores mangas, cuando su estabilidad mental no era buena, se representaba con formas blandas. En éste, pese a estar débil física y mentalmente, todo va relacionado, se nota la evolución del personaje y la ayuda que recibe a nivel médico.

Aunque se han hecho muchas referencias a los otros dos mangas de Kabi Nagata, Acabé hecha un trapo huyendo de la realidad es un tomo auto conclusivo que puede leerse de forma independiente. Si bien el haber leído los otros hace que quien lea este manga sienta una compasión mayor por la autora, es perfectamente posible el leerlo y entenderlo sin conocer los anteriores.

Lo sepa o no, Kabi Nagata se está convirtiendo en uno de los referentes del manga de ensayo en nuestro país. Este tipo de mangas son siempre de no ficción, algo con lo que la autora también lucha en este volumen, y donde les autores suelen tratar sus propias vidas. Pero, además, en el caso de Nagata está creando obras de las denominadas medicina gráfica desde el punto de vista del paciente. Coincide también que, en su caso, todas sus enfermedades son de las llamadas “silenciosas”, es decir, cuyas dolencias no son visibles por terceros a no ser que la persona lo diga. Lo que añade todavía más valor a sus obras.

Acabé hecha un trapo huyendo de la realidad es una obra ligeramente más fácil de leer que los anteriores mangas de Nagata. Su ligera mejoría a nivel mental, hace que el enfrentarse a la enfermedad física haya sido posible sin mayores recaídas. Una obra que encantará a quienes sigan su trabajo, y también a aquellas personas que decidan empezar a conocer ahora a esta autora. Desde Sala de Peligro nos alegramos enormemente de que Nagata haya decidido seguir compartiendo su vida con les lectores. No sólo porque nos parezca que su obra tiene una gran calidad, sino porque creemos que realmente le ayuda a seguir adelante.

Si tras leer esta reseña crees que tú, o alguien a tu alrededor, podría estar sufriendo algún síntoma de depresión, o tendencias autodestructivas que pueden llevar al suicidio, te recomendamos que llames al siguiente número de teléfono (con atención las 24 horas) donde profesionales podrán atenderte, aconsejarte y ayudarte en cómo proceder: Asociación la barandilla: 910 380 600

Título: Acabé hecha un trapo huyendo de la realidad
Guion, dibujo y color: Kabi Nagata
Edición Nacional: Fandogamia
Traducción: Luis Alis
Edición Original: East Press
Formato: Rústica con sobrecubierta, 138 páginas
Precio: 12,00€