Sara Soler “Ha sido catártico. He llorado mogollón escribiendo y dibujando Us”

Entrevistamos a Sara Soler sobre “Us”, el fanzine que ha convertido en novela gráfica, y le preguntamos también por sus otras obras y proyectos de futuro.

En junio del año pasado escribimos un artículo que recomendaba diez cómics para entender y reivindicar el Orgullo. En 2020, la manifestación estaba centrada en apoyar la visibilización de los problemas que sufren las mujeres transexuales, así como la lucha contra la bifobia. De entre todas las obras que recomendamos en ese artículo, destacaba Us de Sara Soler una obra autoeditada donde ésta explica cómo vivieron ella y su pareja, la también artista Diana Franco, el momento en que la segunda se dio cuenta que era una mujer, y las problemáticas con las que se encontraron a partir de ese momento.

Esta breve obra en blanco y negro fue todo un éxito y, ahora, Soler ha publicado con Astiberri su versión extendida en formato novela gráfica. Donde además de desarrollar en mayor profundidad todos los temas tratados en el fanzine, la autora ha podido desplegar un mayor abanico artístico. En Us se cuenta en clave de humor, mediante experiencias personales cómo Diana no sólo tuvo que “salir del armario” ante sus amigos y familiares respecto a su identidad de género, sino que también empezó a sufrir una misoginia (en forma de machismo y mansplaining) a la que no estaba acostumbrada.

Us es un recorrido por la historia personal de ambas autoras, desde el punto de vista de Soler. No pretende ser una guía, ni mucho menos el ejemplo de cómo debe ser una transición. Simplemente es la historia de cómo ellas se enfrentaron a su descubrimiento personal respecto al género, la sexualidad y los roles que estos erróneamente acarrean a nivel social. Una obra con un amplísimo sentido del humor que recomendamos desde Sala de Peligro para todo tipo de lectores. Y que, creemos, podéis conocer mejor a través de su autora. Por eso, además del artículo que os comentábamos al inicio, aquí os dejamos una entrevista a Sara Soler para que conozcáis mejor tanto a ella, como su obra:

¿Cómo llevas la salida al mercado de esta novela gráfica tan personal?

Pues con muchas ganas y mucho hype. Solo quiero que la gente se lo lea ya (y de paso, que guste jajaja)

¿Cómo surgió el proyecto de convertir el fanzine en novela gráfica? ¿Lo habías pensado antes, visto el éxito del fanzine?

Cuando saqué el fanzine lo hice casi como una catarsis, para visibilizar algo que nosotras estábamos viviendo de primera mano y que la gente no conocía, en ese momento, la idea de que esta historia fuera a convertirse en una «novela gráfica» no estaba ni sobre la mesa. Tampoco esperaba que el zine tuviera ni la mitad de éxito del que tuvo «a ver quién narices va a estar interesado en nuestra vida» pensaba. Pero en efecto, funcionó muy bien y una de las frases que más me decían los lectores era «me he quedado con ganas de más». Yo también tenía esa sensación. Hice el fanzine en un momento en el que tenía ya dos proyectos entre manos, (concretamente IKIGAI para Planeta Manga y Robinson Crusoe para RBA) así que no tenía tiempo de hacer un montón de páginas explicando todo el proceso con el detalle que me hubiera gustado y además al ser auto publicado opté por el blanco y negro porque es mucho más barato de producir. Tenía una idea bastante clara de lo que Us habría podido llegar a ser si hubiera tenido más tiempo y presupuesto, así que cuando vi que además la gente quería más, decidí tirarme a la piscina y mandar un pdf del fanzine a modo de dossier de proyecto a varias editoriales. Astiberri me ganó el corazoncito y aquí estamos.

En la novela gráfica no sólo has mantenido los colores de la portada del fanzine sino que, además, se han convertido en parte principal de la obra. ¿Cómo ha sido el proceso de ampliación del guion y su paso al color?

