Rectificamos un error y pedimos disculpas por haberlo cometido

Desde Sala de Peligro, rectificamos un error y pedimos disculpas por haberlo cometido.

Rectificamos un error y pedimos disculpas por haberlo cometido.

En el día de ayer, Sala de Peligro publicó una información sobre la reunión del jurado en la que se tomó la decisión de otorgar el Gran Premio Cómic Barcelona al divulgador Antonio Martín. La información que contenía era, exenta de todo apasionamiento, la siguiente:

  1. Ficomic entregó a los miembros del jurado la lista en la que aparecían una serie de nombres de nominables recabados durante la primera ronda de las votaciones profesionales del sector (libreros, editores, autores, divulgadores…). Para confeccionar la lista se siguió el mismo proceso que todos los años.
  2. En esa lista de nombres, que Sala de Peligro tiene en sus manos, aparecen personas ilustres pero cuya actividad profesional no pasa por la autoría de cómic, tales como los de Antonio Martín y Joan Navarro. Estos nombres no fueron introducidos en la deliberación por iniciativa individual de ningún miembro del jurado.
  3. Tras la reunión, en el jurado se produjeron divisiones sobre qué pasos se podían dar y se ofrecieron alternativas a la dirección. No fueron aceptadas.
  4. El comunicado posterior de Ficomic, delegando la responsabilidad de la elección en el jurado, no fue del gusto de todo el jurado.

Estos son los hechos. Algunos de ellos han sido corroborados en público por miembros del jurado. Todos son ciertos y disponemos de la lista que se entregó. 

Con esta información en nuestras manos, para nosotros era importante informar de que todos los miembros del jurado, siguieron las indicaciones que les plantearon desde la organización.  Lo que se hizo, fuese un error o no, fue una decisión colectiva que contó con el beneplácito de Ficomic.

Por eso publicamos la información

Dicho esto, a pesar de que Sala de Peligro aspira a ser un medio de cómic profesional, también hemos sido siempre especialmente sensibles a toda las opiniones y reivindicaciones posibles. Si somos capaces de decir que la organización y el jurado de los premios se equivocaron al conceder el premio a Antonio Martín, y podemos pedirles que rectifiquen, nosotros podemos borrar una información cuyo tono ha sido considerado inadecuado y disculparnos por él. Tras revisar el texto, consideramos que las críticas eran razonables.

Queremos subrayar que en ningún caso pretendemos ofrecer información sesgada, incorrecta, frívola o que suponga un ataque para nadie. Nuestra intención ha sido, es y siempre será ofrecer un espacio seguro a todas las voces implicadas en cualquier asunto relacionado con este amado «mundo de los cómics». Estos días nos hemos dejado la piel y las horas intentando recopilar y analizar todo lo sucedido desde la comunicación de los premiados y esperamos haber hecho un buen trabajo informativo. Si no ha sido así y se ha proyectado una imagen con la balanza inclinada hacia la subjetividad, pedimos humilde y sinceramente disculpas. Después de meditarlo y comentarlo en la redacción, hemos retirado el artículo que ha provocado el aluvión de críticas por considerar que si bien la información es veraz y sobradamente contrastada, la redacción puede no ser la más afortunada en un ambiente ya de por sí caldeado. Como siempre, agradecemos las críticas, que consideramos imprescindibles para seguir creciendo.

Es cierto que a veces las prisas y las ganas de escribir un texto divertido pueden suponer errores de juicio. Nos disculpamos por éste abiertamente con nuestros lectores y demás miembros de la comunidad. Hemos optado por rectificar, aclarar la situación y pedir disculpas.

Redacción de Sala de Peligro