De nuevo, ha sido catártico. He llorado mogollón escribiendo y dibujando la novela gráfica jajaja. Y eso que no es una historia triste. El cómic está organizado en capítulos que básicamente englobaban todos los temas de los que yo quería hablar. Tengo una libreta en la que escribí de manera muy zarrapastrosa e ilegible lo que pasaba en cada capítulo, del tirón. Luego dibujaba y adaptaba el «guion» a mis dibujos mientras los hacía, más o menos. Además, había cosas que estaban pasando mientras el cómic se creaba y en un par de ocasiones he tenido que dar marcha atrás y dibujar más páginas porque había pasado «noseque» y era una anécdota perfecta para meterla en uno de los capítulos acabados. Espero no haber provocado muchos ictus a los guionistas que estén leyendo mi proceso de escritura…

En cuanto al color, tenía clarísimo que quería usar los colores de la portada ya que son los colores de la bandera trans. Que un cómic sobre una transición de género estuviera coloreado con los tonos de la bandera trans se me antojaba muy poético.

Página interior de «Us» en su versión original del fanzine.

En la novela gráfica, obviamente, hay mucho más espacio para desarrollar temas en mayor profundidad. Entre ellos, vuestras conversaciones y cómo os sentisteis cada una respecto a mismos eventos ¿Cómo os habéis enfrentado a la reconstrucción de vuestra historia como pareja? 

Reconstruir la historia ha sido muy nostálgico y emotivo. Muchos «AAAAAWs» Y muchos «¿te acuerdas de cuando…?» Y sobre todo nos hemos dado cuenta de todo lo que hemos superado y ganado, así que en general nos hemos enfrentado a esta reconstrucción con optimismo y un poco de espíritu reivindicativo.

Durante toda la obra se comenta que ésta es vuestra historia, y que hay tantas y tan variadas como personas existen, ¿te planteaste en algún momento que US pudiera convertirse en material didáctico con el que trabajar la empatía e inclusión en el aula?

Si, me lo había planteado porque ya con el fanzine había gente que me decía que lo había leído con sus peques para que aprendieran sobre el tema, así que me pareció importante dejar muy muy claro que lo que yo estaba contando no era una guía ni una norma.

Al hilo de esto, al final del cómic hay un glosario de términos, ya tratados durante toda la obra, con los que poder hacer frente a intransigentes (por decirlo finamente) tanto fuera como dentro de las redes. ¿Fue idea tuya incluirlos?

Si, fue idea mía. Surgió porque mi abuela se leyó el fanzine y no entendía muchos términos como queer o mansplaining. Yo estaba al lado cuando se lo leía y podía ir explicándole las cosas. Pensé que si la novela gráfica iba a llegar a más gente no todo el mundo tendría a alguien al lado que le explicara estos términos, así que el glosario fue la conclusión natural.

Además de transfobia, uno de los grandes problemas que sufren las mujeres trans (al igual que las CIS, y personas no binaries) es el machismo. Algo que queda perfectamente representado en US ¿cómo crees que deberíamos responder a quienes tilden tu obra de “cómic para chicas”, en tono despectivo? Porque en Sala de Peligro lo primero que se nos ocurre es coger el lanzallamas.

La verdad, no se me había ocurrido que alguien pudiera catalogar este cómic como «cómic para chicas» pero si alguien me lo comenta algún día supongo que me descojonaría fuertísimo delante suyo. Real que es la primera reacción que me sale siempre que me pasan estas cosas, para empezar. Supongo que contestaría con mucha ironía porque la verdad, una se cansa ya de que estas tonterías te las digan siempre los mismos 4 pavos y da igual que les expliques que los libros son para todo aquel que sepa leer, independientemente de su género. Lo del lanzallamas es una buenísima opción también.

US está llena de referencias a otros cómics, artistas, películas e incluso memes, ¿hay alguna referencia que se te haya quedado en el tintero?

Ahora mismo no se me ocurre ninguna… pero con Diana muchas veces hacemos analogías muy locas en la intimidad, que acaban desembocando en chistes extremadamente malos. Si no están en la novela gráfica seguramente será por algo.

Dentro de esos referentes, hay muchos relacionados con los juegos de rol y la fantasía épica (WOW entre ellos) y nos ha recordado, además de a la referencia obvia, a tu obra Red & Blue (Evolution, 2018) ¿Tienes intención de volver a tocar esos temas, o incluso recuperar esa serie?

Me encanta la fantasía épica y me encantaría retomar Red & Blue, así que ojalá en un futuro. Por desgracia el cómic de Red & Blue se movió muy muy poco, sobre todo porque solo se publicó en catalán y claro, ahora mismo no es una historia que pueda continuar si nadie la conoce. ¡Veremos qué pasa cuando recupere los derechos de reproducción de la obra!

También has creado varias obras que adaptaban textos, como En la oscuridad de Antonio Pampliega; o ilustrado historias más literarias como Robinson Crusoe. Sabemos además que has trabajado con la editorial estadounidense DarkHorse, y que tienes un proyecto entre manos, ¿qué puedes contarnos de esto?

Pues de las adaptaciones de textos ajenos, que son todo un desafío porque yo al menos me siento mal cambiándole cosas al autor original, pero cuando adaptas un texto de un formato a otro siempre acabas por tener que amoldarlo. En cuanto a mi próximo proyecto en USA, solo puedo decir que estoy haciendo un cómic que yo misma compraría así que estoy muy contenta. ¡Y que va a ser Young Adult, con magias y movidas sobrenaturales!

Para quienes no conozcan todavía tu trabajo como docente, ¿cómo son tus clases en la Escola Joso?

Pues supongo que son como cualquier clase de cómic. Yo ahora mismo imparto el curso de 1º de cómic y algunos de los cursos de verano y la verdad es que a veces te vienen chavales jovencísimos con un talentazo flipante. De esto que piensas… «¿Le enseño o le saboteo?» Jajaja (que conste en acta que es BROMA) Yo intento conectar con sus gustos personales y enseñarles a dibujar cómics de los que estén orgullosos. Hay gente muy distinta tanto en gustos como en nivel, pero si vienen con ganas de aprender siempre acaban rompiendo todos los esquemas. Los chavales que vienen con muchas ganas de trabajar y de formar parte activa de una comunidad artística como es la Joso me suben la moral mogollón y me hacen querer ser mejor dibujante y profe. Además, en mis clases intento fomentar la diversidad y la empatía y es algo que los alumnos agradecen una barbaridad, sobre todo cuando hay alguno que pertenece al colectivo LGTB+ o cuando he tenido alguno que venía de fuera de España que ni siquiera sabía hablar el idioma (¡Nos entendíamos con el Google translator en ruso!). En mis clases no quiero que nadie se quede atrás. De hecho en Us hay una viñeta en la que salen unos cuantos alumnos que son personas reales de mi clase de la Joso, los primeros que tuve, que ahora ya están en el último año de cómic ¡fíjate si les tengo cariño!.

¿Tienes intención de hacer sesiones de firmas de US? Por lo que hemos visto en tus redes, ya has empezado a hacerlo en casa. ¿Podremos verte en los eventos que, en teoría, empezarán de nuevo a funcionar en otoño?

¡Yo si las medidas de seguridad son correctas y la situación lo permite, me apunto a un bombardeo! Así que espero que haya firmas y que me inviten a eventos. Es algo que estoy echado muchísimo en falta durante todo este penoso periodo de pandemia.

Y, por último, ¿cualquier cosa que quieras decirle a nuestros lectores?

Que espero que si se compran Us (y se lo leen, claro) les guste y que pasen un rato entretenido leyéndolo. Es una obra que me ha salido desde lo más profundo del corazoncito, así que, si consigo que al menos una persona se emocione con ella, será todo un logro personal.

¡Y que si les gusta el cómic que lo digan, que los autores somos muy inseguros! jajaja

Muchas gracias por tu tiempo Sara, y por tu magnífica obra.